Scones con frutos secos

Ingredientes (8 unidades):

60 gr. de mantequilla fria cortada en dados

1 yema de huevo para barnizar

175 ml de buttermilk o suero de leche

250 gr de harina de fuerza (o mitad normal y mitad integral)

2 cucharaditas de levadura en polvo Royal

1/2 cucharadita de sal

1/4 cucharadita de bicarbonato

2 cucharadas colmadas de azúcar

1 puñado de dátiles troceados (o arándanos y nueces)


Preparación:

Precalentar el horno a 220º.

Forrar una bandeja de horno con papel de hornear.

Batir la yema de huevo con una cucharadita de suero. Reservar.

Tamizar la harina con la levadura, la sal y el bicarbonato. Añadir el azúcar y la mantequilla.

Frotar con los dedos para deshacer la mantequilla hasta formar migas.

Añadir los frutos secos (dátiles, arándanos, nueces, etc) y mezclar.

Verter el buttermilk y mezclar con un tenedor para formar migas. Remover hasta formar una masa que quedará un poco pegajosa.

Pasar la masa a una superficie enharinada. Dividirla en dos y formar con cada parte un círculo de unos 15 cm y 2 cm de espesor.

Cortar cada círculo en cuartos con un cuchillo afilado. Poner los cuartos en la bandeja separados unos 5 cm.

Untar la superficie con el huevo batido y una cucharada de leche.

Hornear a 220º durante 12-15 minutos hasta que se doren ligeramente.

Sacar la bandeja del horno y enfriar sobre una rejilla.

Se toman templados a ser posible en el mismo día y acompañados de mantequilla, mermelada, nata o crema de queso.