Crumble de peras y fresones

Ingredientes (4 personas):

3 peras medianas
6-8 fresones
1 cucharada de azúcar
50 gr de mantequilla
1/2 cucharadita de canela
1 pizca de jengibre molido

Para la cobertura o crumble:
100 gr de harina
25 gr de almendras machacadas o en cubitos
50 gr de azúcar moreno
30 gr de mantequilla
1 pizca de canela en polvo

Preparación:

Precalentar el horno a 200º con calor arriba y abajo.
Pelar las peras y trocearlas. Lavar los fresones, quitarle el pedúnculo y trocear. 
En una sartén antiadherente poner la mantequilla, el azúcar moreno, 2 cucharadas de agua y la fruta con el jenjibre y la canela espolvoreadas por encima. Poner a fuego fuerte y cocer la fruta un par de minutos para que se ablande un poco pero que no se deshaga. Poner en un cuenco y dejar enfriar.

Para el crumble
. Machacar un poco las almendras con un rodillo. En un bol grande mezclar la harina con la canela. Incorporar la mantequilla troceada en cubos pequeños y mezclar con la punta de los dedos hasta que la mezcla se asemeje a migas de pan grandes. Añadir las almendras y el azúcar y mezclar.
Rellenar 4 moldes individuales con la fruta ablandada y cubrir toda la superficie con la mezcla de harina o crumble. Colocar los moldes en una bandeja de horno.
Hornear durante 15-20 minutos hasta que la superficie está dorada y crujiente.
Dejar reposar los mlodes unos minutos antes de servir. Este postre se toma tibio.
Servir acompañado de helado o natillas aunque yo he preferido acompañarlo con yogur griego.