Texto de la Plataforma para animar a la huelga del 21 de mayo
 

Dice un proverbio africano que “para educar a un niño, a una niña, hace falta toda la tribu"

 

En estos graves momentos, hemos perdido a la tribu. Educar a un niño, a una niña, es un asunto familiar en primer lugar y de  profesionales, en segundo lugar. DE NADIE MÁS. Los llamados “representantes políticos”, gestores indispensables de la democracia, se desentienden de un grito unánime que está convulsionando a la ciudadanía: LA EDUCACIÓN INFANTIL ESTA EN PELIGRO INMINENTE DE DESAPARICIÓN.

 

El progresivo deterioro de las condiciones de los centros de Educación Infantil, de las Casas de Niños, de las aulas de educación infantil de segundo ciclo de los colegios, la falta de valoración profesional, laboral, social, se manifiesta con toda su crudeza en la publicación de los Decretos de Requisitos Mínimos 0-3 años y de Currículo 0-6 años. Pero la puntilla de este marco legislativo, es la Orden de Admisión en los Centros de Educación Infantil y Casas de Niños de 0 a 3 años y  los Pliegos de Condiciones para la contratación de nuevos centros educativos.

 

La respuesta a la voluntad de las familias, de los profesionales, de los movimientos sociales, de los Ayuntamientos, que han manifestado su disconformidad con todas estas medidas, es el más absoluto de los desprecios. LA CONSEJERIA DE EDUCACIÓN, representada por Lucía Figar y por Carmen Pérez-Llorca y la PRESIDENTA DE LA COMUNIDAD, Esperanza Aguirre, no escuchan, no atienden: afirman, cuál lección aprendida de memoria, que todo está en orden, que no pasa nada, que todo es “continuista”. CONTINUISTA, ¿de qué?

 

Aumentar la ratio actual de las escuelas infantiles, para conseguir tres mil plazas más o incrementar las ayudas directas (cheque-guardería), para acudir a una guardería privada o concertada, para un total de más de dieciocho mil hogares, no justifican, ante el evidente desfase entre oferta y demanda, el destrozo que las medidas van a ocasionar entre las escuelas infantiles públicas y Casas de Niños de la Comunidad.

 

La desvergüenza de la desatención hacia todos los niños y niñas y sus familias, en los centros que no regule la Comunidad de Madrid y que no estarán inspeccionados por ningún organismo público, provoca una reflexión urgente: ¿dónde está la debida protección a la Infancia que han de ejercer los responsables políticos? Por ello, MANIFESTAMOS QUE LOS JEFES DE LA TRIBU HAN DEJADO DE EDUCAR A SUS NIÑOS Y NIÑAS.

 

Desprecian los conocimientos y saber profesional de los maestros y maestras, de los educadores y educadoras; pretenden con un currículo pretencioso y absurdo, imponer una forma de enseñar y educar a los menores de seis años, que nada tiene que ver con las ciencias psicopedagógicas. Engañan al resto de la tribu con falsas promesas: prometen el bilingüismo, prometen la mejor excelencia en aprendizajes lecto-escritores, prometen conocimientos matemáticos inapropiados para la edad, prometen la adquisición de contenidos propios de la educación primaria, prometen, en fin, lo que no saben, porque nunca han estado en contacto con los niños y niñas, porque no han sido maestros y maestras, porque no han pasado nunca por las aulas. PROMETEN UNA EXCELENCIA QUE NO EXISTE NI EXISTIRÁ, porque la calidad no es un producto más que se estampe en el libro de escolaridad. La calidad es un proceso interno de gestión, de adecuación al contexto, de aproximación a cada realidad y lo que es bueno para el desarrollo de las capacidades personales, es de ALTA CALIDAD. El resto son inventos de un mercado que habla de productos, no de personas.

 

En este momento, la EDUCACIÓN PUBLICA MADRILEÑA está sufriendo un ataque masivo, con unas armas muy poderosas: no son bombas, no hieren, pero matan los principios y valores de la solidaridad, de la igualdad, de la compensación, de la socialización, de la democracia. Subvierte la raíz de los hechos. En educación ya no importan los NIÑOS y las NIÑAS, sólo importa que tenga COSTE CERO para los administradores de nuestros impuestos. El mandato de las urnas, no da carta blanca a nuestros gestores políticos. No poseen la verdad absoluta; tampoco poseen nuestras voluntades, ni nuestros pensamientos, ni nuestras acciones. POR ELLO, LLAMAMOS A LA MOVILIZACIÓN de padres, madres, profesionales, ciudadanos, vecinos, para frenar el deterioro de la educación pública madrileña y de la educación infantil pública cero a seis años, en particular.

 

La tribu debe volver a educar a sus cachorros y demostrar a los responsables políticos que existe. La corrupción ética y moral de los jefes de la tribu ha de frenarse en la calle. Por eso:

 

¡Acudamos todos a la Huelga el miércoles 21 de Mayo y a la manifestación, a las 18 horas de Colón a Sevilla!

 

Plataforma de Madrid por la Defensa de la Etapa de Educación Infantil cero a seis años