El Parque Municipal

Volver al Indice 

 

Situado en lo que fue una finca de 16.800 m2, en la parte alta del campo de San Roque, conocida como la “Huerta de los Frailes” , probablemente perteneciente a la iglesia de San Frascisco, con la que dicen se comunicaba por pasadizos subterráneos.

En la época de la construcción de los arsenales quedó en manos de los militares, siendo durante mucho tiempo el Cuartel de Brigadas de Artillería de Marina, en 1765 se traslada a estas dependencias la academia de pilotos de la Armada, situada antes en la zona de La Graña.

En 1778 se comienzan las obras de un nuevo cuartel, pero se suspendieron en enero de 1796 por ser un gasto innecesario.

Antes de construirse el cuartel de Dolores, para el que luego se trasladaron, también estuvo la Compañía de guardia marina.

Ya en el s. XX fue sede también del Parque de Ingenieros y Central Telefónica Militar.

En 1940 se cede al ayuntamiento, a cambio de otros terrenos y edificios, para ser convertido en Parque Municipal.

El 10 de Julio de 1943 se inaugura oficialmente.

 



La caseta de la central telefónica militar

Por aquí, aún queda más de uno que recuerda haber pasado la guerra destinado en el parque.



 

 




El diseño es del Arquitecto Nemesio López Rodriguez junto con le paisajista Luciano Turc Bert.

Plano del Parque (1939)

El pleno municipal decidió bautizarlo como Parque Municipal  Eduardo Ballester, quizás tuviese algo que ver, que el alcalde de Ferrol por aquel entonces, se llamaba Eduardo Ballester.

Hoy en día se llama Parque Municipal Reina Sofía.

Pero como ya es sana costumbre entre los ferrolanos, nadie hace caso a los bautizos reiterados  y por aquí se le conoce como Parque Municipal o simplemente El Parque.

 

 


 


  

 

Fase de desmonte para construir la pista de baile


 


 


 

 

 


 


 


  

Entrada principal del parque, vista desde el interior del Parque

 

 

 

 

 

 


 


 En el año de su inauguración.

En el estanque aún no estaba colocada la fuente Vallace


 



 

En el centro del estanque próximo a la entrada principal, se encuentra la Fuente Wallace, realizada en hierro por Charles Lebourg. Fue comprada por el ayuntamiento en la exposición universal de Paris de 1889.

En su misma zona están los bustos de ferrolanos ilustres que en su tiempo adornaron la fachada del Ayuntamiento.

Los bustos de Carlos I, Carlos III, Marqués de la Ensenada y Concepción Arenal, fueron realizados en 1953 en mármol blanco, para los óculos de la fachada del actual ayuntamiento. después de su inauguración se llevaron al parque. Su autor fue Agustín López Fernández.

Los de Benito Vicetto, Villamil y Bello Piñeiro están realizados en cemento.

 

 


 

 La Fuente se colocó en el centro de un pequeño estanque


Diversión asegurada para los niños y los no tan niños, siempre que no les pillara el "chepa"

Chepa= guardia municipal

Tengo el recuerdo de unos chicos mayores colocando un tablón estrecho desde el borde al centro de la fuente, mientras hacían apuestas a ver quien lo pasaba más veces sin caerse al agua.

Era muy divertido, tanto para ellos como para los pequeñajos, que mirában con cara de asombro los prodigios que hacían los mayores.

Tan embelesados estában, que nadie se dió cuenta de que llegaba el "chepa". Derechito que se fue a la fuente y sacó el tablón, dejando en el centro de la fuente a uno de los chicos .

¡Ala!, salta ahora, le dijo al chico.

El chico se puso pálido y miraba a sus amigos que se mantenían a una distancia prudencial del guardia

(distancia prudencial: aquella desde la que se podía escuchar pero que te permitía escapar si se avecinaba un pescozón) .

Nadie osaba decir ni "pío", los mayores quietos y los pequeñajos escondidos, pero asomando la cabezita para no perderse nada.

Por supuesto el chico saltó (A ver quien era el guapo que de aquella desobedecía a un guardia).

Y también, por supuesto, se pegó el batacazo padre, aliñado con una buena mojadura.

El "chepa" que debía tener su corazoncito le ayudó a salir del estanque y le permitió irse para casa.

Aquella tarde nadie más se acercó a la fuente.



  

 

 

Fuente con un repintado.


 



 


 


 

Otra vista de la fuente 




 ......................................


 




 


 



 


 

 Jardines del Parque

 

 

 

 

 

 

 

 


 



 Otra  vista de los jardines













Jardines y el palacete al fondo






 

 

 

 

 

 

 

 El palacete y la pista de baile.

 

 

 

 

Famosas fueron las verbenas que se celebraron allí.

 

 

 

Verbenas donde acudían las damas ferrolanas ataviadas con sus mantones de Manila.



 


 

 

 


 


 


 

La pista no era nada buena para patinar, pero tenía unas pérgolas fabulosas para hacer de porterías de fútbol


 

 

 


 

 La pista con las incomodisimas sillas de tijera que ponían para ver las actuaciones.

Había epectáculos tanto para niños como para mayores.

 

 



 


 

 Entre las infantiles, estaban los títeres de "gorgorito".

Sus personajes: Gorgorito, la princesa y la bruja malvada 

Cuando la cabeza de la bruja asomaba entre bambalinas, los niños debían alertar al protagonista principal, que era Gorgorito, gritando su nombre

Aquellos gritos a pleno pulmón de "Gorgoriiiiiiitooooooooooo" superaban en  potencia a las mismas trompetas de Jericó.

 

 

 

 

 El estanque de los patos y su famosa casita


 


 

Allí se guardaban los patos a la hora de cerrar

Pintada de blanco y rojo .

Van a guardar los patos! Van a guardar los patos!

Era oir ese aviso y todos corríamos para ver la procesión de patos metiéndose en la casa.

Para todos aquellos niños que nunca lograron su objetivo de entrar en la casita y asomarse por su balcón, les diré que por dentro no era nada bonita, estaba sucia y no tenía ningún mueble. ;-)

 

 

 

 

 

 

Volver al Indice