Parroquia

San Gregorio Ostiense

--Montijo--

Evangelio, Oración y Vida


Bienvenido a Nuestra Comunidad Parroquial: "Siempre un poco mejor" 

______________________________________

Aquí puedes ver el

 Evangelio del día

______________________________________

Y si quieres hacer la Oración Oficial de la Iglesia, puedes entrar

AQUI

+++++++++++++++++++

 or85.GIF

MOMENTOS DE ORACION

+++++++++++++++++++

TRANSFIGURAME, SEÑOR

Con tu gracia, para entender tu muerte. Con tu poder, para contemplar tu rostro. Con tu majestad, para adorarte como Rey. Sí, Señor; transfigúrame con tu presencia porque, en muchas ocasiones, temo sólo verte como hombre y no como Dios. Si, Señor; transfigúrame con tu mirada porque, en el duro camino, tengo miedo a perderte a no distinguirte en las colinas donde no alcanza mi vista.

Si, Señor; transfigúrame con tu amor y, entonces, comprenda lo mucho que me quieres: que me amas, hasta el extremo que me amas, hasta dar tu vida por mi que me amas, porque no quieres perderme que me amas, porque Dios, es la fuente de tanto amor.

Si, Señor; transfigúrame con tu fuerza porque me siento débil en la lucha porque prefiero el dulce llano a la cuesta que acaba la cumbre de tu gloria. Porque, siendo tu amigo como soy no siempre descubro la gloria que Tú escondes.

Transfigúrame, Señor. Para que, mi vida como la tuya, sea un destello que desciende desde el mismo cielo. Destello con sabor a Dios. Destello con sabor al inmenso amor que Dios me tiene.

Amén.

++++++++++++++++++++

QUE TENGA HAMBRE, SEÑOR

Que tenga hambre, Señor. De Ti, no dejándome adorar a otros dioses que no sea el Dios que Tú adoras. De tu Palabra, y no me seduzcan aquellos mensajes que buscan mi bienestar externo o superficial.

QUE TENGA HAMBRE, SEÑOR

De tu presencia, antes que del vacío al que me empuja el endiablado mundo en el que vivo. De tu rostro, que es fuente de vida y de salvación. De tus manos, que bendicen, perdonan y multiplican. De tus ojos, que miran con amor. De tu corazón, que ama como nadie sabe amar.

QUE TENGA HAMBRE, SEÑOR

Del pan, al que Tú me invitaras en Jueves Santo. Del vino, que Tú ofrecerás en la mesa de tu sacrificio. Del servicio que Tú pondrás como distintivo  de aquellos que decimos ser tus amigos.

QUE TENGA HAMBRE, SEÑOR

Hambre de Dios, y de adorarle mientras viva. Hambre de de Dios, y de bendecir su nombre. Hambre de Dios, y de no venderle por nadie. Hambre de Dios, para que atienda mis dolores. Hambre de Dios, para escuchar su voz de Padre.

QUE TENGA HAMBRE, SEÑOR

++++++++++++++++++++

MI CONFIANZA ERES TU, SEÑOR

Frente a la riqueza que todo lo invade,

dame tu pobreza que todo lo enriquece

Frente a los manjares que el mundo me ofrece

dame el hambre de Ti para no perderte

Antes que la alegría en sonrisas fingidas

da a mis ojos lágrimas y pena con los que lloran

Antes que cobardía frente a los que me insultan

dame valentía y perseverancia en tu camino

Antes que deseos de poder y de apariencia

dame humildad y saber siempre estar de tu lado

Antes que vanidad o ansias de aplausos

dame la satisfacción de ser tu amigo

 

Que mi confianza, Señor, seas Tú

Que mi riqueza, Señor, seas Tú

Que mi alimento, Señor, seas Tú

Que mi alegría, Señor, seas Tú

Que mi fortaleza, Señor, seas Tú

Que mi horizontes, Señor,

ahora y siempre seas tú

Amen

++++++++++++++++++++

¡APARTATE, SEÑOR!

Porque, siendo como eres Dios,

no mereces una compañía como la mía.

Porque, siendo como eres Eterno,

mi vida se conforma, demasiadas veces,

con lo efímero, vacío o caduco.

¡APARTATE, SEÑOR!

Porque tu beldad

pone al descubierto la mentira de mi existencia

Porque, siendo como Tú eres,

insistes, una y otra vez,

en aquellas puertas en las que hace tiempo

los nudillos de mi mano dejaron de golpear.

¡APARTATE, SEÑOR!

Tú me invitas a intentarlo de nuevo,

y yo doy marcha atrás allá donde no veo éxito

Tú me animas a mirar hacia el horizonte

y sigo empeñado en instalarme en el pasado

Tú te fías, de mis pobres fuerzas,

cuando yo, frecuentemente,

dudo de que Tú me apoyes en mis luchas.

¡APARTATE, SEÑOR!

Temo tirar la toalla, si el sol no brilla

Si la suerte no sale a mi encuentro

Si, las dificultades, son más grandes

que mi capacidad para hacerles frente

¡APARTATE, SEÑOR!

Que, mis pecados, me abruman

Que, mis pecados, me paralizan

Que, mis pecados, hacen que me sienta

como alguien que traiciona

a Aquel que es Dios bajado del cielo.

Amén.

 

++++++++++++++++++++

ABRETE PASO, SEÑOR

Aunque, en el mundo no se comprenda ni, a veces, sea escuchado el clamor de tu voz. En situaciones en las que, tu cruz redentora, es apartada frente a otros símbolos e ídolos que sólo hablan de ideologías o de vacío. En una sociedad en la que prima el tener, frente al ser la mentira, en contienda encarnizada con la verdad, la apariencia, eclipsando a la autenticidad, la moda, disfrazando al hombre frente a lo eterno o definitivo.

HAZTE PASO, SEÑOR

Ante aquellos que quieren silenciarte porque quieren que sólo se escuchen sus gritos. Ante los que, sabiendo que tu eres Señor, desean reinar con el cetro de la imposición, del poder, del relativismo o del “todo vale”

HAZTE PASO, SEÑOR

Y, en tu camino, déjanos pistas para seguirte. Amor para entregar. Pasión para desvivirnos por los demás. Fuerza para ser testimonio de tu presencia. Verdad para dinamitar la falsedad. Alegría para irradiar optimismo. Palabra, para iluminar las sombras. Humildad, para hacer frente a la contrariedad

¡HAZTE PASO, SEÑOR!

++++++++++++++++++++

QUE SE CUMPLA, SEÑOR

Tu liberación,

en tantas personas atadas

por el dinero, la infelicidad,

la angustia, la opresión, la apatía,

la mentira, la debilidad o la tristeza.

Tú presencia

en los que quieren vivir y no pueden

en los que levantándose, caen de nuevo

en los que luchando, pronto se cansan

en los que hablando demasiado

no siempre dicen la verdad

QUE SE CUMPLA, SEÑOR

La VERDAD que nos traes, Señor;

e ilumines los caminos de nuestro vivir

los pensamientos de nuestra mente

los pasos de nuestra fe

los proyectos de nuestro existir

QUE SE CUMPLA, SEÑOR

Que vienes a salvarnos

Que te acercas porque andamos perdidos

Que nos hablas, porque estamos huérfanos

Que nos miras, porque andamos solitarios

Que nos amas, porque estamos necesitados

QUE SE CUMPLA, SEÑOR

++++++++++++++++++++++++++++

 ++++++++++++++++++++

çççççççççççççççççççççççççç

Evangelio del domingo

El Evangelio del 

DOMINGO  

 

II DE CUARESMA. CICLO C
28  febrero 2010

(Hoja dominical)

Subamos al Tabor

 

LO QUE NOS DICE LA PALABRA DE DIOS:

Gn 15, 5-12.17-18; Sal 26, 1.7-14; Flp 3, 17 - 4,1;

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 9, 28b-36

En aquel tiempo, Jesús se llevó a Pedro, a Juan y a Santiago a lo alto de una montaña, para orar. Y mientras oraba. El aspecto de su rostro cambió, sus vestidos brillaban de blancos. De repente, dos hombres conversaban con él: eran Moisés y Elías, que aparecieron con gloria, hablan de su muerte, que iba a consumar en Jerusalén. Pedro y sus compañeros se caían de sueño; y espabilándose vieron su gloria y a los dos hombres que estaban con él. Mientras éstos se alejaban, dijo Pedro a Jesús:

—Maestro, qué bien se está aquí. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías.

No sabía lo que decía. Todavía estaba hablando cuando llegó una nube que los cubrió. Se asustaron al entrar en la nube. Una voz desde la nube decía:

—Este es mi Hijo, el escogido, escuchadle.

Cuando sonó la voz, se encontró Jesús solo. Ellos guardaban silencio y, por el momento no contaron a nadie nada de lo que habían visto.

Palabra del Señor

 

2º Domingo cuaresma

 

LO QUE NOS DICE LA VIDA:

va01.jpg

 

¿Ese Dios que se manifiesta en la cima del monte Tabor, transfigurando el rostro y la apariencia de Jesús, por qué se esconde en la nube del misterio?

Se nos esconde Dios porque se nos caen los ojos de sueño por el ajetreo de la vida

--nos adormece el ruido, las voces, las risas, la música…

--nos adormecen las preocupaciones del trabajo abrumador, de los negocios preocupantes, de la bolsa con bajadas peligrosas.

--nos adormece el deseo incontrolado de gozar, de divertirnos

--nos cierran los ojos un vicio, una pasión que no sabemos arrancar de nosotros.

 Y sin embargo Dios se preocupa hasta del más despreocupado de nosotros y nos espabila en medio del ruido de la vida.

**nos espabila el ejemplo de generosidad de una persona amiga.

**nos espabila la profunda alegría de una persona que sufre.

**nos espabila la grandiosidad de ese cielo lleno de estrellas que miraba Abrahán

**nos espabila de pronto caer en la cuenta de la presencia real de Jesús en la Eucaristía

**nos espabila la muerte de un ser querido

Una chispa de ese resplandor de la cima del monte luce en nuestro corazón y abrimos los ojos a la realidad de Dios.

Vosotros y yo tenemos la experiencia de ese “qué hermoso es estar aquí” cuando llegamos al contacto con Dios. Es fácil y hermoso estar con Jesús en el monte media hora. Estar con Él en su casa, en el templo, pero esas tiendas de campaña que quiere hacer Pedro, esos templos que hemos hecho nosotros pueden convertirse en un estorbo de nuestra fe cristiana. Podemos convertirlas en una jaula de oro para tener allí a Dios y venir a verle cuando queremos, impidiendo que venga Él a nuestra casa.

Dios vive en nuestras calles y plazas, se sienta en un sillón en mi despacho. O en la mesa de al lado del colegio, o está apoyado en la barra del bar, o se mete en mi casa, aunque también vengamos a hacerle una visita de cumplido todas las semanas. Y admitirlo en nuestra casa va a condicionar nuestra vida,

--no podremos cerrar nuestras puertas a sus amigos, los pobres y necesitados

--aunque no le importa ni el desorden ni la pobreza de los muebles, va a exigirnos mucha limpieza de alma y cuerpo.

--nuestros libros de cuentas van a estar al alcance de sus ojos.

--va a ser testigo de nuestras desavenencias familiares. A El no lo podemos engañar.

Es lo que hay. Feliz semana.  

 

LO QUE NOS DICE LA IGLESIA:

 si2es07.jpg

 En el ámbito político se debe constatar que la veracidad en las relaciones entre gobernantes y gobernados; la transparencia en la administración pública; la imparcialidad en el servicio de la cosa pública; el respeto de los derechos de los adversarios políticos; la tutela de los derechos de los acusados contra procesos y condenas sumarias; el uso justo y honesto del dinero público; el rechazo de medios equívocos o ilícitos para conquistar, mantener o aumentar a cualquier costo el poder, son principios que tienen su base fundamental-así como su urgencia singular-en el valor trascendente de la persona y en las exigencias morales objetivas de funcionamiento de los Estados.
(Veritatis Splendor, n. 101)

 

 

EL DOMINGO PASADO

 

 I Cuaresma. Ciclo C
21 DE FEBRERO DE 2010

(hoja dominical)

 

¿El final? Resurrección

 

LO QUE NOS DICE LA PALABRA DE DIOS:

 

Jr 17, 5-8; Sal 1, 1-6; 1Co 15, 12.16-20;

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 4, 1-13

En aquel tiempo, Jesús, lleno del Espíritu Santo, volvió del Jordán y, durante cuarenta días, el Espíritu lo fue llevando por el desierto, mientras era tentado por el diablo. Todo aquel tiempo estuvo sin comer, y al final sintió hambre.

Entonces el diablo le dijo:

-- Si eres Hijo de Dios, dile a esta piedra que se convierta en pan.

Jesús le contestó:

-- Está escrito: “No solo de pan vive el hombre”.

Después, llevándole a lo alto, el diablo le mostró en un instante todos los reinos del mundo y le dijo:

-- Te daré el poder y la gloria de todo eso, porque a mi me lo han dado, y yo lo doy a quien quiero. Si tú te arrodillas delante de mí, todo será tuyo.

Jesús le contestó:

-- Está escrito: “Al señor, tu Dios, adorarás y al solo darás culto”

Entonces lo llevó a Jerusalén y lo puso en el alero del templo y le dijo:

-- Si eres Hijo de Dios, tírate de aquí abajo, porque está escrito: “Encargará a los ángeles que cuiden de ti", y también: "Te sostendrán en sus manos, para que tu pie no tropiece con las piedras."

Jesús le contestó:

-- Está mandado: “No tentarás al Señor, tu Dios”.

Completadas las tentaciones, el demonio se marchó hasta otra ocasión.

Palabra del Señor

video 1º Domingo cuaresma

 

LO QUE NOS DICE LA VIDA:

si6va10.jpg

 

La cuaresma es un tiempo de conversión. Ya sabemos que la conversión es una actitud interior, propia del cristiano, que hemos de poner en práctica todos los días, pero que acentuamos de manera especial en este tiempo de cuaresma. Queremos convertirnos. Queremos cambiar desde dentro, cambiar el corazón, para transformar nuestro alrededor a imagen del Evangelio que Jesús nos propone. Y ese deseo lo expresamos el pasado miércoles con la imposición de la ceniza.

Pero este caminar no está exento de dificultades. No se trata solo de desearlo, de decir “quiero cambiar”. Es un esfuerzo interior que a veces se ve truncado por “tentaciones” que nos alejan de lo que Jesús nos propone y de su proyecto del Reino. Las tentaciones siempre son elegir el camino más fácil,  sin pensar si a la larga nos va a producir daño.

Jesús también vivió tres tentaciones muy actuales: 

 ++La tentación del materialismo está presente todos los días en nuestra vida, fundamentalmente por los medios de comunicación. Nos hacen creer que TENIENDO tal o cual cosa conseguiremos SER felices y estar a la última,  cayendo en la tentación de poner nuestra felicidad en el TENER y no en el SER. Jesús decía que los dichosos, los felices, los bienaventurados, serían los pobres, los que fueran capaces de liberarse de la esclavitud de lo material.

++ La tentación del poder también la podemos ver todos los días en las noticias, cuando encontramos a gente que ha sido “pisada” por un sistema en el que “hay que subir más alto a cualquier precio”, incluso a costa de arruinar la vida de los que están a nuestro alrededor. ¡Cuantas veces hemos escuchado que el poder acaba corrompiendo a las personas cuando este se utiliza para el beneficio personal y no para el servicio al bien común!

 ++Finalmente, la tercera tentación la vivimos también en nuestra religiosidad. Todos tenemos la tentación de manipular a Dios, de utilizarlo en nuestro beneficio. La corriente actual a nivel religioso consiste en hacerse una religión a la medida, un Dios que no me de problemas, que me permita hacer todo lo que yo quiera y cuando yo quiera.

Que nada aparte nuestro corazón de Dios. Que no olvidemos nunca que necesitamos convertirnos a Él cada día. Hoy ponemos nuestra mirada en Jesús, crucificado y resucitado, que nos regala la salvación con su entrega en la cruz por nosotros, una entrega que actualizamos cada vez que celebramos la Eucaristía. 

 Que así lo crea nuestro corazón y que así lo vivamos en nuestra vida. Feliz semana, y feliz cuaresma.

 

LO QUE NOS DICE LA IGLESIA:

si2es10.jpg

 

La vida humana se encuentra en una situación muy precaria cuando viene al mundo y cuando sale del tiempo para llegar a la eternidad. Están muy presentes en la palabra de Dios-sobre todo en relación con la existencia marcada por la enfermedad y la vejez las exhortaciones al cuidado y al respeto. Si faltan llamadas directas y explícitas a salvaguardar la vida humana en sus orígenes, especialmente la vida aún no nacida, como también la que está cercana a su fin, ello se explica fácilmente por el hecho de que la sola posibilidad de ofender, agredir o, incluso, negar la vida en estas condiciones se sale del horizonte religioso y cultural del pueblo de Dios.
(Evangelium Vitae, n. 44)

Ahora bien, es necesario reafirmar con toda firmeza que nada ni nadie puede autorizar la muerte de un ser humano inocente, sea feto o embrión, niño o adulto, anciano, enfermo incurable o agonizante. Nadie además puede pedir este gesto homicida para sí mismo o para otros confiados a su responsabilidad ni puede consentirlo explícita o implícitamente. Ninguna autoridad puede legítimamente imponerlo ni permitirlo.
(Iura et Bona, n. 2)

  

¡HAY QUE SEGUIR SEMBRANDO!