Resumen Reuniones

Resumen 1ra Reunion

Relatoría de la primera sesión de trabajo:

 

Una vez se conformó la mesa de trabajo, la Sra. Vanesa Sayos del Castillo, facilitadora de la mesa, realizó una breve presentación a fin de explicar el objetivo de la mesa: mejorar los niveles de eficiencia en la gestión y prestación de servicios del sector agua a la población de la República Dominicana mediante la erradicación de prácticas inadecuadas en la administración pública. Los datos utilizaron fueron motivo de desacuerdo entre algunas de las personas presentes en la mesa. La facilitadora explicó que precisamente la cuestión de los indicadores era un tema a tratar en las próximas semanas y que la mesa estaba abierta a recibir y utilizar para su trabajo los informes y diagnósticos del sector que los y las integrantes consideraran pertinentes.    

A continuación los y las integrantes de la mesa procedieron a presentarse. Tras la breve auto presentación, la moderadora, la Sra. Giorgina Santangelo, explicó y acordó con los participantes las reglas de funcionamiento de la mesa para la jornada de trabajo.

Se solicitó a los y las integrantes de la mesa que expusieran en tres minutos su punto de vista sobre la situación del sector agua en la República Dominicana.  En resumen, los aportes de esta primera ronda de participación fueron los siguientes:

-          La República Dominicana cuenta con un nivel de conexión domiciliaria baja/media. Los esfuerzos y la inversión se han concentrado en los últimos años a mejorar la calidad del agua en lugar de mejorar la cobertura. En este sentido se ha pasado de un índice de potabilidad medio del conjunto del país del 33% al 80% aproximadamente.

 

-          En los últimos años ha aumentado la inversión en el sector, sin embargo el uso de los recursos ha sido ineficiente. Se ha ampliado la cobertura a un alto costo económico, todos los  núcleos urbanos del país tienen un acueducto y no más de 1 ó 2 sistemas están sin funcionar al día.

 

-          Instituciones carecen de una visión de servicio público, hay una debilidad institucional. La gestión depende de las personas que estén al frente de la institución. No hay una continuidad en la gestión. No hay una visión de empresa.

 

-          La ausencia de un árbitro en el proceso genera que se produzca una relación abusiva con el usuario. Hay una evidente inequidad entre la institución prestadora del servicio y el usuario de éste. Esta inequidad impide que el usuario reclame.

 

-          Otros problemas en el sector son la interferencia política, el clientelismo y la falta de visión.

 

-          No hay un verdadero control sobre la ejecución de los proyectos financiados por las cooperaciones y los préstamos internacionales. Se dedica una partida demasiado grande a la contratación de consultorías y no en el proyecto en sí.

 

-          En el caso de las aguas productivas existen aproximadamente 280 sistemas de riego. Lo más positivo es que los usuarios están organizados en Juntas de Regantes. Se ha avanzado bastante en la descentralización aunque hay que consolidar este modelo. Los Distritos de Riego deberían haberse de adelgazado tras la transferencia de competencias y funciones a las Juntas de regantes. Existe la necesidad de crear indicadores y realizar un diagnóstico sobre la eficiencia de las Juntas de Regantes a  fin de premiar a las más eficientes y fortalecerlas.

 

-          La calidad del agua que llega a los usuarios llega de forma muy precaria.

 

-          Se ha mejorado mucho en agua productiva pero en agua potable… quizá no ha habido supervisión suficiente del gasto que se ha realizado.

 

-          El problema del agua para el consumo y la contaminación. Se despilfarra mucha agua.

 

-          Agua productiva ha mejorado mucho, hace años los regantes se peleaban. Necesidad de proteger las cuencas hidrográficas puesto que hasta ahora no se ha hecho mucho. Los altos costos de inversión se deben a que hay muchos costos administrativos. 

 

-          Hay muchos proyectos que no son sostenibles en el tiempo. Necesidad de que los procesos de compras y licitaciones sean  transparentes.

 

-          No ha habido una supervisión suficiente del gasto realizado en el sector.

 

-          Necesidad de establecer un mayor monitoreo a partir de indicadores que deben definirse.

 

-          Hay un excesivo consumo de agua, se despilfarra, no hay una cultura del ahorro del

 

-          No se hace un buen uso. Necesidad de educar a los usuarios.

 

-          Hay pérdidas de agua en la red de suministro. Es importante tener en cuenta que una cosa es tener una amplia red de distribución y la otra el estado de la red.

 

-          Falta de planificación integral a medio y largo plazo. El problema de cobertura en los grandes núcleos urbanos se debe a esta situación.

 

-          En el sector del agua productiva hay el problema de los altos costos de inversión,  hay muchos costos administrativos.

 

-          Necesidad de tener una política de conservación de las cuencas hidrológicas. No se ha hecho mucho hasta el momento.

 

-          Preocupación por el medio ambiente, contaminación y deforestación, y por la escasez del agua en el futuro.

 

-          Necesidad de concienciar en el ahorro de agua, mejorar la educación de usuarios.

 

-          Es importante tener un acceso a la información en el gasto de los recursos. Faltan indicadores para medir la eficiencia del sector. No hay igualdad de fuerzas entre usuario y prestador. Falta un ente regulador.

 

 

 

Tras realizar una primera ronda de intervenciones, se pidió a los y las participantes profundizar en el análisis del punto de partida en el que se encuentra el sector. Se aportaron los siguientes análisis:

 

-          Uso ineficiente del agua en la República Dominicana. Imposibilidad de ofrecer cobertura completa cuando se desperdicia o hay pérdidas de agua. Para que los usuarios hagan un uso eficiente del agua no basta con la educación sino con la macro y micro medición. Los usuarios deben tener presente el valor económico del agua, el agua ha de tener un precio.

 

-          Calidad de la inversión pública: la alta ineficiencia no se va a combatir solamente mejorando los métodos de compra sino que también ha de mejorar la calidad de los proyectos que se presentan y deben dárseles seguimiento. Este seguimiento lo han de realizar instituciones públicas llamadas a vigilar (ente regulador). Que no sea la misma institución que presta el servicio la que se vigila a sí misma.

 

-          Auditoria social: es el usuario, el consumidor. Se deberá establecer de alguna forma de auditoría social como los comités consultivos, audiencias públicas, etc… Necesidad de establecer indicadores económicos para medir la eficiencia de las inversiones públicas.  No sólo deben tener la potestad de denunciar sino que debe ser un actor correctivo.

 

-          La desconcentración: empoderar a las comunidades pero esto no significa que sólo acudan al Estado cuando hay problemas. Deben ser verdaderamente autónomas. También se debe auditar a las comunidades a las que se les ha transferido poder (acueductos rurales). Se debe definir la responsabilidad compartida. INAPA se convierte en ente vigilante de los entes desconcentrados. La experiencia en San Juan está teniendo excelentes resultados.  Las comunidades desconcentradas deben tener en cuenta el mantenimiento de las infraestructuras, la división de funciones y el control.

 

-          Fortalecimiento de la carrera en la administración pública implicaría una mejora de la calidad en la prestación del servicio público, también evitaría la corrupción. Necesidad de que haya un compromiso por parte de los trabajadores de la administración pública de ser verdaderos servidores públicos. Por ejemplo los trabajadores del departamento de mantenimiento de sistemas necesitan tener una dedicación completa. Para ello debe mejorarse  y establecer condiciones laborales dignas a los trabajadores, como por ejemplo estableciendo una escala salarial.

-          La calidad del agua. Los bajos niveles generales de potabilización, no es igual en todo el país hay zonas donde hay elevados niveles de potabilidad, se deben a la falta de infraestructuras adecuadas. En la medida que el agua entra en la red el índice de potabilidad baja, esta situación se debe principalmente a dos motivos:

a)      Redes de más de 30 años

b)      Intervención de los ciudadanos en la red a través de conexiones inadecuadas, ilegales. Por ejemplo el uso del drenaje sanitario por la tubería del agua potable.

 El monitoreo de la potabilidad del agua debería realizarla Salud Pública, a la práctica la está realizando el mismo prestador del servicio. En RD se siguen los estándares internacionales de los puntos de monitoreo.

-          Falta de pago del servicio. La gente entiende que es gratis y por eso hace un mal uso del agua.

 

-          Problema de la orientación de la Inversión Pública en el sector de agua: aumento cobertura versos sostenibilidad de los proyectos y cuestión de recuperación de la inversión. No se invierte en un programa sino en proyectos aislados. Falta de evaluación de la eficiencia de la inversión. No hay vigilancia financiera del agua.

 

-          Calidad del agua: prestador es el que mide la potabilidad del agua. No hay un ente independiente en la estructura del Estado que vigile por el cumplimiento. En principio, en RD es Salud Pública pero ésta es quien le pide los resultados a CORAASAN.

 

-          Mal uso del agua: necesidad de regularlo económicamente para que haya ahorro. En la inversión no hay una previsión de retorno: desincentiva el pago de servicios.

 

-          Desmotivación técnica porque no hay incentivos profesionales ni económicos (escala salarial, garantía de estabilidad profesional,…)

 

-            No hay un esquema de financiación definida del sector del agua productiva. La banca multilateral no se ha implicado lo que debería y esto ha obligado al sector a ir a la banca comercial con los enormes costes que significa y el poco control que el banco comercial realiza de sus préstamos.

 

-            Necesidad de formar a los recursos humanos, se necesitan más ingenieros y faltan gestores del servicio público. Necesidad de establecer una política educativa, especialmente con los centros universitarios, en función de las necesidades del sector.

 

-          Necesidad de establecer una gestión pública con visión empresarial.

 

-          No se ha implementado la ley de fomento de la carrera administrativa.

 

-          No hay políticas de recursos humanos que aprovechen los conocimientos y experiencia de los profesionales.

 

-          Falta de planificación integral como política de Estado.

 

-          Necesidad de una mayor cooperación interinstitucional (actores del sector agua, municipios, etc…)

 

-          Mejorar la comunicación entre prestador del servicio y el usuario.

 

-          “Fiscalización debe llegar hasta el hogar”

 

-          Incapacidad en la gestión del cobro y negligencia en el pago.

 

-          Proyectos “a vapor” para que los inaugure el presidente para las elecciones. Implica mala calidad de las obras.

 

-          Cobertura rural/urbana ineficiente.

 

-          Instituciones ineficientes y muy subsidiarias. El nivel de subsidio es variable (pago recursos humanos, energía eléctrica, química, etc…)

 

-          Inequidad en las inversiones: se invierte más en las zonas urbanas que en las rurales. Inequidad en el mantenimiento, se mantienen más las infraestructuras urbanas que las rurales.  Inequidad entre la cobertura a la distribución de agua potable y el saneamiento. Inequidad en la cobertura según nivel de riqueza (cobertura del 85% para la franja más rica de la población en frente del 57% de la franja más pobre de la población). Esta inequidad también se encuentra en función el nivel educativo, mayor cobertura a mayores niveles educativos.

 

-          Ineficiencia productiva: INAPA cuenta con 16 empleados por 1.000 conexiones; de promedio en República Dominicana es de 9 empleados por 1.000 conexiones; en Chile son 1 empleados por 1.000 conexiones; en Colombia son 3 empleados por 1.000 conexiones.

 

-          Sector opera con independencia y autonomía pero no obstante, esto no significa que esté libre de interferencias políticas.

 

-          No hay ente regulador para establecer tarifas (proyecto de ley de hace dos años lo contemplaba). INAPA se auto controla, falta un ente regulador que controle la calidad de los datos estadísticos que se ofrecen.

 

-          Crecimiento demográfico y falta de planificación en ese sentido. Necesidad de reordenamiento y regulación de las zonas urbanas a futuro para mejor planificación.

-          Trabajador mal remunerado es lo que favorece la pequeña corrupción, contribuye a que los usuarios usen mal o no paguen. “Macuteo” para redondear sus sueldos.

 

Finalmente, antes de dar por concluida la primera sesión se acordó que la mesa agua de la iniciativa IPAC va a centrar su trabajo en la Eficiencia del sector del agua potable y el saneamiento y en el sector del agua productiva. Así mismo, se acordó que la segunda sesión de trabajo será el próximo martes 15 de junio a las 10am en la sede de la CAASD.

Comments