Solomillo de cerdo con salsa de almendras y ciruelas

Ingredientes (4 personas):


2 solomillos de cerdo enteros

sal y pimienta

Aceite de oliva



Para la salsa:


1 cebolla mediana

2 dientes de ajo

4-ciruelas pasas 

50 ml. de brandy

1 puñado de almendras

1 vaso de caldo de pollo o agua

100 de nata para cocinar (18% MG)

Modo de hacerlo:


Para preparar la salsa:


Remojar las ciruelas en el brandy durante 15 minutos o hasta que se ablanden las ciruelas.


Pelar y cortar los dientes de ajo en dados.


Pelar y cortar la cebolla también en dados.


En una sartén calentar 2-3 cucharadas de aceite de oliva y sofreir los ajos y la cebolla durante 5 minutos o hasta que esté transparente removiendo de vez en cuando.


Añadir las almendras y las ciruelas y rehogarlas durante 2 minutos. 


Verter el brandy en el que se han remojado las ciruelas sobre el sofrito. Subir el fuego para que se evapore el alcohol y añadir el caldo. 


Sazonar y llevar a ebullición y luego bajar el fuego y cocinar la salsa a fuego medio durante 20 minutos. 


Añadir la nata y cocinar 5 minutos más. Rectificar de sal si es necesario y pasar la salsa por la batidora.


Reservar en caliente.


Mientras se hace la salsa sazonar los solomillos con sal y pimienta. Atarlos para que tengan buena forma.


Calentar 2 cucharadas de aceite de oliva a fuego alto en otra sartén grande donde quepan los solomillos enteros.


Dorar los solomillos por todos los lados a fuego alto.   


Precalentar el horno a 200º.


Una vez bien dorados ponerlos en la bandeja del horno y tapar bien (para que no se escapen los jugos) con papel de hornear o de aluminio. Hornear a 200º durante 10-12 minutos según gusten más o menos hechos.


Sacar del horno y cortar en lonchas no muy finas.


Servir enseguida con la salsa por encima. 


Nota: En lugar de nata par cocinar podeis usar leche evaporada.


Podeis adornar la carne con unas almendras picaditas y doradas en la sartén sin nada de aceite.