Mantecados de Navidad

Ingredientes (salen unas 40 pastas):

400 gr. de harina de repostería

200 gr. de manteca de cerdo

40 gr. de azúcar glas

80 gr. de vino oloroso (Moscatel, Pedro Ximenez...)

1 pellizco de sal

azúcar glas para espolvorear


Preparación en Thermomix:

Poner en el vaso los 40 gr. de azúcar glas, el vino y la sal. Programar 2 min, temp 37º, vel 4.

Añadir la manteca y mezclar 20 seg/vel 4.

Agregar la harina y programar 1 min/ vaso cerrado / velocidad espiga.

Retirar la masa del vaso y envolver en film transparente. Dejar que repose en la nevera durante 1 hora.

Precalentar el horno a 180º.

Poner la masa entre dos hojas de film transparente o papel de hornear. Estirar la masa con el rodillo dejándola de 1 cm de grosor.

Cortar las piezas con un cortapastas de formas variadas que no sean muy grandes. Las piezas deben ser del tamaño bocado.

Colocarlas sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear.

Meter la bandeja en el horno y hornear a 180º durante 12- 14 minutos. Las pastas estarán hechas cuando comiencen a dorarse por los bordes.

Retirar de la bandeja y enfriar sobre una rejilla.

Espolvorear de azúcar glas antes de servir.


Preparación tradicional:

En un bol grande mezclar la harina con la sal y el azúcar glas.

Incorporar la manteca en trozos e irla deshaciendo con las manos hasta integrarla completamente con la harina.

Mientras incorporas la harina ir añadiendo el vino a cucharadas hasta que se acabe.

Una vez formada la masa colocar en la nevera envuelta en film transparente durante al menos 1 hora.

Precalentar el horno a 180º.

Poner la masa entre dos hojas de film transparente o papel de hornear. Estirar la masa con el rodillo dejándola de 1 cm de grosor.

Cortar las piezas con un cortapastas de formas variadas que no sean muy grandes. Las piezas deben ser del tamaño bocado.

Colocarlas sobre la bandeja del horno forrada con papel de hornear.

Meter la bandeja en el horno y hornear a 180º durante 12- 14 minutos. Las pastas estarán hechas cuando comiencen a dorarse por los bordes.

Retirar de la bandeja y enfriar sobre una rejilla.

Espolvorear de azúcar glas antes de servir.