Tres pueblos Nordeste Antioqueño (Colombia)

Por J Edison Henao
 
Una fría mañana del domingo 7 junio de 2009, nos decidimos transitar por rutas del nordeste antiqueño. Una vez nos reunimos en el sitio de encuentro en Sofasa, montamos las ciclas en la nueva superdiligencia de Machacho y partimos raudos a recoger en el camino a Llaverito (Veronica), no sin algunos inconvenientes como el olvido de la billetera de Alejo, sin embargo era tanta la premura de estar en La Quiebra tempranito, que se corrió el riesgo de irnos así y a rezar para que no nos pararan en un retén. (uffffff), la verdad nos sentíamos como prófugos, je je je.

 
Otra situación que nos preocupaba era la llovizna que de Barbosa hacia abajo persistía, pero nada nos amedrentó y luego del obligado desayuno con tortas de pescado antes de Porce, nos lanzamos con toda hacia La Quiebra.
 
Altimetría del recorrido
Con la niebla baja y la carretera aun mojada, se comenzó  a organizar todo lo concerniente a la travesía, como bajar las ciclas de la Superdiligencia, montar llantas delanteras a las ciclas, revisarles su estado, organizar los morrales y preparar el regalito que Machacho nos tenía, el cual consistía en tarritos de Hidrofix. (al cual bautizamos como Hidro – sex, por sus extraños efectos producidos en nosostros).
 
Vero y Machacho envasan el hidratnante
Comenzamos el descenso de unos 8 km hacia Cisneros, no sin antes admirar el bello panorama que ante nuestros ojos se vislumbraba.
Vista del valle del Nus desde La Quiebra.
 
 
Al fondo La Chorrera
Se pasó de largo por Cisneros siguiendo la vía a Puerto Berrío por unos 9 km hasta llegar a las partidas hacia San Roque, sitio en el cual nos cayó un refrescante chaparrón, pues de todas maneras el clima en la zona es cálido. En el transcurrir de unos 8 km de loma entre las partidas de la troncal y el Brasil en el alto,  el clima cambió ostensiblemente de opaco y lluvioso a un sol brillante y muy picante y entre nubarrones oscuros y amenzantes, y así seguimos los 5 km restantes hacia San Roque.Altimetría Cisneros - San Roque

 

Parque e iglesia de San Roque

Una vez en San Roque, hacia el medio día, buscamos el parque para pegarnos la respectiva mecatiaita en una panadería y así recobrar las energías necesarias para afrontar los 22 km de ascenso hacia Santo Domingo.

 

 

Vía San Roque – Santo Domingo

 

Las horas pasaban y pasaban al igual que las curvas de la carretera y el tramo se hacía interminable. Cuando se llegaba a una cima, se observaba al fondo otra loma que inexorablemente nos llevaba hacia el alto de Sepulturas y una vez en este no se bajaba, la cuesta suave pero sin descansos seguía y seguía a buscar el alto de Fierro o Rayo, sitio desde el cual se divisa Cisneros y sale un camino que sube por la quebrada Santa Gertrudis hacia la vereda El Rayo. Luego de un pinchazo acabamos de trepar lo que faltaba para coronar a el alto de Fierro y proseguir en un leve descenso hacia Santo Domingo.

Santo Domingo

Hacia las 3:40 pm llegamos al parque de Santo Domingo resollando pues la última cuadra de entrada al parque es bien empinada y con el antojo de chupar paleta que teníamos, nos apresuramos a buscarlas en el marco de la plaza, pensando en no dejarnos sorprender de la oscuridad.

Altimetría San Roque - Santo Domingo - La Quiebra
Salimos de Santo Domingo afrontando otra cuesta un poco mas dura pero menos larga que la anterior y que nos conduciría a buscar la salida a La Quiebra y así afrontar estos últimos 12 km restantes para llegar hacia las 5 pm, por un espectacular descenso bordeando un rio y con un imponente paisaje hacia el cañón del Porce.
Paisaje entre Porce y Santiago

Nos reencontramos nuevamente con el vehículo que nos transportaría nuevamente a casa, con la satisfacción de haber recorrido este bello trayecto y embriagarnos por tanto paisaje. Machacho encendió su radio y montó un MP3 de salsa y a las 6 pm nos dirigimos hacia medallo.

Comments