ANATOMÍA Y FUNCIÓN DE SISTEMA DIGESTIVO

Capitulo 18 

Introducción 

Capitulo 0 

Capitulo 1 

Capitulo 2 

Capitulo 3

Capitulo 4 

Capitulo 5

Capitulo 6 

Capitulo 7

Capitulo 8

Capitulo 9

 Capitulo 10

Capitulo 11

Capitulo 12 

Capitulo 13

Capitulo 14 

Capitulo 15 

Capitulo 16

Capitulo 17 

Capitulo 18 

Capitulo 19 

Capitulo 20 

Capitulo 21

Capitulo 22

Capitulo 23 

Capitulo 24 

Capitulo 25 

Capitulo 26 

Capitulo Ecologia y Energia 

Capitulo Ecologia y Humano

Capitulo Ecología Población y Comunidad  

Capitulo Ecología Hormonas Vegetales 

Capitulo Evolución 

Capitulo Evolución de los Primates

 

Glosario

Foro 

Temas DEMRE

 

Los organismos vivos, unicelulares o pluri­celulares, están dotados de complejos procesos que permiten la mantención de la vida de los mismos, tales como movilizarse, renovar tejidos, sintetizar sustancias, etc. La mayoría de estos procesos requieren energía, la cual se encuentra en el medio ambiente externo. Esta energía, sin embargo, no se encuentra disponible en forma libre, sino que formando parte de las mo­léculas que constituyen los  alimentos.

 

Los animales más evolucionados ingieren alimentos compuestos. Por lo tanto antes de formar parte integral del cuerpo, deben ser degradados y transformados.

Este proceso se realiza en el TUBO DIGESTIVO, lugar en que se llevan a cabo los siguientes procesos: 

Ingestión: Es el ingreso de sustancias alimenticias al 

aparato digestivo.

Digestión: Es la transformación de los alimentos en 

moléculas simples, pequeñas y  difusibles por la acción 

mecánica del tubo digestivo y por la acción de los jugos 

digestivos.

Masticación: Se denomina al acto volun­ta­rio resultante de la acción mecánica de las piezas dentarias y estructuras bucales que culmina con la transformación de los alimentos en el llamado bolo alimenticio.

Nutrición: Es el proceso de obtener y procesar nutrientes hasta tenerlos en una forma utilizable. Involucra la adquisición de los nutrimentos, la digestión, la absorción, la distribución de los nutrimentos en el organismo y, sobre todo, su utilización por las células del cuerpo

Absorción: Es el paso de los alimentos ya degradados al 

torrente circulatorio y linfa.

Excreción: De las sustancias inservibles para el 

organismo que pasan desde la sangre al lumen intestinal.

Egestión: Eliminación  de los residuos no digeribles.

ANATOMIA Y FUNCIÓN DE SISTEMA DIGESTIVO 

Está constituido por el tubo digestivo y las estructuras anexas.

El tubo digestivo está constituido por paredes musculares lisas en su mayor parte, revestidas internamente por mucosas altamente especializadas, se le divide en los siguientes segmentos:

CAVIDAD BUCAL

Constituye el primer seg­mento del tubo digestivo en el cual los alimentos reciben un tratamiento mecánico por la masticación, y un tratamiento químico por acción del primer jugo digestivo secretado a este nivel: la saliva. 

·         Composición de la saliva: Es una solu­ción acuosa en que encontramos sales minerales, iones tales como calcio, fósforo y sodio, enzimas como la Ptialina e incluso encontramos inmunoglo­bulinas. El pH salival oscila entre 6.8 y 7.4, por esto se reconoce como neutra. 

Ptialina: Se conoce también como amilasa salival. Cataliza la transformación de almidón a maltosa, actúa preferentemente a pH neutro o lige­ramente básico.

FARINGE

Desde la cavidad bucal, los alimentos pasan la faringe ubicada por detrás del paladar blando. En este lugar, se entrecruzan las vías respiratorias y digestivas. 

ESÓFAGO

 Es un tubo muscular que se ex­tiende desde la faringe hasta el estómago. Su tercio superior está constituido por musculatura de tipo estriada y los dos tercios restantes por musculatura lisa.

El esófago presenta dos es­fínteres que regulan el ingre­so y salida del bolo alimen­ticio. El superior se denomina faringoesofágico y es voluntario. El inferior,  llamado gastroesofágico o cardias y es involuntario.

El esófago  presenta glándulas que secretan mucus que ayuda a lubricarlo,  facilitando el paso del bolo alimenticio. No hay secreción de enzimas en esta estructura.

A nivel del esófago se inicia el movimiento peristáltico que hace avanzar el alimento a lo largo del tubo digestivo.

 

 

ESTÓMAGO

Es un saco muscular de paredes gruesas ubicado en la parte superior izquierda del abdomen. Se distinguen en él las siguientes regio­nes:

-          Fondo

-          Cuerpo

-          Antro pilórico

 

HISTOLOGÍA

Al corte histológico presenta 3 túnicas:

i.        Túnica interna: Está constituida por la mucosa 

gástrica que posee millones de pequeñas glándulas 

microscó­picas que secretan el jugo gás­trico. 

ii.      Túnica media: Presenta 3 capas musculares lisas: 

circular interna, oblicua media y longitudinal externa. Esto 

permite que el estómago se contraiga en múltiples 

direc­ciones y con gran fuerza.

iii.  Túnica externa: Está constituida por un tejido   protector, que es denso y  grue­so, denominado serosa. 

 FORMACIÓN DEL QUIMO: Cuando el bolo in­gresa al estómago, éste se relaja para dar cabida a los alimentos. Luego se produce una serie de contrac­ciones que aumentan de intensidad en forma pro­gresiva, que terminan transformando el bolo en una sopa mezclada con jugo gástrico llamado Quimo. Después de 2 a 3 horas el quimo abandona el estó­mago a través del esfínter pilórico. 

El contacto del quimo con la pared duodenal, determina que se cierre el píloro, de manera que no pasa temporalmente alimento semidigerido desde el estómago al intestino delgado.

JUGO GÁSTRICO: Líquido producido por las células glandulares del epitelio gástrico. Tiene un pH muy bajo, cercano  a 1.5 – 2.0, es muy ácido. 

Componentes:  Ácido clorhídrico (HCl),  Factor 

intrínseco (necesario para la absorción de vitamina  B12 en 

el,  íleon), Mucus y Pepsina (enzima que rompe las cadenas 

proteicas, se secreta en forma de pepsinógeno que es su 

forma inactiva).

 

CONTROL DE LA SECRECIÓN GÁSTRICA

El control de la secreción gástrica involucra mecanismos nerviosos y hormonales. Con fines descriptivos se ha dividido en tres etapas: cefálica, gástrica e intestinal.

a.      Fase cefálica explica aproximadamente el 30% de la secreción total de HCl como reacción a una comida. Los estímulos para la secreción ácida de esta fase son: la visión, el olfato, el gusto, masticación, deglución y algunos reflejos condicionados de anticipación de la comida.

b.      Fase gástrica explica casi el 60% de la secreción total de HCl en respuesta a una comida. Los estímulos para esta fase son la distensión del estómago, que provoca un reflejo de relajación receptiva, y la presencia de productos fragmentados de proteínas, como aminoácidos y péptidos pequeños.

c.  Fase intestinal sólo corresponde al 10% de la secreción de HCl. Existen varios mecanismos que actúan durante esta fase que inhiben  la secreción ácida. Uno de éstos está dirigido por la secretina (hormona duodenal). La secretina inhibe la liberación de gastrina y disminuye la motilidad gástrica con lo cual el vaciamiento gástrico se hace más lento.

VACIAMIENTO GÁSTRICO

Después de una comida el estómago contiene aproximadamente 1.5 litros entre sólidos, líquidos y secreciones gástricas. El vaciamiento del estómago hacia el duodeno toma alrededor de tres horas. La tasa de vaciamiento gástrico debe regularse para dar tiempo a la neutralización del ácido que pasa con el quimo hacia el duodeno.

INTESTINO DELGADO

Es un tubo mus­cular ubicado a continuación del estómago. Mide aproximadamente 6 metros y se extiende hasta su unión al intestino grueso donde se ubica la válvula ileocecal. Presenta 3 porciones. La primera llamada duodeno mide 25 centí­metros y tiene la forma de una letra C. La segunda porción se denomina Yeyuno y la tercera, íleon.

 

Histológicamente presenta 3 capas:

a.      Capa interna Está formada por la mucosa que es altamente especializada pues presenta una serie de estructuras que le permiten aumentar la superficie de absorción:

i.                    Vellosidades intestinales: Son formaciones digitiformes que sobresalen de la línea basal de la mucosa.

Las células de la mucosa presentan micro­vellosidades lo que incrementa enormemente la superficie celular. 

ii.                  Válvulas conniventes: corresponden a grandes plega­mientos de la mucosa.

 

La mucosa presenta células caliciformes pro­ductoras de mucus que la

 revisten, protegiéndola de los elementos que transitan el lumen 

intestinal.

 La mucosa presenta células caliciformes pro­ductoras de mucus que 

la revisten, protegiéndola de los elementos que transitan el lumen 

intestinal.

También se encuentran glándulas de Lieberkühn que corresponden a 

profundi­za­cio­nes del epi­telio mucoso,  que secretan mucus que se 

deposita como una capa protectora en la pared intestinal. 

b.      Capa Media: Está constituida por musculatura lisa que se dispone en 2 capas – circular interna y longitudinal externa. 

c.    Capa Externa: Está constituida por una serosa que es 

un repliegue de peritoneo que lo envuelve formando el 

mesenterio y lo fija a la pared posterior del abdomen.

 Formación del quilo: Cuando el quimo ácido  llega al duodeno, es mezclado con la secreción pancreática, jugo intestinal y con la bilis. De esta forma se transforma en quilo.

En esta etapa es importante la motilidad intestinal que es de 2 tipos: 

a.      Peristaltismo: Mueven el quimo a lo largo del intestino mediante una onda de contracción anular viajera que recorre todo lo largo del in­testino desde proximal a distal.

b.      Segmentación: Corresponden a contraccio­nes que se producen en diversos segmentos intesti­nales simultáneamente.

Con estos movimientos el quimo es obligado a tomar contacto con los jugos intestinales y con la mucosa favoreciendo la digestión y absorción del alimento. 

HÍGADO

Es uno de los órganos más voluminosos que existen. Pesa aproximadamente 1500 gramos. Se ubica en la parte superior derecha del abdomen, por debajo del diafragma, y cubre parcialmente al estómago.

Aunque cumple un rol sumamente importante en la 

digestión de las grasas, tiene muchas otras funciones 

(casi 2.000). Entre ellas podemos nombrar:

1)    Produce glóbulos rojos durante la vida in­trauterina (función eritropoyética).

2)    Almacena glucosa en forma de glucógeno para momentos de stress o ayuno prolon­gado.

3)    Sintetiza algunos de los factores de la coa­gulación.

4)    Es el responsable de la inactivación de sus­tancias tóxicas por medio de sus sistemas enzimáticos, como por ejemplo el alcohol, medicamentos, etc.

5)    Transforma los azúcares, aminoácidos y ácidos grasos en glucosa.

6)    Almacena hierro.

7)     Sintetiza Bilis.

BILIS

La bilis se forma en el hígado, y es almacenada en la vesícula biliar, la que se encuentra por debajo del hígado.

El contenido de la vesícula biliar es vaciado a través del conducto cístico, el cual, al unirse con el conducto hepático común, pasa a formar el colédoco.

La bilis se compone de: sales biliares, colesterol, lecitina, agua e iones y pigmentos biliares (bilirrubina).

           La bilis no contiene enzimas digestivas, es alcalina y ayuda a la digestión neutralizando el quimo ácido proveniente del estómago. El flujo biliar fluctúa entre 500 y 1.000 ml al día.

      PÁNCREAS

Es una glándula mixta (endocrina y exocrina). Como 

glándula endocrina secreta las hormonas insulina, 

glucagón  y somatostatina de las que no nos 

ocuparemos por el momento. Como glándula exocrina 

libera el jugo pancreático que se vierte al duodeno

a través del conducto de Wirsung o conducto pancreático

 principal, aunque también posee otro conducto llamado 

conducto pancreático accesorio.  

·         JUGO PANCREÁTICO.

    Composición: Electrolitos (Na+, K+, HCO3, Cl), enzimas como tripsina, quimotripsina, colagenasa (degradan proteínas), lipasa pancreática (degrada a los lípidos), amilasa pancreática (degrada almidón), enzimas nucleasas como DNA asa y RNA asa (degradan ácidos nucleicos).

 

 

JUGO INTESTINAL

      Producido por pequeñas glándulas que se ubican en la mucosa del intestino delgado (Glándulas de Lieberkün).   

      Componente: Erepsina (transforma los péptidos en aminoácidos), Lipasa Intestinal (hidroliza los lípidos), Amilasas Intestinales (actúan sobre la maltosa, sacarosa y lactosa transformándolas en los correspondientes monosacáridos).

ABSORCIÓN:   

Es el último paso que deben sufrir los alimentos al ser ingeridos. Consiste en el paso de moléculas simples a través de la pared intestinal, ya sea hacia la sangre o hacia la circulación linfática.

 PROTEÍNAS: Los dipéptidos, y los aminoácidos resultantes de la digestión se absorben hacia la circulación sanguínea. El transporte se realiza mediante transporte activo. El nivel de absorción de las proteínas es el duodeno y la parte alta del yeyuno.

HIDRATOS DE CARBONO (GLÚCIDOS): La absorción de glucosa y galactosa (monosacáridos), se efectúa por transporte activo, no así otros monosacáridos que lo harían por difusión facilitada.

GRASAS: La absorción se produce a nivel de duodeno y yeyuno. En el interior de las célula epiteliales, los ácidos grasos se unen al colesterol y proteínas, para formar los quilomicrones. Ellos son absorbidos, posterior­mente, hacia la circulación linfática y, de ahí, a la venosa.

 AGUA Y ELECTROLITOS: El adulto ingiere más o 

menos 2.000 ml. de H2O diarios. En total, ingresan 9 lts. de

H2O al intestino. Como por las heces sólo se eliminan 200

ml, los 8.8 lts. restantes deben ser reabsorbidos. En el 

duodeno y yeyuno se absorben 5.5 lts., en el, íleon 2.000

ml., y en el colon    300 ml.

 INTESTINO GRUESO O COLON

Es un tubo muscular ubicado a continuación del íleon. Presenta un lumen mayor que el intestino delgado y su diámetro no es constante pues presenta unos abollonamientos llamados Haustros.

Está constituido por las siguientes partes:

 

v Ciego y apéndice

v Colon   ascendente

v Colon   transverso

v Colon   descendente

v Colon   sigmoides

 

El ciego es la porción inicial del colon, tiene la forma de un 

saco y de él pende una prolongación delgada como un dedo 

de guante llamada apén­dice vermiforme, sin

función conocida.

 

MOTRICIDAD DEL COLON

Los movimientos del colon incluyen las con­tracciones de segmentación y las ondas pe­ristálticas, como las que se presentan en el intestino delgado. Las contracciones de segmentación mezclan el contenido del colon y exponen más el contenido a la mucosa, facilitando la absorción.

     Las ondas peristálticas empujan el contenido hacia el recto, aunque algunas veces se observa una débil antiperistaltis. Un tercer tipo de contracción, que ocurre sólo en el colon, es la contracción por acción masiva. Estas contracciones ocurren en las porciones descendente y sigmoide, y sirven para vaciar el colon rápidamente. Ellas constituyen la fuerza predomi­nante de contracción durante la defecación.

ABSORCIÓN EN EL COLON

La función principal del colon es la absorción de agua, sodio y otros minerales, con la consiguiente eliminación de su contenido. Esto lleva a la formación de 150 grs. de heces sólidas diariamente. Además, dentro del lu­men existen bacterias no patógenas (flora bacteriana o colónica) que cumplen un importante papel en la sínte­sis de  algunas  vitaminas,  como por ejemplo la vitamina K.

RECTO Y ANO

Es la última porción del tubo digestivo, presenta una zona 

ampliada, donde recibe las fecas, conocida como ampolla 

rectal.

El recto culmina a nivel anal mediante un esfín­ter doble que posee dos tipos de fibras: musculares lisas involuntarias, que constituyen el esfínter anal interno, y musculares estriadas de manejo volun­tario, que conforman el esfínter anal externo.