Potaje de garbanzos (Receta tradicional de Cuaresma)

Ingredientes (4 personas):

250 gr. de garbanzos

400 gr. de bacalao desalado

1 puñado de arroz

1 manojo de espinacas o acelgas

1 cebolla mediana

2 dientes de ajo

1 hoja de laurel

1 zanahoria

1 puerro

2 huevos duros

1 pizca de pimentón

aceite

sal y pimienta

Modo de hacerlo:

Poner a remojo los garbanzos la noche anterior al menos durante 12 horas con agua caliente y un poco de sal. 

Poner el bacalao a desalar en abundante agua la noche anterior cambiándole el agua al menos tres veces.

Pelar la zanahoria y dejarla entera. Pelar el puerro y dejarlo también entero.

Pelar y picar muy fino el ajo y la cebolla. Lavar las espinacas y cortarlas con las manos. 

En la olla rápida poner 1 litro y medio de agua a calentar. Cuando esté caliente añadir los garbanzos, el laurel, la zanahoria y el puerro. Cerrar la olla y una vez haya  subido la presión bajar el fuego y cocer los garbanzos durante 12 minutos, dependendiendo de la calidad de la legumbre y de la olla. Una vez cocidos dejar que baje la presión por sí sola y abrir la olla. Retirar el puerro y la zanahoria.

Una vez cocidos los garbanzos, en una cazuela calentar 3 cucharadas de aceite de oliva y sofreir a fuego medio-bajo la cebolla y el ajo hasta que se ablanden.  Añadir el arroz y el pimentón rehogandolos durante 1 minuto. Incorporar las espinacas y por último el bacalao. Remover y mezclar . Verter con cuidado los garbanzos con su caldo y mezclar sacudiendo la cazuela para que los garbanzos no se deshagan.

Sazonar con sal y pimienta a discrección teniendo en cuenta que el bacalao ya le aporta sal.

Cocer el conjunto a fuego medio-bajo durante 15 minutos hasta que el arroz esté tierno y los garbanzos hayan tomado la sal. 

Machacar con un tenedor la zanahoria cocida e incorporarla a la cazuela.

Cortar los huevos duros en trozos menudos y espolvorear por encima antes de servir.