Paccheri relleno con salsa ligera de pimientos

Ingredientes (4 personas):

16 paccheri o placas de canelones (3-4 por persona)
250 gr de carne picada (mitad ternera, mitad cerdo)
1 zanahoria rallada
1 pimiento italiano rojo
1 pimiento italiano verde
1 cebolla mediana
2 tomates kumato
2 puerros
2 dientes de ajo
aceite
sal y pimienta
una hoja de laurel (opcional)
unos granos de pimienta rosa (opcional)

Para la salsa de pimientos:

300 ml de leche evaporada
1 cebolla pequeña
1 diente de ajo
2-3 pimientos morrones de lata
1 cucharada de salsa de tomate (opcional)
aceite
sal y pimienta
unos granos de pimienta rosa para adornar.

Preparación:

Pelar y picar la cebolla, 1 diente de ajo, los pimientos y los tomates en dados pequeños. Pelar y cortar en rodajas los puerros.

Primero preparamos el relleno de la pasta. Para ello poner en una sartén 4 cucharadas de aceite de oliva y sofreir la cebolla y el diente de ajo hasta que la cebolla esté transparente, luego añadir la carne y rehogar para que se dore por todos los lados. Sazonar con sal y pimienta al gusto. Una vez está hecha la carne retirar de la sartén y reservar.

En la misma sartén poner 2-3 cucharadas de aceite y sofreir los pimientos hasta que se ablanden un poco pero que todavía estén crujientes. Después añadir la zanahoria rallada u remover 1 minuto para que se mezcle. Por último añadir el tomate y sazonar ligeramente. Ahora reservamos un poco de esta mezcla para decorar el plato.
Mezclar la carne con las verduras y remover un par de minutos para mezclar todo. Este será el relleno que utilicemos para rellenar la pasta.

En este segundo paso preparamos la salsa de pimientos. Poner en la sartén 2 cucharadas de aceite y sofreir la cebolla y el ajo picados hasta que la cebolla esté transparente. Añadir los pimientos cortados a tiras y la cucharada de salsa de tomate. Sazonar ligeramente. Rehogar los pimientos unos minutos hasta que se ablanden un poco y verter sobre la sartén la leche evaporada. Cocer durante 5 minutos hasta que espese un poco la salsa y retirar del fuego. Dejar que se temple un poco y triturar. Reservar caliente.

En este último paso cocemos la pasta. En una olla poner abundante agua con sal y un chorrito de aceite. Cuando llegue a ebullición echar la pasta y cocer durante el tiempo que indique en el envase. Escurrir y procedemos a rellenar la pasta.

Montaje del plato. En una fuente poner unas cucharadas de la salsa. Colocar encima la pasta rellena y por encima vertemos el resto de la salsa. Adornamos con las verduras reservadas y unos granos de pimienta rosa por encima.

Si sobra relleno lo podemos aprovechar para hacer unas tortitas mexicanas, burritos o fajitas. Quedan deliciosas.