Bizcocho especiado de calabaza

Ingredientes (para un molde de plum-cake 25 cm):

150 gr. de azúcar

ralladura de 1 limón

250 gr. de calabaza cocida o asada

3 huevos

100 gr. de mantequilla

120 de harina de repostería

60 gr. de harina integral de espelta

1 sobre de levadura química tipo Royal

1 pizca de bicarbonato

1 pizca de sal

40 gr. de nueces

40 gr de pasas de Corinto

40 gr de papaya deshidratada

1/2 cucharadita de canela en polvo

1/2 cucharadita de jengibre en polvo (o algo menos)

1 pizca de nuez moscada

1 pizca de clavo molido


Preparación:

Precalentar el horno a 180º

Macerar las pasas y la papaya en agua caliente o brandy durante 15 minutos.

Triturar las nueces en un robot o con el mortero que no queden demasiado  molidas. Reservar.

Tamizar las dos harinas con la levadura, el bicarbonato y la sal. Añadir todas las especias. Reservar.

En un bol grande batir la mantequilla con el azúcar hasta que blanquee. Añadir el puré de calabaza y mezclar bien. Agregar los huevos uno a uno y batir hasta homogeneizar la mezcla. Añadir la ralladura de limón y volver a mezclar.

Incorporar las harinas tamizadas con las especies en tres veces y mezclar con movimientos envolventes para que se airee la masa.

Escurrir las pasas y los dados de papaya del líquido de maceración y secarlas con papel absorvente. Incorporar junto con las nueces a la masa y mezclar suavemente para que se distribuyan bien.

Verter en el molde previamente engrasado y enharinado. Alisar la superficie con una espátula. 

Hornear a 180º con calor arriba y abajo durante 40-45 minutos depende del molde y del horno. Comprobar el punto con una brocheta si sale limpia retirar del horno y enfriar sobre una rejilla. 

Desmoldar y espolvorear la superficie con azúcar glass. Servido con una bola de helado quedará exquisito.

Nota: Podeis cocer la calabaza en el microondas cortada en dados a máxima potencia tardará unos 10 minutos. Después triturar con la batidora.

También podeis cocerla al vapor en la olla rápida tardará unos 5 minutos.