POEMAS PARA IR LENDO

                                           MAITE DONO POEMAS



El cuarto del silencio


O cuarto do calado


I


No transcurre tiempo sino mirada


Pozo inflamado a lo que calla


Siempre


[Haces que me…


No decorrer da lá


…pierda en tus ciudades]


(…


Hoy llueve


Tan sólo esto se escucha


Repicar a la tristeza


´´´´´´´´´´´´´´


´´´´´´´´´


´´´´´´


´´´´


´´´


´´


Non transcorre tempo senón ollar / Pozo inflamado fronte ao que cala / Sempre / [Fas


que me… / No decorrer da lá / … Perda nas túas cidades] / (… / Hoxe chove e só isto se


II


He aquí la historia de la hoja


Una amarilla-leoparda en la tarde


Y cuna


Sucedió que puse a dormir un trébol de cuatro hojas


Dentro de una inocente barca de cerezo


Se cerró ésta, y carnívora ahogó


Mi suerte


Ya no escampa en el silencio de mi casa


(…)


Hoxe aconteceu a historia da folla / Unha amarela-leoparda no serán / E berce / Sucedeu


que puxen a durmir un trevo de catro follas / Nunha inocente dorna de cerdeira /


Entón pechóuse, e carnívora afogou / A miña sorte / Non escampa máis no calado da


III


Presentí en la madrugada un fuerte seísmo al otro lado


Mi propio seísmo


El de mi casa


El de mi pobre casa sin dueño


A la intemperie de todo


Y aullé!


(…


Emily diáfana por corredores y cocinas grandes


Hace frío, oh!


El seísmo del verso duele


Y sangra


Bendita!


Be its matress straight


Oxitocina para apurarlo


Be its pillow round


Parece una niña onírica


A cuatro patas expulsando


Let’s no sunrise yellow noise


El monstruo de la noche es la palabra


Interrupt this Ground


(…


De la mina de los ojos y el pecho


Surge de pronto un aliento-mistral en sí


(…


Presentín na madrugada un forte sismo ao outro lado / O meu sismo / O da miña casa /


O da miña pobre casa sen dono / Á intemperie de todo / E ouveéi / (… / Emily diáfana


por corredores e cociñas grandes / Vai frío Oh! / O sismo do verso doi / E sangra /


Bendita! / Be its matress straight / Oxitocina para bulilo / Be its pillow round / Parece


unha nena onírica / A catro patas expulsando / Let’s no sunrise yellow noise / O


monstro da noite é a palabra / Interrupt this Ground /(… / Da mina dos ollos e o peito /


Xurde de súpeto un alento-mistral en si


IV


Retorno al silencio


A la morada recoleta


A la urna


Al secreto


…)


Aquí venero lento todo lo que de ti


Es


Aquí reposo labio contra espejo


Y demoro la rasgadura de la carne


Ay!


Tan húmeda


Vin ao calado / Á morada recolecta / Á furna / Ao segredo / …) Aquí venero lento todo


o que de ti é / Aquí repouso labio contra espello / E demoro a esgazadura da carne /


V


Mi instante de callar


Y todos los instantes de callar


Y callar


Míos!


Aguardo a que llueva para escribirte


Lo que siento pero al revés…


Fingir hasta en mis narices


Risas y cantos y batir de palmas


Y comer opíparamente y alumbrarlo todo


Y erguir los huesos y cruzar las calles


Y volver a casa y comer queso


Y pan y agua de lluvia y tierra


Y miedo seco



Pasar la noche como bien puedo


Entre mitos caídos y vómito


Entre nostalgia de lo que nunca tuve


Y nunca he de tener Lo sé


Odiándome profundamente


…)


Y digo al tiempo que cae la lluvia:


“Salida desesperada de los climas


Tu pecho supurando junto al mío


(…)”


Meu intre de calar / E todos os intres de calar / E calar / Meus! / Agardo que chova para


te escribir / O que sinto pero ao revés… / Finxir até diante miña / Risos e cantos e bater


de palmas / E comer opíparamente e alumealo todo / E erguer os ósos e cruzar as rúas /


E voltar a casa e comer queixo / E pan e agua de chuvia e terra / E medo seco / … /


Pasar a noite como ben podo / Entre mitos caídos e vómito / Entre a nostalxia do que


nunca tiven / E nunca terei Séino / E un odio profundo de min mesma / …) / E digo


ao tempo que a chuvia cae: / “Saída desesperada dos climas / O teu peito supura xunto



VI


Terco sol sobre espalda derramada


Y namibia


Sobre piedra infinito desierto de la tristeza


Sobre piedra Así…


Sobre piedra donde se abandonan cualquier tarde los dedos amputados


Por los tallos de las margaritas


Donde hace años abandoné también


el guión de un imposible irrepresentable amor


Sol teimoso nas costas devorcadas / E namibias / Na pedra infinito deserto da


tristeza / Na pedra Así… / Na pedra onde se abandonan calquera tarde os dedos


rabenados / Polos talos das margaridas / Onde hai anos abandonei tamén / O guión dun


VII


Por la nada abierta


Por aquella ranura lisa que disimula la madera


Oscura


Un ojo en el armario de los alcoholes del Padre


Que da a allí


Justo a Wonderland


(…


Una razón para vivir en esa sombra-paraje


Es olvidada de pronto mas imprescindible


Escapar a Wonderland, oh!


(…


Olvidada de todos qué descanso


Abandonada y blanca a la sombra-paraje


Recién navegada


Rasgada cordura


Niña definitiva


(…)


Dame brazos que deseo


Un día como hoy recordando la ventana


Dame!


Que no venza cierto oscuro de mí


Mientras canto la eternal monocordia


Wonderland, oh! Wonderland


A miña nada!


Pola miña nada lisa aberta!


M.D. Setembro 2010


Traducción del gallego del libro inédito


“Poemas da Mamachán ou de cómo podrecen os fardos”


Pola nada aberta / Por aquela fenda lisa que disimula a madeira / Escura / Un ollo no


armario dos alcoholes do Pai / Que da a alí / Xusto a Wonderland / (… / Unha razón


para vivir nesa sombra-paraxe / É esquecida de súpeto máis imprescindible / Escapar a


Wonderland, oh! / (… / Esquecida de todos qué descanso / Abandonada e branca á


sombra-paraxe / Recén navegada / Rachada cordura / Nena definitiva / (…) / Dame


brazos que desexo / Un día coma hoxe na lembranza da xanela / Dame! / Que non


venza certo escuro de min / Mentres canto a eternal monocordia / Wonderland, oh!


Wonderland / A miña nada! / Pola miña nada lisa aberta!




Todos los cantos aquellos de guerra


A la guerra blanca vamos


Botas y cuchillos romos


Mis zapatos abiertos por donde se cuelan las hormigas


Que muerden los ojos


Instalan su horror a amoníaco


Largas colas robando pan


Tanta insistencia


No entiendo


La noche se separa de sus luces


Como agua y aceite


Muy ajena


Sólo veo lo que es un latido


Un pequeño corazón en mi mano


Tu pequeño corazón que salta-la-rana


Perro sinsentido cruza la carretera


Muerde infecta mis entrañas azules con tu rabia


Que si muero y no he visto las amapolas


Por cierto no he visto las amapolas aún no


Secas de la otra primavera en el libro de Pizarnik


Junto a la lantana y la prímula


De qué servirá entonces la vida?


Todos los perros todas las luces


Lejos tan lejos


Lejos tan cerca


Quise morir al pie del brillo


Soy algo de eso


Quise alcanzar aquello que me huye


Morir al pie de cada cosa de cada rosa rezagada


O primera a tu deseo


Era una bella lágrima prófuga


Esa que…


Ese río que corre


Bendíceme entonces


Y no pierdas más tiempo en mí


No merezco nada más que un sol a caer


Toda su saña


Su cuerpo desnudo


Su cuerpo desnudo


Su cuerpo desnudo


Su cuerpo desnudo


( Me encanta como queda escrito )


Los leones llegaron y marcaron su territorio


The final cut


Las canciones las tristes canciones y últimas suceden como buscadas heridas


Los llantos los gritos las carreras por los cuartos y las venas


Y soy una muda


Una muda una loca una estúpida que deja huir tus lágrimas


Río abajo


Mesa abajo, vaya


Si cogiese tu cuerpo niño mío


Lo haría trizas de amor


Así que mejor no


Llora en la ventana


Beber lejía


Cada día un acto por el que me arrepienta


Cada día un grito una carrera inútil


Se pegan mis bocas


El silencio viene a sustituir los inútiles picos de la conversa


El agua sabe a lejía


El Amor más blanco


Ven niño mío mis brazos abiertos te acogen


Por ahora mis huesos no se quiebran aunque pronto lo harán


Esta vieja rota que se anuncia


Esta vieja melancólica sin banquito


Me verás llorar


Unas lágrimas lavan a otras unas lágrimas lavan a otras


Y las últimas que las lama un perro


A la mesa nos sentamos A. y yo y papá y tía L. y P. y AR. y T. y S. y J. y CC. y TP. y Q. y R.


y F., y todos los soldaditos de plomo cojos y mancos y todas las muñecas desplumadas


y lívidas sin bragas sin pestañas de mi familia desestructurada. No se habla mientras se


come el pollo con las manos la boca engrasada damos asco. Nadie va a amarme nunca


Mientras duermes soplo velas por el mar y escucho ese silencio


Sin silencio


Esa herida buscada triste canción cruzamos alambre


Las ramas se desnudan como brazos para lavar camisas


La noche e imagino tus monstruos abiertos y voraces


Deglutiendo una a una tus células en movimiento


He aquí un cuchillo para destripar mariposas


Y ahora a la cama con sus cuatro esquinitas y el rezo


La Virgen María y Jesús tan así camiseta rayada cuello barco


El rosario de mi madre mi cadena de oro en un saquito de media de cristal


Para pedir que no se muera el calor


Manantial de lágrimas coaguladas


Chica Postre chica Desierto


Si caminas por aquí y te tropiezas a mí no me cuentes penas


No seas ridícula no insistas en romperte la nariz


Es tu tristeza y basta


No me bastan las rectas


La tristeza muro


El amor



                                                                                                               NINFA POBRE

“STRANGE LITTLE GIRL



[…]La fuente llora, sola, con prolongado éxtasis…

Es la ninfa que sueña, apoyada en el ánfora […]


Arthur Rimbaud



Llegué a esta ciudad a encontrarme con el Árbol

El Dragón dicta:

“Muy blanca pero pobre
Pobre de pobreza estrellada recoda de los locos

Recoge lluvias y truenos con sus brazos

Porque uno guarda en su seno”


Y desconozco aún…    

La llave que abre el hueco de la Luz

(Me entretengo en medir la envergadura de un albatros mientras

…O distraída me masturbo)

(…

Y yo que aborrezco los cuencos y las cuencas

Los pares las paremas

Palabras excesivamente redondas para mi gusto

A ojos ensopados someto mi vida

Niñas que jamás se acostumbran a una pérdida

Que dejan sus manos en manos de la sombraluz

Alzadas Abandonadas

Como vírgenes rotas de vigilias

Exiliadas de candor
Tizónidas

Arden

(…


“Jamás dejes de mirar el horizonte, niña

Por donde se fue volverá”
?



Que dicen tantas cosas

En la calle dicen tantas cosas

Y ve tú a saber cuantas son ciertas

Porque mentiras hay muchas

Tantas como cucarachas

Tantas como espasmos

Como motas de polvo

Como agonías

(…


Rodeada por mis cuatro costados

Indigente de sosiego

Colmillos versus flores

Fauces sangrientas versus jabón

Invocar a la vida

Que escapa


(…


EL DRAGÓN.-

Hoy de nuevo te veo venir demasiado blanca

No hay forma que puedas reunir tu sangre en un hueco seguro

Parirás sola Un universo vacío


NINFA POBRE.-

Quedan charcos tras la lluvia y ascienden como mordazas 
De las lágrimas llueven los océanos 
Los océanos son los nenúfares de mi digestión
(Rezar oraciones maravillosas)







SADFLASHES-NIÑA DE TIZA (I-II)


I


Si sólo lo que veo se llama


Nada ha de tener nombre


Este barco de silencio, esta noche


Que no tiene fin


II


La ventana china


El nítido dibujo sobre la niebla


Belleza de todas las horas


III


Necesito estar sola


Sola como el tiempo rueda


Sola como los gritos nacen


Sola como los gusanos esperan


IV


Cuadrícula de la noche


Pájaros ocultos detrás de mi deseo


No soy yo quién me espera


V


Comer la tierra de los héroes


Qué héroes?


Qué hizo alguien que mereciese tanta alabanza?


Yo he amado


VI


He dejado de ser


Alcanzada la tristeza en sus cumbres


Pero puede ser más, aún más


No diré nada


VII


Alejandra, te pregunto y contestas


Mamá, te pregunto y desapareces


Hoy llueve, y todo se alimenta de mis restos


Hoy llueve, y los buitres son esos animales silenciosos


Hoy llueve, y el gris más gris atardece sobre el gris más gris


Qué gris!


(…


Noche. Me levanto a mear


Te explicaré la ventana:


Ramas desnudas, algunas finísimas ramas desnudas


Otras más gruesas, pero también vainas, bolitas peludas, caracoches…


Todo marrón y definido sobre fondo gris y blanco


Es como si aguardase la nieve


No estamos hablando de China?


(…


También un ciprés, sedoso ciprés azul de pintor


Suave ciprés ondeando anhelante junto a las ramas…


Qué tengo? Qué tenemos?


Nos han regalado tristeza a espuertas en la feria


Nos ha tocado en tiro al plato


Nos han dado unas manos vacías para llenar de deseos muertos


(…


Qué tengo? Qué tenemos?


A la pared del viento vienen a dar las expulsiones


A la pared del viento el marginado de un remolino


Motas de polvo, de arena, lágrimas y hojas


A la pared del viento, a la pared del viento


(…


Alguien te dibujó polvillo y blanca como si fueses a durar


Alguien te dibujó muerta de antemano


Nadie imaginaba la lujuria del silencio


El cuervo alojado en tu área


Qué raro es todo


Qué frágil tránsito


También hay flores en el edredón


Flores azules sobre raso crema


Y en la lámpara de piel tensa, y en las cortinas


Y en el vestido antiguo, y en el bolso, y en la pegatina…


Niña de tiza muerta de antemano


A ti acuden los deseos iluminados y se pulverizan


Tu borde claro, tu área oscura


Creyeron, cándidos! que durarían…


No hay labios, no hay noche


El tiempo es una mujer estirada y triste


El corazón es una cometa anclada a la mano


Quién desea desear?


Desear expandirse


Desear elegir


Desear… uuuh!



Bio-biblografía




Camino en camino caminada caminal caminurga

                   corres

noche

                                  chof del barro

contra las botas más queridas

Camino en camino caminada caminal caminurga

soledad

                             piedra

y se estrecha si lo haces recto

no si te desvías no si te desvías…

Mis botas aman el barro dicen su nombre sus grumos amamos el barro pues como si tú

como si

              o yo o el camino fuésemos quien de dormir en sus curvas

Sólo veo gatos muertos



MAITE DONO. Licenciada en Interpretación por la RESAD de Madrid.

Compagina su actividad teatral con su trayectoria musical desde el año 93.

Sons-nús es su último trabajo discográfico. También colabora con artistas de

distintas áreas en proyectos mixtos.

Como poeta ha publicado Manta de Sombra (Libertarias/Prodhufi, 1996)

PRIMER PREMIO INTERNACIONAL LIBROS DEL EGOÍSTA, O Mar Vertical (Espiral

Maior, 2000), Desilencios (2003) PREMIO ESQUÍO DE POESÍA, Circus Girl (El

Gaviero, 2009) y Sobras (El Gaviero, 2013). Su obra también aparece dispersa

en distintos libros colectivos y revistas. Mantiene un blog www.maitedono.com.




Dores Tembrás (Bergondiño, 1979)




O pouso do fume, 2009

cartografía de palabras

repetir cada signo

dentro da cuadrícula

papel en branco

pozo infindo

as palabras esvaran

por iso sempre cuadrículas

para salvalas

pequenas casas

onde vivir para sempre

--

recibir anacos de louza apenas

pezas descunchadas inmóbiles

e naquela vitrina atemporal

descubrir selos e estampas de mortos

cubertería de alpaca verde

sabor inconfundíbel na sopa

daguerrotipos con cirurxía a lapis

e imaxinar intertítulos cos ollos abertos

perseguir a couza asasinándoa a palmadas

na loita pola madeira

aínda que en segredo

o seu labor me fascinara

e chegar ás escaleiras últimas que

levaban aos segredos

aos frascos vellos con recendo a menciña

baixar amodo

non caer

sortear o recendo do leite tépedo

e mirar por entre as contras

todo o que non pasaba

--

nin circunferencia

nin esfera

nin círculo

redondel si

--

morreu

de peste

o limoeiro

vina chegar

dende a fiestra

tantas tardes

as follas negras

os citróns secos

ula prata aceda?

as espiñas da infancia

aínda infectas

--

amarotes nos balados

camiño da escola

saltóns

miñocas

dúas galletas na man

ata a cancela aberta

para chegar onda o punzón

e na cociña

a Sra. Antonia

chop chop a confitura

dende entón

o corazón

coma o marmelo

balorecido

--

días en que me seco no centro

e rodas de palabras baixo a campá

e nada detén as palpitacións

que anuncian a caída

nin sequera os ósos amortecen o golpe

o estalido será o contrasinal

para despedirme das cousas inútiles

dos días sen ceo

das promesas

neses días recollo anacos de palabras

restos acarunchados

que clasifico por tamaño e rugosidade

como a arqueóloga que me designaches ser

desempoo muros sen inscricións

empeñada en destilar caixiñas infantís

mariquitas decapitadas

tardes de cacharriños

papaventos

--

e non houbo amparo

naquela mañá do vintesete

o ceo caído

na ponte da marquesa

para a nena

que viu pasar os veloces cabalos do Rei

embarradas as medias

e era mágoa

el nin sequera escoitara os aplausos

ela pensaba

ata a escola

7 km

--

todo preñado de fume

brazos tisnados

ela miraba levedar o pan

sabendo que o horreo podrecería

trala morte

que non habería maínzo que gardar

o aramio do tendal roto

as vacas esganadas por calquera mazá

a roseira trasatlántica segada coma herba mala

ninguén máis fregaría a cociña de ferro

a couza dona da casa perforando vigas

cadeiras

colchas

maldita mirada sabedora

porque eu quería que non souberas

quería que o forno non rebentara

para esquencerme da túa morte

--

había

herba seca nas túas mans

e pan por cocer

da noite no muíño

o gran

e silvas no cabelo

non estaba Hughes para pintarte

nin para chorarte Laertes

non había cádavos abondo para cravarte

nin sequera o río Pequeno para afogar

ti só querías

acabar comesta polas vacas

coma toxo mazado na bañoca

--

ti xa sabías

e fixeches que enxertar

se convertese

na cicatriz herdada

que os meus pés pisaran a uva

era só  a excusa

para aprehender o prodixioso

como por casualidade

--

amor

que sostés os meus pulsos coma se foran

cuncas diminutas de cerámica chinesa

e non sabes que as cereixas

deixaron de medrar

ata que volvas

Esquiagrafías, 2009

inventaches  a caixa

funil de sombra

cadaleito de luz

coma co leite callado

para o negativo

tronada

fotoquímica

--

procurabas para min

cristais pintados

lonxe

efémero

bafo na lente do peito

ou hedra

tarde aquecida

de alento na caluga

amor

levadades de cloruro

a riscarme a pel

e ti

tan exacto

que non albiscas

o desexo

do positivo

--

silabario(2012)

y el no estar a la altura de las propias palabras

con esfuerzo aprendidas

Valente

era custodiar

a terra

un custodiarse

partitura de raíces

que me contiñan

eran as vexigas

na carne infantil

unha constelación

de tubérculos aluarados

que me empeñaba

en admirar

roedora insaciábel

rella

do arado que manca

ghrade e caínzo

para a iniciada

no sen alento

--

era un despregarme

nas periferias da palabra

o impronunciábel

da ofrenda

contraer o verso

ou as ás

corrupto o ar

agochada

a blasfemia

baixo as unllas

--

era un fregar

ourego romeu menta

contra as mans

un expiarme furioso

na procura

coma calquera redención

inexplicábel

aguillón

do último verso

--

atrincheirada

no silabario

que xa non

as palabras

blindadas

ferruxe encuberta

de estupor

era un descifrarme

na desposesión

a golpes

de voz

--

era un mirar

por entre o aramio

dos rombos

as pitas

os dediños presos

e agardar unha pluma

a caer do ceo

entre o acedo do cheiro

era a descuberta

o ovo agochado

entre as silvas

gardalo en segredo

por dentro da chaqueta

aquecelo na la

por días

de cando en vez

a man no peto

ensaiando

a presión xusta

21 noites

antes de apertar

--

era un elevarse de palabras

en meridiano

ebriedade primeira

entre nespereiros

aquel inventario

de alcohois no ar

a distensión

os vapores da derrota


Dores Tembrás naceu en Bergondiño en 1979. Licenciouse en Filoloxía Hispánica no 2001. Logo dunha bolsa predoutoral da UDC e de diferentes estadías investigadoras en Suecia, Madrid e Bos Aires defendeu a súa tese doutoral: La obra poética de Alejandra Pizarnik. Arquitectura de un desencuentro (2008).

Ao longo destes anos desenrrolou a súa actividade como investigadora na Universidade da Coruña, publicando numerosos artigos sobre a obra poética de Alejandra Pizarnik en actas, revistas científicas e volumes colectivos adicados á literatura hispanoamericana.

Está a piques de sair a súa contribución nunha obra monográfica sobre a poeta arxentina, editada por Cristina Piña, onde se recollen nove estudos de investigadoras especializadas na obra pizarnikiana.

En 2009 publicou o seu primeiro poemario O pouso do fume, que quedou de finalista xunto con Deter o día cunha flor, de Luz Pozo Garza na categoría de mellor libro de poesía nos premios da AELG 2010. Participou co micropoemario Esquiagrafías na Revista das Letras. Tamén na antoloxía elas, e noutros volumes colectivos e revistas.

En diálogo coa obra do pintor Manuel Suárez escribiu un micropoemario, aínda inédito, sobre os 15 cadros abstractos que compoñen De la serie de María, cristalizados nun libro de artista que viu a luz recementemente, con motivo da súa exposición na galería Moret Art.


     



POEMAS DE CLAUDIO RODRIGUEZ FER


  YO SOY EL AMOR EL AMANTE Y EL AMADO


Libertaria manzana fruta de la vida

te siento dulce y suave en el suspiro:

eres azul ensueño de las rotundas esferas

que armoniza la poesía con camelias sensuales.

Yo quisiera que forjáramos juntos

un lecho de amapolas y violetas

edificando nuestro tiempo en las miradas

que descubren la mujer que hay en Galicia.

Pétalo cada poro eres amapola

de rojas mejillas y suave aroma

a manzanas camoesas. Subversivo rubor

nace de la sangre que nutre tu mar en cabellera

como surge el alecrín en la noche cerrada.

Mujer alegre flor de tojo eres violeta

que quiere crecer libre por los campos

cual retozan los bucles en el pubis y en la frente.

Tú tiñes de color lila mis anhelos

llovidos en común patria nublada.

De tu nación de niebla que comparto

me quedó esta hondura verde y húmeda

me quedó este silencio estas palabras

que hoy te dirijo desde la bruma.

Hay palabras en esta lengua que acarician

como tus ojos de almendra y de vieira

palabras fluviales para un cuerpo de gacela

cubierto de una piel de olas señeras:

Galicia habla en nosotros como la ternura.

Siento agitarse en ti fruta marina

la simiente de la vida en la naturaleza

y soy el pensamiento cuando amo

y soy el sentimiento cuando escribo

y soy el amor el amante y el amado.

                                                  De “Historia da Lua”, 1984

AL ENCUERNTRO DE LA VULVA


Abandono de nuevo

el verso por la vida

proteica

abandono la palabra

al encuentro de la vulva.


TU BOCA VIOLETA

     Tu boca violeta boreal y venérea

levita por el cosmos inmensamente abierta

manando levemente lava rosa

en la hora horizontal de las cavernas de carne.

Tu boca violeta es de hierro fundido

tiene el fulgor de la obsidiana en el talle de las amazonas

y la impudicia polar de sus tangas de morsa.

Sobre magmas de ámbar orificios volcánicos

escupen saliva negra contra el relámpago que hierve

en las tubulares sendas para el semen letal.

Tu boca violeta tiene la dulzura de la leche más azul:

es como un diplodocus que se amara en silencio

entre maíz zafiro y amapolas de grutas uvulares.

Vamos a los puertos grises sobre petróleo blanco.

El aliento lácteo que arremolinas petrifica mi líquido

y desata el instinto de nadar a panteras.

Tu boca violeta de contornos infinitos

se entreabre a todo lo que sea de lila.

Las montañas de azúcar de tu patria Pomona

y los lagos de licores de jauja o de cucaña

resbalan mansamente por utopías lascivas

mientras muerde el rubor y gallonas las vulvas.

Tu boca violeta boreal y venérea

abocina tus labios con gestos de gruta

y a latigazos irrumpe eruptiva y volcánica.

Amo la lengua de sierpe que se enrosca y se estira

como funda de fruta o piel de ventosa

que nos lleva adonde la aurora no preludia arenarias.

Amaré tu lava sobre todas las cosas

y el bilabial crepúsculo sabrá como hablo.

tren


Lo importante es irnos

y no donde vamos

y nunca llegar más lejos

que antes de partir.



puente


Yo vine desde antes de los orígenes.

Tú estabas más allá de la otra orilla

y juntos atravesamos todos los puentes.



Oraindik

Quizás el destino trazará en el tiempo

una historia de amor ocurrida en lituania

o una guerra absurda que me lleve lejos

o que me lleve a la muerte sin conocer donostia.

Quizás moriré en transilvania de paso

o en un berlín equívoco arropado de idiomas.

No sé si volveré a verte y ni siquiera

tengo asegurado tu recuerdo en el barro

mas sé que hasta es posible en ondárroa

anidar en tu vientre varios siglos fértiles.

No volver a vernos o vivir siempre juntos

son tan sólo variantes de un azar ya cierto.

Tú y yo nos juntamos para sentir lo intenso

y pase lo que pase cuando envejezca en lugo

o muera en bizancio o sobreviva en praga

diré si me preguntas con rotunda certeza:

te quiero todavía te quiero oraindik.

                                                      De "A boca violeta", 1987



MAS ALLÁ DE LA SAUDADE


Yo, que tantos hombres he sido

Borges

Porque de tantas vidas que tuve estoy ausente

y soy, a la vez soy aquel hombre que fui.

Neruda

Tú,

que tantos hombres has sido

no fuiste aun aquel

que subió conmigo

a las montañas nubladas,

donde está escrito:

«Ellos vendrán.

Vendrán erguidos

por la oscura niebla

donde levita Galicia.

Los caballos serán fulgurantes.

Las botas altas y negras.

Azules las miradas y las casacas;

las fustas, negras.

Traerán un aroma a roble,

una hoz y una bandera roja.

Bajarán por la gándara

enamorando a las doncellas.

Quizás vengan dos.

Los caballos azules.

Botas y espuelas negras.

La bandera, roja.

Uno traerá la hoz,

otro la esperada enseña.

Recitarán a Ossián,

agotarán las cepas,

hablarán de los hombres

de las pallozas antiguas.

Bajarán por la gándara,

relampagueante de cascos,

silenciosa de estoicos guerreros.

No lo olvidéis.

Ellos vendrán por la oscura niebla.

Uno será un caballero,

traerá hoz de bronce,

y en el porte mítico veréis

que desciende de Breogán.

El otro será apacible,

traerá la palabra

y vendrá con el estandarte rojo.

Que la tierra que pisen sea fmne,

el vino noble y las mujeres propicias».

Mientras,

a mi me sucede lo contrario

que a Pasolini con Gramsci:

estoy contra ti en la luz,

más contigo en las oscuras tinieblas.

y es que yo creo en la lógica de las cosas,

pero no creo en la lógica.

Por eso fui tantos hombres

como mujeres tuve.

Y por si alguna vez nos encontráramos

recuerda que yo subí a la cumbre de la montaña,

que divisé el abismo

y que bajé por ti.

Recuerda,

que estoy esperando el día

que serenes tu palabra,

liberes de nuevo el grito de los antiguos

y me digas que estás dispuesto a subir.

Entonces lo dejaremos todo,

quemaremos la última noche que nos queda,

y en los caballos azules

subiremos a las montañas nubladas,

traspasando la oscura niebla

donde levita Galicia

y donde termina nuestro laberinto.

Juntos cazaremos todos los ciervos pardos

y regresaremos cubiertos por pellejos de lobo.

Después nos perderemos en los barrancos,

librando cadenas,

prendiéndonos de cabelleras femeninas,

hasta consumar el ciclo, .

allá,

donde no hay estado, ni dios, ni poder.

      De “Poemas de amor sen morte” 1979

AMOR SIN MUERTE

      Lengua lame emboca resbala lábil

lenta lengua en el lodo en que yacente

despierta resbala sierpe húmedamente

y ardiendo de vidriados ciñe hábil.

Labios consagrados nervio a nervio

detrás delante al cabo frente a frente

gamuzas como pubis refulgente

y detenidos en el tiempo verbo a verbo.

Piel con piel nácar en la carne

almizcles congelados por la aurora

espasman y jadean en la materia que arde.

Y la vida se prolonga serena e infinitamente.

                                          De Poemas de amor sen morte, 1979.

AMAME ANARQUISTA

Ámame anarquista

frenéticamente

mientras desato y suelto

el pañuelo que sujeta

tu cabello

y libero a tu pecho

ya sin freno

ya sin sentido

siempre hacia la frontera

roja y negra

y violeta

ámame hacia la izquierda

cara a cara

hacia la noche

hacia ti

siempre hacia ti misma

Ámame anarquista

mismo contra mí mismo  

                                                                               De “Tigres de ternura” 1981

MORDERÁS ESTA LENGUA


Trazas con tu verso caracolas

prendida en espirales de olas marinas

y me llevas a un astral acuario íntimo

fluyente como la historia de la luna en la que arde

tanta pasión plural por la ternura.

Nuestra común lengua humedecida

se moja como el pastizal entregado al crepúsculo

y fértil devuelve las manzanas en auroras

y hace surgir la sierpe por el seto de la selva.

Me escribes en la lengua que nos une

que acaricia, penetra y que ilumina

que casi comunica lo que las manos comunican

y pronuncia casi lo que callan los labios.

Estaría dispuesto a renunciar al poema

y ser pasiva musa con tal que tu cantases

y ser la negra sombra o ser el huésped blanco.

Yo sé que bañarás en los mares de la dulzura

-de amor dirás palabras que tu cuerpo

escribirá mis versos liberado-

cada una de las palabras que me escribas

y sé que cada vez que arda tu boca

morderás esta lengua como el crótalo.


HOTEL

Todo amor tiene un espacio.

Todo espacio un vacío.

Y nos llenamos de nosotros

vaciándonos de nosotros.

    DENTRO

Yo sé que existo

porque puse una mano sobre tu vientre

y sólo tú estabas dentro.


          LUIS PIMENTEL


¿Te acuerdas amigo Luis de Lugo libre

antes del espanto sobre el fango?

Entraba la mañana por tu plaza

y la luna abandonaba los bancos de la alameda.

Desde la ventana acristalada

veias levitar tu ciudad

en el espejo que llevaba un obrero

encima de la cabeza.

Bajabas con cuidado

por no romper las sábanas de niebla

y lentamente sólo tú paseabas.

(Lejos los arrabales se acercaban).

La música del palco

ponía guantes blancos a las banderas.

Después llegaba el atardecer:

la hora en que la ciudad era paisaje.

Por la calle subían las casas en muletas

y las murallas se dormían redondas y suaves.

Tu decías: «Atardeceres de mi villa,

largos, casi eternos.

(Los años pasan rápidos;

los días, lentos)».

Y Lugo se abandonaba a la noche

vigilado por su poeta de guardia.

Pero una noche de lenta puesta de sol

desamparaste de versos tanta calma.

Y tu que creías que en un pueblo pequeño

no había asesinos

comprendiste que la ciudad había muerto.

Con nadie podías cambiar tu sonrisa

y todos los rostros resultaban forasteros.

Para ti jamás volverían a ser alegres

las banderas que sangran anilina.

Los arrabales abatidos a balazos

quemaban los últimos harapos

y los surcos se abrían a los cadáveres

que llenaban de metralla las vísceras de la tierra.

y cada verso que escribías

resultaba ser un surco de lágrimas

que se convertía en cuneta.

¿Te acuerdas amigo Luis de Lugo en luto

bajo la sombra fugacísima de las balas?

Poeta en nicho

cruzaste todavía el puente del terror

y hubo más palabras para tus versos.

(Tú sabías que la ciudad había muerto).

Seguramente un día

saludaste a mis padres

en el parque o en la alameda

y me dijiste algo

porque yo ya había cumplido

y mantenía implacable la alegría.

Pero tu sabías como nadie

que los niños también mueren

que existen niños solitarios y tristes

extraños niños

que conocen la muerte.

Prematuramente desvelado

yo nunca olvidé tu canción

para que un niño no duerma.

(En los arrabales ya no quedaban niños).

¿Te acuerdas amigo Luis de tanta sombra

sin luces por la bruma de Lugo?

                                                       De “Lugo blues”, 1987

      LA CABELLERA

Yo nací en un país verde finisterre que vago

errante tras manadas de vacas.

Incierto hijo soy de las tribus móviles que sólo se

detuvieron cuando se les acabó el mundo.

No tengo otras raíces que las de la espora ni

otra patria habito que la del viento.

Me siento de la estirpe de aquellos pueblos nómadas

que nunca se constituyeron en estado.

Nuestro espíritu conoció el abismo y el sentido

telúrico del entorno normal.

Nuestra historia es la del pueblo que perdió el

norte y se confundió con los bueyes.

Pero yo recuperé el norte en medio del naufragio

fluyendo sensualmente de la cabellera de la luna.

Y la inmensa cabellera es laberinto en el que

solamente hablo a quien yo amo.

                                                       De “A boca violeta”, 1987

Siendo muy joven fue profesor agregado de Lengua y Literatura Españolas de enseñanza media por oposición libre en Salamanca y catedrático de las mismas materias por oposición libre en Madrid. Luego opositó a la titularidad universitaria. Profesor de las Universidades de la Ciudad de Nueva York, de la Alta Bretaña en Rennes y de Santiago de Compostela, donde actualmente es director de la revista Moenia y de la Cátedra Valente de Poesía y Estética. Fundó la colección ‘Clásicos Galegos’ y coordina, con Carmen Blanco, la revista libertaria y multicultural Unión Libre. Cadernos de vida e culturas. Dirigió el Encuentro Internacional sobre José Ángel Valente de 1993 y actuó como padrino en su doctorado Honoris Causa por la Universidad de Santiago de Compostela. Asimismo, dirigió diversos congresos y encuentros y participó en numerosas actas, enciclopedias y revistas europeas y americanas.

http://www.galegos.info/es/claudio-rodriguez-fer