objetivos y funciones del peridismo

1.3. OBJETIVOS DEL PERIODISMO

Un periodista es en primer lugar un Facilitador de Información, la cual debe ser principalmente útil y vinculada a la actualidad. En un segundo plano un periodista es un formador, un educador, un formador de futuro, y lo hace con todo su trabajo diario.

La gente cree en los periodistas, más que en ninguna otra persona de los medios de comunicación. El periodista debe decir la verdad en todo lo que habla, sobre todo tema que trate. El pueblo no sabe separar, con éxito, la verdad de la mentira cuando habla un periodista; porque está programado para recibir la verdad, en el trabajo del periodista, esto es muy delicado.

Dentro de tantas facilidades de las que tiene un periodista típico, se destaca el poder de convertir en noticia lo que se le ocurra. Esto es muy delicado. Cuando se trata de informar de las actividades de un posible candidato presidencial, puede deliberadamente convertirlo en un serio y contundente candidato y hasta contribuir fuertemente a que llegue al poder. Así también, puede opacar a un candidato, sin importar si es capaz por sí mismo, en un débil aspirante del poder. Donde primero existe y se registra un candidato es a través de los periodistas y los medios de comunicación.

Durante un día cualquiera ocurren muchos eventos, pero nuestra percepción le da lo que llamamos "Connotaciones", que no son más que tabulaciones de la importancia, trascendencia o alcances de un determinado hecho de estos. La verdad y la experiencia nos demuestran que cualquier suceso puede ser convertido con rotundo éxito en noticia.

Entonces dentro de los objetivos del periodismo tenemos:

1.- Todos los días y a cada instante suceden hechos de relativa importancia.

2.- La importancia difundida de estos hechos depende directamente del nivel de conciencia de quienes tienen que interpretarlos. No estamos hablando de importancia real, sino de importancia difundida.

3.- El periodista no debe olvidar su compromiso con la conciencia y la verdad, sin perder su sentido diplomático.

1.4. FUNCIONES DEL PERIODISMO

La mayoría de las ideas expuestas aquí se refiere a la función que debería realizar el periodista o comunicador; sin embargo, estos preceptos no siempre se cumplen o casi nunca se cumplen. El periodismo es una destacada actividad sociocultural íntimamente vinculada al desarrollo de la civilización. Además, la comunicación es un factor indispensable para la vida del ser humano, debido a que no puede vivir sin saber lo que ocurre en su entorno, pues necesita de esos datos para que le sirvan de referencia y pueda actuar. Por ello, la participación del comunicador en la sociedad es esencial, porque satisface la necesidad del ser humano de estar enterado de lo más sobresaliente que ocurre en el mundo. De acuerdo con Jorge Xifra Xeras la función del periodista es "comunicar un conocimiento pleno y armónico de todo lo noticiable que acontece en el mundo entero y en la totalidad de las ramas del saber". Por tanto, el periodista debe "interpretar todo lo que pasa, y aquello que considera importante, además, entre lo que es más esencial e interesante, también trata de situarlas y ambientarlas para que se comprendan".

El deber de informar que tienen el periodista conlleva el derecho del público a exigir asimismo la verdad completa, no las medias verdades". De ahí que el periodista tenga como objetivos el informar y el orientar a las personas acerca de la trascendencia de esos acontecimientos, mostrando todos los aspectos del suceso y no manifestar un compromiso político

Dar a conocer los hechos y sus probables consecuencias para ampliar los modos de pensar y que las personas actúen de manera razonada, es una función medular para formar la opinión pública o para fomentarla. Por ello, si un ciudadano no sabe todos los aspectos del hecho no puede ejercer sus derechos ni cumplir sus obligaciones con conocimiento de causa. La función del periodista es informar a la sociedad sobre asuntos que le sean de interés, apegándose a la realidad; para ello ha de corroborar los datos obtenidos para estar seguro de la veracidad de lo que difunde. Se debe dar a conocer la mayor cantidad de información sobre un suceso, así como mostrar todas las partes que lo componen a fin de evitar que sólo se difunda una cara del hecho. Por otra parte, algunas personas ven en el comunicador un enemigo que sólo ve por los intereses de la empresa para la que trabaja; por eso el comunicador "debe actuar con profesionalismo (honesta y objetivamente) y no como un político militante de acuerdo con un compromiso particular y concreto".

En este sentido es importante destacar que existe una disparidad entre teoría y práctica, pues el derecho de expresarse, de informar y comunicarse está reservado en la realidad, casi exclusivamente, a los ricos propietarios y, con limitaciones, a los profesionales a su servicio. Además, muchos de quienes controlan los principales medios cultivan la desinformación y, en vez de cumplirse la función social, se práctica la actividad para crear polos de poder político y económico.

El papel de los periodistas es el de actuar como mediador y como agente al servicio del público para seleccionar y transmitir la información que sirve para tratar de satisfacer las necesidades y resolver los problemas de los receptores.

Por tanto, el papel del comunicador en la sociedad es muy importante, porque hace que la gente esté enterada de lo que acontece en el mundo de manera rápida y, por ende, puede conocer aquello que le afecta de manera indirecta o directa, y actuar frente a esos hechos, ya que el comunicador tiene la obligación de proporcionar al público información que le sirva para tomar sus decisiones, así como dar información sobre productos, mercancías, servicios, eventos, opiniones, etcétera.

La información y la comunicación que se realizan por el periodismo a través de los medios de; comunicación y con el soporte formidable de las nuevas tecnologías, tiene una importancia decisiva con el desarrollo individual y social. Es imprescindible para la vida democrática, ya que para desarrollarse plenamente, la democracia debe garantizar la participación de los ciudadanos en los asuntos públicos. Baste señalar que esta participación será imposible si los ciudadanos no reciben la información oportuna sobre los asuntos públicos que necesitan y que debe ser prestada por los medios de comunicación.

Ahora bien sí la principal función del periodista es informar con veracidad también es el de entregar al público entretenimiento y educación. "para cumplir la función social en la sociedad, primero hay que educar"

Al respecto también Diógenes Vásquez le atribuye tres grandes funciones al periodismo: informar, orientar y entretener.

Por tanto, el ejercicio del periodismo no debe condicionarse con la información veraz o imparcial y las opiniones honestas con la pretensión de crear o formar la opinión pública, ya que su legitimidad radica en hacer efectivo el derecho fundamental a la información de los ciudadanos en el marco del respeto de los valores democráticos. Sino también en el ámbito recreativo y educativo por que los periodistas informan enseñando y entretienen educando.

- Responsabilidad jurídica, social y política

De la función del periodista se desprende la responsabilidad jurídica, la responsabilidad social y la responsabilidad política, las cuales, a su vez, no pueden separarse de la ética periodística.

Por lo anterior, es necesario señalar que la responsabilidad del comunicador es importante, porque si no se da ésta, entendida como la obligación del comunicador de no atentar contra los receptores (informar y no mentir), la población recibirá información poco confiable y sería más frecuente la difusión de mentiras y de datos imprecisos. Además, es importante mencionar que el ser responsable consiste en responder de sus actos ante sí mismos, ante la ley y ante un grupo de pertenencia.

Se puede considerar que los periodistas tienen tres responsabilidades: jurídica, social y política. La primera se refiere a "obligación de reparar y satisfacer por sí o por otro cualquier pérdida o daño que se hubiese causado a un tercero, ya sea por culpa, negligencia o por riesgo resultante de su actividad laboral". Ignacio H. De la Mota considera a la responsabilidad jurídica como "la correspondiente a la que se deriva de las leyes del país donde actúa y que le puede afectar en el desempeño de su misión".

Por tal motivo, si se avanza en mejorar la responsabilidad social de los que controlan los medios de comunicación se habrá dado un paso adelante en la conducta ética que debe mantener cada comunicador en el ejercicio de su profesión. De ahí que la responsabilidad del periodista sea tan importante y que su función social se cumpla cuando sus acciones se apeguen a los intereses y a las necesidades de la sociedad. Por otra parte, con el fin de que los comunicadores sean responsables "deben estar debidamente capacitados para seleccionar con toda objetividad el material informativo que tiene interés y desechar el que no tiene importancia para la mayoría del público".

1.5. TIPOS DE PERIODISMO

Comments