Hacia una política de investigación, por Leonor Suárez

“El verdadero viaje de descubrimientos no consiste en buscar nuevas tierras, sino en ver con nuevos ojos” - Marcel Proust

(Aforismos)


Investigar en o desde el ámbito del hospital público, implica plantearse una serie de preguntas, tales como: ¿Por qué investigar?, ¿Cómo?, ¿Para qué? Estos interrogantes, que nos demandan pensar y construir conceptos en una pluralidad de discursos, constituyen una dimensión política en sí mismos. Dimensión que se encuentra atravesada, a su vez, por un perfil institucional, con características particulares. Lo que conlleva todo un desafío, pues implica sostener la articulación de un trinomio: investigación, psicoanálisis y hospital público.



Si comenzamos por enlazar los dos términos iniciales, investigación y psicoanálisis, inmediatamente nos topamos con un primer obstáculo: el método. El obstáculo implica que el término investigación tiene su origen en las llamadas ciencias duras cuyo método es el método científico pero es importante no olvidar las huellas dejadas Freud al definir Psicoanálisis.

“Un procedimiento que sirve para indagar procesos anímicos difícilmente accesibles por otras vías;(…) De un método de tratamiento de perturbaciones neuróticas, fundado en esa indagación (…) de una serie de intelecciones psicológicas, ganadas por ese camino que poco a poco se han ido coligando en una nueva disciplina científica.”

Ha sido no solo el fundador del Psicoanálisis sino, por sobre todas las cosas, un tenaz investigador. Freud transmite una modalidad de investigación estrechamente vinculada a la práctica clínica, a la experiencia y a aquello que en ello se presenta como sorpresa y desconcierto. Es allí mismo donde encuentra su raíz y se abre camino a la sistematización de una práctica que hoy llamamos psicoanalítica.

En cuanto al tercer elemento puesto en juego en este trinomio, hospital público, los pasos iniciales que tomamos para pensar una política en investigación que nos represente se encuentra expresado en el art. 21 de la Constitución de la CBA, que dice:”las políticas de salud mental, reconocerán la singularidad de los asistidos por su malestar psíquico y su condición de sujetos de derecho, garantizando su atención en los establecimientos estatales”.

Este artículo fue el resultado de la posición llevada por La Asociación de Profesionales del Ameghino con motivo de discutirse este punto en la Legislatura en el año 1996. Punto que no es cualquiera, si tenemos en cuenta el reconocimiento de los asistidos en su condición de sujeto y no de “usuario” y/o “consumidor”, entendiendo así a quien utiliza o hace uso de un servicio, en este caso del sistema de salud público.

No ceder en las palabras para no terminar cediendo en las cosas dirá Freud en” Psicología de las Masas y análisis del yo”.

Hemos tomado en el espacio de la Comisión de Investigación del CODEI-AMEGHINO, el compromiso de pensar estrategias para desarrollar la investigación en el marco de nuestra institución, con el espíritu de contribuir a dar respuestas más acordes a los desafíos actuales. Los nuevos dilemas o “cuestiones globales” como se los llama, presentan una alta complejidad por lo novedosos, variados y por sobre todo, inciertos en cuanto a los efectos sobre la subjetividad.

Nos referimos a los efectos del discurso capitalista y la respuesta que como institución del estado tiene un hospital público.

Nos reúnen estos interrogantes y la convicción que avanzar en la vía del conocimiento, diagnóstico y tratamiento de la demanda tiene consecuencias políticas y más aun, investigar sobre ello, constituye en sí misma una política.

La política es lo que orienta hacia una determinada producción que permite elaborar, regular o confirmar una práctica institucional en términos de estrategia y eficacia.

El Centro Ameghino en su larga historia como institución y por intermedio de sus profesionales estuvo y está comprometido con dispositivos y actividades que no hubieran sido posibles si no se contara con una política que las sostuviera.

En lo que respecta a la investigación esta política ha permanecido no visible aun para nosotros mismos y obviamente, puertas afuera de nuestra institución.

Para contextualizar, el significado de lo político en este caso, es necesario saber que lo que causa a investigar no es comprobar o desechar teorías, sino más bien dejarse interrogar sobre una práctica con la continuidad y circulación necesaria. Este proceso sucede en un estado de tensión y de confrontación pero al mismo tiempo esta posición política facilita opciones de pensamiento y acción.


Nos orientamos por el momento a pensar la investigación cualitativamente, de lo particular del caso por caso, o caso privilegiado, que permite una representación del o los problemas a investigar.


¿Por qué cualitativo?



• Porque nuestra práctica es discursiva. Solo por la vía del discurso, es que nos encontramos con producciones subjetivas particulares que justifican la concepción del sujeto en cuestión.


• Porque nuestra clínica es una clínica del caso por caso.



• Porque nuestra práctica no es meramente descriptiva, se articula en la experiencia, que si bien esta planteada a partir de un marco teórico también, está atravesada por contradicciones, fracturas, avances y retrocesos, pero justamente ello es lo que posibilitaría el trabajo de construcción que caracteriza a la estructura de sujeto aludido.


• Porque la experiencia y formación nos señala que hemos producido conocimiento en el movimiento mismo del Psicoanálisis por la vía de la construcción e interpretación.


Aquí deberíamos pensar en la producción escrita de cada analista en la institución y el destino de esos llamados “papeles grises” o “literatura gris” que se conoce como el medio de comunicación que escapa a los canales de publicación comercial. La literatura gris está formada por un conjunto de documentos primarios de muy diversa tipología, pero que comparten rasgos comunes:


Formatos: heterogéneos y/o precarios

Ninguna o poca difusión

Escapan al control bibliográfico


¿Qué destino para las investigaciones producidas en nuestro ámbito?

Cómo pensar nuestra responsabilidad como institución en el avance de nuevos conocimientos?


HACIA DÓNDE VAMOS: Nuestro objetivo es instalar el espíritu de la investigación, para alcanzar éste objetivo proponemos:


Hacia adentro:

• Capacitación actualizada y continua de los profesionales que desarrollan tareas de investigación

• Incentivar y facilitar los proyectos de investigación dada la diversidad del trabajo en Salud Mental

• Generar un espacio de discusión sobre el tema Investigar en Psicoanálisis

• Se prevé que los problemas de salud mental van a aumentar por las dificultades sociales y económicas, haciéndose imprescindible priorizar la investigación sobre datos ciertos y propios promoviendo la transferencia de sus resultados al plano asistencial.


Hacia fuera:

Cabe mencionar que la dificultad hacia el afuera quizás no sea sólo de nuestro Centro sino propio de los hospitales y Centros de Salud públicos.

Las investigaciones suelen quedar acotadas a los grupos internos que las inician, a excepción que se presenten en algún premio o en alguna jornada, porque ni siquiera en una misma institución hay transmisión, circulación intra-institucional, más allá del equipo implicado en la investigación por lo tanto pensamos que es importante:

• Conectar a nuestras instituciones con los estamentos del G.C.B.A, Nación y Universidades.

• Trabajar en red con los CODEI de los hospitales del GCBA a los efectos de difundir las actividades en el área y/o resultados de las investigaciones que se realicen.


Conocemos los tiempos institucionales que nos dejan casi siempre en las puertas de la realización pero intentaremos al menos plasmar el camino a seguir por los que nos sucederán en la función.



CONCLUSION:


La política se reafirma en todas las actividades cotidianas. El proyecto propuesto intenta organizar, transmitir y dar legalidad a un modo de pensar la responsabilidad que como analistas en una institución hospitalaria nos compete y a la institución en su respuesta a la comunidad.

Pueden existir buenas y malas políticas pero lo que es seguro es que las mismas organizan y fundamentan las acciones y proyectos que podrán ser modificados en función de nuevas preguntas. Es nuestra intención hacer del investigar un proceso inacabado, permanente, abierto.


Freud en” Nuevos caminos de la Terapia Psicoanalítica” nos aporta una mirada anticipatoria y una verdad, que nos pareció reveladora:


(…)La conciencia moral de la sociedad despertará y le recordará que los pobres tienen tanto derecho al auxilio del psicoterapeuta como al del cirujano, Y que las neurosis amenazan tan gravemente la salud del pueblo como la tuberculosis (…) El tratamientos sería, naturalmente, gratis. Puede pasar mucho tiempo antes de que el Estado se de cuenta de la urgencia de esta obligación suya (…) De todos modos, alguna vez ocurrirá y cuando eso suceda se nos planteará la tarea de adecuar nuestra técnica a las nuevas condiciones (…) cualquiera que sea la estructura y composición de esta psicoterapia (…) no cabe ninguna duda de que sus elementos más eficaces e importantes seguirán siendo los que ella tome del psicoanálisis propiamente dicho, riguroso, y libre de toda tendencia”.


Lic. Leonor Suárez


Coordinadora de la

Comisión Investigación

CODEI-AMEGHINO