FORMAS DE UTILIZACIÓN DE LAS PLANTAS MEDICINALES

De acuerdo con el Dr. Germán Zaluaga Ramírez, en su texto en algunos países latinoamericanos existen diferentes formas de utilizar las plantas medicinales.
Zuluaga menciona ocho que son:

1.-El uso popular, que corresponde a la medicina casera, transmitida de padres a hijos, por vía oral y que es una variación de los conceptos de la medicina tradicional indígena y mestiza, del folclor, de otras modalidades terapéuticas, de folletos y de libros populares sobre plantas.

2.-El uso tradicional indígena.
Todas las culturas indígenas de América latina tienen como característica común el manejo de un sistema médico tradicional que posee una coherencia interna, relacionado con una cosmovisión específica y una gran solidez en el campo social. Aunque este sistema médico puede variar de una cultura a otra, en términos generales existen denominadores comunes a todas, como lo es el empleo de las plantas medicinales.

3.-El uso tradicional mestizo.
Como producto de un proceso histórico de más de 500 años, en América Latina existe una medicina tradicional que es una herencia española, indígena y negra. Estos grupos tenían elementos comunes compartidos, como la figura del sobandero, la partera y el curandero, y tenían a las plantas medicinales como un eje de sus terapéuticas.

4.-El uso naturista. Hace referencia al empleo de las plantas dentro de una filosofía médica naturista de origen europeo, en el que las plantas son coadyuvantes del sol, el aire, la alimentación y el ejercicio, y son utilizadas con criterios de limpiezas y depuración de la farmacopea del Viejo Mundo.
Algunos médicos naturistas han adoptado esta posición mezclándola con el uso tradicional, el popular y la modalidad de algunos centros médicos que se hacen llamar homeópaticos. Hay que tener cuidado con este tipo de información.

5.-El uso homeopático. La homeopatía utiliza las plantas basadas en la premisa de que la planta tiene un efecto tóxico conocido, y que administrada en forma de extracto diluido, tiene un efecto terapéutico benéfico en dolencias con síntomas equivalentes a los de la toxicidad de la planta. Este es el principio de los similares, fundamento de la homeopatía y contrario a la mayoría de las otras formas de utilización de las plantas. Por ejemplo: el ajenjo en altas cantidades produce vómito, mareos, náuseas, dolor de cabeza y delirio. Entonces se recomienda una dilución de ajenjo para combatir los mareos del embarazo o para enfermedades nerviosas.

6.-La elaboración de medicamentos de síntesis química. Esta es la forma técnica, científica y moderna de utilizar las plantas medicinales.
Nació al lado de la química y la farmacognosia, cuando se descompuso la planta para aislar sus componentes y descubrir cuál de ellos producía un efecto terapéutico determinado. Este sistema se justificó con el argumento de poder establecer dosis exactas, no sujetas a variaciones condicionadas por el clima, la geografía, el terreno, la planta misma, y para poder administrarlas con una posología precisa. El segundo argumento fue la facilidad para establecer sus efectos farmacológicos, terapéuticos y de toxicidad. Así aparecieron la morfina, la cocaína, la escopolamina, la digoxina, la hioscina y la colchicina, entre otras. En los laboratorios se ha logrado obtener sustancias sintéticas y semisintéticas con el mismo criterio farmacológico, pero ha sido este mismo criterio el responsable de desconocer otras potencialidades terapéuticas de las plantas.

7.-La elaboración de extractos. Ésta es una aplicación reciente de las plantas medicinales, que se pretende ofrecer como un sucedáneo de los medicamentos de síntesis química con el mismo criterio farmacológico. El extracto es menos costoso y puede tener efectos favorables para síntomas o enfermedades de moderada intensidad.

8.-Otros usos. Es imposible enumerar todos los usos de las plantas medicinales. En América Latina hay usos curiosos como el de algunas sectas gnósticas que dicen emplear el elemental de la planta, su Espíritu; o los rosacruces cuando hablan de la quintaesencia, concepto tomado de Paracelso en la Edad Media.
Algunos médicos han comenzado a experimentar con extractos florales o esencias aromáticas en los que el beneficio no se deriva en forma directa de una sustancia activa de la flor o la planta aromática, sino que viene de una propiedad distinta no identificada.
Comments