Navegación

Por: Rigoberto Losoya Reyes

Ciudad Porfirio Díaz



                            

                                
  Ciudad Porfirio Díaz...un pueblo tranquilo y pacifico                                                                                  

Hotel Internacional contaba con excelentes instalaciones, con un bar de lujo

y un comedor para los trabajadores del ferrocarril norteamericanos.



       Durante el “porfiriato”, el desarrollo económico y social del norte del país , fue diferente al que prevaleció en las haciendas del sur, donde los peones se mantenían encasillados por la deuda contraída con las tiendas de raya, misma que los ataba de por vida a sus patrones: los hacendados. Durante la década de 1900 a 1910, se presentaron cambios sociales y económicos que afectaron profundamente a la zona fronteriza con los Estados Unidos. El rápido desarrollo del sur del estado norteamericano de Texas y el impulso que tomó el ferrocarril abrieron un nuevo mercado comercial para los productos de origen mexicano. Realmente se percibía una escases de brazos, pues no era fácil retener a los labradores agrícolas. La facilidad de cruzar la frontera para emplearse como jornalero agrícola, obligaba al patrón ser más considerado. En Piedras Negras, los hacendados y pequeños propietarios, tenían que ofrecer algunos incentivos para retener al trabajador y uno de ellos era ofrecer un mejor salario y un trato más digno. En Ciudad Porfirio Díaz (hoy Piedras Negras), la desigualdad social no fue tan marcada como la que se dio en el centro y sur del país. La clase pudiente de esta localidad, si bien es cierto mantenía su distancia con la población de clase media, no los discriminaba, al contrario, estaba acostumbrada a convivir en los lugares públicos y días de fiesta sin prejuicios sociales. Cuando se construyó el Ferrocarril Internacional Mexicano, motivó un gran auge económico en la población, se construyó un complejo habitacional cerca de la estación para las familias de los técnicos norteamericanos, fundándose así la Colonia Americana. Al frente se construyó el Hotel Internacional, que contaba con comedores independientes para los trabajadores, magnificas habitaciones, una cantina de lujo y billares.

 

Comments