Currículo de Finlandia
Interesante la apuesta que hacen los primeros en éxito por la Educación Infantil

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

1

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Título Original: National Curriculum Guidelines on Early Childhood Education

and Care in Finland.

2003 STAKES, National Research and Development Centre for Welfare

and Health.

Lintulahdenkuja 4, P.O.Box 220, FIN-00531 Helsinki, FINLANDIA

correo-e: varttua@stakes.fi

2008, traducción al castellano de Kaleida Forma sl.

Colección Zero

correo-e: kaleidaformasl@gmail.com.

2

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

DIRECTRICES NACIONALES PARA EL CURRÍCULO SOBRE LA

EDUCACIÓN Y EL CUIDADO DE LA INFANCIA EN FINLANDIA

3

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Al lector/a

Ésta es la traducción al castellano de las Directrices Nacionales para el Currículo

sobre la Educación y el Cuidado de la Infancia (ECI). El documento original

en finlandés fue publicado en Septiembre de 2003.

La ECI en Finlandia tiene dos objetivos principales. Uno, satisfacer las necesidades

de cuidado durante el día del niño por debajo de la edad escolar y el

otro, proporcionar educación infantil. Las Directrices para el Currículo pretenden

promover la provisión de ECI en términos de igualdad a lo largo del país,

orientar el desarrollo de los contenidos de las actividades, y contribuir a desarrollar

la calidad de las actividades introduciendo unos principios uniformes

para organizarlas.

La educación y el cuidado de la Infancia (ECI) de la infancia, es un concepto

influido social y culturalmente. Los conceptos relacionados con la ECI también

están conectados con el lenguaje y sus significados. Puede haber diferencias

importantes entre los conceptos usados en diferentes países para referirse al

sistema, servicios y contenidos de la ECI. Ni siquiera el término “educación

infantil” se puede definir de una manera uniforme. Además, el mismo concepto

puede tener diferentes contenidos dependiendo del contexto de cada país

Con el fin de abordar el contexto y las ideas básicas de las Directrices Nacionales

para el Currículo ECI en Finlandia, definiremos brevemente algunos conceptos

básicos.

Educación y cuidado Infantil (ECI)

El término castellano común para la educación del niño pequeños es “educación

infantil”. El equivalente finlandés para el término educación es “kasvatus”.

Este término tradicionalmente se ha utilizado en un sentido más restringido

que el término castellano, excluyendo la perspectiva pedagógica. Esta es la

4

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

razón por la cual la traducción castellana utiliza el término “ECI” que abarca las

perspectivas de cuidado, educación y enseñanza.

El término “ECI” se ha utilizado en la Revisión Temática de las Políticas de Educación

y Cuidado Infantil de la OCDE. El término también describe el carácter

comprensivo del sistema finlandés. Cubre tanto la organización de los “cuidados

de día” que se ofrece a las familias como la perspectiva de una educación

infantil temprana que contempla objetivos accesibles a los niños. En resumen,

describe la manera en la que la pedagogía de la primera infancia combina cuidado,

educación y enseñanza en un conjunto que es tenido en cuenta en las

actividades diarias. La pedagogía de la primera infancia varía con la edad del

niño, y por lo tanto los elementos de cuidado, educación y enseñanza tienen

un énfasis diferente en diferentes situaciones.

Directrices Nacionales para el Currículo sobre ECI en Finlandia.

El documento finlandés utiliza el término “Plan Básico” con respecto a la ECI.

No se utiliza el equivalente finlandés de “currículo” con el fin de acentuar la

naturaleza holística de la ECI, en la que se incluye cuidado, educación y enseñanza.

El uso del término también pretende subrayar que el documento está

conectado con una opción ejemplar hecha dentro del sistema finlandés a partir

de una extensa negociación social.

La versión castellana, sin embargo, utiliza el término currículo por motivos de

claridad. Internacionalmente, se denomina currículo a los documentos dirigidos

a orientar los contenidos de ECI, es decir, la pedagogía.

El ambiente de la ECI

Un “ambiente de la ECI” es un todo formado por el elementos físicos, psicológicos

y sociales. Incluye los edificios, el entorno social inmediato, y las configuraciones

psicológicas y sociales conectadas funcionalmente a diferentes

situaciones, así como diferentes materiales y equipamientos.

5

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Un término similar, más familiar es el de “ambiente de aprendizaje”. El uso del

término “ambiente de la ECI” subraya ciertas características específicas del

ambiente. El término pretende describir la ECI como algo unido no sólo a situaciones

de aprendizaje sino también a situaciones de cuidado y juego así como

a la naturaleza y al ambiente como algo más amplio. También pretende destacar

la importancia de las diferentes interacciones sociales.

Participación y colaboración en la ECI

En la ECI finlandesa, la cooperación entre el personal y las familias tiene un

sólido respaldo. Las Directrices del Currículo Nacional buscan acentuar un acercamiento

nuevo y más profundo, llamado “participación en la ECI”, que plantea

la participación como un paso más allá de la cooperación. Los educadores tienen

un papel clave a la hora de compartir el día a día de la educación y el cuidado

del niño pequeño con la familia. De aquí se desprende que la naturaleza

de la relación entre familia y educadores es una parte esencial del bienestar

del niño. El paso de la cooperación a la participación en la ECI requiere una

interacción mutua, continuada y comprometida en todos los aspectos que

hacen referencia al niño. La experiencia de ser oído y el respeto mutuo son

esenciales para lograr una comprensión compartida.

Educador/a

El término educador/a se refiere al personal de ECI responsable del cuidado, la

educación y la enseñanza en los diferentes tipos del servicio. En Finlandia, los

“centros de atención durante el día” tienen un personal multiprofesional y por

lo tanto hay variaciones en el nivel de formación entre el personal. Por lo

menos un tercio del personal debe tener bien una diplomatura o licenciatura en

Educación o bien una diplomatura en ciencias Sociales. Y el resto de personal

debe tener una educación secundaria superior (bachillerato o enseñanzas equivalentes).

En el “cuidado familiar”, el educador trabaja sobre todo solo o en el

caso del “cuidado familiar en grupo”, junto con otro educador. Existen diferen-

6

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

cias entre distintas municipalidades y centros en el nivel educativo de los educadores.

Los profesores de educación pre-escolar (proporcionada una año

antes de la enseñanza obligatoria, a los seis años) han estudiado hasta el nivel

de diplomatura o licenciatura. Más información, http://www.stakes.fi.varttua

Helsinki, 26 de agosto de 2004

Anna Leena Vllimlki,

Development Manager,

Plivi Lindberg,

Senior Planning Officer.

7

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Prefacio

Las Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el Cuidado de

la Infancia (ECI) proporcionan una orientación para aplicar el contenido de la

educación y el cuidado de la Infancia (ECI) en Finlandia. Como ésta es la primera

vez que se prepara este tipo de documento, se recogerá una valoración

lo más extensa posible sobre su contenido y utilidad. El documento será revisado

en verano de 2004 a partir de esta valoración.

La tarea de bosquejar las Directrices Nacionales para el Currículo sobre ECI fue

asignada a STAKES en la Resolución del Gobierno Referente a la Definición

Nacional de la Política sobre la Educación y el Cuidado de la Infancia. En STAKES,

un grupo de trabajo designado por el Director General fue responsable de

la preparación y del contenido de las Directrices Nacionales para el Currículo. El

grupo del trabajo fue asistido por un comité, el equipo de expertos de ECI en

STAKES, y otros grupos de expertos establecidos en función de las necesidades

de abordar diferentes áreas de contenido.

El grupo de trabajo se reunió 12 veces entre Noviembre de 2002 y Septiembre.

de 2003. Sus miembros fueron los que figuran a continuación: Matti Heikkillä

Deputy Director General, STAKES, Chair; Anna Leena Vällimäki. Development

Manager, STAKES, Deputy Chair; Aino-Inkeri Hansson, Deputy Director General/

Kirsi Alila, Senior Officer, desde el 27 de marzo de 2003, Ministro of Asuntos

Sociales y Salud; Kirsi Lindroos, Director/ Tiina Kavilo, Senior Officer, desde

el 27 de marzo de 2003, Ministro of Educación; Hely Parkkinen, Project Manager

de la Mesa Nacional of Educación, Anna-Maija Haliseva-Lahtinen, Senior

Advisor, Asociación of Autoridades Locales y Regionales Finlandesas: Juhani

Hytönen Profesor, Universidad de Helsinki; Kirsti Karila, Profesor (pro tem),

Universidad de Tampere; Pirjo Forss-Pennanen, Lecturer ,Polytechnics Network;

Marjatta Kekkonen/Lauri Kuosmanen desde el 20 Agosto de 2003,

Secretario para Asuntos Profesionalés, Sindicato of Profesionales de la Salud y

8

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

del Cuidado Social.. Tehy; Raili Leiqvist, Bargaining Officer, Sindicato para el

Sector Municipal, KTV; Soile Oleander, Chair, Sindicato de Education/Asociación

de Profesores de Pre-escoalr; Airi Salmi. Secretaria para Asuntos Profesionales,

Sindicato de Profesionales del Trabajo Social, Talentia; Heljä Petljä, Secretaria

para la Educación y el Cuidado tempranos, Oficina del Consejo Eclesiástico.

Sirkka-Liisa Ihalainen trabajó como secretaria del grupo de trabajo en STAKES.

El comité preparó el material para el grupo de trabajo. Se reunió 18 veces. Sus

miembros fueron los siguientes: Anna-Leena Vällimäki, Development Manager,

STAKES. Chair; Hely Parkkinen, Project Manager, National Board of Education;

Anna-Maija Haliseva-Lahtinen, Senior Advisor, Asociación of Autoridades Locales

y Regionales Finlandesas; Kirsi Alila, Senior Officer, Ministro of Asuntos

Sociales y Salud, and Sirkka-Liisa Ihalainen, Secretaria del Proyecto, STAKES.

Se invitó a varios expertos en ECI a presentar sus contribuciones al grupo de

trabajo y al comité, y también se les pidió que comentaran los borradores de

las directrices en diferentes etapas. Los expertos presentaron planteamientos,

críticas e interrogantes y poder tenerlas en cuenta en un plazo de tiempo disponible

tan corto representó un desafío importante.

La preparación de las Directrices Nacionales para el Currículo se pudieron

seguir en la web de VARTTUA, (http://www.STAKES.fi.varttua.ajankohtaista.-

vasu.htm), mantenida por STAKES. La web también puso al alcance los interesantes

artículos de expertos y otras informaciones que completaban las

Directrices para el Currículo. Ha proporcionado a una oportunidad para expresar

opiniones y para comentar el borrador de las directrices. Todos los comentarios

han estado a disposición del grupo de trabajo y del comité. Los páginas

web creadas para elaborar las directrices del currículo siguen siendo accesibles

en el sitio web de VARTTUA.

En nuestro cambiante mundo, la provisión de una buena ECI, exige la implicación

y el compromiso de los centros de investigación y formación, los grupos

9

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

de interés, los representantes de los educadores municipales y de las familias.

El objetivo es poner en marcha, evaluar y desarrollar de una forma permanente

tanto las Directrices para el Currículo Nacional como los currículos locales

elaborados en base a éste. Agradecemos a todas aquellas personas que

han contribuido a su diseño ya sea personalmente, a través de sus representantes

y grupos, o a través de la web de VARTTUA .

Helsinki, 30 Septiembre 2003,

Matti Heikkillä

Deputy Director General

Anna-Leena Välimäki

Development Manager.

10

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Contenidos

Al lector/a...............................................................................................4

Prefacio...................................................................................................8

1. DIRECTRICES NACIONALES PARA EL CURRÍCULO SOBRE LA EDUCACIÓN Y

EL CUIDADO DE LA INFANCIA..................................................................13

1.1 El objetivo de las Directrices Nacionales para el Currículo...................13

1.2 Documentos políticos que legislan la educación y el cuidado de la

infancia..............................................................................................14

2. EDUCACIÓN Y CUIDADO DE LA PRIMERA INFANCIA................................16

2.1 Qué es la educación y el cuidado de la primera infancia......................16

2.2 Valores en la ECI...........................................................................17

2.3. Objetivos Educativos.....................................................................18

3. PUESTA EN PRÁCTICA DE LA ECI..........................................................20

3.1. El bienestar del niño como objetivo.................................................20

3.2. Cuidado, educación y enseñanza, un todo integrado.........................20

3.3. El papel de los educadores en ECI...................................................21

3.4 . El ambiente de la ECI...................................................................23

3.5 La alegría de aprender....................................................................23

3.6. El papel del lenguaje en ECI...........................................................24

3.7. Las formas de actuar del niño........................................................26

El juego..........................................................................................26

La actividad física.............................................................................29

Las experiencias y la auto expresión artística......................................30

La exploración.................................................................................32

3.8. Orientaciones de contenido............................................................34

Orientación matemática....................................................................36

Orientación científica........................................................................36

Orientación socio-histórica................................................................36

11

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Orientación estética..........................................................................37

Orientación ética..............................................................................37

Orientación religiosa filosófica...........................................................38

Continuidad entre las orientaciones de contenido de la ECI y las áreas del

Currículo Básico para la Educación Pre-escolar.....................................38

4. COMPROMISO DE LAS FAMILIAS EN LA ECI............................................40

4.1 Participación en la ECI....................................................................40

4.2 Compromiso familiar en la planificación y la evaluación......................41

4.3. El plan individual de la ECI y su evaluación......................................41

5. APOYO ESPECIAL EN LA ECI.................................................................43

6. CONSIDERACIONES A LA HORA DE LA PUESTA EN MARCHA DE LA ECI.....46

6.1 Una red de servicios.......................................................................46

6.2 ECI y niños con diferentes bagajes lingüísticos y culturales.................47

6.3. Inmersión lingüística de la ECI en un idioma extranjero, y actividades

basadas en una pedagogía alternativa. .................................................49

6.4. Un niño hospitalizado. ..................................................................51

7. UN CURRÍCULO LOCAL. ......................................................................52

7.1. Elaboración de un currículo local de ECI. .........................................52

7.2. El contenido del currículo local de ECI.............................................53

7.3. Un currículo local de ECI como parte de los esfuerzos para la mejora de

la calidad. ..........................................................................................54

12

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

1. DIRECTRICES NACIONALES PARA EL CURRÍCULO SOBRE

LA EDUCACIÓN Y EL CUIDADO DE LA INFANCIA

1.1 El objetivo de las Directrices Nacionales para el

Currículo.

Las Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el Cuidado de

la Infancia proporcionan a una herramienta nacional para dirigir la educación y

el cuidado de la infancia (ECI). Se basan en la Resolución Respecto a la Definición

de la Política Nacional sobre la Educación y el Cuidado de la Infancia aprobada

por el gobierno finlandés el 28 de febrero de 2002. La definición de la

política contiene los principios centrales y las prioridades de desarrollo para la

ECI gestionada y supervisada públicamente.

Las Directrices para el Currículo pretenden promover la provisión de ECI en

términos equitativos a través del país, dirigir el desarrollo de los contenidos de

las actividades, y contribuir a desarrollar la calidad de las actividades introduciendo

unos principios uniformes para organizar dichas actividades

Las Directrices para el Currículo también pretenden aumentar el conocimiento

profesional del personal de ECI, el compromiso de las familias en los servicios

de ECI, y la cooperación multiprofesional entre los diferentes servicios que

atienden a los niños y a sus familias antes del inicio de la educación obligatoria.

Junto con los currículos básicos para el curso pre-escolar y para la educación

básica, las Directrices para el Currículo sobre ECI forman un marco

nacional para promover el bienestar, el desarrollo y aprendizaje de la infancia.

Los municipios pueden organizar con gran autonomía sus servicios de ECI para

responder a las necesidades de familias de una manera óptima. Como las

municipalidades se diferencian ampliamente entre sí, es importante que cada

una diseñe sus propias y especificas directrices estratégicas, y las tengan en

cuenta al elaborar el currículo local de ECI.

13

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Las Directrices para el Currículo se refieren a todas las formas de ECI gestionadas

o supervisadas públicamente. Las municipalidades las utilizarán para evaluar

la medida en que sus servicios de ECI cumplen los estándares así como

para especificar el contenido y los modos de acción para diferentes actividades

de ECI en su propio currículo.

La educación está conectada a la cultura y al cambio constante en la sociedad,

lo que debería ser tenido en cuenta en la valoración continua de la puesta en

práctica de ECI, así como en el proceso de establecimiento y logro de objetivos.

Para entender mejor de lo que tratan las Directrices del Currículo es

importante verlas como un marco establecido para ser discutido y posteriormente

concretado así como para formular prácticas y principios conjuntamente

acordadas para su aplicación en municipios y centros.

1.2 Documentos políticos que legislan la educación y el

cuidado de la infancia.

Existen tanto documentos nacionales como locales legislando la educación y el

cuidado de la infancia (ECI)

Documentos políticos y legislaciones nacionales:

Legislación sobre el Cuidado de Día del Niño y la Educación Preescolar

regula la puesta en práctica de la educación y el cuidado de la

infancia, de la cuál la educación pre-escolar forma parte.

Definición Política Nacional sobre la Educación y el Cuidado de la

Infancia contiene los principios centrales y las prioridades del desarrollo

para la ECI gestionada y supervisada públicamente.

Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el

Cuidado de la Infancia proporciona las directrices nacionales para los

14

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

contenidos y la calidad de la ECI así como para la elaboración de los

currículos locales.

Currículo Básico para la Educación Pre-escolar en Finlandia proporciona

las directrices nacionales para los contenidos y la calidad de la

educación pre-escolar y para la elaboración de los currículos locales.

Documentos políticos locales:

Las definiciones políticas locales y estrategias para la ECI pueden

formar parte de un programa municipal de infancia, o estar incluidas en

otros documentos referidos a la infancia y a las familias. Definen los principios

y las prioridades centrales del desarrollo aplicables en la organización

de la ECI en el municipio, y describen su sistema de atención

Un currículo local de ECI es un documento político diseñado por un

municipio o varios municipios a partir de las Directrices Nacionales

para el Currículo. El currículo tiene en cuenta las propias definiciones,

estrategias y metas del los municipio y define objetivos para los contenidos

de diferentes formas de intervención.

Un currículo local de educación pre-escolar y el currículo ECI forman

un todo integrado, existiendo una clara continuidad entre ellos.

Un currículo ECI específico de una zona es más detallado que un

currículo local y describe las características y prioridades específicas de

un distrito o centros. El currículo específico de una zona también incluye

objetivos específicos para diferentes formas de un servicio.

Los planes individualizados para la ECI y la educación pre-escolar

son elaborados entre los profesionales y la familia del niño con el fin de

proporcionar una base para la puesta en práctica de la educación y el

cuidado tempranos del niño, y de la educación pre-escolar.

15

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

2. EDUCACIÓN Y CUIDADO DE LA PRIMERA INFANCIA.

2.1 Qué es la educación y el cuidado de la primera infancia.

La educación y el cuidado de la primera infancia es la interacción educativa que

tiene lugar en los diferentes entornos vitales del niño pequeño, dirigida a promover

de forma equilibrada su crecimiento, desarrollo y aprendizaje. Con el fin

de que los esfuerzos educativos de las familias y los educadores formen un

todo significativo desde el punto de vista del niño es imprescindible que exista

una estrecha cooperación entre las familias y los educadores, p.ej. participación

en la ECI.

La ECI gestionada, supervisada y financiada públicamente abarca cuidado,

educación y enseñanza. La ECI es interacción y colaboración sistemática e

intencional, donde el juego espontáneo del niño tiene una importancia capital.

Está construida sobre una visión holística del crecimiento, el desarrollo y el

aprendizaje del niño,y se elabora a partir de un amplio abanico de conocimiento

pedagógico, particularmente de conocimiento sobre la ECI, de informaciones

e investigaciones interdisciplinares, así como de la experiencia sobre la

metodología pedagógica.

Un recurso central para la ECI es un profesional competente. Mantener una

calidad de ECI alta requiere que las comunidades educativas y los educadores

individuales tengan un fuerte conocimiento profesional.

Los servicios de ECI se proporcionan de acuerdo con la Definición Política

Nacional. Las intervenciones más importantes incluyen centros de educación

infantil, educación infantil en el ámbito familiar y diferentes intervenciones

centradas en la comunidad. Los servicios son proporcionados por municipios,

asociaciones, abastecedores del sector privado y parroquias. La educación preescolar

implica una enseñanza y educación sistemática dirigida a los niños que

comenzarán su educación obligatoria el año siguiente. La educación y el cui-

16

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

dado de la primera infancia, de la que la educación pre-escolar forma parte, y

la educación básica forman un todo integrado que asegura la coherencia y la

continuidad en el desarrollo de los niñ@s.1 El ECI también cubre a niños que

asisten a la escuela obligatoria si utilizan servicios ECI.2

2.2 Valores en la ECI.

Los valores que subyacen a la ECI en Finlandia se basan en las convenciones

internacionales sobre los derechos del niño, las legislaciones nacionales y otras

directrices.

Un valor central en la Convención sobre los Derechos del Niño3, es la dignidad

humana del niño. En relación a este valor básico, la convención comprende los

siguientes cuatro principios globales:

No discriminación e igual trato.

El mejor interés de la infancia.

El derecho del niño a la vida y a un desarrollo completo.

Proporcionar el peso debido a las opiniones el niño.

Los principios básicos de la ECI se definen a partir de las regulaciones finlandesas

de los derechos fundamentales, otras regulaciones legales y documentos

políticos que se pueda definir. Estos principios incorporan el derecho del niño a:

1 El Currículo básico para la educación pre-escolar y el Currículo para la Educación básica son definidos por la Mesa

Nacional de Educación.

2 En cuanto a los niños que asisten a la educación obligatoria, la planificación de las actividades tiene en cuenta las

directrices sobre las actividades extraescolares y los planes sobre actividades de mañana y de tarde organizadas para

los niños que van a la escuela, incluidos en el currículo de educación básica

3 En Finlandia, la Convención sobre los Derechos del Niño, que salvaguarda el crecimiento y desarrollo del niño,

entró en vigor como acto legislativo en 1991.

17

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Unas relaciones personales afectuosas.

Un crecimiento, un desarrollo y unos aprendizajes asegurados.

Unos ambientes sanos y seguros que permitan el juego y una amplia

gama de actividades.

Ser escuchado y tener en cuenta su opinión en función de su edad y

madurez.

Recibir la ayuda especial que necesite.

Su propia cultura, lenguaje, religión y creencias.

2.3. Objetivos Educativos.

En ECI, es importante subrayar el valor intrínseco de la infancia, fomentar esta

etapa vital, y ayudar al niño a desarrollarse como un ser humano. Las actividades

en ECI son dirigidas por metas educativas amplias que van más allá de

cualquier objetivo educativo y curricular específico. La tarea de los educadores

es asegurarse de que en las actividades se tenga en cuenta, de una manera

equilibrada y suficientemente profunda, las siguientes tres metas educativas

para el desarrollo como un ser humano significativo para toda la vida:

Promoción del bienestar personal.

Refuerzo de comportamientos y acciones respetuosas hacia los otros.

Construcción gradual de la autonomía.

Al promover el bienestar personal, el foco está en el respeto hacia la individualidad

de cada niño. Esto permite que los niños actúen y se desarrollen como

seres únicos.

18

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

El refuerzo de comportamientos y acciones respetuosas hacia los otros como

meta educativa significa que los niños aprenden a pensar en las otras personas

y a cuidar de ellos. Piensan positivamente sobre sí mismos, otras personas, y

otras culturas y ambientes. La ECI contribuye a proporcionar condiciones favorables

para la creación de una buena sociedad y de un mundo común.

La construcción gradual de la autonomía pretende ayudar a los niños a convertirse

en adultos capaces de cuidar de sí mismos y de las personas que les

rodean y a hacer decisiones y opciones referentes a su propia vida.

19

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

3. PUESTA EN PRÁCTICA DE LA ECI

3.1. El bienestar del niño como objetivo.

El objetivo principal de la ECI es promover el bienestar global del niño con el

fin de asegurar las mejores condiciones posibles para el crecimiento, el aprendizaje

y el desarrollo. De esta manera, el niño puede disfrutar de la compañía

de otros niños y educadores, experimentando la alegría y la libertad de la

acción en un ambiente tranquilo y seguro. El niño está interesado en su

ambiente y puede dedicar su energía al juego, al aprendizaje y la realización

de actividades cotidianas con un nivel adecuado de desafío.

Para promover su bienestar, es necesario fomentar la salud y las capacidades

funcionales del niño y responder a sus necesidades básicas. Por lo tanto, los

niños sienten que son apreciados y aceptados como son, y que son escuchados

y mirados. Se les ayuda a desarrollar una sana autoestima. Quieren intentar

cosas nuevas y aprender habilidades sociales. Además, cada niño es valorado

de acuerdo con sus propias necesidades, personalidad y cultura, y tiene un

sentimiento de ser tratado justamente con independencia de su género o historia

social, cultural y étnico.

El bienestar del niño en las actividades de la ECI se promueve mediante unos

lazos personales estables y cálidos. Se fomenta su relación con la familia, los

educadores y otros niños, y que tenga una sensación de pertenencia a su

grupo de iguales.

3.2. Cuidado, educación y enseñanza, un todo integrado.

La ECI es un conjunto que abarca las dimensiones interdependientes de cuidado,

educación y enseñanza. Estas dimensiones reciben un énfasis diferente

en función de la edad del niño y de la situación. Cuanto más pequeño es el

niño, mayor la extensión en que las interacciones entre el niño y los educado-

20

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

res ocurren en situaciones de cuidado. Estas situaciones también incluyen educación,

enseñanza y orientación, siendo importantes tanto para el bienestar

general del niño como para el aprendizaje.

Un buen cuidado proporciona una base para todas las actividades de ECI. Significa

que las necesidades básicas del niño son satisfechas de modo que puedan

dirigir su atención a otros niños, al ambiente y a la actividad. Cuanto más

pequeño es el niño, más necesita ser cuidado por los adultos.

Una buena combinación de cuidado, educación y enseñanza puede promover la

auto-imagen positiva del niño, las habilidades expresivas e interactivas, y el

desarrollo del pensamiento. La vida diaria del niño consiste en una variedad de

situaciones que forman la base para un ritmo diario flexible pero bien definido.

El cuidado y otras situaciones de interacción así como pequeñas tareas presentes

en el día a día del niño son importantes para el desarrollo y el aprendizaje.

Los educadores aseguran así la presencia de la dimensión de enseñanza en los

diferentes momentos del día.

3.3. El papel de los educadores en ECI.

El personal de ECI se compone de una comunidad multiprofesional de educadores

que sigue los valores y los modos de acción definidos y acordados conjuntamente

en los documentos de política nacional. Al negociar sobre los

valores y los modos de la acción, la comunidad de educadores construye una

cultura común de ECI. En el trabajo educativo es importante que el equipo sea

consciente de su papel educador así como de los valores y principios éticos

subyacentes. Analizar y evaluar su propio trabajo les ayudará a actuar conscientemente

en sintonía con unos principios ética y profesionalmente sólidos.

El conocimiento profesional y vocacional así como la experiencia proporcionan

una fundación sólida para la competencia profesional. La comunidad de educadores

documenta, evalúa y hace esfuerzos para desarrollar continuamente su

21

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

trabajo. Los educadores mantienen y desarrollan sus capacidades profesionales

y son conscientes de las cambiantes necesidades de la ECI y de los nuevos

desafíos creados por los avances tecnológicos.

Para reaccionar a los sentimientos y necesidades del niño los educadores necesitan

mostrar sensibilidad y compromiso. En la comunidad de adultos y niños

aseguran un buen ambiente en el que el niño pueda disfrutar de una sensación

de pertenencia e inclusión. Los educadores potencian la continuidad de las

relaciones de amistad, cuidado y educación del niño.

Los educadores, a nivel personal y como grupo, necesitan tomar elecciones

para que los esfuerzos de educación y enseñanza sean conscientes e intencionales.

La tarea de los educadores es la planificación de actividades y la creación

de un ambiente que tenga en cuenta tanto la mayoría de las formas

típicas de acción de los niños como las diferentes orientaciones sobre los contenidos4.

La visión de que cuidado, educación y enseñanza forman un todo

integrado actúa como un principio estratégico para los educadores, que también

son conscientes del potencial del niño para el crecimiento y el aprendizaje.

Los educadores animan a los niños a actuar con autonomía de modo que

los niños se sientan capaces de hacer cosas a la vez que reciben ayuda cuando

la necesitan. Los educadores también transmiten a los niños experiencias de

generaciones previas, la herencia cultural y diferentes aspectos del conocimiento

científico a través del ambiente y de diversas actividades comunes.

Los educadores respetan la experiencias y opiniones del niño, de la familia y de

cualquier otro, y basan su trabajo en los principios de participación de la ECI.

4 Ver capítulo 3.8

22

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

3.4 . El ambiente de la ECI.

Un ambiente de ECI es un todo formado por elementos físicos, psicológicos y

sociales. Incluye los edificios, el vecindario más cercano y las configuraciones

psicológicas y sociales conectadas funcionalmente a diferentes situaciones, así

como diferentes materiales y equipamientos. Cuando el ambiente es rico, flexible

y predispone al aprendizaje, atrae el interés y la curiosidad del niño y le

anima a experimentar, actuar y expresarse. Además, el ambiente introduce en

las acciones que involucran a niños y educadores un abanico de elementos

basados en el conocimiento, las destrezas, y las experiencias.

Al planificar el ambiente de ECI se deben considerar tanto los aspectos funcionales

como estéticos. Un ambiente bien construido tiene una buena atmósfera,

que anima a los niños a jugar, a explorar movimientos, a actuar y a expresarse

de muchas maneras diferentes. Los niños pueden participar en la planificación

de los espacios y el equipamiento como parte de la puesta en práctica de diferentes

orientaciones de contenido y temas.

La atmósfera del ambiente de ECI debería ser positiva. El ambiente también

debería ser seguro y tener en cuenta factores relacionados con la salud del

niño y con su bienestar en general.

La planificación de los espacios se puede utilizar como una manera de promover

interacciones en grupos de niños de diferentes tipos y tamaños así como

entre niños y educadores. Un ambiente bien diseñado de ECI promueve actividades

en grupos pequeños donde todos y cada uno de los niños tiene la oportunidad

de participar en diálogos e interacciones.

3.5 La alegría de aprender

Los niños son naturalmente curiosos, están deseando aprender cosas nuevas,

hacerlas de nuevo y volverlas a hacer. Aprenden de una manera holística. Prac-

23

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

tican y aprenden diferentes habilidades y, cuando encuentran nuevas cosas,

hacen uso de todos sus sentidos en el proceso de aprendizaje. Interactuando

con el entorno y las personas, los niños combinan cosas y situaciones con sus

propias experiencias, sentimientos y estructuras conceptuales. Aprenden mejor

cuando son activos y se implican. Cuando actúan de una manera significativa y

relevante, pueden experimentar la alegría de aprender y la sensación de éxito.

Los lazos personales cálidos proporcionan una base para el aprendizaje. El

compromiso de los educadores con la educación y la situación de aprendizaje

se manifiesta a través de respuestas sensibles a los sentimientos y al bienestar

emocional del niño. El educador escucha a los niños, les da oportunidades de

tomar iniciativas, decidir sobre sus actividades, explorar, sacar conclusiones y

expresar sus pensamientos. La ECI apunta a desarrollar una disposición positiva

hacia el aprendizaje.

3.6. El papel del lenguaje en la ECI.

Desde el comienzo, los niños están interesados en su ambiente, en construir

una imagen del mundo que les rodea y de su situación dentro de éste. El lenguaje

tiene un papel vital en este proceso. Apoya el desarrollo de los procesos

cognitivos del niño y permite la comunicación de significados. Cuando el niño

crece, también crece en importancia la función del lenguaje en el apoyo de los

procesos cognitivos tanto en la resolución de problemas, el pensamiento lógico

y la imaginación. Las capacidades relacionadas con el dominio del lenguaje son

claves para la capacidad de aprender del niño.

En la infancia temprana, el juego y los cuentos de hadas son de vital importancia

para el desarrollo de las habilidades lingüísticas y la visión del mundo del

niño. El aprendizaje del lenguaje es siempre un proceso creativo y personal,

con la imitación desempeñando un papel fundamental. En sus relaciones con el

adulto y los iguales, los niños aprenden costumbres culturales y sociales así

como modelos de comunicación.

24

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Inicialmente, los niños pequeños se expresan holísticamente por medio de

expresiones faciales, gestos y movimientos. En estas edades tempranas, los

niños necesitan un educador que suela estar cercano y conozca su manera

individual de comunicarse. El educador reacciona con empatía cuando el niño

inicia contactos, animando así al niño a interaccionar. Se está reforzando, al

mismo tiempo, la auto-imagen positiva y la auto-aceptación. Gradualmente el

niño aprende a clasificar cosas por medio de conceptos y a entender sus interrelaciones.

El niño también aprende a formular preguntas.

A través de las rutinas diarias los niños pequeños aprenden un lenguaje ajustado

a situaciones concretas. Según crecen, los niños construyen en su juego

conexiones entre el lenguaje y la acción, lo que da un mayor énfasis a sus propias

experiencias —especialmente el juego— en el aprendizaje del lenguaje.

Los niños usan el lenguaje para dar forma al propósito de su juego, para describir

cómo se desarrolla y para regular sus interacciones.

Los niños tienen una disposición natural a jugar con las palabras. Rimas y juegos

de palabras sinsentido llaman la atención del niño sobre la forma de lenguaje

en vez de sobre su significado proporcionándoles práctica en el área del

conocimiento lingüístico. Los niños también disfrutan de los cuentos. Tanto el

hecho de contar historias por parte de los mismos niños como las actividades

creativas inspiradas por los cuentos de hadas y otros cuentos contados por los

adultos aumentan la confianza del niño en sus propias capacidades y les ayudan

a expresarse continuamente. Los diferentes tipos de literatura son parte

del mundo incluso de los niños más pequeños. La literatura les ofrece una

amplia gama de ideas sobre el mundo que les rodea y enriquece su lenguaje,

así como les proporciona práctica en habilidades de escucha.

Un educador dirige con el lenguaje las observaciones del niño, le enseña cómo

actuar en diferentes situaciones y describe y explica acontecimientos. Ofrece a

los niños modelos para aprender tanto lenguaje como conceptos, y les habla

de una manera que puedan comprender. Para que el ambiente apoye el desa-

25

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

rrollo de las habilidades lingüísticas, debería ser estimulante y fomentar la actividad.

El ambiente debería permitir que el niño pueda observar tanto modelos

de lenguaje hablado como de lenguaje escrito.

3.7. Las formas de actuar del niño.

El juego, el movimiento, la exploración y la expresión de sí mismo a través de

diferentes lenguajes (música, artes plásticas y visuales, dramatización…) son

las maneras específicas de actuar y de pensar del niño. Tales actividades realzan

su bienestar y percepción de sí mismo y aumentan sus oportunidades para

participar. Una actividad que los niños encuentran significativa también posibilita

la expresión de sus pensamientos y sentimientos. Cuando los educadores

interactúan y dialogan con los niños y observan sus actividades, también consiguen

“destellos” de cómo es el mundo y el pensamiento del niño

Las maneras de actuar que son propios de los niños son tenidas en cuenta al

planificar y poner en marcha las actividades, y utilizadas como principios estratégicos

en las interacciones de la comunidad de educadores con los niños.

Incorporan una utilización significativa del lenguaje y orientaciones sobre los

contenidos y el proceso de aprendizaje del niño. La ECI se desarrolla holísticamente

a través de la observación del niño, las actividades de la comunidad de

educadores y el ambiente.

El juego

Las experiencias significativas del niño.

Los niños juegan por el placer de jugar y, en el mejor de los casos, el juego

puede darles una profunda satisfacción. Aunque los niños no juegan para

aprender, aprenden a través del juego. El juego es más una actitud que una

actividad determinada y la misma actividad puede significar juego para un niño

pero no para otro. Como jugar es social por la naturaleza, los grupos de igua-

26

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

les tienen un significativo efecto sobre la manera en que se desarrolla la situación

de juego.

Los niños muy pequeños juegan en interacción con adultos u otros niños más

mayores. A una edad temprana, los niños también comienzan a explorar activamente

su entorno físico, lo que los prepara para una transición al juego simbólico.

El juego simbólico implica un alejamiento del aquí y del ahora, y el

despegue de la imaginación y del pensamiento abstracto. Los niños mayores,

en particular, se sienten atraídos por los juegos de reglas.

Los niños utilizan todo lo que ven, oyen y experimentan como elementos de su

juego. Cuando juegan, imitan y crean nuevas cosas. Toman las cosas que son

significativas para ellos tanto de la esfera del mundo real como de la esfera de

la fantasía y de la ficción, y las traducen al lenguaje del juego. Todo lo que es

visible en el juego es significativo para el niño, pero no todo el que es significativo

para el niño es visible en el juego.

La actividad de la Comunidad de Educadores

A menudo, la medida en que el juego da satisfacción al niño depende de las

actividades de los educadores. Apoyar el juego del niño requiere una cuidadosa

observación y una capacidad de analizar las situaciones del juego. Los educadores

sensibles y comprometidos reconocen las iniciativas y las intenciones

verbales y no verbales del niño y responden a ellas. Los educadores darán

libertad a los niños para que se impliquen en el juego, pero muchas veces el

juego del niño también necesita ser guiado directa o indirectamente para que

sea exitoso. El papel de los educadores variará de la participación a la observación

externa en función de la edad del niño, las habilidades implicadas, el tipo

de juego y otros factores circunstanciales. La dirección indirecta pretende enriquecer

el juego con ideas o materiales, por ejemplo.

27

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Los educadores comprenden la importancia del grupo de iguales permitiendo el

juego espontáneo del niño. Muestran su aprecio por el juego escuchando a los

niños, es decir, observando el juego y comunicandose oralmente con los niños.

Los educadores también se familiarizan con la realidad reflejada en el juego del

niño manteniéndose informados sobre la cultura popular del niño, por ejemplo.

Los educadores también pueden analizar el juego del niño en términos de

aprendizaje. Reconocen la importancia que tiene el juego para las capacidades

simbólicas, para la empatía hacia otras persona y situaciones, las habilidades

sociales, el aprendizaje lingüístico y las destrezas físicas, entre otras. Los educadores

son conscientes y capaces de utilizar las conexiones entre el juego y

otras áreas de actividad, pero también dejan espacio para propuestas espontáneas

del niño, a veces incluso descontroladas.

El ambiente de la ECI.

La ECI incluye normalmente esfuerzos conscientes para construir, mantener y

renovar un ambiente de juego estimulante. Construir un buen ambiente de

juego se basa en el dominio por parte de los educadores de la cultura sobre el

juego y en su conocimiento de las etapas a través de las que se desarrolla el

juego del niño. Los intereses actuales de niños también se tienen en cuenta.

Los niños mismos participan en el mantenimiento y renovación del ambiente

en función de sus capacidades. La mejora del ambiente del juego también

ofrece a los padres una buena oportunidad para la participación.

La edad del niño, la etapa de desarrollo, los arreglos necesarios en términos

del espacio, los materiales y los tiempos son consideraciones importantes a la

hora de planificar espacios de interior y de exterior. El material debería ser versátil

y convertible y adecuado en número.

28

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

La actividad física

Las experiencias significativas del niño.

La actividad física diaria es fundamental para el bienestar del niño y para un

crecimiento sano. Cuando los niños se implican en actividades físicas, piensan,

experimentan alegría, expresan sus sentimientos, y aprenden cosas nuevas. La

actividad física también significa experimentar, moverse rápidamente, sudar y

quedar sin aliento. Una forma de vida físicamente activa comienza a desarrollarse

desde la infancia temprana.

Para los niños, la actividad física es una manera natural de conocerse a sí mismos,

a otras personas y el entorno. El conocimiento y dominio por parte del

niño de su propio cuerpo proporciona una base para una sana autoestima.

La actividad de la Comunidad de Educadores

Es importante que las acciones y las opciones diarias de la comunidad de educador

proporcionen a los niños una oportunidad de tener actividad física todos

los días. Los educadores deberían crear un ambiente que favorezca actividades

físicas entre niños, eliminar obstáculos a la actividad física y enseñar a los

niños habilidades relacionadas con la seguridad. Se debería animar a moverse

a los niños que son menos activos físicamente.

Las actividades regulares de educación física son de crucial importancia para el

desarrollo y el aprendizaje motor del niño. Es importante que los educadores

sean capaces de utilizar diferentes estilos de enseñanza y que el desarrollo

motor de cada niño sea observado regularmente. Unir la actividad motriz a

otras actividades y aprendizajes aumenta las oportunidades de aprendizaje

del niño.

La comunidad de educadores debería plantearse conjuntamente el papel de la

actividad física en el aprendizaje del niño, proporcionando así una base para

29

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

una educación física y de salud de alta calidad y para la comprobación de la y

para una cultura de la acción que favorezca la actividad física.

El ambiente de la ECI.

Un buen ambiente de ECI refuerza el deseo innato del niño de moverse, despierta

su interés por aprender cosas nuevas y le anima a desarrollar sus habilidades.

Debería ofrecer un nivel apropiado de desafío y motivar actividades

físicas y juegos. El patio, siendo el el lugar más importante para las actividades

físicas del niño, debería animar a los niños a moverse. A los niños también se

les debería permitir utilizar material de juego en el patio en su actividad física

y en su juego espontáneos. Se deberían utilizar los espacios naturales y los

equipamientos deportivos del bario o entorno.

La convertibilidad es una consideración clave a la hora de planificar y utilizar

diferentes espacios, pues los niños necesitan sitio para moverse. Incluso en los

espacios interiores, los niños deberían tener la oportunidad de moverse y de

jugar vigorosamente.

Las experiencias y la auto expresión artística.

Las experiencias significativas del niño.

Los niños obtienen sus experiencias artísticas básicas en un ambiente de desarrollo

que fomenta una amplia gama de actividades artísticas como música,

dibujo, danza, drama, artesanías y literatura infantil. La intensidad y el atractivo

de las experiencias artísticas activa a los niños y captura su atención. Las

actividades y las experiencias artísticas introducen el niño a un mundo estético,

a la alegría del aprendizaje, al drama artístico, a las formas, los sonidos,

los colores, los olores, los sentimientos y combinaciones de experiencias basadas

en los diferentes sentidos. El arte da al niño una oportunidad de experi-

30

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

mentar un mundo imaginario donde todo es posible y cierto de una manera

figurada.

También el arte requiere una regularidad en el aprendizaje y la practica por

parte de los niños. Los niños disfrutan de la actividad artística, las habilidades

y la auto-expresión artísticas tanto cuando trabajan de forma individual como

cuando trabajan con otros niños en diferentes producciones. A través de las

experiencias y actividades artísticas, los niños se desarrollan como individuos y

como miembros de un grupo. Las experiencias artísticas básicas disfrutadas en

la primera infancia forman una base para posteriores preferencias y elecciones

artísticas del niño, así como para sus valores culturales.

La actividad de la Comunidad de Educadores

La comunidad de educadores permite la experiencia y la expresión artística del

niño mostrando respeto por sus elecciones y observaciones. Se deja espacio,

tiempo y paz para la propia imaginación y creatividad del niño. La puesta en

práctica y la programación de actividades son conducidos por ideas creativas y

por la alegría de trabajar juntos. Se debe proporcionar a los niños la oportunidad

de disfrutar de una amplia gama de actividades en diferentes formas de

arte, incluyendo pintar, dibujar, tocar un instrumento, cantar, construir, actuar,

bailar, hacer artesanía en madera, hacer bricolage, coser, y escuchar y contar

historias y poemas.

El educador dirige a los niños en las tareas que requieren habilidades técnicas

y también les ayuda a practicar sus habilidades, con el foco en las objetivos no

evaluables fijados por los propios niños. El educador documenta las actividades

artísticas del niño y organiza eventos para presentar los resultados de estas

actividades. La comunidad de educadores, de forma interna, debería utilizar

sus variadas habilidades, su creatividad, espontaneidad y valor para improvisar.

El arte proporciona a los educadores un medio para desarrollarse como

seres humanos y para ayudar a desarrollar la humanidad en los niños.

31

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

El ambiente de la ECI.

El ambiente de ECI debería ofrecer a los niños oportunidades para las experiencias

artísticas y para asegurarse de que tienen un tiempo y un lugar para

explorar libremente materiales, ideas y conceptos artísticos y para practicar

sus destrezas de maneras variadas. Un ambiente estético como tal puede ser

una experiencia artística para el niño. El ambiente de la ECI contribuye a

extraer la expresión y las habilidades artísticas del niño.

Un mayor dominio de lo artístico se puede extender a través de la cooperación

con autoridades culturales locales u otros expertos que promueven la cultura

del niño. Cuando los educadores mismos disfrutan del arte y crean una atmósfera

sugerente en su ambiente proporcionan, al mismo tiempo, un modelo

positivo para la valoración artística.

La exploración.

Las experiencias significativas del niño.

Los niños tienen de forma innata un sentido de exploración y de maravilla por

lo que les rodea. Al explorar, satisfacen su curiosidad y tienen una sensación

de pertenencia al mundo y a la comunidad que les rodea. En diferentes edades,

sus propios mundos internos, las interacciones con otros niños y con los

adultos así como su ambiente inmediato les inspira una exploración espontánea.

Los niños sienten que sus exploraciones, preguntas, pensamientos y actividades

tienen sentido. Individualmente o juntos en un grupo, pueden dedicar

tiempo a experimentar con nuevos materiales. Las experiencias de ensayo y

error, y los momentos de comprensión repentina mantienen y consolidan la

alegría del niño por aprender.

32

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

La actividad de la Comunidad de Educadores

A través de sus propias actitudes y de sus accioens, los educadores crean una

atmósfera abierta que inspira y anima la exploración. Dan tiempo para que los

niños exploren y se hagan preguntas, y posibilitan que los niños dispongan de

una amplia gama de experiencias que activen su interés. Al aprender y explorar

junto con los niños, los educadores guían y animan a los niños en diferentes

situaciones de cuidado, educación y enseñanza de modo que experimenten

y encuentren explicaciones a los fenómenos del mundo que les rodea. Con su

actividad, los educadores permiten y animan el pensamiento, la solución de

problemas y la imaginación propias del niño.

El ambiente de la ECI.

Un ambiente ECI positivo y sugerente apoya las actividades exploratorias del

niño. Para animar la exploración, el ambiente de la ECI debería ser versátil,

ofreciendo una amplia variedad de materiales y equipamiento inspiradores. La

naturaleza y el barrio cercano son elementos importantes del ambiente de

exploración. El ambiente también introduce una variedad de conocimientos y

de elementos basados en la experiencia en las acciones compartidas por niños

y educadores. Un ambiente rico y flexible permite el uso de todos los sentidos

y del cuerpo entero para la exploración, la experimentación y la comprensión.

33

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

3.8. Orientaciones de contenido5.

Los niños aprenden todo el tiempo en diferentes ambientes y situaciones. Interactuando

con el ambiente y las personas, los niños procesan y analizan información

utilizando las estructuras conceptuales existentes en cada momento de

su desarrollo y aprendiendo activamente. La actividad educativa requiere de

por sí que los educadores hagan opciones de valor. Esto se puede ver, por

ejemplo, en las opciones hechas al formular el ambiente de la ECI.

En la ECI, es necesario conseguir un desarrollo equilibrado mediante un espectro

de diferentes actividades y el educador debería ser consciente del momento

de crecimiento y desarrollo en el que se encuentra cada niño. El equilibrio

entre las diferentes áreas de contenido de la ECI puede examinarse mediante

ciertas formas básicas de comprensión, conocimiento y experiencia humanas.

Hay diferentes clases de formas básicas que son mutuamente complementarias.

Este tipo de marco se utiliza para asegurar que el niño consigue una imagen

del mundo como algo polifacético, integrado y comprensivo.

Las áreas del contenido básico de la ECI se construyen sobre las siguientes

seis orientaciones:

orientación matemática,

orientación científica,

orientación socio-histórica,

orientación estética,

orientación ética,

orientación filosófica religiosa.

5 Las orientaciones son básicamente maneras diferentes de sentir sobre o de reaccionar a fenómenos y cosas.

34

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

La idea de “orientaciones” subraya la noción de que la intención no está en que

los niños estudien el contenido de diferentes temas sino en que comiencen a

adquirir las herramientas y capacidades por medio de las que serán capaces de

aumentar gradualmente su capacidad para examinar, entender y experimentar

una amplia gama de fenómenos en el mundo que les rodea. Cada orientación

tiene su propia manera de pensar críticamente, expresar la creatividad, practicar

la imaginación, refinar los sentimientos y dirigir la actividad.

Además, la selección y modificación de los contenidos de diferentes orientaciones

varía dependiendo del ambiente y de la situación. La comunidad de educadores

necesita tener conocimiento didáctico sobre los niños de diferentes

edades y las diferentes etapas de desarrollo; y para, en casos específicos,

poder seleccionar y modificar el contenido necesita conocimientos sobre el

grupo, el entorno y las condiciones de funcionamiento. En el mejor de los

casos, una selección acertada de contenidos ayuda a los niños a obtener una

comprensión de las formas básicas que se han desarrollado a través de los

procesos históricos de desarrollo del conocimiento para estructurar y explicar

la experiencia humana.

Los temas, los fenómenos y el contenido de las diferentes orientaciones están

conectadas al ambiente inmediato del niño, a la vida diaria y a las experiencias

concretas de modo que los niños sean capaces de hacer observaciones y formar

sus propias opiniones. Los contenidos de las diferentes orientaciones también

están disponibles en bibliotecas, teatros, exposiciones, etc. Además, la

moderna tecnología de la información con sus diferentes áreas de aplicación

ofrece una abundancia de contenidos. Los propios intereses y necesidades del

niño y las circunstancias locales deberían ser factores decisivos al seleccionar

contenidos en casos específicos.

En la ECI, el niño no estudia ni asimila el contenido de diferentes orientaciones

o de diferentes temas y no existen requisitos mínimos a conseguir. Las orientaciones

proporcionan a los educadores un marco que les informa del tipo de

35

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

experiencias, situaciones y ambientes que deberían buscar, dar forma y ofrecer

para asegurar crecimiento y el desarrollo equilibrado del niño.

El lenguaje es un medio de comunicación y de interacción en el contexto de

todas las orientaciones. Por lo tanto es de vital importancia en todas las situaciones

de cuidado, educación y de enseñanza que los educadores utilicen un

lenguaje que sea lo más cuidadoso y adecuado posible y también que expliquen

nuevos conceptos a los niños.

Orientación matemática.

La orientación matemática se basa en hacer comparaciones, conclusiones y

cálculos en un sistema conceptual cerrado. En ECI, esto ocurre de una manera

juguetona en situaciones diarias usando materiales, objetos y equipamientos

concretos que los niños conocen y encuentran interesantes.

Orientación científica.

Los fenómenos del mundo natural son examinados mediante la observación, el

estudio y la experimentación. Del mismo modo que se comenta anteriormente,

las áreas de contenido de esta orientación con sus diferentes fenómenos (tales

como los animales y las plantas encontradas durante las diferentes estaciones)

se pueden situar en el entorno inmediato del niño tanto en el interior como al

aire libre. Una característica típica de la orientación científica es el uso de la

experimentación. Las relaciones causales se hacen familiares en condiciones

controladas, los que ayuda a los niños a conseguir gradualmente una comprensión

profundas de los fenómenos naturales y de los factores que les influyen.

Orientación socio-histórica.

En la orientación histórica, los objetos y los documentos del pasado se utilizan

para construir una imagen del pasado junto con los niños. La comprensión de

36

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

acontecimientos pasados se pueden conseguir también a través de personas

más mayores, de las familias del niño y del mismo niño. De esta manera, se

introducen en los lugares y visiones del entorno inmediato y de la localidad la

dimensión tiempo así como nuevos significados. Al mismo tiempo, es posible

desarrollar una comprensión de cómo funciona la sociedad moderna.

Orientación estética.

La orientación estética es amplia y multifacética. Puede extenderse mediante la

observación, el sentimiento de escucha y la creación, pero también a través de

la imaginación y la intuición. Los objetos de esta orientación proporcionan a los

niños sentimientos personales, sensaciones y experiencias de belleza, armonía,

melodía, ritmo, estilo, entusiasmo y alegría, así como sus opuestas. Comienzan

a desarrollarse los valores, actitudes y opiniones del niño. La identificación es

uno de los procesos importantes de esta orientación tanto para el desarrollo

del ser humano como para el desarrollo de la humanidad.

Orientación ética.

En la orientación ética, el foco está en los temas relacionados con los valores y

las normas. El día a día del niño contiene situaciones y acontecimientos que se

pueden considerar y analizar desde el punto de vista de lo que es correcto e

incorrecto, bueno y malo, verdad y mentira. Las cuestiones de la justicia, la

igualdad, el respecto y la libertad se pueden abordar naturalmente en el contexto

de los acontecimientos diarios. Es esencial tener en cuenta la etapa de

desarrollo del niño. Los miedos, la ansiedad y la culpabilidad también son parte

de la vida del niño. Estos temas deben discutirse con los niños de manera que

puedan sentirse seguros.

37

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Orientación religiosa filosófica.

La base de la orientación filosófica religiosa está formada por los temas y fenómenos

religiosos, espirituales y filosóficos. El interés se centra en las tradiciones,

costumbres y prácticas de la propia religión o creencia del niño. Al niño se

le ofrece una oportunidad para experimentar el silencio y la maravilla, para

hacer preguntas y reflexionar sobre temas. Se respetan, apoyan y potencian la

sensibilidad y la habilidad del niño para entender lo no verbal y lo simbólico. Se

consigue comprender costumbres de diferentes religiones y creencias cercanas

al niño. El contenido de la orientación filosófica religiosa es acordado con la

familia de cada niño al elaborar el plan individual de ECI.

Continuidad entre las orientaciones de contenido de la ECI y

las áreas del Currículo Básico para la Educación Pre-escolar.

A través de las orientaciones de contenido de ECI, se introducen gradualmente

al niño un amplio espectro de conocimientos y experiencias así como los procesos

relacionados. Las orientaciones son más amplias que los temas escolares.

El Currículo Básico para la Educación Pre-escolar tampoco contiene asignaturas

sino áreas temáticas. Cuando éstas se yuxtaponen con las orientaciones de

contenido de la ECI, la continuidad entre ellas se hace obvia.

La orientación matemática está claramente conectada al área temática de las

matemáticas. La orientación científica, a su vez, tiene conexiones con los áreas

temáticas de ciencias ambientales y naturales, pero también con las de desarrollo

físico y la salud. La orientación histórica se conecta con las áreas temáticas

de lenguaje e interacción, éticas y filosofía, estudios ambientales y

naturales, salud, y arte y cultura. La orientación estética está conectada con

las áreas temáticas de lenguaje e interacción, ética y filosofía, y arte y cultura.

La orientación estética y la orientación filosófica religiosa están conectadas cla-

38

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

ramente con las áreas temáticas de ética y filosofía aunque también se puede

ver la conexión con las de lenguaje e interacción y arte y cultura.

39

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

4. COMPROMISO DE LAS FAMILIAS EN LA ECI

4.1 Participación en la ECI.

La participación en la ECI significa un compromiso consciente por parte de la

familia y de la comunidad de educadores para trabajar juntos con el fin de apoyar

el crecimiento, el desarrollo y el aprendizaje de los niños. Esto requiere

confianza y respecto mutuo, y la existencia de un plano de igualdad. La familia

tiene tanto el derecho fundamental como la responsabilidad sobre la educación

de su niño, y también conoce lo mejor para su hijo. El personal, por otro lado,

partiendo de su conocimiento profesional y de su competencia, es responsable

de crear unas condiciones favorables para una participación y cooperación en

términos de igualdad.

La participación en la ECI se construye sobre las necesidades del niño, siendo

la consecución de los mejores intereses y derechos del niño los principios que

deben guiar todas las actividades de la ECI. La participación combina el conocimiento

y las experiencias de la familia y las del personal de la ECI, siendo

ambas influencias importantes en la vida del niño. El bienestar del niño se

fomenta mejor cuando padres y educadores combinan su conocimiento sobre

el niño. Los valores, opiniones y responsabilidades desde el punto de vista de

la participación se discuten tanto dentro de la comunidad de educadores como

con los padres.

La participación en la ECI no solo tiene que ver con las actitudes de la familia y

los educadores hacia su tarea educadora común sino también con la organización

práctica, de forma que satisfaga los deseos de ambas partes. El personal

tiene la responsabilidad principal, tomando en consideración las necesidades

específicas de cada familia, en un acercamiento participativo desde el primer

momento de la educación y el cuidado temprano del niño. A la familia se le

debe proporcionar oportunidades para debatir sobre la educación de su hijo, y

también para dialogar con otros padres y con el conjunto del personal. El acer-

40

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

camiento de la participación también incluye favorecer la cooperación entre el

conjunto de las familias.

Otro objetivo de la participación es permitir una identificación temprana de la

posible necesidad de apoyo de los niños en algunas áreas del crecimiento, del

desarrollo o del aprendizaje y colaborar con la familia para crear una estrategia

común para apoyar al niño. El enfoque de la participación también debería aplicarse

en situaciones problemáticas en la interacción entre la familia del niño y

los miembros del personal.

4.2 Compromiso familiar en la planificación y la evaluación.

El personal es responsable de diseñar un currículo específico para el centro de

ECI. Sin embargo, a los padres se les debería dar la oportunidad de influir en

su contenido y de participar en su evaluación.

De cara a que los padres y los niños puedan participar en la evaluación, el

currículo de la ECI debería elaborarse en común por toda la comunidad educativa,

además de por quienes lo van a aplicar, y todos los miembros del personal

y las familias deberían ser conscientes de su contenido y de sus principios. La

evaluación por parte de los padres y de los niños forma parte del desarrollo

continuo de la ECI. Los padres hacen el seguimiento y evalúan la consecución

de las metas fijadas en el currículo ECI, y el personal evalúa y desarrolla el

currículo con una frecuencia regular y siempre que sea necesario.

4.3. El plan individual de la ECI y su evaluación.

Para cada niño del centro infantil se elabora un plan individual de ECI en colaboración

con la familia, y la puesta en práctica de este plan se evalúa de forma

frecuente6.

6 Acta sobre el estatus y los derechos de los Clientes de Bienestar Social. 812/2000

41

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

La educación y el cuidado temprano de cada niño concreto se basa en el plan

individual de ECI elaborado en común por el personal y la familia al comienzo

de la relación de cuidado. El plan pretende tener en cuenta la individualidad del

niño y las opiniones de la familia sobre la organización de su cuidado. Permite

al personal actuar con coherencia y ser consciente de las necesidades individuales

del niño. El personal debería observar de una forma sistemática y consciente

el desarrollo del niño y tener en cuenta sus observaciones en la

planificación de las actividades y en el plan individual de la ECI del niño.

El plan individual de la ECI tiene en cuenta las experiencias del niño, sus necesidades

actuales y las perspectivas futuras, los intereses y fortalezas, así como

las necesidades individuales de apoyo y de orientación. En el dialogo con la

familia, se debería centrar la atención en los aspectos positivos que fomentan

el desarrollo del niño. Las preocupaciones y los problemas relativos al bienestar

del niño deberían ser planteados en los términos más concretos que sea

posible y buscando soluciones junto con la familia.

Las formas de cooperación se acuerdan en el plan individual de la ECI junto

con la familia. Incluso el niño puede participar en el diseño y evaluación del

plan de la maneras acordada entre la familia y el personal. La puesta en práctica

del plan individual de ECI debe ser controlada y evaluada regularmente

entre el personal y con la familia.

El personal debería asegurar que el plan individual de la ECI y el plan de la

educación pre-escolar forman un todo integrado.

42

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

5. APOYO ESPECIAL EN LA ECI.

La necesidad de apoyo del niño7, y la evaluación de necesidades.

En la ECI, la necesidad de apoyo del niño es evaluada considerando tanto las

observaciones de los padres como las de los educadores, o basándose en una

necesidad de apoyo especial establecida anteriormente. El niño puede necesitar

la ayuda en las áreas de desarrollo física, cognitiva, emocional o social, o

en el desarrollo de habilidades por períodos que varían en el tiempo. La necesidad

del apoyo puede también presentarse en situaciones en las que la salud o

el desarrollo del niño está en peligro o no es fomentada adecuadamente por

las condiciones de desarrollo.

Al evaluar la necesidad de apoyo del niño, es importante identificar y definir las

oportunidades individuales del niño para actuar en diferentes ambientes y en

diferentes situaciones educativas y también para definir la necesidades relacionadas

de apoyo y orientación. Para planificar las medidas de apoyo, también es

importante crear un dibujo global del niño, de sus fuerzas, intereses y motivaciones.

Cuando sea necesario, para facilitar la evaluación se contará con la opinión de

un experto que ayudará a proporcionar apoyo al niño. Sin embargo, las medidas

para apoyar al niño mediante actividades de la ECI se iniciarán inmediatamente

después de ser conscientes de la necesidad de apoyo. Además, si es

necesario consultar a expertos en ECI o de otro tipo, debe hacerse de acuerdo

con la familia. El objetivo es impedir que la necesidad de apoyo que tiene el

niño aumente y se prolongue.

7 El Acta sobre cuidado del día infantil utiliza el concepto de “niños con necesidades especiales de cuidado y

educación”. Este documento se basa en una visión comprensiva de la necesidad de apoyo del niño y las maneras de

ofrecerla apoyando la educación y el cuidado tempranos del niño

.

43

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Principios para proporcionar apoyo y medidas de apoyo en la ECI.

Siempre que sea posible, el apoyo se proporcionará en el contexto de los servicios

generales de la ECI de modo que el niño actúe como miembro de un grupo

con otros niños, y se apoyen sus interacciones sociales dentro del grupo. El

apoyo necesitado por el niño se inicia lo antes posible. La provisión de la ayuda

incluye una cooperación intensificada entre la familia y el personal.

Como parte de las medidas de apoyo de la ECI, el entorno físico, psíquico y

cognitivo del niño se deben ajustar a sus necesidades. Las actividades educativas

diarias son ajustadas cocretando las habilidades básicas ejercitadas, y

potenciando la autoestima del niño. Además, los elementos terapéuticos de las

actividades diarias de la ECI se refuerzan sistemáticamente, incluyendo estructura8,

interacción, dirección de la actividad espontánea del niño9 y actividades

grupales.

Individualización de la ECI

El plan individual de la ECI incluye una evaluación de las necesidades de apoyo

del niño y de las maneras en que se proporciona la ayuda10. El plan describe

cómo se combina el plan individualizado del niño y las actividades de la ECI y

los cambios que se deben hacer en las actividades educativas y el entorno

físico. Al evaluar la necesidad de cambios, la comunidad de educadores analiza

sus propias actividades y sus posibilidades de orientar al niño.

8 La estructura del ambiente del centro infantil consiste en un diseño estructural claro del tiempo, del espacio y del

personal que permite al niño anticipar y aprender la rutina cotidiana. La evaluación de la estructura requiere un

análisis de las actividades diarias de los niños, de sus modos de la acción y de sus contactos sociales. El

mantenimiento de la estructura forma la parte de la metodología de la orientación pedagógica especial.

9 Guiar la actividad espontánea del niño mejora su capacidad de evaluar y desarrollar sus propias actividades y

comportamientos en relación con otros, o le ayuda a identificar formas de trabajar que le ayudan a mantener la

atención.

10 Esta parte del plan individual de ECI corresponde al plan de la rehabilitación para un niño con especial necesidad de

cuidado y educación, mencionada en el Acta de la Educación Básica, Sección del Acta de la Educación Básica.

44

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Los planes de educación, rehabilitación y educación pre-escolar diseñados para

el niño en diferentes contextos deberían formar un todo integrado. Al comenzar

el centro de infantil, la educación pre-escolar o la escuela básica o cuando

existan otras transiciones en la vida del niño, debería asegurarse la continuidad

del apoyo.

Puesta en marcha de servicios de apoyo en la ECI.

Dependiendo de las necesidades del niño la ECI puede también incluir otros

servicios de apoyo, tales como intervención rehabilitadora, terapia y/o, educación

especial para los niños sujetos a la educación obligatoria11. Estos servicios

se proporcionan como un todo integrado, incluyendo la rehabilitación educativa

y médica, y se debe prestar atención a la coordinación de los servicios. Esto

exige cooperación entre diferentes autoridades, una disposición adecuada de

personal competente, y los recursos físicos, medios y materiales que den respuesta

a las necesidades de los niños.

11 Sección 25 del Currículo para la Educación Pre-escolar

45

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

6. CONSIDERACIONES A LA HORA DE LA PUESTA EN MARCHA

DE LA ECI.

6.1 Una red de servicios

La cooperación tiene lugar, de acuerdo con la Definición Política Nacional sobre

la Educación y el Cuidado de la Infancia, con el conjunto de la gran red que

proporciona servicios para los niños y las familias. Si es necesario, también hay

cooperación a un nivel regional. Entre los socios clave se incluyen autoridades

educativas, sociales y sanitarias, agencias en las áreas de cultura y deporte,

abastecedores de servicio privados, parroquias y asociaciones. Se deberían

especificar prácticas y principios para la cooperación. Los currículos ECI locales

y de centro especifican los procedimientos para la cooperación de la red, sus

metas y su consecución.

La cooperación con las autoridades educativas consiste principalmente en la

creación y el desarrollo de formas y estructuras de cooperación que aseguren

la continuidad en la educación y el aprendizaje del niño. Junto con los pediatras

de los centros de salud, se crea y desarrolla un sistema que permita que el

crecimiento y el desarrollo del niño sea seguido en común con la familia, y se

pueda dar consejo sobre los diversos servicios a la familia, si es necesario.

Una de las metas centrales de la cooperación de la red es asegurar la intervención

temprana en situaciones de riesgo. Con el fin de dar respuesta a los temas

individuales de un niño y para los casos que requieran la intervención de los

servicios del bienestar, deberían existir prácticas y principios establecidos en

interés del niño para la cooperación entre los servicios del bienestar del niño, el

trabajo de la familia, la orientación familiar, la ayuda doméstica y otras entidades

del servicio de bienestar.

46

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

6.2 ECI y niños con diferentes bagajes lingüísticos y

culturales.

Por niños con diferentes bagajes lingüísticos y culturales nos referimos aquí a

niños Sámi y Roma, niños que usan lenguaje de signos y niños con una historia

de inmigración. A los niños que pertenecen a las minorías culturales se les

debe proporcionar oportunidades para crecer en una sociedad multicultural

como miembros tanto de sus propias comunidades culturales como de la sociedad

finlandesa. La educación y el cuidado tempranos para estos niños se proporcionan

dentro de los servicios generales de ECI, cada niño dentro de su

grupo y recibiendo apoyo para las interacciones sociales.

Los servicios de la ECI gestionados públicamente en Finlandia se basan en las

metas generales de la ECI, prestando atención al bagaje cultural y a la lengua

materna de los niños. Aunque las relaciones de género varían en las diferentes

culturas, la ECI finlandesa se basa en la igualdad entre niñas y niños. Poner en

marcha actividades de la ECI precisa que el personal tenga una buena comprensión

cultural para poder argumentar a los padres las variadas necesidades

de niños que proceden de diferentes familias y para las familias tener en

cuenta las metas educativas en términos de igualdad en un espíritu de reciprocidad.

La responsabilidad principal para conservar y desarrollar el lenguaje y la cultura

del niño descansa en la familia. En la ECI, se anima a los niños a que utilicen

su propia lengua. Siempre que es posible el desarrollo de la lengua nativa

del niño también se apoya en las actividades de la ECI haciendo uso del conocimiento

y competencia del entorno lingüístico del niño y de su familia.

A través de la participación en la ECI, los niños con diferentes bagajes lingüísticos

y culturales tienen posibilidades a aprender finlandés o sueco como su

segunda lengua en situaciones naturales con otros niños y educadores. Además,

los niños necesitan orientación al adoptar y usar el lenguaje. Las maneras

47

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

en las que se apoya el lenguaje y la cultura de los niños se especifica en el

plan individual de ECI elaborado en común con la familia.

En la ECI, la propia cultura, costumbres e historia del niños se estudian y se

aprecian, y forman una parte visible de las actividades diarias. En cooperación

con los padres y diferentes asociaciones culturales, se hacen esfuerzos para

mantener las tradiciones culturales del niño y para apoyar sus posibilidades de

expresar su propio bagaje cultural en la ECI.

Además, las necesidades especiales y las prioridades de diferentes grupos culturales

se toman en la consideración en las actividades de ECI como a continuación

se expone:

Niños Sámi.

En Finlandia se hablan tres lenguajes Sámi diferentes: Sámi del norte, Sámi

Inari y Sámi Skolt. Se hacen esfuerzos para apoyar el lenguaje Sámi y dar a

conocer la cultura Sámi en las actividades de la ECI en cooperación con las

familias de los niños y otros representantes de la cultura Sámi. Las actividades

de la ECI para un niño Sámi-hablante tiene lugar principalmente en los grupos

formados por niños Sámi-hablantes.

Niños de Roma.

Se trabaja con representantes de la cultura Roma para crear redes de cooperación

y mejorar el conocimiento de la cultura de Roma entre el personal. La participación

en actividades de la ECI entre los niños Roma se potencia en

cooperación con sus padres. Los niños Roma deben ser apoyados en sus habilidades

lingüísticas finlandesas o suecas.

48

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Niños que utilizan lenguaje de signos.

El lenguaje de signos puede ser la lengua materna del niño, el primer lenguaje

o el segundo lenguaje. La ECI para los niños que usan lenguaje de signos tiene

lugar sobre todo en un grupo de lenguaje de signos o en un grupo mixto formado

por niños que usan lenguaje de signos y niños que usan tanto comunicación

signada como lenguaje hablado. Un objetivo es familiarizar al niño con el

uso de un intérprete en diversas situaciones de la ECI

Niños con origen inmigrante.

En las actividades de ECI para los niños con un pasado inmigrante es de gran

importancia informar a los padres sobre las metas y los principios de la ECI finlandés

y discutir éstos con ellos. Se anima a los padres a que mantengan su

propia lengua y se proporcionan consejos sobre la manera de apoyar el desarrollo

de la lengua nativa del niño en el país, creando así una base para un

bilingüismo eficaz. La ECI promueve la integración de los niños en la sociedad

finlandesa.

6.3. Inmersión lingüística de la ECI en un idioma extranjero,

y actividades basadas en una pedagogía alternativa.

Las Definiciones de Política Nacional y las Directrices Nacionales para el currículo

de la educación y el cuidado tempranos de la Infancia también se aplican

a los programas de inmersión lingüística y a las actividades organizadas en un

lenguaje distinto del finlandés o del sueco, o a los que utilizan una pedagogía

alternativa. En estos casos, es importante que la familia del niño sea adecuadamente

informada de la filosofía subyacente así como de de cualquier objetivo

especial de la ECI.

49

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Inmersión lingüística

La inmersión lingüística se puede organizar en el segundo lenguaje doméstico

(sueco o finlandés) o en un lenguaje minoritario principalmente para los niños

cuya lengua nativa es un lenguaje local mayoritario. De esta manera, las oportunidades

ofrecidas por un entorno bilingüe se pueden utilizar para apoyar el

desarrollo lingüístico del niño en el segundo lenguaje doméstico o un lenguaje

minoritario. Para que el aprendizaje de un nuevo lenguaje no tenga ningún

efecto negativo en el desarrollo de las habilidades de la lengua nativa, los

niños monolingües no deben participar en la inmersión lingüística total hasta el

comienzo de la edad de tres años cuando sus habilidades en la lengua nativa

son suficientemente buenas. Cuando se utiliza la inmersión lingüística, debe

asegurarse, en cooperación con la familia, que el desarrollo de las habilidades

de la lengua materna del niño es el apropiado para su su edad. El municipio

debe asegurarse de que haya continuidad entre la inmersión lingüística comenzada

en la ECI y la educación primaria.

ECI en un idioma extranjero.

La ECI en un idioma extranjero se refiere a las actividades que tienen lugar en

un lenguaje distinto del finlandés o el sueco. Cuando el niño participa en dichas

actividades, la responsabilidad del desarrollo de la lengua materna del niño

recae en la familia.

ECI utilizando una pedagogía o filosofía educativa alternativa.

La ECI se puede basar en diferentes enfoques pedagógicos o filosofías educativas

tales como la pedagogía Steiner, Montessori, Freinet y la de Reggio Emilia.

50

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

6.4. Un niño hospitalizado.

Cuando sea preciso, la Definición Política Nacional y las Directrices Nacionales

sobre la Educación y el Cuidado Tempranos de la Infancia se aplican a la ECI

organizada en hospitales y otras instituciones. Durante la hospitalización del

niño, la continuidad de la educación temprana según las necesidades del niño

se asegura con la cooperación entre diversos servicios de ECI. Se debería prestar

una atención especial a mantener y a establecer lazos personales cálidos; e

interacciones prolongadas entre el niño y los adultos, y otros niños. La cooperación

con la familia es de vital importancia.

51

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

7. UN CURRÍCULO LOCAL.

7.1. Elaboración de un currículo local de ECI.

Las Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el Cuidado de

la Infancia Temprana proporcionan una base para la elaboración de los currículos

locales de la ECI en los municipios. Además, los currículos locales tienen en

cuenta cualquier plan local referente a la infancia y a las familias, las definiciones

locales de la política de la ECI y los currículos de educación pre-escolar

locales. Los planes o definiciones políticas locales de la ECI definen qué clase

de planes debe hacer el municipio en los diferentes niveles: regional, distrito y

centros, y las maneras en que se contrastan y revisan regularmente. El currículo

local de la educación pre-escolar y el currículo de la ECI forman un todo

integrado, y existe una clara continuidad entre ellos. El currículo local de la ECI

especifica y registra las características, metas y modo de operación específico

de diferentes formas del servicio.

Los currículos locales de la ECI proporcionan una herramienta para guiar la ECI

gestionada por el municipio, y también una herramienta clave para el personal.

La Definición Política Nacional y las Directrices Nacionales para el Currículo

deberían ser ampliamente discutidas en el municipio. El conjunto del personal

debería comprometerse para diseñar su aplicación, seguimiento y evaluación.

Un currículo de la ECI específico para el centro complementa el local, describiendo

las características y las prioridades específicas de cada entorno y centro

operativo. También incluye las objetivos concretos de diversas formas del servicio.

Cada currículo se complementa y se especifica gradualmente, en la

medida en que sea necesario tener en cuenta variaciones circunstanciales en

las objetivos, la selección del contenido dependiendo de los niños, los grupos,

el entorno de funcionamiento y las condiciones en cada caso específico. Las

actividades se documentan y se evalúan a intervalos regulares. El currículo de

52

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

la ECI específico del centro es uno de los elementos centrales para la creación

de una buena comunidad educativa entre padres y personal.

7.2. El contenido del currículo local de ECI.

Al diseñar su currículo de ECI, el municipio tiene en cuenta sus prácticas ya

existentes y otros planes. Lo que sigue es una lista indicativa de los temas que

se pueden incluir en el currículo.

Una descripción de las directrices y estrategias locales para la ECI.

Directrices y estrategias claves relativas a la planificación del contenido

de la ECI:

maneras de proporcionar servicios de ECI, formas de funcionamiento

y sus características especiales,

organización de los servicios de apoyo,

un sistema para asegurar la calidad de la ECI,

socios y principios para la cooperación,

un plan de seguridad,

programas y proyectos de la ECI específicos de la localidad o la

región.

La misión y los valores de la ECI.

Metas y objetivos.

Poniendo el currículo local de la ECI en práctica y dando una forma más

concreta a los currículos de centros específicos.

53

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Puesta en marcha de la ECI.

Proporcionar apoyo especial a un niño.

Organización de ECI para los niños con diferentes bagajes lingüísticos y

culturales.

Cómo se asegura la continuidad y la cooperación entre la ECI, la educación

pre-escolar y la educación básica.

Cooperación:

puesta en práctica de la participación en la ECI,

cooperación basada en equipos y redes multiprofesionales, agencias

municipales, tercer sector y parroquias.

Principios para el diseño y seguimiento de los planes individuales de la

ECI.

Evaluación, desarrollo y seguimiento de los contenidos de la la ECI:

prioridades del desarrollo local de la ECI.

7.3. Un currículo local de ECI como parte de los esfuerzos

para la mejora de la calidad.

Las Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el Cuidado de

la Infancia, así como cualquier otra definición y plan político local, proporcionan

una base para evaluar y desarrollar la ECI en los municipios.

Las Directrices Nacionales para el Currículo proporcionan un modelo de buena

ECI al que se debería aspirar. Los currículos locales de la ECI forman una parte

integral de la gestión de calidad en el nivel municipal y en el de los centros, en

los que el objetivo es evaluar y desarrollar las actividades con una frecuencia

54

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

regular de muchas maneras diferentes. Además del personal de la ECI y administrativo,

pueden participar en la evaluación los padres, niños y diversos entidades

colaboradoras.

La evaluación es una condición previa para el desarrollo. Ayuda a determinar

en qué medida se han logrado las metas e identifica las fuerzas operativas y

las necesidades de desarrollo. El proceso mismo de evaluación de la calidad

está sujeto a evaluación. Una documentación regular como parte de la gestión

de la calidad permite un seguimiento y evaluación a largo plazo.

55

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

56

"La educación obligatoria comienza a los 7 años porque antes los cerebros no

están listos. Nuestras investigaciones neurológicas muestran que antes de esa

edad el aprendizaje académico no es el apropiado para el desarrollo cerebral

y físico".

Irmeli Halinen, viceministra de educación, Finlandia

Finlandia, un país cuya educación encabeza los rankings internacionales de

calidad y en el que niños y niñas no empiezan a ir al colegio hasta los 7 años.

¿Qué hacen antes? ¿Con que bagaje llegan a la primaria para en sólo ocho

años obtener las mejores puntuaciones?

Con el fin de responder a estas preguntas y con el de conocer mejor su

sistema educativo hemos traducido las Directrices Nacionales para la Educación

y el Cuidado de la Infancia, su currículo de infantil.

Un currículo que recoge las ideas claves y el hermoso lenguaje de lo que debe

ser la educación y el cuidado de los más pequeños.

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

1

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Título Original: National Curriculum Guidelines on Early Childhood Education

and Care in Finland.

2003 STAKES, National Research and Development Centre for Welfare

and Health.

Lintulahdenkuja 4, P.O.Box 220, FIN-00531 Helsinki, FINLANDIA

correo-e: varttua@stakes.fi

2008, traducción al castellano de Kaleida Forma sl.

Colección Zero

correo-e: kaleidaformasl@gmail.com.

2

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

DIRECTRICES NACIONALES PARA EL CURRÍCULO SOBRE LA

EDUCACIÓN Y EL CUIDADO DE LA INFANCIA EN FINLANDIA

3

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Al lector/a

Ésta es la traducción al castellano de las Directrices Nacionales para el Currículo

sobre la Educación y el Cuidado de la Infancia (ECI). El documento original

en finlandés fue publicado en Septiembre de 2003.

La ECI en Finlandia tiene dos objetivos principales. Uno, satisfacer las necesidades

de cuidado durante el día del niño por debajo de la edad escolar y el

otro, proporcionar educación infantil. Las Directrices para el Currículo pretenden

promover la provisión de ECI en términos de igualdad a lo largo del país,

orientar el desarrollo de los contenidos de las actividades, y contribuir a desarrollar

la calidad de las actividades introduciendo unos principios uniformes

para organizarlas.

La educación y el cuidado de la Infancia (ECI) de la infancia, es un concepto

influido social y culturalmente. Los conceptos relacionados con la ECI también

están conectados con el lenguaje y sus significados. Puede haber diferencias

importantes entre los conceptos usados en diferentes países para referirse al

sistema, servicios y contenidos de la ECI. Ni siquiera el término “educación

infantil” se puede definir de una manera uniforme. Además, el mismo concepto

puede tener diferentes contenidos dependiendo del contexto de cada país

Con el fin de abordar el contexto y las ideas básicas de las Directrices Nacionales

para el Currículo ECI en Finlandia, definiremos brevemente algunos conceptos

básicos.

Educación y cuidado Infantil (ECI)

El término castellano común para la educación del niño pequeños es “educación

infantil”. El equivalente finlandés para el término educación es “kasvatus”.

Este término tradicionalmente se ha utilizado en un sentido más restringido

que el término castellano, excluyendo la perspectiva pedagógica. Esta es la

4

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

razón por la cual la traducción castellana utiliza el término “ECI” que abarca las

perspectivas de cuidado, educación y enseñanza.

El término “ECI” se ha utilizado en la Revisión Temática de las Políticas de Educación

y Cuidado Infantil de la OCDE. El término también describe el carácter

comprensivo del sistema finlandés. Cubre tanto la organización de los “cuidados

de día” que se ofrece a las familias como la perspectiva de una educación

infantil temprana que contempla objetivos accesibles a los niños. En resumen,

describe la manera en la que la pedagogía de la primera infancia combina cuidado,

educación y enseñanza en un conjunto que es tenido en cuenta en las

actividades diarias. La pedagogía de la primera infancia varía con la edad del

niño, y por lo tanto los elementos de cuidado, educación y enseñanza tienen

un énfasis diferente en diferentes situaciones.

Directrices Nacionales para el Currículo sobre ECI en Finlandia.

El documento finlandés utiliza el término “Plan Básico” con respecto a la ECI.

No se utiliza el equivalente finlandés de “currículo” con el fin de acentuar la

naturaleza holística de la ECI, en la que se incluye cuidado, educación y enseñanza.

El uso del término también pretende subrayar que el documento está

conectado con una opción ejemplar hecha dentro del sistema finlandés a partir

de una extensa negociación social.

La versión castellana, sin embargo, utiliza el término currículo por motivos de

claridad. Internacionalmente, se denomina currículo a los documentos dirigidos

a orientar los contenidos de ECI, es decir, la pedagogía.

El ambiente de la ECI

Un “ambiente de la ECI” es un todo formado por el elementos físicos, psicológicos

y sociales. Incluye los edificios, el entorno social inmediato, y las configuraciones

psicológicas y sociales conectadas funcionalmente a diferentes

situaciones, así como diferentes materiales y equipamientos.

5

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Un término similar, más familiar es el de “ambiente de aprendizaje”. El uso del

término “ambiente de la ECI” subraya ciertas características específicas del

ambiente. El término pretende describir la ECI como algo unido no sólo a situaciones

de aprendizaje sino también a situaciones de cuidado y juego así como

a la naturaleza y al ambiente como algo más amplio. También pretende destacar

la importancia de las diferentes interacciones sociales.

Participación y colaboración en la ECI

En la ECI finlandesa, la cooperación entre el personal y las familias tiene un

sólido respaldo. Las Directrices del Currículo Nacional buscan acentuar un acercamiento

nuevo y más profundo, llamado “participación en la ECI”, que plantea

la participación como un paso más allá de la cooperación. Los educadores tienen

un papel clave a la hora de compartir el día a día de la educación y el cuidado

del niño pequeño con la familia. De aquí se desprende que la naturaleza

de la relación entre familia y educadores es una parte esencial del bienestar

del niño. El paso de la cooperación a la participación en la ECI requiere una

interacción mutua, continuada y comprometida en todos los aspectos que

hacen referencia al niño. La experiencia de ser oído y el respeto mutuo son

esenciales para lograr una comprensión compartida.

Educador/a

El término educador/a se refiere al personal de ECI responsable del cuidado, la

educación y la enseñanza en los diferentes tipos del servicio. En Finlandia, los

“centros de atención durante el día” tienen un personal multiprofesional y por

lo tanto hay variaciones en el nivel de formación entre el personal. Por lo

menos un tercio del personal debe tener bien una diplomatura o licenciatura en

Educación o bien una diplomatura en ciencias Sociales. Y el resto de personal

debe tener una educación secundaria superior (bachillerato o enseñanzas equivalentes).

En el “cuidado familiar”, el educador trabaja sobre todo solo o en el

caso del “cuidado familiar en grupo”, junto con otro educador. Existen diferen-

6

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

cias entre distintas municipalidades y centros en el nivel educativo de los educadores.

Los profesores de educación pre-escolar (proporcionada una año

antes de la enseñanza obligatoria, a los seis años) han estudiado hasta el nivel

de diplomatura o licenciatura. Más información, http://www.stakes.fi.varttua

Helsinki, 26 de agosto de 2004

Anna Leena Vllimlki,

Development Manager,

Plivi Lindberg,

Senior Planning Officer.

7

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Prefacio

Las Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el Cuidado de

la Infancia (ECI) proporcionan una orientación para aplicar el contenido de la

educación y el cuidado de la Infancia (ECI) en Finlandia. Como ésta es la primera

vez que se prepara este tipo de documento, se recogerá una valoración

lo más extensa posible sobre su contenido y utilidad. El documento será revisado

en verano de 2004 a partir de esta valoración.

La tarea de bosquejar las Directrices Nacionales para el Currículo sobre ECI fue

asignada a STAKES en la Resolución del Gobierno Referente a la Definición

Nacional de la Política sobre la Educación y el Cuidado de la Infancia. En STAKES,

un grupo de trabajo designado por el Director General fue responsable de

la preparación y del contenido de las Directrices Nacionales para el Currículo. El

grupo del trabajo fue asistido por un comité, el equipo de expertos de ECI en

STAKES, y otros grupos de expertos establecidos en función de las necesidades

de abordar diferentes áreas de contenido.

El grupo de trabajo se reunió 12 veces entre Noviembre de 2002 y Septiembre.

de 2003. Sus miembros fueron los que figuran a continuación: Matti Heikkillä

Deputy Director General, STAKES, Chair; Anna Leena Vällimäki. Development

Manager, STAKES, Deputy Chair; Aino-Inkeri Hansson, Deputy Director General/

Kirsi Alila, Senior Officer, desde el 27 de marzo de 2003, Ministro of Asuntos

Sociales y Salud; Kirsi Lindroos, Director/ Tiina Kavilo, Senior Officer, desde

el 27 de marzo de 2003, Ministro of Educación; Hely Parkkinen, Project Manager

de la Mesa Nacional of Educación, Anna-Maija Haliseva-Lahtinen, Senior

Advisor, Asociación of Autoridades Locales y Regionales Finlandesas: Juhani

Hytönen Profesor, Universidad de Helsinki; Kirsti Karila, Profesor (pro tem),

Universidad de Tampere; Pirjo Forss-Pennanen, Lecturer ,Polytechnics Network;

Marjatta Kekkonen/Lauri Kuosmanen desde el 20 Agosto de 2003,

Secretario para Asuntos Profesionalés, Sindicato of Profesionales de la Salud y

8

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

del Cuidado Social.. Tehy; Raili Leiqvist, Bargaining Officer, Sindicato para el

Sector Municipal, KTV; Soile Oleander, Chair, Sindicato de Education/Asociación

de Profesores de Pre-escoalr; Airi Salmi. Secretaria para Asuntos Profesionales,

Sindicato de Profesionales del Trabajo Social, Talentia; Heljä Petljä, Secretaria

para la Educación y el Cuidado tempranos, Oficina del Consejo Eclesiástico.

Sirkka-Liisa Ihalainen trabajó como secretaria del grupo de trabajo en STAKES.

El comité preparó el material para el grupo de trabajo. Se reunió 18 veces. Sus

miembros fueron los siguientes: Anna-Leena Vällimäki, Development Manager,

STAKES. Chair; Hely Parkkinen, Project Manager, National Board of Education;

Anna-Maija Haliseva-Lahtinen, Senior Advisor, Asociación of Autoridades Locales

y Regionales Finlandesas; Kirsi Alila, Senior Officer, Ministro of Asuntos

Sociales y Salud, and Sirkka-Liisa Ihalainen, Secretaria del Proyecto, STAKES.

Se invitó a varios expertos en ECI a presentar sus contribuciones al grupo de

trabajo y al comité, y también se les pidió que comentaran los borradores de

las directrices en diferentes etapas. Los expertos presentaron planteamientos,

críticas e interrogantes y poder tenerlas en cuenta en un plazo de tiempo disponible

tan corto representó un desafío importante.

La preparación de las Directrices Nacionales para el Currículo se pudieron

seguir en la web de VARTTUA, (http://www.STAKES.fi.varttua.ajankohtaista.-

vasu.htm), mantenida por STAKES. La web también puso al alcance los interesantes

artículos de expertos y otras informaciones que completaban las

Directrices para el Currículo. Ha proporcionado a una oportunidad para expresar

opiniones y para comentar el borrador de las directrices. Todos los comentarios

han estado a disposición del grupo de trabajo y del comité. Los páginas

web creadas para elaborar las directrices del currículo siguen siendo accesibles

en el sitio web de VARTTUA.

En nuestro cambiante mundo, la provisión de una buena ECI, exige la implicación

y el compromiso de los centros de investigación y formación, los grupos

9

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

de interés, los representantes de los educadores municipales y de las familias.

El objetivo es poner en marcha, evaluar y desarrollar de una forma permanente

tanto las Directrices para el Currículo Nacional como los currículos locales

elaborados en base a éste. Agradecemos a todas aquellas personas que

han contribuido a su diseño ya sea personalmente, a través de sus representantes

y grupos, o a través de la web de VARTTUA .

Helsinki, 30 Septiembre 2003,

Matti Heikkillä

Deputy Director General

Anna-Leena Välimäki

Development Manager.

10

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Contenidos

Al lector/a...............................................................................................4

Prefacio...................................................................................................8

1. DIRECTRICES NACIONALES PARA EL CURRÍCULO SOBRE LA EDUCACIÓN Y

EL CUIDADO DE LA INFANCIA..................................................................13

1.1 El objetivo de las Directrices Nacionales para el Currículo...................13

1.2 Documentos políticos que legislan la educación y el cuidado de la

infancia..............................................................................................14

2. EDUCACIÓN Y CUIDADO DE LA PRIMERA INFANCIA................................16

2.1 Qué es la educación y el cuidado de la primera infancia......................16

2.2 Valores en la ECI...........................................................................17

2.3. Objetivos Educativos.....................................................................18

3. PUESTA EN PRÁCTICA DE LA ECI..........................................................20

3.1. El bienestar del niño como objetivo.................................................20

3.2. Cuidado, educación y enseñanza, un todo integrado.........................20

3.3. El papel de los educadores en ECI...................................................21

3.4 . El ambiente de la ECI...................................................................23

3.5 La alegría de aprender....................................................................23

3.6. El papel del lenguaje en ECI...........................................................24

3.7. Las formas de actuar del niño........................................................26

El juego..........................................................................................26

La actividad física.............................................................................29

Las experiencias y la auto expresión artística......................................30

La exploración.................................................................................32

3.8. Orientaciones de contenido............................................................34

Orientación matemática....................................................................36

Orientación científica........................................................................36

Orientación socio-histórica................................................................36

11

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Orientación estética..........................................................................37

Orientación ética..............................................................................37

Orientación religiosa filosófica...........................................................38

Continuidad entre las orientaciones de contenido de la ECI y las áreas del

Currículo Básico para la Educación Pre-escolar.....................................38

4. COMPROMISO DE LAS FAMILIAS EN LA ECI............................................40

4.1 Participación en la ECI....................................................................40

4.2 Compromiso familiar en la planificación y la evaluación......................41

4.3. El plan individual de la ECI y su evaluación......................................41

5. APOYO ESPECIAL EN LA ECI.................................................................43

6. CONSIDERACIONES A LA HORA DE LA PUESTA EN MARCHA DE LA ECI.....46

6.1 Una red de servicios.......................................................................46

6.2 ECI y niños con diferentes bagajes lingüísticos y culturales.................47

6.3. Inmersión lingüística de la ECI en un idioma extranjero, y actividades

basadas en una pedagogía alternativa. .................................................49

6.4. Un niño hospitalizado. ..................................................................51

7. UN CURRÍCULO LOCAL. ......................................................................52

7.1. Elaboración de un currículo local de ECI. .........................................52

7.2. El contenido del currículo local de ECI.............................................53

7.3. Un currículo local de ECI como parte de los esfuerzos para la mejora de

la calidad. ..........................................................................................54

12

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

1. DIRECTRICES NACIONALES PARA EL CURRÍCULO SOBRE

LA EDUCACIÓN Y EL CUIDADO DE LA INFANCIA

1.1 El objetivo de las Directrices Nacionales para el

Currículo.

Las Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el Cuidado de

la Infancia proporcionan a una herramienta nacional para dirigir la educación y

el cuidado de la infancia (ECI). Se basan en la Resolución Respecto a la Definición

de la Política Nacional sobre la Educación y el Cuidado de la Infancia aprobada

por el gobierno finlandés el 28 de febrero de 2002. La definición de la

política contiene los principios centrales y las prioridades de desarrollo para la

ECI gestionada y supervisada públicamente.

Las Directrices para el Currículo pretenden promover la provisión de ECI en

términos equitativos a través del país, dirigir el desarrollo de los contenidos de

las actividades, y contribuir a desarrollar la calidad de las actividades introduciendo

unos principios uniformes para organizar dichas actividades

Las Directrices para el Currículo también pretenden aumentar el conocimiento

profesional del personal de ECI, el compromiso de las familias en los servicios

de ECI, y la cooperación multiprofesional entre los diferentes servicios que

atienden a los niños y a sus familias antes del inicio de la educación obligatoria.

Junto con los currículos básicos para el curso pre-escolar y para la educación

básica, las Directrices para el Currículo sobre ECI forman un marco

nacional para promover el bienestar, el desarrollo y aprendizaje de la infancia.

Los municipios pueden organizar con gran autonomía sus servicios de ECI para

responder a las necesidades de familias de una manera óptima. Como las

municipalidades se diferencian ampliamente entre sí, es importante que cada

una diseñe sus propias y especificas directrices estratégicas, y las tengan en

cuenta al elaborar el currículo local de ECI.

13

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Las Directrices para el Currículo se refieren a todas las formas de ECI gestionadas

o supervisadas públicamente. Las municipalidades las utilizarán para evaluar

la medida en que sus servicios de ECI cumplen los estándares así como

para especificar el contenido y los modos de acción para diferentes actividades

de ECI en su propio currículo.

La educación está conectada a la cultura y al cambio constante en la sociedad,

lo que debería ser tenido en cuenta en la valoración continua de la puesta en

práctica de ECI, así como en el proceso de establecimiento y logro de objetivos.

Para entender mejor de lo que tratan las Directrices del Currículo es

importante verlas como un marco establecido para ser discutido y posteriormente

concretado así como para formular prácticas y principios conjuntamente

acordadas para su aplicación en municipios y centros.

1.2 Documentos políticos que legislan la educación y el

cuidado de la infancia.

Existen tanto documentos nacionales como locales legislando la educación y el

cuidado de la infancia (ECI)

Documentos políticos y legislaciones nacionales:

Legislación sobre el Cuidado de Día del Niño y la Educación Preescolar

regula la puesta en práctica de la educación y el cuidado de la

infancia, de la cuál la educación pre-escolar forma parte.

Definición Política Nacional sobre la Educación y el Cuidado de la

Infancia contiene los principios centrales y las prioridades del desarrollo

para la ECI gestionada y supervisada públicamente.

Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el

Cuidado de la Infancia proporciona las directrices nacionales para los

14

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

contenidos y la calidad de la ECI así como para la elaboración de los

currículos locales.

Currículo Básico para la Educación Pre-escolar en Finlandia proporciona

las directrices nacionales para los contenidos y la calidad de la

educación pre-escolar y para la elaboración de los currículos locales.

Documentos políticos locales:

Las definiciones políticas locales y estrategias para la ECI pueden

formar parte de un programa municipal de infancia, o estar incluidas en

otros documentos referidos a la infancia y a las familias. Definen los principios

y las prioridades centrales del desarrollo aplicables en la organización

de la ECI en el municipio, y describen su sistema de atención

Un currículo local de ECI es un documento político diseñado por un

municipio o varios municipios a partir de las Directrices Nacionales

para el Currículo. El currículo tiene en cuenta las propias definiciones,

estrategias y metas del los municipio y define objetivos para los contenidos

de diferentes formas de intervención.

Un currículo local de educación pre-escolar y el currículo ECI forman

un todo integrado, existiendo una clara continuidad entre ellos.

Un currículo ECI específico de una zona es más detallado que un

currículo local y describe las características y prioridades específicas de

un distrito o centros. El currículo específico de una zona también incluye

objetivos específicos para diferentes formas de un servicio.

Los planes individualizados para la ECI y la educación pre-escolar

son elaborados entre los profesionales y la familia del niño con el fin de

proporcionar una base para la puesta en práctica de la educación y el

cuidado tempranos del niño, y de la educación pre-escolar.

15

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

2. EDUCACIÓN Y CUIDADO DE LA PRIMERA INFANCIA.

2.1 Qué es la educación y el cuidado de la primera infancia.

La educación y el cuidado de la primera infancia es la interacción educativa que

tiene lugar en los diferentes entornos vitales del niño pequeño, dirigida a promover

de forma equilibrada su crecimiento, desarrollo y aprendizaje. Con el fin

de que los esfuerzos educativos de las familias y los educadores formen un

todo significativo desde el punto de vista del niño es imprescindible que exista

una estrecha cooperación entre las familias y los educadores, p.ej. participación

en la ECI.

La ECI gestionada, supervisada y financiada públicamente abarca cuidado,

educación y enseñanza. La ECI es interacción y colaboración sistemática e

intencional, donde el juego espontáneo del niño tiene una importancia capital.

Está construida sobre una visión holística del crecimiento, el desarrollo y el

aprendizaje del niño,y se elabora a partir de un amplio abanico de conocimiento

pedagógico, particularmente de conocimiento sobre la ECI, de informaciones

e investigaciones interdisciplinares, así como de la experiencia sobre la

metodología pedagógica.

Un recurso central para la ECI es un profesional competente. Mantener una

calidad de ECI alta requiere que las comunidades educativas y los educadores

individuales tengan un fuerte conocimiento profesional.

Los servicios de ECI se proporcionan de acuerdo con la Definición Política

Nacional. Las intervenciones más importantes incluyen centros de educación

infantil, educación infantil en el ámbito familiar y diferentes intervenciones

centradas en la comunidad. Los servicios son proporcionados por municipios,

asociaciones, abastecedores del sector privado y parroquias. La educación preescolar

implica una enseñanza y educación sistemática dirigida a los niños que

comenzarán su educación obligatoria el año siguiente. La educación y el cui-

16

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

dado de la primera infancia, de la que la educación pre-escolar forma parte, y

la educación básica forman un todo integrado que asegura la coherencia y la

continuidad en el desarrollo de los niñ@s.1 El ECI también cubre a niños que

asisten a la escuela obligatoria si utilizan servicios ECI.2

2.2 Valores en la ECI.

Los valores que subyacen a la ECI en Finlandia se basan en las convenciones

internacionales sobre los derechos del niño, las legislaciones nacionales y otras

directrices.

Un valor central en la Convención sobre los Derechos del Niño3, es la dignidad

humana del niño. En relación a este valor básico, la convención comprende los

siguientes cuatro principios globales:

No discriminación e igual trato.

El mejor interés de la infancia.

El derecho del niño a la vida y a un desarrollo completo.

Proporcionar el peso debido a las opiniones el niño.

Los principios básicos de la ECI se definen a partir de las regulaciones finlandesas

de los derechos fundamentales, otras regulaciones legales y documentos

políticos que se pueda definir. Estos principios incorporan el derecho del niño a:

1 El Currículo básico para la educación pre-escolar y el Currículo para la Educación básica son definidos por la Mesa

Nacional de Educación.

2 En cuanto a los niños que asisten a la educación obligatoria, la planificación de las actividades tiene en cuenta las

directrices sobre las actividades extraescolares y los planes sobre actividades de mañana y de tarde organizadas para

los niños que van a la escuela, incluidos en el currículo de educación básica

3 En Finlandia, la Convención sobre los Derechos del Niño, que salvaguarda el crecimiento y desarrollo del niño,

entró en vigor como acto legislativo en 1991.

17

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Unas relaciones personales afectuosas.

Un crecimiento, un desarrollo y unos aprendizajes asegurados.

Unos ambientes sanos y seguros que permitan el juego y una amplia

gama de actividades.

Ser escuchado y tener en cuenta su opinión en función de su edad y

madurez.

Recibir la ayuda especial que necesite.

Su propia cultura, lenguaje, religión y creencias.

2.3. Objetivos Educativos.

En ECI, es importante subrayar el valor intrínseco de la infancia, fomentar esta

etapa vital, y ayudar al niño a desarrollarse como un ser humano. Las actividades

en ECI son dirigidas por metas educativas amplias que van más allá de

cualquier objetivo educativo y curricular específico. La tarea de los educadores

es asegurarse de que en las actividades se tenga en cuenta, de una manera

equilibrada y suficientemente profunda, las siguientes tres metas educativas

para el desarrollo como un ser humano significativo para toda la vida:

Promoción del bienestar personal.

Refuerzo de comportamientos y acciones respetuosas hacia los otros.

Construcción gradual de la autonomía.

Al promover el bienestar personal, el foco está en el respeto hacia la individualidad

de cada niño. Esto permite que los niños actúen y se desarrollen como

seres únicos.

18

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

El refuerzo de comportamientos y acciones respetuosas hacia los otros como

meta educativa significa que los niños aprenden a pensar en las otras personas

y a cuidar de ellos. Piensan positivamente sobre sí mismos, otras personas, y

otras culturas y ambientes. La ECI contribuye a proporcionar condiciones favorables

para la creación de una buena sociedad y de un mundo común.

La construcción gradual de la autonomía pretende ayudar a los niños a convertirse

en adultos capaces de cuidar de sí mismos y de las personas que les

rodean y a hacer decisiones y opciones referentes a su propia vida.

19

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

3. PUESTA EN PRÁCTICA DE LA ECI

3.1. El bienestar del niño como objetivo.

El objetivo principal de la ECI es promover el bienestar global del niño con el

fin de asegurar las mejores condiciones posibles para el crecimiento, el aprendizaje

y el desarrollo. De esta manera, el niño puede disfrutar de la compañía

de otros niños y educadores, experimentando la alegría y la libertad de la

acción en un ambiente tranquilo y seguro. El niño está interesado en su

ambiente y puede dedicar su energía al juego, al aprendizaje y la realización

de actividades cotidianas con un nivel adecuado de desafío.

Para promover su bienestar, es necesario fomentar la salud y las capacidades

funcionales del niño y responder a sus necesidades básicas. Por lo tanto, los

niños sienten que son apreciados y aceptados como son, y que son escuchados

y mirados. Se les ayuda a desarrollar una sana autoestima. Quieren intentar

cosas nuevas y aprender habilidades sociales. Además, cada niño es valorado

de acuerdo con sus propias necesidades, personalidad y cultura, y tiene un

sentimiento de ser tratado justamente con independencia de su género o historia

social, cultural y étnico.

El bienestar del niño en las actividades de la ECI se promueve mediante unos

lazos personales estables y cálidos. Se fomenta su relación con la familia, los

educadores y otros niños, y que tenga una sensación de pertenencia a su

grupo de iguales.

3.2. Cuidado, educación y enseñanza, un todo integrado.

La ECI es un conjunto que abarca las dimensiones interdependientes de cuidado,

educación y enseñanza. Estas dimensiones reciben un énfasis diferente

en función de la edad del niño y de la situación. Cuanto más pequeño es el

niño, mayor la extensión en que las interacciones entre el niño y los educado-

20

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

res ocurren en situaciones de cuidado. Estas situaciones también incluyen educación,

enseñanza y orientación, siendo importantes tanto para el bienestar

general del niño como para el aprendizaje.

Un buen cuidado proporciona una base para todas las actividades de ECI. Significa

que las necesidades básicas del niño son satisfechas de modo que puedan

dirigir su atención a otros niños, al ambiente y a la actividad. Cuanto más

pequeño es el niño, más necesita ser cuidado por los adultos.

Una buena combinación de cuidado, educación y enseñanza puede promover la

auto-imagen positiva del niño, las habilidades expresivas e interactivas, y el

desarrollo del pensamiento. La vida diaria del niño consiste en una variedad de

situaciones que forman la base para un ritmo diario flexible pero bien definido.

El cuidado y otras situaciones de interacción así como pequeñas tareas presentes

en el día a día del niño son importantes para el desarrollo y el aprendizaje.

Los educadores aseguran así la presencia de la dimensión de enseñanza en los

diferentes momentos del día.

3.3. El papel de los educadores en ECI.

El personal de ECI se compone de una comunidad multiprofesional de educadores

que sigue los valores y los modos de acción definidos y acordados conjuntamente

en los documentos de política nacional. Al negociar sobre los

valores y los modos de la acción, la comunidad de educadores construye una

cultura común de ECI. En el trabajo educativo es importante que el equipo sea

consciente de su papel educador así como de los valores y principios éticos

subyacentes. Analizar y evaluar su propio trabajo les ayudará a actuar conscientemente

en sintonía con unos principios ética y profesionalmente sólidos.

El conocimiento profesional y vocacional así como la experiencia proporcionan

una fundación sólida para la competencia profesional. La comunidad de educadores

documenta, evalúa y hace esfuerzos para desarrollar continuamente su

21

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

trabajo. Los educadores mantienen y desarrollan sus capacidades profesionales

y son conscientes de las cambiantes necesidades de la ECI y de los nuevos

desafíos creados por los avances tecnológicos.

Para reaccionar a los sentimientos y necesidades del niño los educadores necesitan

mostrar sensibilidad y compromiso. En la comunidad de adultos y niños

aseguran un buen ambiente en el que el niño pueda disfrutar de una sensación

de pertenencia e inclusión. Los educadores potencian la continuidad de las

relaciones de amistad, cuidado y educación del niño.

Los educadores, a nivel personal y como grupo, necesitan tomar elecciones

para que los esfuerzos de educación y enseñanza sean conscientes e intencionales.

La tarea de los educadores es la planificación de actividades y la creación

de un ambiente que tenga en cuenta tanto la mayoría de las formas

típicas de acción de los niños como las diferentes orientaciones sobre los contenidos4.

La visión de que cuidado, educación y enseñanza forman un todo

integrado actúa como un principio estratégico para los educadores, que también

son conscientes del potencial del niño para el crecimiento y el aprendizaje.

Los educadores animan a los niños a actuar con autonomía de modo que

los niños se sientan capaces de hacer cosas a la vez que reciben ayuda cuando

la necesitan. Los educadores también transmiten a los niños experiencias de

generaciones previas, la herencia cultural y diferentes aspectos del conocimiento

científico a través del ambiente y de diversas actividades comunes.

Los educadores respetan la experiencias y opiniones del niño, de la familia y de

cualquier otro, y basan su trabajo en los principios de participación de la ECI.

4 Ver capítulo 3.8

22

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

3.4 . El ambiente de la ECI.

Un ambiente de ECI es un todo formado por elementos físicos, psicológicos y

sociales. Incluye los edificios, el vecindario más cercano y las configuraciones

psicológicas y sociales conectadas funcionalmente a diferentes situaciones, así

como diferentes materiales y equipamientos. Cuando el ambiente es rico, flexible

y predispone al aprendizaje, atrae el interés y la curiosidad del niño y le

anima a experimentar, actuar y expresarse. Además, el ambiente introduce en

las acciones que involucran a niños y educadores un abanico de elementos

basados en el conocimiento, las destrezas, y las experiencias.

Al planificar el ambiente de ECI se deben considerar tanto los aspectos funcionales

como estéticos. Un ambiente bien construido tiene una buena atmósfera,

que anima a los niños a jugar, a explorar movimientos, a actuar y a expresarse

de muchas maneras diferentes. Los niños pueden participar en la planificación

de los espacios y el equipamiento como parte de la puesta en práctica de diferentes

orientaciones de contenido y temas.

La atmósfera del ambiente de ECI debería ser positiva. El ambiente también

debería ser seguro y tener en cuenta factores relacionados con la salud del

niño y con su bienestar en general.

La planificación de los espacios se puede utilizar como una manera de promover

interacciones en grupos de niños de diferentes tipos y tamaños así como

entre niños y educadores. Un ambiente bien diseñado de ECI promueve actividades

en grupos pequeños donde todos y cada uno de los niños tiene la oportunidad

de participar en diálogos e interacciones.

3.5 La alegría de aprender

Los niños son naturalmente curiosos, están deseando aprender cosas nuevas,

hacerlas de nuevo y volverlas a hacer. Aprenden de una manera holística. Prac-

23

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

tican y aprenden diferentes habilidades y, cuando encuentran nuevas cosas,

hacen uso de todos sus sentidos en el proceso de aprendizaje. Interactuando

con el entorno y las personas, los niños combinan cosas y situaciones con sus

propias experiencias, sentimientos y estructuras conceptuales. Aprenden mejor

cuando son activos y se implican. Cuando actúan de una manera significativa y

relevante, pueden experimentar la alegría de aprender y la sensación de éxito.

Los lazos personales cálidos proporcionan una base para el aprendizaje. El

compromiso de los educadores con la educación y la situación de aprendizaje

se manifiesta a través de respuestas sensibles a los sentimientos y al bienestar

emocional del niño. El educador escucha a los niños, les da oportunidades de

tomar iniciativas, decidir sobre sus actividades, explorar, sacar conclusiones y

expresar sus pensamientos. La ECI apunta a desarrollar una disposición positiva

hacia el aprendizaje.

3.6. El papel del lenguaje en la ECI.

Desde el comienzo, los niños están interesados en su ambiente, en construir

una imagen del mundo que les rodea y de su situación dentro de éste. El lenguaje

tiene un papel vital en este proceso. Apoya el desarrollo de los procesos

cognitivos del niño y permite la comunicación de significados. Cuando el niño

crece, también crece en importancia la función del lenguaje en el apoyo de los

procesos cognitivos tanto en la resolución de problemas, el pensamiento lógico

y la imaginación. Las capacidades relacionadas con el dominio del lenguaje son

claves para la capacidad de aprender del niño.

En la infancia temprana, el juego y los cuentos de hadas son de vital importancia

para el desarrollo de las habilidades lingüísticas y la visión del mundo del

niño. El aprendizaje del lenguaje es siempre un proceso creativo y personal,

con la imitación desempeñando un papel fundamental. En sus relaciones con el

adulto y los iguales, los niños aprenden costumbres culturales y sociales así

como modelos de comunicación.

24

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Inicialmente, los niños pequeños se expresan holísticamente por medio de

expresiones faciales, gestos y movimientos. En estas edades tempranas, los

niños necesitan un educador que suela estar cercano y conozca su manera

individual de comunicarse. El educador reacciona con empatía cuando el niño

inicia contactos, animando así al niño a interaccionar. Se está reforzando, al

mismo tiempo, la auto-imagen positiva y la auto-aceptación. Gradualmente el

niño aprende a clasificar cosas por medio de conceptos y a entender sus interrelaciones.

El niño también aprende a formular preguntas.

A través de las rutinas diarias los niños pequeños aprenden un lenguaje ajustado

a situaciones concretas. Según crecen, los niños construyen en su juego

conexiones entre el lenguaje y la acción, lo que da un mayor énfasis a sus propias

experiencias —especialmente el juego— en el aprendizaje del lenguaje.

Los niños usan el lenguaje para dar forma al propósito de su juego, para describir

cómo se desarrolla y para regular sus interacciones.

Los niños tienen una disposición natural a jugar con las palabras. Rimas y juegos

de palabras sinsentido llaman la atención del niño sobre la forma de lenguaje

en vez de sobre su significado proporcionándoles práctica en el área del

conocimiento lingüístico. Los niños también disfrutan de los cuentos. Tanto el

hecho de contar historias por parte de los mismos niños como las actividades

creativas inspiradas por los cuentos de hadas y otros cuentos contados por los

adultos aumentan la confianza del niño en sus propias capacidades y les ayudan

a expresarse continuamente. Los diferentes tipos de literatura son parte

del mundo incluso de los niños más pequeños. La literatura les ofrece una

amplia gama de ideas sobre el mundo que les rodea y enriquece su lenguaje,

así como les proporciona práctica en habilidades de escucha.

Un educador dirige con el lenguaje las observaciones del niño, le enseña cómo

actuar en diferentes situaciones y describe y explica acontecimientos. Ofrece a

los niños modelos para aprender tanto lenguaje como conceptos, y les habla

de una manera que puedan comprender. Para que el ambiente apoye el desa-

25

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

rrollo de las habilidades lingüísticas, debería ser estimulante y fomentar la actividad.

El ambiente debería permitir que el niño pueda observar tanto modelos

de lenguaje hablado como de lenguaje escrito.

3.7. Las formas de actuar del niño.

El juego, el movimiento, la exploración y la expresión de sí mismo a través de

diferentes lenguajes (música, artes plásticas y visuales, dramatización…) son

las maneras específicas de actuar y de pensar del niño. Tales actividades realzan

su bienestar y percepción de sí mismo y aumentan sus oportunidades para

participar. Una actividad que los niños encuentran significativa también posibilita

la expresión de sus pensamientos y sentimientos. Cuando los educadores

interactúan y dialogan con los niños y observan sus actividades, también consiguen

“destellos” de cómo es el mundo y el pensamiento del niño

Las maneras de actuar que son propios de los niños son tenidas en cuenta al

planificar y poner en marcha las actividades, y utilizadas como principios estratégicos

en las interacciones de la comunidad de educadores con los niños.

Incorporan una utilización significativa del lenguaje y orientaciones sobre los

contenidos y el proceso de aprendizaje del niño. La ECI se desarrolla holísticamente

a través de la observación del niño, las actividades de la comunidad de

educadores y el ambiente.

El juego

Las experiencias significativas del niño.

Los niños juegan por el placer de jugar y, en el mejor de los casos, el juego

puede darles una profunda satisfacción. Aunque los niños no juegan para

aprender, aprenden a través del juego. El juego es más una actitud que una

actividad determinada y la misma actividad puede significar juego para un niño

pero no para otro. Como jugar es social por la naturaleza, los grupos de igua-

26

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

les tienen un significativo efecto sobre la manera en que se desarrolla la situación

de juego.

Los niños muy pequeños juegan en interacción con adultos u otros niños más

mayores. A una edad temprana, los niños también comienzan a explorar activamente

su entorno físico, lo que los prepara para una transición al juego simbólico.

El juego simbólico implica un alejamiento del aquí y del ahora, y el

despegue de la imaginación y del pensamiento abstracto. Los niños mayores,

en particular, se sienten atraídos por los juegos de reglas.

Los niños utilizan todo lo que ven, oyen y experimentan como elementos de su

juego. Cuando juegan, imitan y crean nuevas cosas. Toman las cosas que son

significativas para ellos tanto de la esfera del mundo real como de la esfera de

la fantasía y de la ficción, y las traducen al lenguaje del juego. Todo lo que es

visible en el juego es significativo para el niño, pero no todo el que es significativo

para el niño es visible en el juego.

La actividad de la Comunidad de Educadores

A menudo, la medida en que el juego da satisfacción al niño depende de las

actividades de los educadores. Apoyar el juego del niño requiere una cuidadosa

observación y una capacidad de analizar las situaciones del juego. Los educadores

sensibles y comprometidos reconocen las iniciativas y las intenciones

verbales y no verbales del niño y responden a ellas. Los educadores darán

libertad a los niños para que se impliquen en el juego, pero muchas veces el

juego del niño también necesita ser guiado directa o indirectamente para que

sea exitoso. El papel de los educadores variará de la participación a la observación

externa en función de la edad del niño, las habilidades implicadas, el tipo

de juego y otros factores circunstanciales. La dirección indirecta pretende enriquecer

el juego con ideas o materiales, por ejemplo.

27

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Los educadores comprenden la importancia del grupo de iguales permitiendo el

juego espontáneo del niño. Muestran su aprecio por el juego escuchando a los

niños, es decir, observando el juego y comunicandose oralmente con los niños.

Los educadores también se familiarizan con la realidad reflejada en el juego del

niño manteniéndose informados sobre la cultura popular del niño, por ejemplo.

Los educadores también pueden analizar el juego del niño en términos de

aprendizaje. Reconocen la importancia que tiene el juego para las capacidades

simbólicas, para la empatía hacia otras persona y situaciones, las habilidades

sociales, el aprendizaje lingüístico y las destrezas físicas, entre otras. Los educadores

son conscientes y capaces de utilizar las conexiones entre el juego y

otras áreas de actividad, pero también dejan espacio para propuestas espontáneas

del niño, a veces incluso descontroladas.

El ambiente de la ECI.

La ECI incluye normalmente esfuerzos conscientes para construir, mantener y

renovar un ambiente de juego estimulante. Construir un buen ambiente de

juego se basa en el dominio por parte de los educadores de la cultura sobre el

juego y en su conocimiento de las etapas a través de las que se desarrolla el

juego del niño. Los intereses actuales de niños también se tienen en cuenta.

Los niños mismos participan en el mantenimiento y renovación del ambiente

en función de sus capacidades. La mejora del ambiente del juego también

ofrece a los padres una buena oportunidad para la participación.

La edad del niño, la etapa de desarrollo, los arreglos necesarios en términos

del espacio, los materiales y los tiempos son consideraciones importantes a la

hora de planificar espacios de interior y de exterior. El material debería ser versátil

y convertible y adecuado en número.

28

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

La actividad física

Las experiencias significativas del niño.

La actividad física diaria es fundamental para el bienestar del niño y para un

crecimiento sano. Cuando los niños se implican en actividades físicas, piensan,

experimentan alegría, expresan sus sentimientos, y aprenden cosas nuevas. La

actividad física también significa experimentar, moverse rápidamente, sudar y

quedar sin aliento. Una forma de vida físicamente activa comienza a desarrollarse

desde la infancia temprana.

Para los niños, la actividad física es una manera natural de conocerse a sí mismos,

a otras personas y el entorno. El conocimiento y dominio por parte del

niño de su propio cuerpo proporciona una base para una sana autoestima.

La actividad de la Comunidad de Educadores

Es importante que las acciones y las opciones diarias de la comunidad de educador

proporcionen a los niños una oportunidad de tener actividad física todos

los días. Los educadores deberían crear un ambiente que favorezca actividades

físicas entre niños, eliminar obstáculos a la actividad física y enseñar a los

niños habilidades relacionadas con la seguridad. Se debería animar a moverse

a los niños que son menos activos físicamente.

Las actividades regulares de educación física son de crucial importancia para el

desarrollo y el aprendizaje motor del niño. Es importante que los educadores

sean capaces de utilizar diferentes estilos de enseñanza y que el desarrollo

motor de cada niño sea observado regularmente. Unir la actividad motriz a

otras actividades y aprendizajes aumenta las oportunidades de aprendizaje

del niño.

La comunidad de educadores debería plantearse conjuntamente el papel de la

actividad física en el aprendizaje del niño, proporcionando así una base para

29

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

una educación física y de salud de alta calidad y para la comprobación de la y

para una cultura de la acción que favorezca la actividad física.

El ambiente de la ECI.

Un buen ambiente de ECI refuerza el deseo innato del niño de moverse, despierta

su interés por aprender cosas nuevas y le anima a desarrollar sus habilidades.

Debería ofrecer un nivel apropiado de desafío y motivar actividades

físicas y juegos. El patio, siendo el el lugar más importante para las actividades

físicas del niño, debería animar a los niños a moverse. A los niños también se

les debería permitir utilizar material de juego en el patio en su actividad física

y en su juego espontáneos. Se deberían utilizar los espacios naturales y los

equipamientos deportivos del bario o entorno.

La convertibilidad es una consideración clave a la hora de planificar y utilizar

diferentes espacios, pues los niños necesitan sitio para moverse. Incluso en los

espacios interiores, los niños deberían tener la oportunidad de moverse y de

jugar vigorosamente.

Las experiencias y la auto expresión artística.

Las experiencias significativas del niño.

Los niños obtienen sus experiencias artísticas básicas en un ambiente de desarrollo

que fomenta una amplia gama de actividades artísticas como música,

dibujo, danza, drama, artesanías y literatura infantil. La intensidad y el atractivo

de las experiencias artísticas activa a los niños y captura su atención. Las

actividades y las experiencias artísticas introducen el niño a un mundo estético,

a la alegría del aprendizaje, al drama artístico, a las formas, los sonidos,

los colores, los olores, los sentimientos y combinaciones de experiencias basadas

en los diferentes sentidos. El arte da al niño una oportunidad de experi-

30

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

mentar un mundo imaginario donde todo es posible y cierto de una manera

figurada.

También el arte requiere una regularidad en el aprendizaje y la practica por

parte de los niños. Los niños disfrutan de la actividad artística, las habilidades

y la auto-expresión artísticas tanto cuando trabajan de forma individual como

cuando trabajan con otros niños en diferentes producciones. A través de las

experiencias y actividades artísticas, los niños se desarrollan como individuos y

como miembros de un grupo. Las experiencias artísticas básicas disfrutadas en

la primera infancia forman una base para posteriores preferencias y elecciones

artísticas del niño, así como para sus valores culturales.

La actividad de la Comunidad de Educadores

La comunidad de educadores permite la experiencia y la expresión artística del

niño mostrando respeto por sus elecciones y observaciones. Se deja espacio,

tiempo y paz para la propia imaginación y creatividad del niño. La puesta en

práctica y la programación de actividades son conducidos por ideas creativas y

por la alegría de trabajar juntos. Se debe proporcionar a los niños la oportunidad

de disfrutar de una amplia gama de actividades en diferentes formas de

arte, incluyendo pintar, dibujar, tocar un instrumento, cantar, construir, actuar,

bailar, hacer artesanía en madera, hacer bricolage, coser, y escuchar y contar

historias y poemas.

El educador dirige a los niños en las tareas que requieren habilidades técnicas

y también les ayuda a practicar sus habilidades, con el foco en las objetivos no

evaluables fijados por los propios niños. El educador documenta las actividades

artísticas del niño y organiza eventos para presentar los resultados de estas

actividades. La comunidad de educadores, de forma interna, debería utilizar

sus variadas habilidades, su creatividad, espontaneidad y valor para improvisar.

El arte proporciona a los educadores un medio para desarrollarse como

seres humanos y para ayudar a desarrollar la humanidad en los niños.

31

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

El ambiente de la ECI.

El ambiente de ECI debería ofrecer a los niños oportunidades para las experiencias

artísticas y para asegurarse de que tienen un tiempo y un lugar para

explorar libremente materiales, ideas y conceptos artísticos y para practicar

sus destrezas de maneras variadas. Un ambiente estético como tal puede ser

una experiencia artística para el niño. El ambiente de la ECI contribuye a

extraer la expresión y las habilidades artísticas del niño.

Un mayor dominio de lo artístico se puede extender a través de la cooperación

con autoridades culturales locales u otros expertos que promueven la cultura

del niño. Cuando los educadores mismos disfrutan del arte y crean una atmósfera

sugerente en su ambiente proporcionan, al mismo tiempo, un modelo

positivo para la valoración artística.

La exploración.

Las experiencias significativas del niño.

Los niños tienen de forma innata un sentido de exploración y de maravilla por

lo que les rodea. Al explorar, satisfacen su curiosidad y tienen una sensación

de pertenencia al mundo y a la comunidad que les rodea. En diferentes edades,

sus propios mundos internos, las interacciones con otros niños y con los

adultos así como su ambiente inmediato les inspira una exploración espontánea.

Los niños sienten que sus exploraciones, preguntas, pensamientos y actividades

tienen sentido. Individualmente o juntos en un grupo, pueden dedicar

tiempo a experimentar con nuevos materiales. Las experiencias de ensayo y

error, y los momentos de comprensión repentina mantienen y consolidan la

alegría del niño por aprender.

32

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

La actividad de la Comunidad de Educadores

A través de sus propias actitudes y de sus accioens, los educadores crean una

atmósfera abierta que inspira y anima la exploración. Dan tiempo para que los

niños exploren y se hagan preguntas, y posibilitan que los niños dispongan de

una amplia gama de experiencias que activen su interés. Al aprender y explorar

junto con los niños, los educadores guían y animan a los niños en diferentes

situaciones de cuidado, educación y enseñanza de modo que experimenten

y encuentren explicaciones a los fenómenos del mundo que les rodea. Con su

actividad, los educadores permiten y animan el pensamiento, la solución de

problemas y la imaginación propias del niño.

El ambiente de la ECI.

Un ambiente ECI positivo y sugerente apoya las actividades exploratorias del

niño. Para animar la exploración, el ambiente de la ECI debería ser versátil,

ofreciendo una amplia variedad de materiales y equipamiento inspiradores. La

naturaleza y el barrio cercano son elementos importantes del ambiente de

exploración. El ambiente también introduce una variedad de conocimientos y

de elementos basados en la experiencia en las acciones compartidas por niños

y educadores. Un ambiente rico y flexible permite el uso de todos los sentidos

y del cuerpo entero para la exploración, la experimentación y la comprensión.

33

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

3.8. Orientaciones de contenido5.

Los niños aprenden todo el tiempo en diferentes ambientes y situaciones. Interactuando

con el ambiente y las personas, los niños procesan y analizan información

utilizando las estructuras conceptuales existentes en cada momento de

su desarrollo y aprendiendo activamente. La actividad educativa requiere de

por sí que los educadores hagan opciones de valor. Esto se puede ver, por

ejemplo, en las opciones hechas al formular el ambiente de la ECI.

En la ECI, es necesario conseguir un desarrollo equilibrado mediante un espectro

de diferentes actividades y el educador debería ser consciente del momento

de crecimiento y desarrollo en el que se encuentra cada niño. El equilibrio

entre las diferentes áreas de contenido de la ECI puede examinarse mediante

ciertas formas básicas de comprensión, conocimiento y experiencia humanas.

Hay diferentes clases de formas básicas que son mutuamente complementarias.

Este tipo de marco se utiliza para asegurar que el niño consigue una imagen

del mundo como algo polifacético, integrado y comprensivo.

Las áreas del contenido básico de la ECI se construyen sobre las siguientes

seis orientaciones:

orientación matemática,

orientación científica,

orientación socio-histórica,

orientación estética,

orientación ética,

orientación filosófica religiosa.

5 Las orientaciones son básicamente maneras diferentes de sentir sobre o de reaccionar a fenómenos y cosas.

34

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

La idea de “orientaciones” subraya la noción de que la intención no está en que

los niños estudien el contenido de diferentes temas sino en que comiencen a

adquirir las herramientas y capacidades por medio de las que serán capaces de

aumentar gradualmente su capacidad para examinar, entender y experimentar

una amplia gama de fenómenos en el mundo que les rodea. Cada orientación

tiene su propia manera de pensar críticamente, expresar la creatividad, practicar

la imaginación, refinar los sentimientos y dirigir la actividad.

Además, la selección y modificación de los contenidos de diferentes orientaciones

varía dependiendo del ambiente y de la situación. La comunidad de educadores

necesita tener conocimiento didáctico sobre los niños de diferentes

edades y las diferentes etapas de desarrollo; y para, en casos específicos,

poder seleccionar y modificar el contenido necesita conocimientos sobre el

grupo, el entorno y las condiciones de funcionamiento. En el mejor de los

casos, una selección acertada de contenidos ayuda a los niños a obtener una

comprensión de las formas básicas que se han desarrollado a través de los

procesos históricos de desarrollo del conocimiento para estructurar y explicar

la experiencia humana.

Los temas, los fenómenos y el contenido de las diferentes orientaciones están

conectadas al ambiente inmediato del niño, a la vida diaria y a las experiencias

concretas de modo que los niños sean capaces de hacer observaciones y formar

sus propias opiniones. Los contenidos de las diferentes orientaciones también

están disponibles en bibliotecas, teatros, exposiciones, etc. Además, la

moderna tecnología de la información con sus diferentes áreas de aplicación

ofrece una abundancia de contenidos. Los propios intereses y necesidades del

niño y las circunstancias locales deberían ser factores decisivos al seleccionar

contenidos en casos específicos.

En la ECI, el niño no estudia ni asimila el contenido de diferentes orientaciones

o de diferentes temas y no existen requisitos mínimos a conseguir. Las orientaciones

proporcionan a los educadores un marco que les informa del tipo de

35

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

experiencias, situaciones y ambientes que deberían buscar, dar forma y ofrecer

para asegurar crecimiento y el desarrollo equilibrado del niño.

El lenguaje es un medio de comunicación y de interacción en el contexto de

todas las orientaciones. Por lo tanto es de vital importancia en todas las situaciones

de cuidado, educación y de enseñanza que los educadores utilicen un

lenguaje que sea lo más cuidadoso y adecuado posible y también que expliquen

nuevos conceptos a los niños.

Orientación matemática.

La orientación matemática se basa en hacer comparaciones, conclusiones y

cálculos en un sistema conceptual cerrado. En ECI, esto ocurre de una manera

juguetona en situaciones diarias usando materiales, objetos y equipamientos

concretos que los niños conocen y encuentran interesantes.

Orientación científica.

Los fenómenos del mundo natural son examinados mediante la observación, el

estudio y la experimentación. Del mismo modo que se comenta anteriormente,

las áreas de contenido de esta orientación con sus diferentes fenómenos (tales

como los animales y las plantas encontradas durante las diferentes estaciones)

se pueden situar en el entorno inmediato del niño tanto en el interior como al

aire libre. Una característica típica de la orientación científica es el uso de la

experimentación. Las relaciones causales se hacen familiares en condiciones

controladas, los que ayuda a los niños a conseguir gradualmente una comprensión

profundas de los fenómenos naturales y de los factores que les influyen.

Orientación socio-histórica.

En la orientación histórica, los objetos y los documentos del pasado se utilizan

para construir una imagen del pasado junto con los niños. La comprensión de

36

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

acontecimientos pasados se pueden conseguir también a través de personas

más mayores, de las familias del niño y del mismo niño. De esta manera, se

introducen en los lugares y visiones del entorno inmediato y de la localidad la

dimensión tiempo así como nuevos significados. Al mismo tiempo, es posible

desarrollar una comprensión de cómo funciona la sociedad moderna.

Orientación estética.

La orientación estética es amplia y multifacética. Puede extenderse mediante la

observación, el sentimiento de escucha y la creación, pero también a través de

la imaginación y la intuición. Los objetos de esta orientación proporcionan a los

niños sentimientos personales, sensaciones y experiencias de belleza, armonía,

melodía, ritmo, estilo, entusiasmo y alegría, así como sus opuestas. Comienzan

a desarrollarse los valores, actitudes y opiniones del niño. La identificación es

uno de los procesos importantes de esta orientación tanto para el desarrollo

del ser humano como para el desarrollo de la humanidad.

Orientación ética.

En la orientación ética, el foco está en los temas relacionados con los valores y

las normas. El día a día del niño contiene situaciones y acontecimientos que se

pueden considerar y analizar desde el punto de vista de lo que es correcto e

incorrecto, bueno y malo, verdad y mentira. Las cuestiones de la justicia, la

igualdad, el respecto y la libertad se pueden abordar naturalmente en el contexto

de los acontecimientos diarios. Es esencial tener en cuenta la etapa de

desarrollo del niño. Los miedos, la ansiedad y la culpabilidad también son parte

de la vida del niño. Estos temas deben discutirse con los niños de manera que

puedan sentirse seguros.

37

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Orientación religiosa filosófica.

La base de la orientación filosófica religiosa está formada por los temas y fenómenos

religiosos, espirituales y filosóficos. El interés se centra en las tradiciones,

costumbres y prácticas de la propia religión o creencia del niño. Al niño se

le ofrece una oportunidad para experimentar el silencio y la maravilla, para

hacer preguntas y reflexionar sobre temas. Se respetan, apoyan y potencian la

sensibilidad y la habilidad del niño para entender lo no verbal y lo simbólico. Se

consigue comprender costumbres de diferentes religiones y creencias cercanas

al niño. El contenido de la orientación filosófica religiosa es acordado con la

familia de cada niño al elaborar el plan individual de ECI.

Continuidad entre las orientaciones de contenido de la ECI y

las áreas del Currículo Básico para la Educación Pre-escolar.

A través de las orientaciones de contenido de ECI, se introducen gradualmente

al niño un amplio espectro de conocimientos y experiencias así como los procesos

relacionados. Las orientaciones son más amplias que los temas escolares.

El Currículo Básico para la Educación Pre-escolar tampoco contiene asignaturas

sino áreas temáticas. Cuando éstas se yuxtaponen con las orientaciones de

contenido de la ECI, la continuidad entre ellas se hace obvia.

La orientación matemática está claramente conectada al área temática de las

matemáticas. La orientación científica, a su vez, tiene conexiones con los áreas

temáticas de ciencias ambientales y naturales, pero también con las de desarrollo

físico y la salud. La orientación histórica se conecta con las áreas temáticas

de lenguaje e interacción, éticas y filosofía, estudios ambientales y

naturales, salud, y arte y cultura. La orientación estética está conectada con

las áreas temáticas de lenguaje e interacción, ética y filosofía, y arte y cultura.

La orientación estética y la orientación filosófica religiosa están conectadas cla-

38

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

ramente con las áreas temáticas de ética y filosofía aunque también se puede

ver la conexión con las de lenguaje e interacción y arte y cultura.

39

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

4. COMPROMISO DE LAS FAMILIAS EN LA ECI

4.1 Participación en la ECI.

La participación en la ECI significa un compromiso consciente por parte de la

familia y de la comunidad de educadores para trabajar juntos con el fin de apoyar

el crecimiento, el desarrollo y el aprendizaje de los niños. Esto requiere

confianza y respecto mutuo, y la existencia de un plano de igualdad. La familia

tiene tanto el derecho fundamental como la responsabilidad sobre la educación

de su niño, y también conoce lo mejor para su hijo. El personal, por otro lado,

partiendo de su conocimiento profesional y de su competencia, es responsable

de crear unas condiciones favorables para una participación y cooperación en

términos de igualdad.

La participación en la ECI se construye sobre las necesidades del niño, siendo

la consecución de los mejores intereses y derechos del niño los principios que

deben guiar todas las actividades de la ECI. La participación combina el conocimiento

y las experiencias de la familia y las del personal de la ECI, siendo

ambas influencias importantes en la vida del niño. El bienestar del niño se

fomenta mejor cuando padres y educadores combinan su conocimiento sobre

el niño. Los valores, opiniones y responsabilidades desde el punto de vista de

la participación se discuten tanto dentro de la comunidad de educadores como

con los padres.

La participación en la ECI no solo tiene que ver con las actitudes de la familia y

los educadores hacia su tarea educadora común sino también con la organización

práctica, de forma que satisfaga los deseos de ambas partes. El personal

tiene la responsabilidad principal, tomando en consideración las necesidades

específicas de cada familia, en un acercamiento participativo desde el primer

momento de la educación y el cuidado temprano del niño. A la familia se le

debe proporcionar oportunidades para debatir sobre la educación de su hijo, y

también para dialogar con otros padres y con el conjunto del personal. El acer-

40

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

camiento de la participación también incluye favorecer la cooperación entre el

conjunto de las familias.

Otro objetivo de la participación es permitir una identificación temprana de la

posible necesidad de apoyo de los niños en algunas áreas del crecimiento, del

desarrollo o del aprendizaje y colaborar con la familia para crear una estrategia

común para apoyar al niño. El enfoque de la participación también debería aplicarse

en situaciones problemáticas en la interacción entre la familia del niño y

los miembros del personal.

4.2 Compromiso familiar en la planificación y la evaluación.

El personal es responsable de diseñar un currículo específico para el centro de

ECI. Sin embargo, a los padres se les debería dar la oportunidad de influir en

su contenido y de participar en su evaluación.

De cara a que los padres y los niños puedan participar en la evaluación, el

currículo de la ECI debería elaborarse en común por toda la comunidad educativa,

además de por quienes lo van a aplicar, y todos los miembros del personal

y las familias deberían ser conscientes de su contenido y de sus principios. La

evaluación por parte de los padres y de los niños forma parte del desarrollo

continuo de la ECI. Los padres hacen el seguimiento y evalúan la consecución

de las metas fijadas en el currículo ECI, y el personal evalúa y desarrolla el

currículo con una frecuencia regular y siempre que sea necesario.

4.3. El plan individual de la ECI y su evaluación.

Para cada niño del centro infantil se elabora un plan individual de ECI en colaboración

con la familia, y la puesta en práctica de este plan se evalúa de forma

frecuente6.

6 Acta sobre el estatus y los derechos de los Clientes de Bienestar Social. 812/2000

41

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

La educación y el cuidado temprano de cada niño concreto se basa en el plan

individual de ECI elaborado en común por el personal y la familia al comienzo

de la relación de cuidado. El plan pretende tener en cuenta la individualidad del

niño y las opiniones de la familia sobre la organización de su cuidado. Permite

al personal actuar con coherencia y ser consciente de las necesidades individuales

del niño. El personal debería observar de una forma sistemática y consciente

el desarrollo del niño y tener en cuenta sus observaciones en la

planificación de las actividades y en el plan individual de la ECI del niño.

El plan individual de la ECI tiene en cuenta las experiencias del niño, sus necesidades

actuales y las perspectivas futuras, los intereses y fortalezas, así como

las necesidades individuales de apoyo y de orientación. En el dialogo con la

familia, se debería centrar la atención en los aspectos positivos que fomentan

el desarrollo del niño. Las preocupaciones y los problemas relativos al bienestar

del niño deberían ser planteados en los términos más concretos que sea

posible y buscando soluciones junto con la familia.

Las formas de cooperación se acuerdan en el plan individual de la ECI junto

con la familia. Incluso el niño puede participar en el diseño y evaluación del

plan de la maneras acordada entre la familia y el personal. La puesta en práctica

del plan individual de ECI debe ser controlada y evaluada regularmente

entre el personal y con la familia.

El personal debería asegurar que el plan individual de la ECI y el plan de la

educación pre-escolar forman un todo integrado.

42

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

5. APOYO ESPECIAL EN LA ECI.

La necesidad de apoyo del niño7, y la evaluación de necesidades.

En la ECI, la necesidad de apoyo del niño es evaluada considerando tanto las

observaciones de los padres como las de los educadores, o basándose en una

necesidad de apoyo especial establecida anteriormente. El niño puede necesitar

la ayuda en las áreas de desarrollo física, cognitiva, emocional o social, o

en el desarrollo de habilidades por períodos que varían en el tiempo. La necesidad

del apoyo puede también presentarse en situaciones en las que la salud o

el desarrollo del niño está en peligro o no es fomentada adecuadamente por

las condiciones de desarrollo.

Al evaluar la necesidad de apoyo del niño, es importante identificar y definir las

oportunidades individuales del niño para actuar en diferentes ambientes y en

diferentes situaciones educativas y también para definir la necesidades relacionadas

de apoyo y orientación. Para planificar las medidas de apoyo, también es

importante crear un dibujo global del niño, de sus fuerzas, intereses y motivaciones.

Cuando sea necesario, para facilitar la evaluación se contará con la opinión de

un experto que ayudará a proporcionar apoyo al niño. Sin embargo, las medidas

para apoyar al niño mediante actividades de la ECI se iniciarán inmediatamente

después de ser conscientes de la necesidad de apoyo. Además, si es

necesario consultar a expertos en ECI o de otro tipo, debe hacerse de acuerdo

con la familia. El objetivo es impedir que la necesidad de apoyo que tiene el

niño aumente y se prolongue.

7 El Acta sobre cuidado del día infantil utiliza el concepto de “niños con necesidades especiales de cuidado y

educación”. Este documento se basa en una visión comprensiva de la necesidad de apoyo del niño y las maneras de

ofrecerla apoyando la educación y el cuidado tempranos del niño

.

43

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Principios para proporcionar apoyo y medidas de apoyo en la ECI.

Siempre que sea posible, el apoyo se proporcionará en el contexto de los servicios

generales de la ECI de modo que el niño actúe como miembro de un grupo

con otros niños, y se apoyen sus interacciones sociales dentro del grupo. El

apoyo necesitado por el niño se inicia lo antes posible. La provisión de la ayuda

incluye una cooperación intensificada entre la familia y el personal.

Como parte de las medidas de apoyo de la ECI, el entorno físico, psíquico y

cognitivo del niño se deben ajustar a sus necesidades. Las actividades educativas

diarias son ajustadas cocretando las habilidades básicas ejercitadas, y

potenciando la autoestima del niño. Además, los elementos terapéuticos de las

actividades diarias de la ECI se refuerzan sistemáticamente, incluyendo estructura8,

interacción, dirección de la actividad espontánea del niño9 y actividades

grupales.

Individualización de la ECI

El plan individual de la ECI incluye una evaluación de las necesidades de apoyo

del niño y de las maneras en que se proporciona la ayuda10. El plan describe

cómo se combina el plan individualizado del niño y las actividades de la ECI y

los cambios que se deben hacer en las actividades educativas y el entorno

físico. Al evaluar la necesidad de cambios, la comunidad de educadores analiza

sus propias actividades y sus posibilidades de orientar al niño.

8 La estructura del ambiente del centro infantil consiste en un diseño estructural claro del tiempo, del espacio y del

personal que permite al niño anticipar y aprender la rutina cotidiana. La evaluación de la estructura requiere un

análisis de las actividades diarias de los niños, de sus modos de la acción y de sus contactos sociales. El

mantenimiento de la estructura forma la parte de la metodología de la orientación pedagógica especial.

9 Guiar la actividad espontánea del niño mejora su capacidad de evaluar y desarrollar sus propias actividades y

comportamientos en relación con otros, o le ayuda a identificar formas de trabajar que le ayudan a mantener la

atención.

10 Esta parte del plan individual de ECI corresponde al plan de la rehabilitación para un niño con especial necesidad de

cuidado y educación, mencionada en el Acta de la Educación Básica, Sección del Acta de la Educación Básica.

44

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Los planes de educación, rehabilitación y educación pre-escolar diseñados para

el niño en diferentes contextos deberían formar un todo integrado. Al comenzar

el centro de infantil, la educación pre-escolar o la escuela básica o cuando

existan otras transiciones en la vida del niño, debería asegurarse la continuidad

del apoyo.

Puesta en marcha de servicios de apoyo en la ECI.

Dependiendo de las necesidades del niño la ECI puede también incluir otros

servicios de apoyo, tales como intervención rehabilitadora, terapia y/o, educación

especial para los niños sujetos a la educación obligatoria11. Estos servicios

se proporcionan como un todo integrado, incluyendo la rehabilitación educativa

y médica, y se debe prestar atención a la coordinación de los servicios. Esto

exige cooperación entre diferentes autoridades, una disposición adecuada de

personal competente, y los recursos físicos, medios y materiales que den respuesta

a las necesidades de los niños.

11 Sección 25 del Currículo para la Educación Pre-escolar

45

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

6. CONSIDERACIONES A LA HORA DE LA PUESTA EN MARCHA

DE LA ECI.

6.1 Una red de servicios

La cooperación tiene lugar, de acuerdo con la Definición Política Nacional sobre

la Educación y el Cuidado de la Infancia, con el conjunto de la gran red que

proporciona servicios para los niños y las familias. Si es necesario, también hay

cooperación a un nivel regional. Entre los socios clave se incluyen autoridades

educativas, sociales y sanitarias, agencias en las áreas de cultura y deporte,

abastecedores de servicio privados, parroquias y asociaciones. Se deberían

especificar prácticas y principios para la cooperación. Los currículos ECI locales

y de centro especifican los procedimientos para la cooperación de la red, sus

metas y su consecución.

La cooperación con las autoridades educativas consiste principalmente en la

creación y el desarrollo de formas y estructuras de cooperación que aseguren

la continuidad en la educación y el aprendizaje del niño. Junto con los pediatras

de los centros de salud, se crea y desarrolla un sistema que permita que el

crecimiento y el desarrollo del niño sea seguido en común con la familia, y se

pueda dar consejo sobre los diversos servicios a la familia, si es necesario.

Una de las metas centrales de la cooperación de la red es asegurar la intervención

temprana en situaciones de riesgo. Con el fin de dar respuesta a los temas

individuales de un niño y para los casos que requieran la intervención de los

servicios del bienestar, deberían existir prácticas y principios establecidos en

interés del niño para la cooperación entre los servicios del bienestar del niño, el

trabajo de la familia, la orientación familiar, la ayuda doméstica y otras entidades

del servicio de bienestar.

46

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

6.2 ECI y niños con diferentes bagajes lingüísticos y

culturales.

Por niños con diferentes bagajes lingüísticos y culturales nos referimos aquí a

niños Sámi y Roma, niños que usan lenguaje de signos y niños con una historia

de inmigración. A los niños que pertenecen a las minorías culturales se les

debe proporcionar oportunidades para crecer en una sociedad multicultural

como miembros tanto de sus propias comunidades culturales como de la sociedad

finlandesa. La educación y el cuidado tempranos para estos niños se proporcionan

dentro de los servicios generales de ECI, cada niño dentro de su

grupo y recibiendo apoyo para las interacciones sociales.

Los servicios de la ECI gestionados públicamente en Finlandia se basan en las

metas generales de la ECI, prestando atención al bagaje cultural y a la lengua

materna de los niños. Aunque las relaciones de género varían en las diferentes

culturas, la ECI finlandesa se basa en la igualdad entre niñas y niños. Poner en

marcha actividades de la ECI precisa que el personal tenga una buena comprensión

cultural para poder argumentar a los padres las variadas necesidades

de niños que proceden de diferentes familias y para las familias tener en

cuenta las metas educativas en términos de igualdad en un espíritu de reciprocidad.

La responsabilidad principal para conservar y desarrollar el lenguaje y la cultura

del niño descansa en la familia. En la ECI, se anima a los niños a que utilicen

su propia lengua. Siempre que es posible el desarrollo de la lengua nativa

del niño también se apoya en las actividades de la ECI haciendo uso del conocimiento

y competencia del entorno lingüístico del niño y de su familia.

A través de la participación en la ECI, los niños con diferentes bagajes lingüísticos

y culturales tienen posibilidades a aprender finlandés o sueco como su

segunda lengua en situaciones naturales con otros niños y educadores. Además,

los niños necesitan orientación al adoptar y usar el lenguaje. Las maneras

47

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

en las que se apoya el lenguaje y la cultura de los niños se especifica en el

plan individual de ECI elaborado en común con la familia.

En la ECI, la propia cultura, costumbres e historia del niños se estudian y se

aprecian, y forman una parte visible de las actividades diarias. En cooperación

con los padres y diferentes asociaciones culturales, se hacen esfuerzos para

mantener las tradiciones culturales del niño y para apoyar sus posibilidades de

expresar su propio bagaje cultural en la ECI.

Además, las necesidades especiales y las prioridades de diferentes grupos culturales

se toman en la consideración en las actividades de ECI como a continuación

se expone:

Niños Sámi.

En Finlandia se hablan tres lenguajes Sámi diferentes: Sámi del norte, Sámi

Inari y Sámi Skolt. Se hacen esfuerzos para apoyar el lenguaje Sámi y dar a

conocer la cultura Sámi en las actividades de la ECI en cooperación con las

familias de los niños y otros representantes de la cultura Sámi. Las actividades

de la ECI para un niño Sámi-hablante tiene lugar principalmente en los grupos

formados por niños Sámi-hablantes.

Niños de Roma.

Se trabaja con representantes de la cultura Roma para crear redes de cooperación

y mejorar el conocimiento de la cultura de Roma entre el personal. La participación

en actividades de la ECI entre los niños Roma se potencia en

cooperación con sus padres. Los niños Roma deben ser apoyados en sus habilidades

lingüísticas finlandesas o suecas.

48

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Niños que utilizan lenguaje de signos.

El lenguaje de signos puede ser la lengua materna del niño, el primer lenguaje

o el segundo lenguaje. La ECI para los niños que usan lenguaje de signos tiene

lugar sobre todo en un grupo de lenguaje de signos o en un grupo mixto formado

por niños que usan lenguaje de signos y niños que usan tanto comunicación

signada como lenguaje hablado. Un objetivo es familiarizar al niño con el

uso de un intérprete en diversas situaciones de la ECI

Niños con origen inmigrante.

En las actividades de ECI para los niños con un pasado inmigrante es de gran

importancia informar a los padres sobre las metas y los principios de la ECI finlandés

y discutir éstos con ellos. Se anima a los padres a que mantengan su

propia lengua y se proporcionan consejos sobre la manera de apoyar el desarrollo

de la lengua nativa del niño en el país, creando así una base para un

bilingüismo eficaz. La ECI promueve la integración de los niños en la sociedad

finlandesa.

6.3. Inmersión lingüística de la ECI en un idioma extranjero,

y actividades basadas en una pedagogía alternativa.

Las Definiciones de Política Nacional y las Directrices Nacionales para el currículo

de la educación y el cuidado tempranos de la Infancia también se aplican

a los programas de inmersión lingüística y a las actividades organizadas en un

lenguaje distinto del finlandés o del sueco, o a los que utilizan una pedagogía

alternativa. En estos casos, es importante que la familia del niño sea adecuadamente

informada de la filosofía subyacente así como de de cualquier objetivo

especial de la ECI.

49

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Inmersión lingüística

La inmersión lingüística se puede organizar en el segundo lenguaje doméstico

(sueco o finlandés) o en un lenguaje minoritario principalmente para los niños

cuya lengua nativa es un lenguaje local mayoritario. De esta manera, las oportunidades

ofrecidas por un entorno bilingüe se pueden utilizar para apoyar el

desarrollo lingüístico del niño en el segundo lenguaje doméstico o un lenguaje

minoritario. Para que el aprendizaje de un nuevo lenguaje no tenga ningún

efecto negativo en el desarrollo de las habilidades de la lengua nativa, los

niños monolingües no deben participar en la inmersión lingüística total hasta el

comienzo de la edad de tres años cuando sus habilidades en la lengua nativa

son suficientemente buenas. Cuando se utiliza la inmersión lingüística, debe

asegurarse, en cooperación con la familia, que el desarrollo de las habilidades

de la lengua materna del niño es el apropiado para su su edad. El municipio

debe asegurarse de que haya continuidad entre la inmersión lingüística comenzada

en la ECI y la educación primaria.

ECI en un idioma extranjero.

La ECI en un idioma extranjero se refiere a las actividades que tienen lugar en

un lenguaje distinto del finlandés o el sueco. Cuando el niño participa en dichas

actividades, la responsabilidad del desarrollo de la lengua materna del niño

recae en la familia.

ECI utilizando una pedagogía o filosofía educativa alternativa.

La ECI se puede basar en diferentes enfoques pedagógicos o filosofías educativas

tales como la pedagogía Steiner, Montessori, Freinet y la de Reggio Emilia.

50

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

6.4. Un niño hospitalizado.

Cuando sea preciso, la Definición Política Nacional y las Directrices Nacionales

sobre la Educación y el Cuidado Tempranos de la Infancia se aplican a la ECI

organizada en hospitales y otras instituciones. Durante la hospitalización del

niño, la continuidad de la educación temprana según las necesidades del niño

se asegura con la cooperación entre diversos servicios de ECI. Se debería prestar

una atención especial a mantener y a establecer lazos personales cálidos; e

interacciones prolongadas entre el niño y los adultos, y otros niños. La cooperación

con la familia es de vital importancia.

51

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

7. UN CURRÍCULO LOCAL.

7.1. Elaboración de un currículo local de ECI.

Las Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el Cuidado de

la Infancia Temprana proporcionan una base para la elaboración de los currículos

locales de la ECI en los municipios. Además, los currículos locales tienen en

cuenta cualquier plan local referente a la infancia y a las familias, las definiciones

locales de la política de la ECI y los currículos de educación pre-escolar

locales. Los planes o definiciones políticas locales de la ECI definen qué clase

de planes debe hacer el municipio en los diferentes niveles: regional, distrito y

centros, y las maneras en que se contrastan y revisan regularmente. El currículo

local de la educación pre-escolar y el currículo de la ECI forman un todo

integrado, y existe una clara continuidad entre ellos. El currículo local de la ECI

especifica y registra las características, metas y modo de operación específico

de diferentes formas del servicio.

Los currículos locales de la ECI proporcionan una herramienta para guiar la ECI

gestionada por el municipio, y también una herramienta clave para el personal.

La Definición Política Nacional y las Directrices Nacionales para el Currículo

deberían ser ampliamente discutidas en el municipio. El conjunto del personal

debería comprometerse para diseñar su aplicación, seguimiento y evaluación.

Un currículo de la ECI específico para el centro complementa el local, describiendo

las características y las prioridades específicas de cada entorno y centro

operativo. También incluye las objetivos concretos de diversas formas del servicio.

Cada currículo se complementa y se especifica gradualmente, en la

medida en que sea necesario tener en cuenta variaciones circunstanciales en

las objetivos, la selección del contenido dependiendo de los niños, los grupos,

el entorno de funcionamiento y las condiciones en cada caso específico. Las

actividades se documentan y se evalúan a intervalos regulares. El currículo de

52

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

la ECI específico del centro es uno de los elementos centrales para la creación

de una buena comunidad educativa entre padres y personal.

7.2. El contenido del currículo local de ECI.

Al diseñar su currículo de ECI, el municipio tiene en cuenta sus prácticas ya

existentes y otros planes. Lo que sigue es una lista indicativa de los temas que

se pueden incluir en el currículo.

Una descripción de las directrices y estrategias locales para la ECI.

Directrices y estrategias claves relativas a la planificación del contenido

de la ECI:

maneras de proporcionar servicios de ECI, formas de funcionamiento

y sus características especiales,

organización de los servicios de apoyo,

un sistema para asegurar la calidad de la ECI,

socios y principios para la cooperación,

un plan de seguridad,

programas y proyectos de la ECI específicos de la localidad o la

región.

La misión y los valores de la ECI.

Metas y objetivos.

Poniendo el currículo local de la ECI en práctica y dando una forma más

concreta a los currículos de centros específicos.

53

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

Puesta en marcha de la ECI.

Proporcionar apoyo especial a un niño.

Organización de ECI para los niños con diferentes bagajes lingüísticos y

culturales.

Cómo se asegura la continuidad y la cooperación entre la ECI, la educación

pre-escolar y la educación básica.

Cooperación:

puesta en práctica de la participación en la ECI,

cooperación basada en equipos y redes multiprofesionales, agencias

municipales, tercer sector y parroquias.

Principios para el diseño y seguimiento de los planes individuales de la

ECI.

Evaluación, desarrollo y seguimiento de los contenidos de la la ECI:

prioridades del desarrollo local de la ECI.

7.3. Un currículo local de ECI como parte de los esfuerzos

para la mejora de la calidad.

Las Directrices Nacionales para el Currículo sobre la Educación y el Cuidado de

la Infancia, así como cualquier otra definición y plan político local, proporcionan

una base para evaluar y desarrollar la ECI en los municipios.

Las Directrices Nacionales para el Currículo proporcionan un modelo de buena

ECI al que se debería aspirar. Los currículos locales de la ECI forman una parte

integral de la gestión de calidad en el nivel municipal y en el de los centros, en

los que el objetivo es evaluar y desarrollar las actividades con una frecuencia

54

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

regular de muchas maneras diferentes. Además del personal de la ECI y administrativo,

pueden participar en la evaluación los padres, niños y diversos entidades

colaboradoras.

La evaluación es una condición previa para el desarrollo. Ayuda a determinar

en qué medida se han logrado las metas e identifica las fuerzas operativas y

las necesidades de desarrollo. El proceso mismo de evaluación de la calidad

está sujeto a evaluación. Una documentación regular como parte de la gestión

de la calidad permite un seguimiento y evaluación a largo plazo.

55

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

56

"La educación obligatoria comienza a los 7 años porque antes los cerebros no

están listos. Nuestras investigaciones neurológicas muestran que antes de esa

edad el aprendizaje académico no es el apropiado para el desarrollo cerebral

y físico".

Irmeli Halinen, viceministra de educación, Finlandia

Finlandia, un país cuya educación encabeza los rankings internacionales de

calidad y en el que niños y niñas no empiezan a ir al colegio hasta los 7 años.

¿Qué hacen antes? ¿Con que bagaje llegan a la primaria para en sólo ocho

años obtener las mejores puntuaciones?

Con el fin de responder a estas preguntas y con el de conocer mejor su

sistema educativo hemos traducido las Directrices Nacionales para la Educación

y el Cuidado de la Infancia, su currículo de infantil.

Un currículo que recoge las ideas claves y el hermoso lenguaje de lo que debe

ser la educación y el cuidado de los más pequeños.

Directrices Nacionales para el Currículo ECI. Finlandia 2004

________________________________________________________________________________

57