Condenan a un Ayuntamiento cántabro a indemnizar a una funcionaria por «mobbing»

publicado a la‎(s)‎ 25 oct. 2012 7:47 por Francisco Javier
La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Cantabriaha condenado al Ayuntamiento de la localidad de Castro Urdiales a indemnizar con la suma de 60.000 euros a una funcionaria que interpuso una reclamación de responsabilidad patrimonial contra la Administración local por las «presiones recibidas por los miembros de la corporación local» desde que ésta tomó posesión, en noviembre de 2008

El recurso fue desestimado por un Juzgado de lo Contencioso de Santander al considerar que no se produjo un acoso moral, de manera sistemática y prolongada, sino que la situación de hostigamiento o persecución sufrida se debió, únicamente, a «hechos puntuales»; descartando que se produjera un daño real derivado de la situación de acoso, independientemente del deterioro de su salud.

Interpuesto recurso de apelación contra la sentencia del Juzgado, estima ahora la Sala, tras recordar los elementos integrantes del acoso moral o «mobbing» y los requisitos delimitadores de la responsabilidad patrimonial de la Administración Pública, que de los documentos obrantes en la causa se evidencia que la funcionaria recurrente sufrió desde 2003, un hostigamiento personal y económico y que, esta conducta, lejos poder considerarse como hechos puntuales, se configuró como una actitud reiterada y consciente por la corporación, lo que derivó en una incapacidad temporal  por motivos laborales y, finalmente, en una excedencia voluntaria.

Consecuencia de la declaración de responsabilidad patrimonial, el tribunal cuantifica el daño en 60.000 euros; rechazando la petición de daños morales causados al marido de la litigante; excluyendo los gastos judiciales y, acogiendo en esta cantidad, los daños morales propios, los daños personales de carácter psicológicos y los gastos médicos.
Comments