Rodando por los canalones del Retiro

 
Por Alejandro Puerta (Machacho) 
 
El domingo 29 de noviembre de 2009, madrugamos para llegar al parque de El Retiro, la idea era dejar el carro ahí y subir hasta el Alto de la Ouija y de ahí ver que hacíamos porque tenia el Track en mi GPS pero no el sentido del mismo, busque infructuosamente a mi amigo Luis y al Nico no lo pude llamar porque cambie de Celular y ahí quedó el teléfono de el. En fin, revisando el mapa con las curvas de nivel decidimos tomar en el alto hacia la Derecha (resulta que por ese lado se toman los canalones pero de subida) sin saberlo, subimos por una carretera en piedra suelta técnica y nos encontramos con un grupo de campesinos que departían su mañana en una improvisada banca, les preguntamos por la salida hacia Puente Peláez y nos indicaron que por un potrero mas adelante se podía tomar un camino que mas abajo cruzaba el puente sobre el río que nos llevaría hasta el puente. Yo pensé que no podía ser esa ruta porque Nico me habló de un ascenso muy fuerte con mucha dificultad y yo no veía que en ese recorrido se pudiera hacer ningún ascenso ademas los datos de mi GPS indicaban que debíamos seguir por la carreterita de piedra suelta.
 
 

Por pura curiosidad descendimos por el potrero que nos habían dicho los campesinos y resultó muy entretenida y bonita esa alternativa, pero nos alejaba cada vez mas del track original que tenia en mi GPS, así que subimos y retomamos el camino, seguimos subiendo y luego un abrupto descenso muy técnico por ese camino de piedra suelta que lo pone en un abrir y cerrar de ojos en el suelo. Llegamos hasta una vía que viene también del Retiro que busca el acceso a unas pineras que supongo lindan con la montaña que se ve a la izquierda cuando subimos el Alto de Minas. Por eso deje ese punto marcado en los mapas para ver la distancia que hay hasta ese sitio. Pues resulta que desde ese sitio hasta el alto de minas hay tan solo 9 kms pero con una topografía que ya se le pueden imaginar… mas arrugada no puede estar.

 
 

El recorrido sigue en descenso con rumbo sur, hasta el cruce de un pequeño riachuelo por el que en una curva se ve claro a la izquierda que hay un acceso a un camino que bordea el riachuelo y lo cruza en varios sitios, en mi caso particular no pude descender montado en la cicla, por lo peligroso pero mas adelante se pueden hacer ejercicios de habilidad por pequeños tramos en ascenso muy técnico entre raíces, hierba, piedras, tierra, en fin muy divertido hasta que se toman los canalones.

 

 
De ahí en adelante la historia es otra, mi buen amigo y yo nos dimos a la tarea de disfrutar ese tramo porque de lo contrario puede ser toda una pesadilla, yo siempre le haré esta sugerencia a las personas que les gusten este tipo de retos y es que disfruten de sus salidas, NO las padezcan, ese lema lo hace llegar a uno muy lejos y sobre todo gozándose el camino. Como les decía a partir de allí, lo que se hace es cargar las ciclas, pero les recuerdo que si se hace en el sentido que debe ser, es decir desde Puente Peláez hacia las antenas, se hace una ruta mucho mas amigable.
 
 

Pues volviendo a mi relato, subimos y subimos por una interminable galería de casi túneles de arcilla y arena, unos en buen estado otros no tanto, se ve que la erosión les ha marcado su paso, debieron pasar mas de 2:30 horas de mucho sudor y de mucho animo hasta alcanzar la dichosa antena (2780 msnm) pero al fin, la recompensa como siempre de llegar a estos lugares, es dejarse maravillar por la topografía, las montañas, los valles mas abajo y uno en ese momento se queda como ido con tanto que hay por ver y sobre todo porque se siente el viento, la niebla, el frío, el silencio con mas intensidad, es como tener todos los sentidos mas agudos ante cualquier estímulo, se despeja la mente de todo, pues eso es lo que me pasa a mi, puede que para muchos otros sea algo tan rutinario que simplemente es una loma o cuesta mas en la vida sin tanta parafernalia. Je  je J

 
 

Vimos que desde las antenas hay otro camino que según Tuerca conduce al Alto de Minas y en el rumbo que toma, es fácil deducir que es cierto pero si el nivel de exigencia sigue así también, se puede deducir lo complicado que puede ponerse mucho mas arriba, según me dice el, estos caminos pertenecen a una antigua red de vías que cubrían esta zona de Antioquia y que conducían a la Pintada rumbo Manizales. El hecho es que hay muchos caminos por ese sector, se ve desde lo alto que hay por todos lados rutas y senderos que se pueden hacer a pie o en cicla con la salvedad de cargarla por buenos tramos.

 
 

No había mucho pantano aunque se ve que hubo lluvias por estos lados pero yo no recomendaría hacer este recorrido en pleno invierno.

 

Una vez en el alto descendimos con rumbo nor-oriente por una carretera que se ve sirvió en otra época para montar la antena y recibir el precario mantenimiento. En ciertos lugares hay rieles en cemento (encintado en idioma mas capitalino) hay que pasar varios broches, son como unos 10 en total, siempre se deben dejar como estaban, es decir si están cerrados, dejarlos cerrados y si están abiertos, dejarlos abiertos, es lo que piden los lugareños, eso si mucha paciencia por la cantidad que encontraran.

Vimos muchas casas abandonadas, se ve que hace unos 10 años la violencia azotó mucho la región y sus habitantes abandonaron sus tierras a buscar mejor futuro en otros lugares.

 
 
 

El recorrido sigue en descenso desde las antenas con algunos leves repechos pero sin contratiempos se llega hasta Puente Peláez y de ahí se asciende por la vía de Montebello hasta El Retiro nuevamente.

 

Para alguno puede ser un lujo o chicanería, para otros es una herramienta, que bien haber podido descubrir esta ruta con la ayuda tecnológica del GPS y como pudimos seguir el rastro dejado por nuestros compañeros de cicla, indicándonos en cada parte de la ruta el camino a seguir, que buena herramienta y de paso a quienes estén interesados con todo gusto se las comparto.

 

Es un recorrido para guerreros, para pacientes que soporten rodar y caminar con la cicla a cuestas, tiene mucha técnica para quienes no les gusten las carreteras y les interese la trocha, trocha.

 

Un buen recorrido pues es una muy linda región de clima frío con un paisaje alucinante.

 

De nuevo gracias Nico por tu información.

 
 

Saludos 

 

Machacho
 
 
 

Comments