Crema de calabacín con pesto

Ingredientes (4 personas):

3 calabacines
1 puerro
1 cebolleta
1 patata
200 ml de nata líquida
sal
pimienta negra recién molida
aceite de oliva virgen
salsa pesto
queso rallado (manchego tierno y cheddar u otros a elegir según gusto personal) 

Para el pesto:
1 cucharada de piñones
1 diente de ajo pelado
unas hojas de albahaca frescas
1 cucharada de queso parmesano rallado
sal y pimienta
aceite de oliva

Preparación:

Pelar la cebolleta y partirla en trozos menudos. Coger la parte blanca del puerro, lavarlo bien y partirlo en rodajas mas bien finas. Poner el puerro y la cebolleta en una olla y llevarlo al fuego con un poco de aceite de oliva. Saltearlo unos minutos

Pelar la patata y cortarla en dados pequeños y añadirla a la olla y dando unas vueltas.

Lavar bien los calabacines y cortarlos en dados pequeños, añadirlos a la olla con el resto de ingredientes, dar unas vueltas para que se saltee todo el conjunto y cubrir con agua. Dejar que hierva unos 20 minutos (o hasta que la patata esté blanda).

Triturar todo el contenido de la olla. Añadir sal, pimienta y la nata. Triturar de nuevo.
Calentar la crema 5 minutos más a fuego suave.

Para preparar el pesto:

Tostar los piñones en una sartén sin aceite.
En una batidora poner el ajo picado, la albahaca, el queso parmesano, la sal y pimienta y los piñones. Triturar todo y luego ir añadiendo aceite de oliva poco a poco hasta conseguir la consistencia deseada.

Poner la salsa en una salsera aparte para que cada uno se sirva lo que guste. Pero cuidado que esta salsa es muy fuerte. Como norma se sirve una cucharadita de las de postre por persona.

Se sirve en plato hondo con una cucharadita de salsa pesto, un poco de la mezcla de quesos y un chorrito de aceite de oliva.