Pedro y sus robots

Doctor, ¿Por qué a mis años sigo jugando con mi Fischertechnik? ¿Es grave?

Allá por el año 1978 mi padre nos regaló a mi hermano gemelo y a mí dos cajas de Fischertechnik que trajo de uno de sus viajes a Alemania. Lo primero que me hizo gracia es ver que los que fabricaban este mecano eran los mismos que hacían los tacos para colgar cuadros de la pared: Fischer, buen ejemplo de diversificación....

Lo primero que hice fue una grúa puente para contenedores y un camión y me gustó tanto que lo tuve montado varios meses encima de la estantería. Era una obra de arte con todas sus manivelas y sus hilos para mover el carro y la grúa. El único pequeño problema que le encontré es que en España no se vendía y dependía de los viajes de mi padre para el aprovisionamiento de nuevas piezas.

Pasaron los años y después de mil coches, inventos, mecanismos, prototipos y demás montajes. Me casé y el tema cayó un poco en el olvido.

Recaí el día que estaba en Dideco con mi mujer comprando juguetes para nuestro crío y los sobrinos y de repente me quedé de piedra. ¡Había tres cajas de Fischertechnik! Allí estaban, los robots industriales, los robots móviles y el kit de sensores. Las cajas estaban un poco gastadas, debían llevar allí al menos 3 o 4 años.

Reconozco que perdí un pelín la compostura, pero ¡es que eran de Fischertechik Robots!

Mi santa mujer, viendo la situación, me regaló una de las cajas (la de robots industriales) y me fuí a casa como niño con zapatos nuevos.

Nada más llegar a casa (mejor dicho, al llegar a casa y después de haber bañado, dado de cenar y acostado al niño) me puse a abrirlo todo y ver cómo era eso de los robots. Tenía que comprar aparte el interfaz, la fuente de alimentación y el software para programarlo. Ebay salió en mi ayuda y en una semanita tenía todo en casa.  Qué contraste con aquellos tiempos en los que dependía de los viajes de mi padre a Alemania.

Pues bien, hice todos los robots industriales, me pasé días programándolos para que cogiesen el barrilete 1 y lo llevase a otro lado, cogiese el barrilete 2 y lo pusiese encima, cogiese los dos barriletes a la vez y los llevase al punto de partida, etc, etc, etc.

La caja de los robots móviles cayó en mis manos pocos meses después (debe ser que me porto muy bien) y amplié mi experiencia con robots que persiguen la luz, siguen la línea pintada en el suelo, detectan los bordes de una mesa y no se caen, etc,

Ebay resultó ser una fuente inagotable de piezas y poco a poco me fui haciendo con más motores, sensores e interfaces que ampliaron en gran medida mis posibilidades.

En estas páginas iré describiendo los robots que voy haciendo así como su programación. 

tumblr site counter