Pan de molde con semillas y ciruelas pasas

Ingredientes (para un molde de cake de 25 cm o 750 gr de masa):

420 gr de harina panadera (100%)

168 gr de agua (40%)

84 gr de leche (20%)

42 gr de mantequilla (10%)

20 gr de azúcar (5%)

8 gr. de levadura fresca prensada (o 3 gr. de levadura seca de panadería) (2%)

8 gr de sal (2%)

1 puñado de semillas variadas (sésamo, lino, amapola, pipas de girasol)

1 puñado de  pasas o ciruelas pasas


Preparación:

En un bol mezclar la harina con el azúcar y la levadura fresca deshaciendola con las manos. En otro bol grande poner el agua y la leche fría de la nevera en verano o tibias (unos 30-35 grados) en invierno. Añadir la mezcla de azúcar y  harina con levadura. Mezclar con una espátula o con las manos y amasar unos 5 minutos. Incorporar la sal y la mantequilla y amasar otros 10 minutos hasta que la masa esté fina y brillante. 

Dejar fermentar en el bol tapado con film transparente en la nevera durante toda la noche. Si tenemos prisa y no podemos esperar tanto tiempo lo dejamos en un sitio cálido y sin corrientes de aire (el horno apagado sería un buen sitio o dentro de un armario de la cocina) durante aproximadamente 45 minutos ó 1 hora.

A la mañana siguiente sacar de la nevera y dejar que coja temperatura durante 20-30 minutos. Desgasificar bien la masa hundiendo el puño en la masa. Incorporar las semillas y las pasas y darle un ligero amasado para que se integren dentro de la masa. Dejar reposar 10 minutos y luego formar una barra homogénea y tensa como si fuera un rulo. 

Colocar en el molde engrasado (si es de los que se pegan) con la parte sellada en el fondo. Dejar levar hasta que casi haya doblado su volumen (aproximadamente 40-50 minutos) puede ser más tiempo dependiendo de la temperatura de la cocina. Una vez haya levado pincelar la superficie con un poco de aceite de oliva y espolvorear con las semillas antes de meterlo en el horno.

Mientras fermenta precalentar el horno a 190º. 

Hornear con calor suave arriba y abajo a 190º durante 35-40 minutos. Para que no se dore mucho cubrir el pan con un trozo de papel de aluminio y retirarlo unos minutos antes de que acabe la cocción.

Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla.