PASTORAL DE LA SALUD


DELEGACIÓN EPISCOPAL

ARCHIDIÓCESIS DE MÉRIDA-BADAJOZ

QUIÉNES SOMOS
PRESENTACIÓN
→ OBJETIVOS

ORGANIZACIÓN
ORGANIGRAMA

SERVICIOS A LA SALUD
SERVICIOS ACTUALES

COMUNICACIONES
ACTIVIDADES

FORMACIÓN
DOCUMENTACIÓN
BIBLIOGRAFÍA
REVISTAS

OTROS SERVICIOS
ENLACES
CONTACTOS

OBJETIVOS

 

DELEGACIÓN EPISCOPAL PARA LA PASTORAL DE LA SALUD


1. FINALIDAD DE LA DELEGACIÓN.

Anunciar la Buena Noticia de la Salud a los enfermos, potenciando la dimensión sanadora de la fe cristiana en la vida de fe personal y comunitaria.

Coordinar a las personas y entidades que, en nombre de la Iglesia Diocesana, están presentes en el mundo sanitario.

Proporcionar a todas las personas y entidades que lo soliciten, la formación necesaria para realizar una acción pastoral de calidad.

Colaborar en la consecución de unas buenas relaciones institucionales entre la diócesis y los organismos públicos y privados responsables de los servicios sociales y sanitarios.

2. ESTRUCTURA ORGANIZATIVA.

Equipo de trabajo de la Delegación Diocesana. Un grupo de personas, médicos, sacerdotes, A.T.S., Psicólogos, que tienen como tarea:

  • Detectar las necesidades de la Diócesis en la Pastoral de la Salud
  • Programar y organizar proyectos para dar respuestas a las necesidades descubiertas y demandadas.

Grupo de trabajo con los responsables arciprestales que tiene como tarea:

  • Informar y animar, así como conseguir que lo acordado en las reuniones de la Delegación se inserte en la Pastoral de Conjunto del Arciprestazgo, Parroquias, Movimientos, etc.

Grupo de Capellanes de Centros Hospitalarios.

3. SERVICIOS QUE PRESTA.

Servicio de acompañamiento al enfermo, especialmente a los más débiles y graves, procurando unirse a los Equipos de Cuidados Paliativos para incorporarse en el servicio de una atención integral al enfermo.

Animar el encuentro entre los capellanes de la Diócesis y favorecer la formación en temas de Bioética y Relación de ayuda al enfermo.

Ofrecer jornadas que propicien el  acompañamiento y trato positivo con los sanitarios, proponiéndoles la reflexión en temas de bioética.

La animación y el ofrecimiento de jornadas y materiales de formación para los agentes de pastoral parroquial, potenciando los grupos de pastoral de la salud en cada parroquia.