POZOBLANCO

Situación:

El núcleo urbano se sitúa en el centro de la comarca de Los Pedroches y al noroeste de su alargado término municipal. La morfología de la villa es circular, con estructura radial, estando trazadas sus principales calles en forma de abanico, confluyentes en el centro. Tres pequeñas colinas han sido incorporadas en la trama urbana, la de San Antonio, la de San Sebastián y la de San Gregorio.

El originario barrio de Pozo Viejo, situado al suroeste, se fue ampliando hacia la segunda mitad del siglo XV y comienzos del XVI con el barrio de El Cerro, hacia el sureste, con vecinos de pueblos cercanos. Durante el siglo XVII se construyó la parte oeste, con el Barrio Bajo, Barrio Alto y el Castillejo. Durante el XVIII la población aumentó considerablemente, apareciendo los barrios del Morconcillo y Peñascal, hacia el este; durante el siglo XIX se fue edificando el centro.

En los últimos años el crecimiento urbano se ha orientado hacia el norte, donde la C-420 viene ejerciendo un papel decisivo, carretera que cruza la comarca y es al mismo tiempo la más importante. También ha funcionado como elemento de atracción el antiguo ferrocarril de vía estrecha, hoy desmantelado.

Su estratégica posición ha contribuido a su liderazgo y capitalidad comarcal, actuando como centro neurálgico y polarizador de la economía pedrocheña. Su mayor nivel de desarrollo en el norte provincial destaca aún más si se compara con el panorama de los municipios del entorno.

Es un pueblo que ha tenido su mayor población en los años veinte, con casi 18.000 habitantes, coincidiendo con el auge de la minería y de la expansión económica que vivió el país. La emigración evidentemente ha tenido consecuencias negativas pero no tantas como en otros puntos de la provincia. La estabilización demográfica tiene lugar desde finales de los sesenta, coincidiendo al mismo tiempo con la pérdida de protagonismo de la agricultura a favor del sector servicios y una floreciente industria. A ello contribuye la existencia de una clase media y burguesía industrial y mercantil emprendedora, inexistente en otros pueblos de la comarca.

A partir de 1980 se observa un incremento constante en el número de habitantes a causa del crecimiento natural de la población y de una notable inmigración de forasteros. Esta recuperación encuentra asimismo explicación en el desarrollo industrial, en el que viene jugando un papel trascendental la Cooperativa Ganadera del Valle de los Pedroches, COVAP, todo un ejemplo de industrialización endógena por iniciativa espontánea y participativa.

La creación del Hospital Comarcal, el Centro de Atención de Minusválidos y la progresiva instalación de organismos de la Administración, está favoreciendo el desarrollo del sector terciario, que da empleo alrededor del 14 % de la población pozoalbense. Además, Pozoblanco tiene muy próximos once municipios de menos de 3.000 habitantes, los cuales son abastecidos comercialmente y atendidos con muy diversos servicios. Su zona de influencia económica es patente y con un reflejo muy claro en el urbanismo, pues llega a darse la circunstancia de que algunos polígonos industriales exceden incluso los límites municipales, viéndose motivadas esas poblaciones cercanas a cubrir ese tipo de necesidades.

http://www.galeon.com/murgi/cordoba/al_cordoba_pozoblanco.htm

Historia:

Parece ser que un grupo de pastores que huían, procedentes de la villa de Pedroche, de la peste negra que apareció varias veces a lo largo del siglo XIV, fueron los primeros pobladores de lo que años más tarde sería Pozoblanco. Estos nómadas se asentaron en el paraje conocido como "Pozo Viejo", al pie de un cerro. Es también el origen del nombre actual, pues el pozo estaba constantemente cubierto por excrementos de aves de corral, tomando una coloración blanca.

Durante 150 años dependió administrativa y políticamente del municipio de Pedroche, hasta que en 1478, reinando los Reyes Católicos, consiguió la autonomía al obtener de la corona el título de villa. Pasó a formar parte de las denominadas Siete Villas de los Pedroches (ver Santa Eufemia). Durante el reinado de Carlos III se estableció un juzgado en Pozoblanco, en 1771, convirtiéndose así en la capital administrativa de las Siete Villas y de toda la zona norte del antiguo reino de Córdoba. El 22 de abril de 1923, Alfonso XII, mediante Real Decreto, concede el título de ciudad.

El origen de Pozoblanco no se conoce con seguridad. Pudo surgir a consecuencia de una epidemia acontecida en la población de Pedroche, viéndose obligados sus habitantes a instalarse en esta zona. Otra causa del posible origen se encuentra en la existencia de un abrevadero de ganado que con el tiempo tomó mayor importancia. En 1771 se convierte en cabeza del valle, concediéndosele la categoría de ciudad en 1928. En los siglos XVII y XVIII comenzó a florecer la fabricación de tejidos de lana y de algodón, desarrollándose una gran industria textil, con innumerables talleres, tintes y fábricas de paño. Las principales actividades productivas las constituyen los encinares, cereales y legumbres. Cerdos. Matadero. Minas de bismuto y plomo. Los cultivos herbáceos ocupan más de 1.000 hectáreas, siendo la alfalfa el producto estrella. Por su parte el regadío ocupa 25 hectáreas y la agricultura de secano abarca 678, principalmente de avena. Los cultivos leñosos, fundamentalmente el olivar, ascienden a 12.873 hectáreas y una cifra similar en el caso de cultivos leñosos de secano. Las principales actividades empresariales e industriales de la zona se concentran en torno al comercio, la construcción, los transportes, almacenamiento y comunicaciones, alimentación, bebidas y tabaco y, por último, la hostelería

  

Vídeo de YouTube

Comments