SITIOS ARQUEOLÓGICOS

Tour Virtual Ruta Arqueológica en El Salvador


Joya de Ceren:

Joya de Ceren es un sitio precolombino de El Salvador situado en las proximidades de san juan opico y las flores en el departamento de La Libertad en el cento-oeste de El Salvador.Fue habitado por un pueblo agricola desde el año 400, siendo tributario a San Andres, y despues abandonado en el año 600, por causa de la erupcion de la Laguna Caldera. Este lugar permite conocer la vida cotidiana de un pueblo maya agricultor de hace 1400 años, y el unico conocido en El Salvador.

 
Estructuración:
Las casas de los pobladores de Joya de Ceren estan formadas por 3 estructuras separadas. Los dormitorios, la cocina, y la bodega, y pueden tener una cuarta estructura. Las casas tenian sus terrenos de cultivo y en algunos casos estaban limitadas por un cerco de madera.
Alrededor del año 250 las grandes partes de la zona central y oeste de El Salvador fue soterrada bajo densas capas de ceniza provenientes del volcan de Ilopango. El area fue abandonada y la evolucion cultural del periodo preclàsico tardìo maya fue interrupida por muchos siglos hasta que la ceniza se convirtio en suelo fertil.
A pesar de ser un sitio arqueologico declarado Patrimonio de la Humanidad, la Joya de Ceren tiene multiples problemas para su conservacion. Las estructuras al ser de tierra compactada, pierden y ganan humedad facilmente por capilaridad dentro de estas. La pèrdida y aumento debilita paulatinamente las estructuras debido a la aparicion de sales minerales y micro flora como musgo y lìquenes o macro flora como helechos.Al estar rodeadas de las cenizas del volcàn laguna caldera y cubiertas por un techo ode làmina la cantidad de humedad que se genera es enorme, especialmente al pleno medio dìa.

 
Museo:
 
Fue creado el 19 de junio de 1993, y su actual edificio y el actual edificio se inauguro el 12 de diciembre de 2003. Exhibe su contenido en tres salas, y divide sus temáticas en las temáticas siguientes: Introducción, Mesoamérica, Antecedentes del sitio, Descubrimiento del sitio, Vulcanología, Investigación del sitio, Vida cotidiana, arquitectura, Arquitectura domestica y de uso especial, Medio ambiente, Conservación, Plan de manejo, Visión y significado cultural. Tipo de colección arqueológica.
  

Ubicación:
A 35 kilómetros de San Salvador, en San Juan Opico (La Libertad) se encuentra Joya de Cerén, declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en el año 1993. El lugar, que revela cómo vivían los mayas en su época, fue sepultado hace 1.400 años por las cenizas del Volcán Caldera, que cayendo a temperaturas que oscilan entre los 100 y 500 grados centígrados lograron conservar las estructuras en perfecto estado.
 
Actualidad:
El nuevo poblado de Joya de Cerén, situado a menos de un kilómetro de distancia de las estructuras descubiertas, está conformado en su mayoría por campesinos que cultivan sus propias parcelas, utilizando casi las mismas técnicas rudimentarias de los antiguos habitantes del destruido pueblo de Joya de Cerén. En la actualidad dichos habitantes se han convertido en grandes colaboradores de las excavaciones y en la conservación del sitio.
 
TAZUMAL:
 
 
El sitio arqueológico Tazumal fue investigado formalmente en 1940 por el arqueólogo Stanley Boggs, quién identificó 13 estructuras, desde plataformas pequeñas hasta el montículo grande mencionado por Barberena, con 24 metros de altura. En esa época Tazumal experimentaba daños relacionados con su proximidad al centro urbano de Chalchuapa, donde se extraía tierra de las estructuras para hacer ladrillos de adobe y se construyó un tanque de agua sobre el montículo principal.

En 1942, el arqueólogo Boggs inició la primera de las 12 temporadas de investigación. La mayor parte de las excavaciones fueron efectuadas en la Estructura 1, tanto por ser la construcción mayor, como para rescatar información debido a los daños que estaba experimentado...Durante ese mismo período, Boggs llevó a cabo obras de conservación y reconstrucción en las Estructuras 1 y 2, en las cuales utilizó cemento. El área de mayor reconstrucción fue el sector norte de la Estructura 1, que había sido significativamente dañado debido a la extracción de tierra. La magnitud de esta reconstrucción y la utilización de cemento ha sido seriamente criticado, pero es evidente que la alternativa en aquel momento era de no permitir que Tazumal se siguiera destruyendo.

Su estructura mayor mide 24 metros de altura, cuenta con doce escalones o plataformas y en ella se encontraron tumbas con más de 116 vasijas, joyería de jade,”espejos” de pirita de hierro, artefactos de juego de pelota y cerámica con forma de lagartos. En la zona sur, se localiza un área de lo que parece un campo de juego de pelota delimitado por la pirámided que está siendo aun objeto de investigación.
En Tazumal se halla también la piedra de las victorias. Es un monolito de influencia olmeca que presenta cuatro petrograbados distintos en sus cuatro lados.Fechado en 700 a.C , aproximadamente.
 
UBICACIÓN:
El Tazumal de El Salvador; está ubicada en el corazón de Chalchuapa, en el departamento de Santa Ana a ochenta kilómetros al occidente de la capital.
Esta zona está dentro del área arqueológica de Chalchuapa, cuya superficie aproximada es de 10 km² y donde también se localizan los sitios arqueológicos de Pampe, Casa Blanca, El Trapiche y Las Victorias. Chalchuapa fue un sitio adonde llegó la influencia de Copán, y la influencia teotihuacana y tolteca.
 
MUSEO: 
Fue inaugurado el 16 de abril de 1952. Conformado por dos Salas de Exhibición. Describe la secuencia habitacional de las culturas prehispánicas de los períodos preclásico, clásico y posclásico. Presenta los diferentes Sitios que conforman el área arqueológica de Chalchuapa, como son: El Trapiche, Laguna Cuscachapa, Las Victorias, Casa Blanca, Laguna Seca, Grupo Penate.
Tipo de colección Arqueológica:
 
 
Se ofrecen servicios de charlas a instituciones educativas, públicas y privadas, servicio de guía gratuito. Se realizan actividades eventuales en coordinación con la comunidad local.
Tazumal fue el primer parque arqueológico en El Salvador, y se encuentra entre los más antiguos de la región centroamericana.
El sitio toma su nombre de la finca Tazumal que antes existió en este lugar. Aunque es generalmente aceptado que "Tazumal" es una palabra de origen indígena, su significado no está claro, y ni siquiera hay consenso acerca de a cuál idioma pertenece. En vísp deeras la conquista española (que se inició en 1524), Chalchuapa era una comunidad poqomam, un grupo maya muy extendida desde el valle de Guatemala hasta la zona fronteriza con el territorio salvadoreño.
 
En años muy recientes (especialmente desde los 1980) se ha empezado a referirse al sitio como "El Tazumal", probablemente derivado de "El Parque Tazumal". Esto es, sin embargo una clara aberración que afecta el nombre autóctono del sitio arqueológico.
Las primeras noticias de Tazumal son de 1892, cuando el estudioso guatemalteco-salvadoreño Santiago Barberena hizo transportar al Museo Nacional tres esculturas del sitio. La más conocida es la estela de Tazumal, que hoy se exhibe en el Museo Nacional de Antropología "Dr. David J. Guzmán.
 
SAN ANDRES:
 
 
San Andrés es un sitio maya prehispánico de El Salvador, cuya larga ocupación se inició alrededor del año 900 a. C. como un pueblo agrícola en el valle de Zapotitán del departamento de La Libertad. Este asentamiento temprano fue desocupado por el año 250 a causa de la enorme erupción de la caldera del Lago de Ilopango, y fue nuevamente ocupado en el Siglo V, junto con muchos otros sitios del valle de Zapotitán. Entre 600 y 900 d. C. San Andrés fue la capital de un señorío maya con supremacía sobre los demás asentamcarretera a Santa Ana, departamento de La libertadientos del Valle.
 
UBICACIÓN:
Kilómetro 32  carretera a Santa Ana, departamento de La libertad.
El parque arqueológico San Andres:
 

El sitio arqueológico San Andrés tomó su nombre de la antigua hacienda en donde se encontraba. Como propietaria de la hacienda San Andrés, la familia Dueñas generosamente avalaba el acceso al sitio a sucesivas generaciones de investigadores, partiendo de 1940 con el primer proyecto en el sitio, liderado por John Dimick. Incluso cuando la zona monumental del sitio empezaba a ser visitada por turistas en los año setenta, los Dueñas permitían el uso del lugar como un parque incipiente manejado por el Departamento de Arqueología de la Administración del Patrimonio Cultural (antecesor de CONCULTURA), con nuevas investigaciones dirigidas por Stanley Boggs, Jorge Mejía y Richard Crane.
 Al igual que los demás latifundios de El Salvador, la hacienda San Andrés fue intervenida por el Gobierno bajo la Ley de Reforma Agraria de 1980. El Biólogo Francisco Serrano tuvo la idea verdaderamente brillante de utilizar una cláusula de la Ley de Reforma Agraria para proteger recursos naturales y culturales, ya que ésta daba lugar a que el Gobierno se reservara áreas de interés nacional dentro de las haciendas intervenidas antes de entregar las propiedades a cooperativas. En 1981, Serrano trabajó junto con el Arqueólogo Stanley Boggs para identificar varios sitios arqueológicos dentro de las haciendas, y resultó ser factible “reservar” porciones de tres sitios para futuros parques: San Andrés, Cara Sucia y Quelepa. El subalterno de Boggs, Manuel López, hizo los reconocimientos de campo que fueron necesarios - un trabajo difícil y arriesgado por la situación violenta que se vivía en ese entonces.

El asentamiento prehispánico de San Andrés
San Andrés está situado en las riberas del río Sucio, hacia el centro del valle de Zapotitán. Hoy en día, esta región es famosa por su fertilidad, un factor también importante para las comunidades agrícolas que se desarrollaron en tiempos prehispánicos. Esta circunstancia se refleja en la alta densidad de sitios arqueológicos en el valle, con un número total estimado en unos 350. Uno de ellos es Joya de Cerén, el cual queda a cinco kilómetros en línea recta al noreste de San Andrés.
San Andrés es uno de los centros prehispánicos más grandes de El Salvador. Habría constituido una capital regional entre los años 600 a 900 d.C. en el periodo Clásico Tardío. Esta antigua comunidad cubría un total de 200 hectáreas o más y consistía en un centro monumental rodeado por una amplia zona residencial común. Se cree que San Andrés llegó a señorear el valle de Zapotitán, y algunas zonas vecinas, como el valle de las Hamacas donde se encuentra San Salvador.
Este mismo lugar vio ocupación humana mucho antes de su apogeo como capital maya. Las investigaciones indican la existencia de un pueblo agrícola desde quizás 900 antes de Cristo hasta alrededor de 420 d.C., cuando la gigantesca erupción de Ilopango causó el abandono de la región.
El centro monumental de San Andrés es un complejo de pirámides y construcciones anexas que ocupan un área de aproximadamente 20 hectáreas. Casi todas las excavaciones realizadas en San Andrés hasta el momento se han localizado en este sector del sitio.
La mayor parte de la arquitectura en el centro monumental consiste de rellenos de ladrillos de adobe, con repellos hechos de una mezcla de barro y grava. Se ha documentado hasta cuatro etapas constructivas en esta parte de San Andrés.
En 1940, el primer excavador de San Andrés, John Dimick, reconoció que la zona monumental puede dividirse en dos sectores: la Acrópolis (es decir, una plataforma monumental que sostiene otras estructuras) y una Gran Plaza al costado norte de la Acrópolis. Posteriormente, en 1943, el Arqueólogo Stanley Boggs se refería a la Acrópolis como la “Plaza Sur”, y a la Gran Plaza como la “Plaza Norte”, y sus designaciones se han ocupado en algunas referencias. Sin embargo, tenemos que darle la razón a Dimick, ya que una acrópolis no es una plaza.
 
No obstante lo anterior, las excavaciones han demostrado que la Acrópolis cubre una pequeña plaza abierta, pero en algún momento los dirigentes del sitio decidieron rellenarla con 500,000  ó  600,000 de ladrillos de adobe, convirtiéndola en una plataforma elevada y de acceso restringido.
Se ha dejado una trinchera abierta frente a la Estructura 3 para indicar la profundidad hasta la plaza original, y para apreciar como el relleno de adobes conservó la escalinata de esta estructura.
 
GÜIJA.

 
El paisaje que se divisa desde las pequeñas islas que se localizan en el interior del Sitio arqueológico, como la de Teotipa, es de un verdor intenso, consecuencia de una abundante vegetación, en la que destacan el Nance, el cedro, el volador, la caoba, el granadillo, el caucho y el chichipince, hábitat idóneo para aves como el quetzal, el conzontli y la calandria americana, además de para numerosos reptiles, como serpientes boa y víbora, y lagartos.
Este Sitio arqueológico está circundado por amplios campos donde se encuentran ruinas de ciudades antiguas, tales como las de Ostúa y Anguiatú o Angue, fundadas por los españoles y donde existen vestigios de construcciones de calicanto.
Asimismo de las ciudades indígenas de Zacualpa y Güijar, que según algunos relatos, una de ellas existió en el centro de lo que hoy es el lago, y la otra, en el cerro Igualtepeque, donde hay vestigios de construcciones de carácter maya, con jeroglíficos tallados en roca de un gran valor arqueológico.
Y es este cerro (conocido también como "el de las figuras") la mejor atracción del lago de Güija. Tiene una extensión aproximada de 20 manzanas, y en ella se encuentra una de las mayores concentraciones de petrograbados de Centroamérica.
Las piedras volcánicas se hallan amontonadas a un lado y a la orilla de pequeño cerro, y en ellas se pueden observar diversos y extraños dibujos, con los que se rendía tributo a los dioses.
Hasta el momento no hay un estudio exhaustivo sobre estos ejemplares de arte rupestre. Se cree que muchos datan desde el período postclásico, 800 años después de Cristo, hasta la conquista.
"Nadie sabe desde cuándo están estas piedras. En época de vacaciones este lugar es muy visitado", expresa el señor Manuel de Jesús Ruballos, residente del caserío Zacualpa
.
UBICACIÓN:
Esta ubicado entre Guatemala y El Salvador en jutiapa en Santa Ana.

Comments