¿Quién fue Jacobo Arminio?

Jacobo Arminio nació en Oudewater, provincia de Utrecht, Holanda, el 10 de octubre de 1560. Cuando Armino era niño,  murió su padre. El clérigo Theodorus Aemilius lo adoptó y lo inscribió en una escuela en la ciudad de Utrecht. Su madre murió  asesinada durante la masacre de Oudewater, cometida por los españoles en 1575. Entonces, Arminio fue enviado a estudiar Teología en la   Universidad de Leiden con el patrocinio de amigos.

Arminio permaneció en Leiden desde 1576 hasta 1582. Entre sus profesores estuvieron Lambertus Danaeus, Johannes Drusius, Guillaume Feuguereius, y Johann Kolmann.

Jacobo Arminio era un distinguido pastor y profesor cuya formación teológica había sido profundamente calvinista.

Arminio plantó la semilla de lo que sería la controversia con las tesis de los seguidores de Juan Calvino. Arminio llegó a estudiar sin embargo bajo la dirección  de Teodore Beza en Ginebra en 1582. Fue ordenado en 1588 y nombrado pastor en Amsterdam, adquiriendo muy buena reputación en el ejercicio de su ministerio. En 1590 se casó con Lijsbet Reael. En 1603 fue nombrado profesor de Teología en Leiden, donde murió el 19 de octubre de 1609.

Teología.

La teología arminiana fue plenamente desarrollada después de su muerte, en 1610, por los primeros seguidores holandeses de Arminio, en un documento de cinco puntos de divergencia con el calvinismo clásico, titulado Remonstrants (memorial o pliego de protesta).

Juan Wesley (1703 – 1791), fundador del Metodismo, se adhirió a la teología arminiana, de la que se hizo propagador destacado. También fue adoptada la teología arminiana en el siglo XIX por el movimiento  restauracionista de los Discípulos de Cristo e Iglesias de Cristo. Actualmente las tesis arminianas han llegado a tener aceptación entre cristianos de diferentes denominaciones de varios países.

La teología arminiana contribuyó a la aparición del Metodismo en Inglaterra.  

Debido a esa fama, y su prestigio como estudioso de la Biblia y la teología, los dirigentes de la iglesia de Amsterdam, en 1589 le pidieron que refutara las opiniones del teólogo Dirck Koornhert, quien había atacado algunas de las doctrinas calvinistas, particularmente en lo que se refería a la predestinación. Con el propósito de refutar a Koornhert, Arminio estudio sus escritos, y se dedicó a compararlos con las Escrituras, con la teología de los primeros siglos de la iglesia, y con varios de los principales teólogos protestantes.

Arminio  llegó a la conclusión de que Koornhert tenía razón. Puesto que en 1603 Arminio fue hecho profesor de teología de la Universidad de Leyden, sus opiniones salieron a la luz pública.

Fue así que Jacobo Arminio, calvinista de buena sepa le dio su nombre a la doctrina que a partir de entonces sería vista como la antítesis del calvinismo, el arminianismo.

Los bautistas John Smyth y Thomas Helwys, exiliados en Amsterdam entre 1606 y  1612 fueron influenciados por el arminianismo y sus seguidores son hoy conocidos como Bautistas Generales, por su convencimiento de que Jesús murió para salvar a todos los hombres que crean en Él. Por su parte, los menonitas holandeses encontraron afinidades con los arminianos tanto en su rechazo a la persecución religiosa, como en la oposición a la concepción calvinista de la predestinación.

Como teólogo, Jacobo Arminio expuso claramente la intención de Dios en cuanto a la salvación gratuita del ser humano por medio de Jesucristo y su responsabilidad de aceptar o rechazar esa gracia, frente a una fuertemente propagada y condenada enseñanza de la predestinación. Esa afirmación trajo otras implicaciones al entendimiento de la relación dinámica entre Dios y el ser humano, la actuación de la gracia divina en el mundo, en el crecimiento espiritual de la persona y la respuesta humana a esas acciones del amor de Dios. Estos fueron los fundamentos para el desarrollo de doctrinas que harían diferencia en las vidas de los creyentes y que dieron empuje a la empresa evangelística de los Wesley un siglo más tarde. Las correcciones propuestas por Jacobo Arminio a la enseñanza calvinista son los distintivos de su teología.

Comments