Calabacines rellenos de atún con salsa de pimientos

Ingredientes (4 personas):

4 calabacines luna o redondos

1 cebolla

1 diente de ajo

3 latas de atún pequeñas

2 huevos

1/2 pimiento verde

sal y pimienta

aceite de oliva

queso rallado para gratinar (opcional)

Para la salsa:

1/2 pimiento verde

1/2 pimiento rojo

1 pimiento amarillo

1 cebolla pequeña

1 diente de ajo

2 cucharadas de vinagre

1 chorrito de vino blanco

sal y pimienta

aceite de oliva


Preparación:

Cortar el casquete de arriba del calabacín. Vaciar los calabacines teniendo cuidado de no romper la piel. Cocerlos en agua con sal durante 5 minutos (yo le puse 8 minutos pero se me pasaron).Sacarlos y ponerlos boca abajo para que escurran todo el líquido.

Pelar y cortar la cebolla en dados pequeños y hacer lo mismo con el diente de ajo. 

Lavar los pimientos y cortarlos en tambien en dados. Picar la pulpa del calabacín y reservar.

Calentar 3 cucharadas de aceite en una sartén y sofreir la cebolla, el diente de ajo y el pimiento verde hasta que la cebolla esté transparente unos 5 minutos. Añadir la pulpa del calabacin y sofreir otros 5 minutos hasta que se ablande y se haya consumido el líquido que sueltan.

Incorporar el atún desmenuzado y mezclar removiendo bien para que se integre en el sofrito. 

Batir ligeramente los huevos e incorporar a la sartén bajando el fuego. Remover para integrarlos como si fueran huevos revueltos. Sazonar con sal y pimienta.

Rellenar los calabacines con la mezcla. Espolvorear de queso rallado  e introducirlos en el horno para gratinar.

Gratinar unos minutos hasta que se funda el queso.

Para hacer la salsa:

Lavar los pimientos y cortarlos en dados pequeños. Pelar la cebolla y el ajo y picarlos también en dados pequeños.

Calentar 2-3 cucharadas de aceite en una sartén y dorar los ajos unos minutos sin que se quemen. Incorporar la cebolla y sofreir durante 6 minutos hasta que esté transparente.

Añadir los pimientos y cocinarlos otros 8 minutos hasta que se ablanden, removiendo de vez en cuando. Agregar el azúcar, el vinagre y el vino y proseguir la cocción 5 minutos más. Sazonar y reservar.

Servir los calabacines calientes sobre un lecho de la salsa de pimientos.