Rafael Siles


Si eres una dorada y escuchas este nombre... huye. Tus días están contados. 

 

 

 

Pero además, Rafa es un colaborador imprescindible cuando se trata de ayudar con el salabar.

Mucha dorada y mucho robalo han dado su definitivo adiós a la familia gracias a que este hombre ha manejado con soltura, gracia y maestría artilugio tan peculiar.

 

Si alguna vez andas por el dique,  has enganchado un buen pez, y Rafa está cerca con un  salabar, ya puedes llamar a casa y que vayan preparando el horno.

 

 

Recien sacada. Fresca, fresca.

 

La foto es chunga, pero el bicho. . .

 

Como pensando ... ¿a la sal o con patatas?

 

Esto se llama "Pesca varonil".

 

Rafael y un pedazo de mero.

 

Cuando un pescador es grande...  se le nota.

 

La sonrisa del campeón.

 

 

Y sigue cosechando éxitos.