TARTA DE HIGOS


TARTA DE HIGOS


Ingredientes: (Para un molde de 30 cm)


Para la masa sablée:

300 gr. mantequilla sin sal en pomada

60 gr. azúcar blanquilla

125 gr. azúcar glas

60 gr. almendra en polvo

1/2 cdta. sal

2 huevos L

575 gr. harina


Para el relleno:

500 gr. mascarpone

250 ml. nata para montar 35,1%MG

100 gr. azúcar blanquilla

1 cda. extracto de vainilla


Para decorar:

20-25 higos lavados y bien secos


Preparación:


De la masa sablée:

  • Ponemos la mantequilla en un bol grande y batimos bien con una batidora de mano de varillas. 
  • Añadimos todo el azúcar (blanquilla y glas), la sal y la almendra. Mezclamos bien.
  • Añadimos los huevos de uno en uno, un poco batidos antes de añadirlos, e incorporamos bien antes de echar el otro.
  • Cambiamos las varillas por las de amasar, y echamos la harina tamizada. Mezclamos bien hasta que quede todo homogéneo. La masa tiene que quedar como las de las galletas, si hace falta, le echáis un poco más de harina.
  • Hacemos una bola, la envolvemos en film y la dejamos reposar unos 15 minutos.
  • La cortamos en dos o tres partes, según vayáis a utilizar, y la extendéis entre dos papeles de horno con el rodillo, hasta que alcance unos 5 mm de grosor.
  • La ponemos en una bandeja y la metemos en el frigorífico entre 6-8 horas, o toda la noche.
  • Cuando vayamos a hacerla, precalentamos el horno a 160 ºC, calor arriba y abajo, sin ventilador.
  • Forramos un molde desmontable de 30 cm con papel de horno en la base.
  • Cortamos la base con la medida del molde y cortamos unas tiras de la altura del molde para forrar las paredes. Las uniones las aplastamos un poco para que no se noten.
  • Lo ponemos a hornear en blanco durante 30 minutos. Luego, le quitamos el peso y lo volvemos a dejar otros 10-15 minutos hasta que la masa esté dorada. 
  • Sacamos del horno y dejamos enfriar en el molde. No desmoldar en caliente porque la masa se rompería.

  • Del relleno:
    • Montamos la nata.
    • En un bol grande, mezclamos el queso mascarpone, el azúcar y la vainilla. Batimos hasta que tengamos una crema suave.
    • Añadimos la nata al queso y lo mezclamos suavemente con ayuda de una espátula, para que no se baje.
    • Rellenamos la tarta, que estará completamente fría, con la mezcla de queso y nata, con cuidado de no llegar hasta el borde para que no rebose cuando le pongamos los higos.

    Montaje:

    • Partimos los higos, que habremos lavado y secado bien, en cuartos longitudinalmente.
    • Los vamos colocando desde el centro hacia afuera, unos montados un poco encima de los otros.
    • ¡Y listo!
    • Dos días después sigue estando tan buena como al principio.

Comments