Quiche de calabacin y gambas

Ingredientes:

Para la masa (tartaleta de 24 cm):

250 gr de harina
125 gr de mantequilla
1 huevo
1/2 cucharadita de sal

Relleno:

1 cebolla mediana
1 diente de ajo 
1 calabacin
150 gr de gambas
1 puñado de hojas de espinacas
2 huevos
100 ml nata para cocinar ligera (18% M.G)
100 gr queso rallado
aceite
sal y pimienta

Preparación:

Masa:
En un bol grande poner la harina mezclada con la sal. Añadir la mantequilla cortada a trocitos y mezclar manualmente con la harina hasta que la masa parezca migas de pan.

Entonces incorporar el huevo y y seguir mezclando todo el conjunto hasta formar una bola con las manos que no se pegue. Tapar y poner en la nevera durante 30 minutos.

Pasado ese tiempo sacar de la nevera y amasar unos 5- 8 minutos y estirar con el rodillo hasta que tenga el tamaño suficiente para forrar el molde donde se vaya a hacer la quiche.

Precalentar el horno a 200º.

Forrar el molde con la masa estirada dejándo que sobrepase el borde. Pinchar el fondo con un tenedor y colocar encima papel de hornear o de aluminio con legumbres secas para que no se levante la masa al hornearla.

Hornear la masa en el horno durante 10 minutos. Luego quitar las legumbres y el papel y volver a  hornearla de nuevo otros 5 minutos. Sacarla y rellenar.

Relleno:

Mientras se precocina la masa en el horno, se hace el relleno.

Pelar y picar la cebolla, el ajo, el calabacin y las espinacas. Pelar y picar un poco las gambas.

En una sartén poner 2- 3 cucharadas de aceite. Sofreir la cebolla y el ajo hasta que la cebolla esté transparente.

Añadir los calabacines cortados en medias lunas y las espinacas cortadas menudas. Cocinar unos 8 minutos y añadir las gambas rehogandolas unos 2-3 minutos más.

Rectificar de sal y reservar.

En un bol se baten los huevos con un poco de sal y pimienta. Se añade la nata, el queso rallado y luego el sofrito. Mezclar hasta que se integre todos los ingredientes como si fuese una tortilla.

Rellenar la tartaleta con la mezcla de huevos y verduras y poner en el horno a 180º con calor arriba y abajo durante 30-35 minutos o hasta que al introducir un palillo éste salga limpio.
Sacar del horno y dejar templar.

Se puede servir fria o templada con una ensalada.