DONUTS HORNEADOS CON CHISPAS DE CHOCOLATE Y COBERTURA DE CANDY MELTS

DONUTS HORNEADOS CON CHISPAS DE CHOCOLATE Y COBERTURA DE CANDY MELTS


Ingredientes: (Para unas 12 unidades)


150 gr. harina normal

1 cdta. levadura

1/4 cdta. bicarbonato

1 huevo

60 gr. chispas de chocolate

75 gr. azúcar

30 gr. mantequilla a temperatura ambiente

50 gr. yogurt natural

50 gr. buttermilk (o 50 ml. leche más un cda. de zumo de limón)

1 cdta. extracto de vainilla

1 pizca de sal


Para la cobertura de Candy Melts utilicé unos 200 gr. con sabor a vainilla y color rosa. (Por supuesto, podéis hacerlo a vuestro gusto).

Preparación:

  • Si no tenemos buttermilk, lo primero que haremos será prepararla porque necesita unos 15 minutos de reposo. Así, mezclamos la leche con el zumo de limón y dejamos reposar.
  • Precalentamos el horno a 180ºC, calor arriba y abajo, sin ventilador.
  • Engrasamos y enharinamos el molde para donuts (cuando no lo tenía, simplemente utilizaba uno de cupcakes y quedaban geniales aunque sin agujeritos, claro).
  • En un bol mediano, mezclamos la harina, el bicarbonato, la levadura, las chispas de chocolate y el azúcar. Removemos con una cuchara para que quede todo bien mezclado. 
  • Añadimos la mantequilla a la mezcla de sólidos y vamos mezclando con los dedos hasta que obtengamos una textura como de migas o arena.
  • En un bol aparte, mezclamos la buttermilk, el yogurt, la vainilla y el huevo. Batimos bien hasta que esté todo bien integrado.
  • Con ayuda de una espátula, mezclamos los ingredientes secos y los húmedos hasta obtener una masa homogénea.
  • Vertemos la masa en una manga pastelera sin boquilla y la cortamos dejando una abertura de 1 cm aproximadamente.
  • Vamos rellenando las cavidades de los donuts hasta el 90% de su capacidad. No pasarse porque estos moldes son bajitos y se desbordarían.
  • Horneamos unos 18-20 minutos o hasta que estén dorados. (Podemos comprobar con un palillo, pinchando para ver que salga limpio).
  • Retiramos del horno, dejamos reposar 5 minutos en el molde, luego los sacamos y los dejamos enfriar en una rejilla hasta que estén completamente fríos. Entonces, podremos cubrirlos con los Candy Melts que habremos derretido al baño María.
Comments