CONTROL DE LA RESPIRACIÓN

Capitulo  17

Introducción 

Capitulo 0 

Capitulo 1 

Capitulo 2 

Capitulo 3

Capitulo 4 

Capitulo 5

Capitulo 6 

Capitulo 7

Capitulo 8

Capitulo 9

 Capitulo 10

Capitulo 11

Capitulo 12 

Capitulo 13

Capitulo 14 

Capitulo 15 

Capitulo 16

Capitulo 17 

Capitulo 18 

Capitulo 19 

Capitulo 20 

Capitulo 21

Capitulo 22

Capitulo 23 

Capitulo 24 

Capitulo 25 

Capitulo 26 

Capitulo Ecologia y Energia 

Capitulo Ecologia y Humano

Capitulo Ecología Población y Comunidad  

Capitulo Ecología Hormonas Vegetales 

Capitulo Evolución 

Capitulo Evolución de los Primates

 

Glosario

Foro 

Temas DEMRE

 

REGULACIÓN DE LA RESPIRACIÓN

La respiración es un fenómeno principalmente involuntario del cual no tenemos conciencia. Aunque también existe una influencia que podemos ejercer sobre la respiración en forma voluntaria a través de la corteza cerebral.

Desde el punto de vista involuntario varios centros actúan para producir la respiración:  

1.    BULBO RAQUÍDEO

 Posee a los centros inspiratorio y espiratorio que son los encargados de originar la respiración. Por ejemplo el centro inspiratorio al actuar estimula la contracción del diafragma generándose la inspiración y al dejar de actuar se relaja para producir la espiración.

El centro inspiratorio controla el ritmo básico, fijando la frecuencia de la inspiración. Este grupo neuronal recibe impulsos sensoriales a través de los nervios glosofaríngeo (IX par craneal) y vago (X par craneal). Los impulsos motores de este centro viajan por el nervio frénico hacia el diafragma.

El centro espiratorio se encarga principalmente de la espiración durante el ejercicio, ya que la espiración en reposo es un proceso pasivo.
 

2.    PROTUBERANCIA ANULAR

En ella se encuentran los centros apneútico y neumotáxico, que se encargan de que la respiración sea un fenómeno uniforme. Es decir, una lesión de la protuberancia no impide que el sujeto respire, sino que su respiración se vuelva irregular.

       El centro apnéutico pertenece a la parte baja de la protuberancia anular y excita las neuronas del centro inspiratorio alargando los potenciales de acción en el nervio frénico y prolongando la contracción del diafragma. Por lo tanto regula la profundidad de la respiración

El centro neumotáxico se encuentra en la parte alta de la protuberancia anular y se encarga de inhibir la inspiración, limitando la descarga del nervio frénico, ejerciendo un efecto regulatorio sobre la respiración. 

3.    RECEPTORES AL ESTIRAMIENTO PULMONAR

Estos se ubican en la pared del pulmón y son de dos tipos:  a la inflación y a la deflación. Cuando se produce la inspiración el aire ingresa a los pulmones. Cuando se llega al límite los receptores a la inflación  inician un reflejo que inhibe al centro inspiratorio del bulbo para que pueda ocurrir la espiración. Así mismo el aire sale de los pulmones hasta el límite detectado por los receptores a la deflación que inhiben ahora al centro espiratorio. De esta forma se va generando un ritmo respiratorio normal. Estos reflejos se conocen como de Hering Breuer

FACTORES QUE AFECTAN LA ACTIVIDAD DEL 

BULBO RAQUÍDEO

El tronco encefálico controla la respiración mediante el procesamiento de información sensorial (aferente) y el envío de información motora (eferente) al diafragma. De la información sensorial que llega al tronco encefálico está relacionada con la presión arterial de oxígeno, presión arterial de dióxido de carbono y el pH arterial. Las variaciones de estos factores  son detectadas por quimiorreceptores que son de dos tipos:

    PERIFÉRICOS

Que se ubican en las arterias aorta y  carótida.  Son  sensibles a la variación en la presión de CO2 y secundariamente al pH y presión de oxígeno. Los quimiorreceptores periféricos incrementan la frecuencia respiratoria frente a los siguientes cambios en la composición de la sangre arterial: 

a.    Disminución de la presión arterial de oxígeno, que es su tarea más importante.

b.    Aumento de la presión arterial de dióxido de carbono, efecto menos importante comparado con la presión de oxígeno.

c.    Disminución del pH arterial

    CENTRALES

Ubicados en la cara rostral del bulbo y en contacto con el LCR (liquido cefalo-raquídeo). Son los más importante para controlar la respiración minuto a minuto. Estos receptores son sumamente sensibles a los cambios de pH del LCR. La disminución del pH del LCR provoca incremento de la respiración (hiperventilación) y un aumento de pH la reduce (hipoventilación). 

Los quimiorreceptores centrales responden directamente a los cambios de pH e indirectamente a las variaciones de la presión arterial de dióxido de carbono.

-          Efecto de la corteza cerebral.

      En el control voluntario, los impulsos son transmi­tidos desde la corteza cerebral al centro respiratorio ya sea inhibiendo o aumentando la frecuencia res­piratoria conscientemente. 

-          Otros factores que afectan la respiración son:

  La estimulación dolorosa, súbita, la inmersión en el agua 

los estímulos fríos súbitos en la piel producen apnea, o sea, 

detención repentina de la respiración.

Las emociones fuertes como el miedo, la excitación y otros 

factores pueden también influir en el proceso respiratorio.