Perdices estofadas

Ingredientes (4 personas):

4 perdices pequeñas
1 cebolla grande
1 tomate  (yo le puse unos tomatitos cherry)
1 vasito de vino blanco
1/2 vasito de aceite
agua o caldo
una pizca de orégano
1 hoja de laurel
sal y pimienta
1 pizca de nuez moscada
1 pizca de canela
1/2 cucharadita de mostaza
1/2 cucharadita de pimentón
2 dientes de ajo
unas cucharadas de vinagre

Preparación:

Pelar los dientes de ajo y macharlos en el mortero con sal. Repartir el majado por dentro y por fuera de las perdices. Sazonar con sal y pimienta.

Pelar y cortar en tiritas o juliana la cebolla. Lavar y secar el tomate.

En una cazuela poner el aceite, el vino, el caldo, las hierbas, la cebolla y el tomate entero, la mostaza, la sal, la pimienta y el pimentón todo en crudo y por último añadir las perdices.

Mientras se cuecen las perdices freir en una sartén unas rebanadas de pan. Pondremos una de ellas impregnada de vinagre para añadir a la cazuela de las perdices y el resto para adornar el plato.

Cocer hasta que las perdices estén tiernas aproximadamente 1 hora y media. A mitad de cocción añadir la rebanada de pan con el vinagre.

Una vez cocidas sacamos las perdices en una fuente de servir. Retiramos la hoja de laurel y trituramos la salsa. Rectificamos de sal si fuera necesario y la vertemos sobre las perdices.

Si las hacemos en la olla rápida los tiempos de cocción son de 15 minutos.

Servir con las rebanadas de pan frito.