Profeta Salomón

EL PROFETA SULAYMAN la paz sea con él

Como ya vimos en el previo capitulo, sayyedina Sulayman fue el hijo de sayyedina Daud quien descendió de Judah, uno de los doce hijos de sayyedina Ya’qub – quien también se conoce como Israel. Se dice que sayyedina Sulayman se volvió el rey de la Tribu de Israel cuando tenía doce años. La sabiduría de sayyedina Sulayman se ha vuelto tan proverbial como la paciencia de sayyedina Ayyub (Job), la paz sea con ellos.

Como su padre antes de él, sayyedina Sulayman también fue probado por Allah:

“Y a Daud le concedimos a Sulayman. ¡Qué excelente siervo! Con qué frecuencia se volvía a su Señor. Una tarde, que le habían mostrado unos magníficos corceles, dijo: He amado lo bueno más que el recuerdo de mi Señor, hasta el punto de que (el sol) se ha ocultado tras el velo (de la noche).*

[Se dice que, distraído, se le pasó el tiempo de la oración de la tarde o una oración especifica que él solía hacer a esa hora.]

Traédmelos de nuevo. Y se puso a desjarretarlos y a degollarlos.” (38.30-33).

Ha sido transmitido por Abu Hurayra, que Allah este complacido con él, que el Profeta Muhammad, que Allah lo bendiga y que le de paz, dijo, ‘Sulayman el hijo de Daud dijo, “¡Esta noche dormiré con setenta esposas, cada cual dará a luz a un guerrero que luchara en el camino de Allah!” Y sus compañeros le dijeron a él, “Insh’ Allah,” pero el no lo dijo, y no se embarazo ninguna más que una esposa que dio a luz medio bebe.’ El Profeta, que Allah lo bendiga y que le de paz, agrego, ‘¡Si lo hubiera dicho, ciertamente que hubieran (dado a luz a guerreros que hubieran) luchado en el camino de Allah! (Al-Bukhari, quien agrega que Shu’aib y Ibn Abi az-Zinad, que Allah este complacido con ellos, dijeron, ‘Noventa (damas) es mas exacto.’).

Qadi ‘Iyad – quien se acuerda que Ibn ‘Abbas dijo que sayyedina Sulayman tenía trescientas esposas (o, según an-Naqqash y otros, setecientas esposas) y trescientas esclavas- dice que los siguientes ayat de Surah Sad pueden referirse al incidente que mencionamos arriba sobre cuando no dijo sayyedina Sulayman “Insh’ Allah” antes de decir que iba a embarazar a setenta de sus esposas:

“Y pusimos a prueba a Sulayman colocando una figura en su trono, después se volvió a su Señor.

Dijo: Señor mío, perdóname y concédeme un reino que nadie más después de mí pueda tener, realmente Tú eres el Dador.

Y le subordinamos el viento que corría, bajo su mandato, dócilmente y a donde él quería. Y a todos los demonios, de albañiles y buzos, y otros encadenados. Este es Nuestro don, haz uso de él concediendo o denegando sin ninguna limitación.

Es cierto que el, junto a Nos, tiene proximidad y un hermoso lugar de retorno. (38.34-40).

Haciendo referencia a este pasaje, Qadi ‘Iyad dice:

A lo que se refiere de la historia de Sulayman y lo que han relatado los comentaristas sobre su mala acción y la que dijo Allah, ‘Y pusimos a prueba (fatanna) a Sulayman,’ (38.34) significa ponerlo para la prueba. Estaba afligido, como relata el Profeta, (en Muslim y Al-Bukhari y en otros lados), de la siguiente manera: ‘En la noche visito a cien esposas (u a noventa y nueve) sobre un caballo que usaba para luchar en el camino de Allah. Su amigo le dijo, “Di, ‘Si Allah quiere.’” No lo dijo y solamente una de sus esposas se embarazo y dio a luz a medio bebe.’ El Profeta dijo, ‘Por Aquel que tiene mi alma en su mano, si hubiera dicho, “Si Allah quiere,” todos hubieran luchado en el camino de Allah.’

La gente que comprende los significados dice que ‘medio’ significa el cuerpo muerto que fue echado en su silla para que lo viera y este fue su castigo y prueba. Se dice que el bebe murió y fue echado sobre su silla. Se dice que su mala acción fue el ser avaro y el deseo. Se dice que no dijo, “Si Allah quiere,” cuando estaba vencido por el deseo.

Se dice que su castigo fue que se le fue quitado su reino y que su mala acción era favorecer a una de sus esposas. Se dice que fue castigado por una mala acción que surgió con la tentación de una de sus esposas.

Lo que transmiten los historiadores de que shaytan tomo la forma de Sulayman, apoderándose de su reino, y gobernando a su comunidad con la injusticia no es cierto porque los shayatin no tiene este poder y los Profetas eran protegidos contra cosas como estas.

Si se pregunta: ‘¿Por qué no dijo Sulayman, “Si Allah quiere,” en este relato?’ existen varias respuestas. Una respuesta es la que se encuentra en un hadith autentico que dice que simplemente se le olvido decirlo. Y este olvido se debe a que se cumpliera la voluntad de Allah. La segunda respuesta es que no escucho a su compañero por esta distraído.

Sulayman dijo: “Concédeme un reino que nadie más después de mí pueda tener.” (38.35). Sulayman no dijo esto por envidia o deseo por tener el mundo. Su meta, según los comentaristas, era que Sulayman no le deseo a nadie tener el poder que tuvo y el cual shaytan se lo quito en su momento de estar afligido. Esto es en acuerdo con los que toman esta posición.

Se dice que quería que su reino fuera una señal de excelencia y un regalo especial de Allah, con la cual se distinguiera con Sus señales especiales de El.

Se dice que su reino fue una prueba y una evidencia de su profecía de la misma manera que el hierro fue hecho suave para su padre, o cómo regresar los muertos a la vida lo fue para ‘Isa, o como lo es el regalo especial de la intercesión de Muhammad. (Ash- Shifa’ de Qadi ‘Iyad: 3.1.13).

Y:

Es relatado que a pesar del gran reino que se le dio a Sulayman, nunca levantaba los ojos hacia el cielo por su temor y humildad ante Allah. Le daba a la gente comida deliciosa mientras que el comía pan de cebada. Le fue revelado a él: ‘Oh líder de los adoradores y la meta para los ascéticos.’ Una vez mientras iba montado en el viento entre sus ejércitos, una anciana lo quiso detener y por lo tanto él pidió que se detuviera el viento para escuchar que decía la mujer. (Ash-shifa’ de Qadi ‘Iyad: 1.2.24).

Y:

En las Colecciones Sahih, Abu Hurayra dice que el Profeta dijo, ‘Se me apareció el Shaytan en el cuerpo de un gato y me ataco para que dejara de rezar, y por lo tanto Allah me dio poder sobre él. Lo repulse agarrándolo de su cuello. Lo quise amarar a un pilar para que lo pudieran ver en la mañana, pero me acorde de las palabras de mí Señor a lo que se refiere de mi hermano Sulayman, “Concédeme un reino que nadie más después de mí pueda tener. Tú eres el Dador.” (38.35). Allah lo alejo como un perdedor.’ (Ash-Shifa’ de Qadi ‘Iyad: 3.1.4). (En la ‘forma de un gato’ es una adicción a lo que viene en el sahih y viene de ‘Abdu’r- Razzaq ibn Hamman.)

Es claro en el Corán que la extensión – en área y en grado – del reino de sayyedina Sulayman, la paz sea con él, era extraordinaria. Como ya vimos, le fue dado el poder no solamente sobre la gente, si no también sobre el viento, y por lo tanto el clima, y sobre los jinn, como indican los siguientes ayat:

“Y a Sulayman (le subordinamos) el viento tempestuoso que corría obedeciendo su mandato hasta la tierra que habíamos bendecido. Fuimos conocedores de cada cosa.

Y había demonios que buceaban* para él realizando aparte de eso otros trabajos. Eramos sus Guardianes.” (21-81-82). *[Buscando perlas y gemas].

Y:

“Y a Sulayman (le subordinamos) el viento, que en una mañana hacía el recorrido de un mes y en una tarde el de otro. E hicimos que manara para él un manantial de cobre fundido. Y había genios que trabajaban para él con permiso de su Señor. Y a quien de ellos se apartara de Nuestro mandato le haríamos gustar el castigo del Salir.

Hacían para él lo que quería: Templos escalonados, estatuas, jofainas como aljibes y marmitas que no se podían mover. ¡Familia de Daud! ¡Obrad con agradecimiento! Son pocos Mis siervos agradecidos.” (34.12-13).

Fue gracias a su gran fuerza de trabajadores, en lo Visible y en lo Invisible, que sayyedina Sulayman disfruto una fabulosa riqueza y que construyo edificios tan extraordinarios, de los cuales el más famoso fue su templo, ‘el Templo de Solomon’ como se conoce hoy en día. Este templo fue construida sobre las fundaciones del primer lugar de adoración en Jerusalén la cual construyo sayyedina Ya’qub, unos cuarenta años después de que sayyedina Ibrahim construyo la Ka’ba con la ayuda de sayyedina Isma’il, que las bendiciones y paz de Allah sean con ellos. También se dice que ambos lugares de adoración fueron construidos primero por sayyedina Adán, con un espacio de cuarenta años entre los dos, y que sayyedina Ibrahim y sayyedina Ya’qub construyeron sobre las fundaciones de sayyedina Adán. Allah sabe mejor.

Como veremos en más detalle en los siguientes capítulos, insh ‘Allah, el Templo de sayyedina Sulayman fue destruido más tarde, reconstruido y luego destruido otra vez, para que hoy en día solamente quedan sus fundaciones – sobre los cuales se dice que se construyo el Masjid al-Aqsa.

Fue o la primera vez que se destruyo el Templo o si no, no cabe duda que fue la segunda vez que se destruyo, que el Arco – el cual ya había sido robado de la Tribu de Israel por los Filistinos y luego fue regresado otra vez al rey Talut por los ángeles, y el cual en los tiempos de sayyedina Sulayman fue guardado en el santuario interior del Templo – parece haber desaparecido. Solamente Allah sabe donde esta hoy en día.

La gobernación de sayyedina Sulayman sobre la creación fue equilibrado por su conocimiento y comprensión de esta. Por ejemplo el siguiente extracto del libro de As-Suyuti’s sobre la medicina del Profeta Muhammad, que Allah lo bendiga y que le de paz, llamado Tibb an-Nabbi, reconoce el amplio conocimiento de las plantas y sus propósitos medicinales que tenía sayyedina Sulayman:

En un hadith que ha sido transmitido de al-Hassan por medio de Qatada dice que cuando Sulayman, la paz sea con él, había terminado de construir el Templo, entro al lugar de oración, y de repente enfrente de él estaba un arbusto. Cuando había terminado de hacer sus oraciones, el arbusto dijo, “¿Acaso no me vas a preguntar quien soy?”

Y él contesto, “Si, ¿Quién eres?” Y el arbusto dijo, “Soy tal y tal arbusto, y soy un remedio para tal y tal cosa, y esto y eso viene de tal y tal.” Luego Sulayman ordeno que se cortara el arbusto. Y cuando se había cumplido con esto otro similar creció. Entonces cada día, cuando entraba a su lugar de oración, se encontraba con otro de estos arbustos. De esta manera adquirió un conocimiento completo de ellos, y luego escribió su libro de Medicina sobre ellos, describiendo los remedios de ellos.

Existe un hadith muy bien conocido, transmitido por Ibn Abbas que Sulayman, la paz sea con él, adquirió su conocimiento de las plantas conforme como crecían enfrente de él. Le decía a uno, “¿Cuál es tu nombre?” Y le decía a otro, “¿Para que sirves?” Y luego, dependiendo sobre sus respuestas, si era posible cultivar a la especie, se cortaban ramas pequeñas de la planta y se plantaban. Y si uno contenía un remedio hacia registro de eso. Este hadith se tomo de Abu Nu’aim. (Tibb an-Nabbi de As-Suyuti: 2-4).

Allah dice en el Corán:

“No hay criatura de la tierra ni ave que con sus alas vuele que no forme comunidades parecidas a las vuestras. No hemos omitido nada en el Libro. Luego serán reunidos para volver a su Señor.” (6.38).

Y:

“¿Es que no ves que a Allah lo glorifican cuantos están en los cielos y en la tierra, así como las aves desplegadas en el aire? Cada uno conoce su propia oración y su forma de glorificar. Allah sabe lo que hacen.” (24.41).

Sayyedina Sulayman no solamente estaba enterado de esto, si no que también, que la paz sea con él, entendía los idiomas de las criaturas, incluyendo no solamente la de los pájaros, si no que también le entendía a los insectos, como lo hacen claro los siguientes ayat de Surat an-Naml – la cual también describe como Biliqis, la Reina de Sheba, llego a aceptar el Islam:

“Es cierto que a Daud y a Sulayman les dimos conocimiento y dijeron: Las alabanzas a Allah que nos ha preferido sobre muchos de Sus siervos creyentes. Y Sulayman fue el heredero de Daud, dijo, ¡Hombres! Se nos ha enseñado el lenguaje de las aves y se nos ha dado de todo, realmente esto es un favor evidente.

Y se reunieron para Sulayman sus ejércitos de genios, hombres y pájaros, y fueron puestos en orden de batalla. Así llegaron al valle de las hormigas; entonces dijo una de ellas: ¡Hormigas! Entrad a vuestras viviendas no vaya a ser que Sulayman y sus ejércitos os aplasten sin darse cuenta.

Entonces sonrió risueño por sus palabras y dijo: ¡Señor! Muévame a agradecerte la merced con la que me has favorecido a mí al igual que a mis padres, y a que actúe con una rectitud que sea de Tu beneplácito, e inclúyeme en Tu misericordia, entre Tus siervos justos.

Y pasó revista a las aves, entonces dijo: ¿Qué ocurre que no veo a la abubilla?, ¿acaso es uno de los que están ausentes? La castigaré con un duro castigo o la degollaré a menos que venga con una prueba evidente.

Mas había permanecido no muy lejos y entonces dijo: Me he enterado de algo que tu no alcanzas a saber y he venido hasta ti desde Saba con una noticia cierta.

(Saba, o Sheba, era un reino en el sur de Arabia, en el sur de Yemen, situado entre las rutas de comercio entre Africa y India.)

He hallado a una mujer que reina sobre ellos y a la que se le dado de todo; posee un magnifico trono.

La encontré a ella y a su pueblo postrándose ante el sol en lugar de ante Allah; el Shaytán les ha embellecido sus acciones y les ha desviado del camino, y no tienen guía. ¿Por qué no se postran ante Allah que es Quien hace salir lo que está escondido en los cielos y la tierra y sabe lo que ocultan y lo que muestran?

Allah, no hay dios excepto El, el Señor del Trono inmenso.

Dijo: Veremos si es verdad lo que dices o si eres de los que mienten. Ve con este escrito mío y déjalo caer sobre ellos, luego retírate y espera su reacción.

Dijo ella: ¡Consejo de nobles! Me han arrojado un escrito noble. Es de Sulayman y es en el nombre de Allah, el Misericordioso, el Compasivo: No os levantéis contra mí, venid a mí sometidos.

Dijo ella: ¡Consejo de nobles! Dadme un dictamen sobre mi caso, no tomaré ninguna decisión hasta que no os pronunciéis.

Dijeron nosotros tenemos fuerza y una poderosa ofensiva, pero tuya es la decisión, mira pues lo que vas a ordenar.

Dijo: Cuando los reyes entran en una ciudad la trastornan por completo humillando a sus habitantes poderosos. Así es como actúan. Voy a enviarles un regalo y esperaré lo que traigan de vuela los mensajeros.

Y cuando llegó a Sulayman dijo: Me tentáis con riquezas cuando lo que Allah me ha dado es mejor de lo que os ha dado a vosotros y no obstante os contentáis con vuestros regalos.

Vuelve a ellos, que vamos a ir con ejércitos a los que no podrán enfrentarse, los expulsaremos de ella humillados y quedarán empequeñecidos.

Dijo: ¡Mis nobles! ¿Cuál de vosotros me traerá su trono antes de que vengan a mí sometidos (musulmanes)? Dijo un genio Ifrit: Yo te lo traeré antes de que te levantes de tu asiento* , yo tengo fuerza para ello y soy digno de confianza.

*[El lugar desde el que juzgaba y en el que permanecía desde la mañana al mediodía].

ingrato, y quien es agradecido sólo lo es para sí mismo, pero quien es ingrato... Realmente mi Señor es Rico, Generoso.

Y dijo el que tenía conocimiento del Libro: Yo te le traeré antes de que vuelva tu mirada* . Y cuando lo vio instalado ante él, dijo: Esto es parte del favor de mi Señor para probarme si soy agradecido o 

*[Es decir, en un abrir y cerrar de ojos]

Dijo: Hacedle irreconocible el trono para que comprobemos si tiene guía o es de los que no tienen guía.

Y cuando ella vino, le preguntaron: ¿Es así tu trono? Respondió: Parece él. Pero nosotros habíamos recibido el conocimiento antes que ella y éramos musulmanes.*

*[Son palabras de Sulayman]

Mientras que a ella la había desviado lo que adoraba fuera de Allah, realmente pertenecía a un pueblo de incrédulos. Se le dijo: Entra en el palacio. Y cuando lo vio creyó que era una superficie de agua y se descubrió las piernas. Dijo: Es un palacio de cristal pulido* .

*[Al parecer los genios no querían que Sulayman desposara a la reina de Saba y le dijeron que su intelecto no regía bien y que tenía las patas de un burro. Sulayman la quiso poner a prueba, primeramente transformando su trono para comprobar si era capaz de reconocerlo, y luego haciendo un suelo de cristal debajo del que había agua y peces. Así cuando le mandó entrar, ella pensó que era agua e instintivamente se remangó el vestido.]

Dijo ella: ¡Señor mío! He sido injusta conmigo misma pero me someto, junto con Sulayman, a Allah, el Señor de todos los mundos. (27.15-44).

Después de que Bilqis acepto el Islam, Sayyedina Sulayman se caso con ella, extendiendo su reino aun mas lejos.

No es sorprendente – ya que el dominio de sayyedina Sulayman no solamente fue ejercitado en los mundos que se perciben con los sentidos si no que también extendía su dominio en los mundos Invisibles – que haya algo de especulación sobre esto por los que tienen un conocimiento y percepción limitado de lo Invisible.

Esto es verdad aun con lo que se ha dicho en el Corán, especialmente en los ayat que siguen, y por lo tanto seria útil considerar lo que ha dicho un confiable faqih como Qadi ‘Iyad sobre el asunto. Los ayat a los que nos referimos se encuentran en Surat al-Baqarah:

“Siguen lo que practicaron los demonios en el reinado de Sulayman. Pero no fue Sulayman quien cayo en incredulidad, sino que fueron los demonios al enseñar a los hombres la magia que le había sido revelada a los dos ángeles Harut y Marut en Babil* .

Estos no enseñaban a nadie sin antes advertirle: Somos una prueba, no caigas en la incredulidad.

Así aprendieron de ellos cómo separar al hombre de su esposa.* Pero no perjudicaron a nadie sin permiso de Allah.

Aprendieron lo que les perjudicaba y no les beneficiaba y ciertamente supieron que quien adquiera ese conocimiento no tendrá parte en la Ultima Vida. ¡Ojalá hubieran sabido cuán malo era el precio por el que vendieron sus almas!

*[Babilonia]

*[Transformando el amor en odio]

¡Ojalá hubieran creído, hubieran temido (a Allah) y hubieran sabido que lo que Allah da es mejor! (2.102-103).

Haciendo referencia a este pasaje – mientras se considera el grado que los ángeles son protegidos de hacer una mala acción – Qadi ‘Iyad dice:

Algo que se debe de considerar es que los que dicen que no es necesario que todos los ángeles sean protegidos, usan como evidencia, lo que se dice en las tradiciones y comentarios sobre Harut y Marut y lo que ‘Ali y Ibn ‘Abbas relataron sobre ellos y su tentación. Se debe de hacer claro que estos relatos no los dijo el Mensajero de Allah, no hay un hadith autentico o débil que venga de él en este asunto ni tampoco ninguna analogía. Los comentaristas no están de acuerdo sobre lo que dice el Corán sobre ellos.

Lo que un comentarista dijo fue rechazado por muchos de los salaf como más adelante mostraremos. Estos relatos son tomados de los libros de los Judíos y de sus fabricaciones. Lo que Allah nos dijo al principio del pasaje haciendo referencia a que fabricaban mentiras en contra de Sulayman y declarándolo un incrédulo. La historia contiene una atrocidad. Vamos a tratar con esto por aclara estas ambigüedades, Allah queriendo.

Los sabios no están de acuerdo si Harut y Marut fueron ángeles o si fueron hombres y si se supone que el significado de ellos es ‘dos ángeles. ¿En verdad dice la recitación ‘dos ángeles (malakayn)’ (como se encuentra en las siete recitaciones del Corán)?¿o es ‘dos reyes (malikayn)’ (como se encuentra en la recitación poco común de al-Hasan al-Basri)?

¿Son las palabras de Allah, ‘Lo que descendió(fue revelado)’ o son ‘Lo que no descendió (no fue revelado) (ma unzila)’? ¿Son las palabras, ‘Estos no enseñaban a nadie’ (lo cual también puede ser leído como, ‘Lo que le enseñan a quien sea (ma yu’alimani)’ negativas o afirmativas?

La mayoría de los comentaristas creen que Allah probo a la gente con estos dos ángeles que enseñaban la magia, haciéndolo claro que el uso de magia iguala a la incredulidad. Quienquiera que aprenda la magia no cree y quienquiera que no la aprenda cree.

Allah los cita diciendo: ‘Somos una prueba, no caigas en la incredulidad.’ (2:102) Le enseñaban la magia a la gente con una advertencia, o sea le decían a los que venían a aprenderlo, ‘No lo hagan. Separa a un hombre de su esposa. No supongan que esto es bueno. Es magia, no vuelvan a la incredulidad.’

Según esta interpretación, lo que hicieron los dos ángeles fue un acto de obediencia y actuaron como Allah los había ordenado. No fue rebelión. Fue una prueba para la gente.

malas acciones, actos de rebelión y incredulidad mencionada en estos tradiciones? Khalid, al igual que Ibn Abbas, dijeron que el verso es una negación.

Ibn Wahb ha relatado que Khalid ibn Abi ‘Imran menciono que enseñaban magia Harut y Marut. Ibn Wahb agrego, ‘Los absolvemos de esto.’ Uno de los sabios recito el verso con esta interpretación, ‘No descendió sobre los dos ángles.’ (2.102). Khalid tomo esta posición y tenia gran estima y conocimiento. Los absolvió hasta de enseñar magia lo cual otros sabios dijeron que tenían permiso de enseñarlo mientras hicieran claro que era incredulidad y una prueba de Allah. ¿Cómo no es posible hacer algo mas que absolverlos de todas las 

Makki dice que la implicación de las palabras, ‘Pero no fue Sulayman quien cayó en incredulidad,’ son que él no se volvió incrédulo creyendo en su magia que fabricaron los shayatin en su contra y la cual siguieron los Judíos, y dijo que los dos ángeles eran Jibril y Mika’il.

Los Judíos afirman que los ángeles si hicieron eso, al igual que afirman que Sulayman uso magia. Allah les dice mentirosos: ‘Si no que fueron los demonios (en caer a la incredulidad) al enseñar a los hombres la magia que le había sido revelada a los dos ángeles/reyes Harut y Marut en Babil.’ (2.102). Se dice que eran dos hombres que volvieron a la incredulidad. As-Sakan dice que Harut y Marut eran dos infieles de la gente de Babel. Debe haber recitado ‘revelada a los dos reyes’ para llegar a esta interpretación. ‘Abdu’r- Rahman ibn Abza dijo que los dos reyes fueron Daud y Sulayman. As-Samarqandi dijo que eran dos reyes de Banu Isra’il que Allah transformo. Sin embargo la recitación de ‘malikayn (dos reyes), no es común.

La interpretación del ayat según la evaluación de Abu Muhammad Makki es buena. Absuelve a los ángeles y les quita impureza y los considera absolutamente puros. Allah los describe en el Corán completamente puros y ‘Nobles y virtuosos.’ (80:16). ‘No desobedecen a Allah en lo que les ordene’. (66.6) (Ash-shifa’ de Qadi ‘Iyad. 3.1.16)

Al igual que ser uno de los Profetas mencionado por su nombre en pasajes cómo Surat an-Nisa y Surat al- An’am los cuales ya fueron citados en el Capitulo Dos, el Corán vuelve a referirse a sayyedina Sulayman en Surah Saba, donde describe como murió. Se dice que sayyedina Sulayman murió mientras estaba recargado en su bastón, y los jinn que habían estado trabajando bajo su supervisión no se dieron cuenta que había muerto hasta que una termita se comió el cetro de su bastón la cual había continuado apoyando a su cuerpo muerto, y con esto se cayo al piso:

“Y cuando decretamos que muriera, lo único que les hizo darse cuenta de su muerte fue el bicho de la tierra carcomió su cetro; así, cuando cayó, se les hizo claro a los genios, que si hubieran conocido el No- Visto no habrían permanecido en el denigrante castigo.” (34.14).

No paso mucho tiempo para que se desviara la gente de Saba y por lo tanto probaron lo que les pasa a los que se desvían:

“Realmente la gente de Saba tenía un signo en donde habitaba: Dos jardines a ambos lados: derecha e izquierda. ¡Comed de la provisión de vuestro Señor y agradecedle! Es una buena tierra y El es un Señor Indulgente. Pero se desviaron y enviamos contra ellos la inundación del dique y convertimos los dos jardines en otros con arbustos espinosos y amargos, tamariscos y algún azufaifo.

Así les pagamos por haber sido desagradecidos. ¿Acaso recibe ese pago alguien que no sea ingrato?

Habíamos dispuesto entre ellos y la ciudades que habíamos bendecido* , ciudades conectadas entre sí de manera que las etapas del viaje venían a la medida. ¡Viajad a salvo, a través de ellas, de noche y de día!

*[Se refiere a las ciudades de Sham, la Gran Siria]

Pero dijeron: ¡Señor nuestro! Haz las distancias de nuestros viajes más largas. Y fueron injustos consigo mismos. Los convertimos en relato de la gente e hicimos que se dispersaran completamente. Es cierto que en eso hay signos para todo el que sea paciente, agradecido.

Y así fue que Iblis confirmó en ellos su convicción* y le siguieron, con la excepción de un grupo de creyentes.

*[De que los hombres se dejarían seducir por él]

Pero no tenía ningún poder sobre ellos, sólo fue para que distinguiéramos a quien creía en la Ultima Vida de quien estaba en duda sobre ella. Tu Señor está Atento a todas las cosas. (34.15-21).

Es interesante tomar en cuenta en hablar de Saba que hoy en día todavía quedan rasgos de las ruinas del dique de ‘Iram de la antigua ciudad de Ma’rib, la cual se dice que es la cuidad de donde venia Bilqis originalmente. El viajero Francés, J T Arnaud, por ejemplo visito las ruinas de la pared del dique en las montañas y las ruinas de la cuidad en el valle debajo, en 1843, y concluyo que el dique debe haber sido un coloso. Se ha estimado que el dique de ‘Iram fue destruido alrededor del año 120 de la edad Cristiana.

Ha sido estimado que sayyedina Daud gobernó entre aproximadamente el año 1000 a 960 antes de la edad Cristiana, y que su hijo sayyedina Sulayman gobernó entre aproximadamente el año 960 a 922 antes de la edad Cristiana. Bajo los gobiernos de ambos, que la paz sea con ellos, las doce tribus de la Tribu de Israel estaban unidos bajo el guía profético por casi un siglo.

Sin embargo, después de la muerte de sayyedina Sulayman esta unidad fue destruida, y el reino se dividió entre el norte y el sur, con parte de la Tribu de Israel manteniéndose firmes con las enseñanzas de sayyedina Musa y sayyedina Daud, la paz sea con ellos, y otros abandonándolos tomando la adoración de ídolos de una manera u otra.

Una sucesión de Profetas siguieron a sayyedina Daud y sayyedina Sulayman, uno después de otro – algunos los aceptaban y otros los rechazaban, y algunos de ellos fueron hasta matados por invitar a la Tribu de Israel a seguir el Taurah y al Zabur (los salmos) y a adorar únicamente a Allah.

Dos de los Profetas que fueron mandados principalmente al reino del norte, durante el siglo 9 antes de la edad Cristiana, y quienes son mencionados en el Corán, fueron sayyedina Ilyas (quien se dice que es el Profeta conocido por los Judíos y Cristianos como el Profeta Elias, o Elijah) y su inmediato sucesor sayyedina Alyassa’ (quien es el Profeta conocido por los Judíos y Cristianos como el Profeta Elisha).

Debe de ser subrayado que la tendencia de aceptar y rechazar a los Profetas mandados por Allah a la Tribu de Israel se encontró en el reino del norte y el reino del sur, aunque es interesante tomar en cuenta que todos los Profetas más importantes que descendieron de los hijos de sayyedina Ya’qub descendieron de su hijo Levi, o de su hijo Judah, es probablemente por esta razón que los líderes de las dos tribus, al lado de algunos líderes de la tribu de sayyedina Ben Yamin (Benjamin) – de quien, como ya mencionamos, descendió el rey Talut – eventualmente decidieron que tenían el derecho de ser los verdaderos herederos y guardianes de las enseñanzas de Musa – así excluyendo los otras nueve y medias tribus de la Tribu de Israel, quienes en su mayoría habitaban en el reino del norte, y por lo tanto los que escribieron la historia de los Judíos fueron historiadores del reino del sur.

Casi la última cosa que sabemos de las nueve y medias tribus en el norte es en el contexto de la invasión de los Asirios en el reino del norte la cual tomo lugar aproximadamente en el año 722 antes de la era Cristiana, y la cual resulto, según los historiadores Judíos, en casi un completa aniquilación de las tribus del reino del norte, con la excepción de 27,000 prisioneros de guerra que fueron llevados cono esclavos a Nineveh, la antigua capital de los Asirios en esos tiempos, situado a las orillas del río Tigris, enfrente de la ciudad de Mosul en el norte de Iraq de nuestros tiempos, directamente al norte de Babilonia, la cual estaba situada en las orillas del río Eufrates, un poquito al sur de la ciudad de Bagdad en el centro de Iraq.

Aun si los miembros de las nueve y media tribus fueran completamente aniquiladas por los Asirios en el siglo 8 antes de la era Cristiana – un afirmación que la investigación seria e imparcial hacen difícil que se crea – es claro que Allah continuo mandando Profetas a la Tribu de Israel que habían sido llevados en cautiverio a Nineveh. Tal vez el más conocido de estos Profetas fue sayyedina Yunus (quien se dice que es el Profeta conocido por los Judíos y Cristianos como el Profeta Jonas), la paz sea con él y con ellos.


Comments