Publicidad y Prensa - 1

La música Andina Colombiana, actividad con propósito, un punto de encuentro con el futuro.

INICIO

(menú PRINCIPAL) 

 

 

 

PRENSA 2

Daniela Aya Guío  


PRENSA 3 

Liliana Rojas Perdomo 

 

PRENSA 4 

 

PRENSA 5 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


Semillitas, grupo musical pionero en Colombia

La Nación, Neiva

Cultura

Diciembre 21 de 2008

Tener vocación de pedagogo y de artista a la vez, como lo asume Jaime Ricardo Guío Ordóñez, desde el colegio Ceinar, “Centro de Investigación Artística”, en la cual se desempeña como docente, es encomiable y digno de apoyo y reconocimiento por parte, no solamente de la institución, sino de padres de familia, estudiantado y sociedad huilense.

Sembrar un árbol, escribir un libro y tener un hijo, era la consigna de los mayores para dejar huella de su paso por este mundo.

Lamentablemente hay quienes nacen, crecen y mueren sin que nadie se percate de su existencia. Jaime Ricardo, no solamente ha escrito el libro a través de sus canciones, sembrado cientos de árboles en el alma artística de sus alumnos y alumnas y edificado su familia.

Sostener por siete años una agrupación musical, enfrentándose a un sistema académico que no permite pensar ni mirar más allá de las narices del docente y educando, es acariciar todo tipo de dificultades y traumas. La formación artística no tiene espacio para recrear la estética y hacer de ella el eje central del proceso humanístico. Eso no lo han entendido los “ilustres” cerebros del Ministerio y menos quienes, en las provincias son los encargados de: vender, prestar o regalar ideas que beneficien proyectos de este tipo.

Menos mal que Jaime Ricardo y su grupo Semillitas han contado, desde su creación, con el respaldo de la magíster Nohra Coronado de Chávarro, quien en buena hora, excelente gestora artística y cultural, aguerrida defensora de las bellas artes y Quijote para hacer valer, hasta donde le es posible, el derecho de autonomía institucional. Conociendo de ella los anhelos de servir a la comunidad, seguramente, cuanto quisiera ofrecerle al compositor, a los niños y niñas cantantes, de éste proyecto, pionero en Colombia, toda la apertura logística y económica que requieren para su desarrollo, pero las ataduras administrativas que los cerebros imponen a la educación, hacen que el docente, si desea sacar avante su propuesta, debe hacerlo extractase y sin reconocimiento alguno, porque su trabajo es de aula y de sesenta minutos, expuesto a que tenga que agarrar la escoba y ponerse a barrer. He visto a Jaime Ricardo sacar de su bolsillo dinero para que los alumnos, luego de una presentación, puedan tomar un taxi y regresar a sus casas. Es que si en los colegios y escuelas oficiales, no existe presupuesto para comprar escobas y pagar servicio de aseo, menos van a tener para apoyar el arte ¡Es de ilusos pensarlo!.

De la cosecha de este semillero, figuran en el firmamento de la música nacional Luisa Fernanda Repizo, Iván Camilo Talero, Daniela Aya Guío, María Mercedes González Roulle, Nicolás Gutiérrez y Liliana Rojas, entre otros niños y niñas de igual talento que empiezan a perfilarse como promesas de la canción huilense y colombiana. Dan testimonio de ello los premios y trofeos ganados en importantes festivales y concursos que se realizan en el país, tales como:

Cuyabrito de Oro,

Cacique Tundama,

Semillas de Colombia,

Concurso Estudiantil Nacional,

Familias que Cantan,

Festival Nacional de Villancicos,

Festival Hato Viejo Cotrafa,

Hormiga de Oro,

Festival Andino,

Mono Núñez,

Colono de Oro,

Gavilán Andino,

Mangostino de Oro,

Yuma de cristal y

Anselmo Durán Plazas.



http://www.lanacion.com.co/index.php?content=243&id=9249

.............


.......