Oración a María de la Merced

 

 

 

 

Madre nuestra, María de la Merced,

ya que el Señor ha puesto

la abundancia de su misericordia en tu corazón,

vuelve tu mirada materna sobre todos nosotros.


Intercede especialmente

por tantos hijos tuyos que vacilan en su fe

o se hallan en peligro de perderla;

protege a los cautivos

para que sean fieles en el momento de la prueba

y concédeles la libertad esperada;

socorre a los que son víctimas de la injusticia,

sufren prisión o enfermedad,

hambre o destierro;

y bendice a los que luchan

por construir la paz entre todos.

 

Ahora nos consagramos totalmente a Ti:

te ofrecemos la mente y corazón,

nuestros sentidos y la vida entera

para que los cuides

y nos ayudes a ser instrumentos del amor divino

entre los hermanos.

 

Concédenos ser devotos hijos tuyos

y fieles imitadores de la generosidad

con la cual correspondiste

a las gracias de tu Hijo Jesucristo nuestro Redentor.

Amén.