Propietarios del sitio

  • Jesus Molina

Riesgo: carga de trabajo y riesgos psico-sociales

RIESGOS POR CARGA DE TRABAJO

  • inseguridad laboral (interinidad, desplazamientos).
  • Salario.
  • Exceso de responsabilidad.
  • Falta de expectativas profesionales.
  • Excesivo número de alumnos por clase.
  • Escasez de medios.
  • Conflictos en las relaciones interpersonales.
  • Conflictos con alumnos y padres.

Se denomina carga laboral o carga de trabajo al conjunto de:

  1. esfuerzos físicos - carga física - y
  2. psíquicos - carga mental -
a los que el trabajador se ve sometido a lo largo de la jornada laboral.

Cuando la carga de trabajo excede la capacidad de resistencia, tanto física como mental, de la persona pueden producirse alteraciones de la salud que se deben prevenir para conseguir optimizar el tiempo y ritmo de trabajo.

En el trabajo en el aula, los problemas que genera la carga de trabajo se concretan en problemas de voz, problemas musculoesqueléticos, derivados de las posturas que se adoptan, y el estrés.

    RIESGOS PSICO-SOCIALES

    Las características propias de las tareas que realiza el profesor, las cuales exigen entrega, implicación, contacto con los demás, junto con el deterioro de su imagen social, la falta de motivación de los alumnos, el excesivo número de estudiantes por clase... son las que están produciendo estrés laboral entre el personal docente. Este tipo de alteración puede manifestarse de diferentes formas: depresión, síndrome del profesional quemado o burn-out .

    Algunas medidas preventivas generales que funcionan

    Con el objetivo de prevenir los riesgos psicosociales en origen hay que poner en práctica medidas preventivas concretas que tiendan a:

    a) Fomentar el apoyo entre las trabajadoras y trabajadores y de superiores en la realización de las tareas, por ejemplo, potenciando el trabajo en equipo y la comunicación efectiva, eliminando el trabajo en condiciones de aislamiento social o de competitividad entre compañeros.

    b) Incrementar las oportunidades para aplicar los conocimientos y habilidades y para el aprendizaje y el desarrollo de nuevas habilidades, por ejemplo, a través de la eliminación del trabajo estrictamente pautado, el enriquecimiento de tareas a través de la movilidad funcional ascendente o la recomposición de procesos que impliquen realizar tareas diversas y de mayor complejidad.

    c) Promocionar la autonomía de los trabajadores y trabajadoras en la realización de las tareas, por ejemplo, potenciando la participación efectiva en la toma de decisiones relacionadas con los métodos de trabajo, el orden de las tareas, la asignación de tareas, el ritmo, la cantidad de trabajo ...; acercando tanto como sea posible la ejecución al diseño de las tareas y a la planificación de todas las dimensiones del trabajo.

    d) Garantizar el respeto y el trato justo a las personas, proporcionando salarios justos, de acuerdo con las tareas efectivamente realizadas y cualificación del puesto de trabajo; garantizando la equidad y la igualdad de oportunidades entre géneros y etnias.

    e) Fomentar la claridad y la transparencia organizativa, definiendo los puestos de trabajo, las tareas asignadas y el margen de autonomía.

    f) Garantizar la seguridad proporcionando estabilidad en el empleo y en todas las condiciones de trabajo (jornada, sueldo, etc....), evitando los cambios contra la voluntad del trabajador.

    g) Proporcionar toda la información necesaria, adecuada y a tiempo para facilitar la realización de tareas y la adaptación a los cambios.

    h) Establecer principios y sobretodo procedimientos para gestionar personas de forma justa y democrática, de forma saludable.

    i) Facilitar la compatibilidad de la vida familiar y laboral, por ejemplo introduciendo medidas de flexibilidad horaria y de jornada de acuerdo con las necesidades derivadas del trabajo doméstico-familiar y no solamente de la producción.

    j) Adecuar la cantidad de trabajo al tiempo que dura la jornada a través de una buena planificación como base de la asignación de tareas, contando con la plantilla necesaria para realizar el trabajo que recae en el centro y con la mejora de los procesos productivos o de servicio, evitando una estructura salarial demasiado centrada en la parte variable sobretodo cuando el salario base es bajo.

    Enlaces:

    Estrés.

    Vivir una situación que supera a una persona, que no puede controlar y que le va a impedir realizar su trabajo correctamente.
    El estrés es siempre una respuesta de carácter fisiológico, ante un agente estresor bien sea externo o interno. Esta respuesta supone una segregación de hormonas que producirán cambios en diversas partes del organismo. Podemos definir el distrés como el estrés negativo.

    La prevención del estrés debe abordarse desde el estudio de todas las condiciones de trabajo, de las exigencias del mismo sobre la persona y de los recursos del individuo para dar respuesta a tales demandas. Estas técnicas se pueden clasificar en:

    • Generales. Éstas persiguen dotar a las personas con una serie de recursos personales genéricos como estar en un buen estado de forma físico, llevar una dieta adecuada, aprender a distraerse... que les van a permitir afrontar de la mejor manera posibles situaciones de estrés.

    • Cognitivas, cuya finalidad es modificar la interpretación errónea o negativa de una situación por otra interpretación más positiva.

    • Fisiológicas. Buscan cambiar las respuestas fisiológicas que una situación de estrés produce en las personas. Destacamos las técnicas de relajación física, de control de respiración y de relajación mental.

    • Conductuales, que intentan facilitarnos una serie de habilidades para afrontar el problema, como el entrenamiento asertivo, que desarrolla la autoestima, el entrenamiento en habilidades sociales, que ayuda a comportarse con seguridad, o la técnica de resolución de problemas.

    Para saber aplicar correctamente la mayoría de éstas técnicas, es necesario la ayuda de un profesional de la psicología que es el que va a determinar cuál es la adecuada o adecuadas ante una situación concreta.

    Medidas preventivas

    • Las exigencias del trabajo docente deben guardar relación con las capacidades de cada uno, los recursos materiales y el soporte técnico del que se disponga. Si en un momento determinado el trabajo exige un gran esfuerzo, se debe facilitar el tiempo para recuperarse de la fatiga, tanto si es física, como cognitiva o emocional.
    • La dirección del centro debe preocuparse de que todo el profesorado participe en la planificación y evaluación del centro y se establezcan, conjuntamente, objetivos razonables.
    • Definir y explicar de forma clara las funciones y las responsabilidades de cada profesor o profesora. Tener previsto un sistema de detección y resolución de conflictos que se ponga en funcionamiento, lo más pronto posible, en cuanto surja un problema en el ámbito docente.
    • Facilitar las condiciones organizativas para que el profesorado pueda participar, de alguna manera, en las acciones que afecten al trabajo. Tener previsto un sistema de comunicación y respuesta a sugerencias, propuestas o reclamaciones dirigidas a mejorar la organización del centro.
    • Establecer unos canales de comunicación eficaces para que la información llegue a todos los miembros de la comunidad escolar.
    • Facilitar el trabajo de equipo entre docentes a distintos niveles, estimulando la confianza personal y el intercambio profesional, al igual que el soporte hacia un docente cuando éste necesite ayuda.
    • Siempre que sea posible, se debe hacer compatible el calendario y los horarios docentes con las demandas y responsabilidades de fuera del trabajo.

    Enlaces:

    Sindriome de burn-out .
    El "burn-out", síndrome de estar "quemado" o estrés laboral crónico, se suele dar entre los trabajadores de los servicios humanos: docentes, personal de enfermería, de servicios sociales, seguridad... y en general en aquellas profesiones que implican un trato directo con las personas. Cuando decimos que el profesional está quemado queremos expresar que la situación le ha desbordado, y su capacidad de adaptación ha quedado reducida.

    El trabajador se da cuenta de que algo no funciona en su trabajo, al docente le invade un sentimiento de fracaso y sufre síntomas ansiosos y depresivos, incluso llega a creer que tiene problemas físicos.

    Con el paso del tiempo y por sí mismo el problema no se soluciona. El desarrollo de este síndrome es cíclico. Después de una baja laboral, el afectado suele incorporarse a su puesto de trabajo porque tiene ganas de empezar de nuevo, sin embargo la situación y los problemas son los mismos, nada ha cambiado, volviendo a aparecer de nuevo el síndrome.

    Los principales síntomas del síndrome del profesional quemado se producen a través de manifestaciones psicosomáticas en el profesor que afectan a su ámbito:

    • Personal: pérdida de al autoestima y de ideales.
    • Familiar: incremento de los conflictos familiares y deseo de estar solo.
    • Profesional: cambio de actitud hacia los demás, tendencia a tratar los problemas y no a las personas.

    Causas.

    Dos factores influyen de forma decisiva en la aparición del síndrome; las características del propio puesto de trabajo y la personalidad del trabajador. Todas las personas son diferentes y ninguna reacciona igual ante las mismas situaciones.

    La vida privada del trabajador también influye en el desarrollo del síndrome. Si alguien tiene problemas en el trabajo y en la vida privada de forma simultánea, y el balance entre ambos no es bueno, existe una predisposición al “burnout”.

    Las personas más vulnerables son las que tienen un alto grado de autoexigencia con baja tolerancia al fracaso, buscan la perfección absoluta, necesitan controlarlo todo en todo momento, desarrollan el sentimiento de indispensabilidad laboral y son muy ambiciosos.

    Todo esto se acentúa si el trabajador reúne alguna o varias de estas características:
    Si no tiene una preparación adecuada.
    En caso de que las expectativas respecto a su trabajo sean muy altas.
    Si tiene dificultades para pedir ayuda a los compañeros.
    Cuando no comparte las ideas del grupo de trabajo o la empresa.
    Ante los sentimientos de miedo o culpa cuando no ha cumplido algo que debería haber hecho.
    Siempre que con su pareja o familia no sea capaz de compartir las preocupaciones o miedos que le acarrea su vida laboral.
    Al no descansar lo suficiente cuando está cansado.
    Ante el deseo de querer cambiar de trabajo y no encontrar otro.

    Cómo prevenirlo.

    No existe una estrategia simple y universal para prevenir o tratar el síndrome del “burnout”. La combinación de varias técnicas hace posible que los riesgos disminuyan y que el diagnóstico sea más rápido. Para evitar caer en este estado psicológico se utilizan técnicas de afrontamiento del estrés, de resolución de conflictos, de autocontrol y psicoterapia.

    Como medidas preventivas de índole personal se recomienda realizar actividades extra laborales (deporte, cine, lectura, etc.) e intensificar las relaciones personales, familiares y sociales. En caso de dudar de que se necesite ayuda profesional conviene solicitarla. Es la única manera de evitar la cronificación.

    Conviene recordar que la mejor manera de evitar este síndrome es cuidando el ambiente de trabajo. Un buen ambiente de trabajo, así como el trabajo en equipo evita cualquier problema.

    Mobbing: Hostigamiento psicológico en el trabajo

    El continuado y deliberado maltrato verbal y modal que recibe un trabajador por parte de otro u otros, que se comportan con él cruelmente con el objeto de lograr su aniquilación o destrucción psicológica y obtener su salida de la organización o su sometimiento a través de diferentes procedimientos ilícitos, o ajenos a un trato respetuoso o humanitario y que atentan contra la dignidad del trabajador.

    CONSECUENCIAS DEL ESTRÉS LABORAL Y SÍNDROME BURNOUT.

    • EN EL INDIVIDUO.
    1. Disminución del rendimiento.
    2. Disminución en la toma de decisiones.
    3. Incremento de la accidentabílidad.
    4. Rotación.
    5. Absentismo.
    6. Abuso del alcohol, drogas, fármacos,..
    • LABORALES.
    1. Incremento de tasa de absentismo.
    2. Incremento índice de accidentes.
    3. Disminución de la productividad.
    4. Mayor rotación.
    5. Deterioro del clima y salud organizacional.
    6. Deterioro de la imagen corporativa.
    7. Aumento de la conflictividad.
    8. Deterioro de la comunicación.

    PSICOLÓGICAS.

    1. Insomnio.
    2. Pérdida de apetito.
    3. Depresión.
    4. Adicciones.
    5. Relaciones personales.
    6. Calidad de vida.
    7. Inseguridad.
    8. Ansiedad.

    SOMÁTICAS.

    1. Trastornos digestivos.
    2. Trastornos respiratorios.
    3. Trastornos cardiovasculares.
    4. Trastornos musculoesqueléticos.

    La gestión del tiempo libre

    Aspectos a desarrollar durante el tiempo libre:

    • social
    • profesional
    • salud fisica
    • económico
    • familia
    • amistades
    • artístico
    • deportivo
    • intelectual
    • espiritual
    • salud mental
    • emocional, otros…

    El objetivo no es diseñar un plan de ocio perfecto ni equilibrado, sino reflexionar sobre lo que estoy haciendo, si hay aspecto que quiero desarrollar…

    1. ¿Cuáles son los aspectos que tengo más desarrollados? ¿me siento bien con ellos?
    2. ¿A qué aspectos les presto menos atención? ¿por qué?
    3. ¿Qué aspectos echo de menos?
    4. ¿Qué siento que quiero hacer? (Evitar: que creo que debo hacer)
    Dª. Isabel Castillo Blanco. Licenciada enPsicologíay Filosofía. Directora del C.E.S. Santa Mª de los Ángeles (Málaga)

    Comments