La Negra de la Heladera


Mayo 21, 2008

La Negra de la heladera

Tiene la piel de ciruela

Azúcar bajo las uñas

Y cacao en las caderas.

 

Sus dientes son de vainilla

Y la frambuesa en su boca

Los relame lentamente

Como un tierno becerrito

Que de la ubre de su madre

Nunca tiene suficiente.

 

Y en sus coloridas mejillas

Dos duraznos afloran,

Dos hoyuelos retozan,

Amor y felicidad las hinchan.

 

La negrita de la heladera

Se derrite del calor

Ya no aguanta, y se desnuda

Atormentando a la madre.

 

Mamá corre y la persigue

Mira en los cubos de la tienda,

Ella se esconde, y tiembla

Con un grito y la asusta

Mamá vuelve y la viste

Luego se resigna, y suda.

 

La negra se sienta, caprichosa,

Ve a su madre trabajar

La ve doblarse al raspar

Aquella escarcha tan sabrosa.

 

Mira al cliente que, ansioso,

Saborea su helado delicioso.

-Aquí esta su cambio, señor.

Y con una sonrisa en flor

Un guiño le manda a su negra,

La negra de la heladera,

La de la piel de ciruela.

 

La madre sigue trabajando;

Los sudores recorren su espalda.

Mira el reloj y suspira;

Las manecillas pasan sin prisa,

Pero el sol ya declina sus rayos.

 

La gente sigue saliendo y entrando

En la fresca Heladería:

Un grupo de niños que grita,

Un perro realengo asueñado,

Un viejo con bastón tallado.

Una pareja que se mira

En los ojos del otro fijamente

Mientras ordenan sabiamente

Chocolate y naranja-piña.

 

Todo esto ve la niña

En su cuna de leche malteada

Sonríe al viejo y al perro

Saca la lengua a los niños

Y en la pareja enamorada

fija la vista, como extrañada

De ver dos seres compartir

del mismo helado, la misma cuchara.

 

“Es tarde ya, negrita”,

Le dice la madre cansada.

“La luna pronto saldrá

Y tú tienes que descansar

Comer, dormir, soñar,

Prepararte para el mañana.”

 

Caso omiso hace la niña

Pues no quiere irse a soñar.

Ya hace rato que ella está

Sumergida entre mermeladas,

Bombones, paletas, cerezas,

Azúcar, conos, leche malteada,

Y un universo de galletas!

 

Back to home