VEN Y VERAS


 
¡ ¡ V E N Y V E R Á S ! !

Si te estás planteando tu futuro…
Si sabes mirar más allá del “aquí y ahora”…
Si te preocupan las injusticias de este mundo…
Si eres capaz de ver a Jesús en el pobre, en el preso…
Si das ilusión a los que tienen en su alma desilusión y cansancio…
Si no te dejas llevar por la corriente…
Si buscas experiencias de Dios y con Dios…
Si amas a María como a tu madre…
Si quieres sembrar esperanza…
Si quieres ser MERCEDARIO:

Ven y descubre lo importante que eres para los demás.


Los mercedarios llevados de la mano por MARÍA DE LA MERCED, Y SAN PEDRO NOLASCO, formamos una familia y vivimos como hermanos:
- ayudando a los pobres, los presos y necesitados.
- ofreciendo la vida por amor a JESÚS, para compartirla con ellos.

En los santuarios, parroquias y presencia Mercedaria, se promueve la devoción a MARÍA y a todos los SANTOS MERCEDARIOS.


SAN PEDRO NOLASCO es nuestro fundador y la VIRGEN DE LA MERCED es nuestra fundadora celestial.

En las casas de formación preparamos a los jóvenes para que lleguen a ser unos auténticos Mercedarios y continuar hoy en la Iglesia la obra redentora de SAN PEDRO NOLASCO.

En las prisiones, también precisan sentir la presencia de JESÚS. Como nuevos redentores acompañamos a los privados de libertad en su paso por la cárcel y en su reinserción. El grupo de voluntarios puede ser una plataforma para que conozcas nuestro carisma.
Intentamos establecer caminos de amor, comprensión y ayuda, para solucionar posibles problemas de los más desfavorecidos, desde nuestras parroquias, hogares de acogida y comunidades.

CRISTO REDENTOR
ES NUESTRO MODELO

LOS MERCEDARIOS HOY,
“redimimos, liberamos, amamos…
¡¡ Rompemos cadenas !!


JOVEN: te invitamos a que tengas una experiencia en alguna de nuestras comunidades, para que descubras de primera mano cómo vivimos, qué hacemos…

Para ello debes ponerte en contacto con tu comunidad mercedaria más cercana y con el Delegado Provincial de Vocaciones.