HISTORIA DEL SANTO ANGEL

        La Iglesia del Santo Angel comenzó a edificarse en Octubre 7, 1907, con la bendición de la Primera Piedra, teniéndose la dedicación oficial y apertura al servicio público en Junio 7, 1908, a las 10:30 a.m. De esa fecha es el primer registro que se encuentro en los libros de Matrimonio.
    El alma de esta obra fue el Padre Carlos Pinto, S.J. que a su vez construyó otras iglesias en El Paso, mereciendo plenamente el apodo de "el Apóstol de El Paso".
        Ya el Padre Pinto, con visión certera, se cuidó de comprar los terrenos, en febrero de 1907. Los documentos del Condado de El Paso los describen como los lotes 8 al 16, de la cuadra 31, al Este de la ciudad. Entonces, este era el límite de la ciudad.
        La Iglesia mide 35 pies de ancho por 140 de largo. Y nos dicen que la obra costo unos $16,000.00. El mismo dia de la dedicación, la Iglesia estaba ya abarrotada mucho tiempo antes de comenzar la ceremonia, que tuvo lugar en al Santa Misa, oficiada por el mismo Padre Pinto, asistido de un crecido numero de Sacerdotes.
    La Iglesia se encontraba limpia, sin decoraciones, a no ser la imagen del Santo Angel de la Guarda, dirigiendo el camino a un niño.

        Comenzó la ceremonia con la Bendición solemne de los alrededores por fuera de la Iglesia siguió una hermosa procesión, procedida por 10 acólitos y numeroso clero cantando las Letanías de los Santos, mientras al mismo tiempo el Padre Pinto seguía bendiciendo el interior del Templo. Durante la Santa Misa, el Coro de San Ignacio desplegó sus cualidades artísticas, en las diversas partes litúrgicas.
    Los oradores sagrados fueron, el Padre Schuler, S.J. (mas tarde nombrado primer Obispo diocesano) en ingles, y el Padre Gilbert en español.
        Como era su costumbre, el Padre Pinto ejerció, el cargo de Párroco por unos meses, y cuando vio todo en marcha dejo el puesto al Padre Gilbert, S.J.
La Iglesia estaba ya abierta a la piedad de los fieles, pero faltaba aun mucho para terminarla y decorarla. Fue esta la labor de los Párrocos siguientes, que poco a poco fueron añadiendo pormenores...hasta verla bellamente terminada.
        Por un buen número de años, los religiosos del Santo angel tuvieron a su cargo el cuidado de varias misiones: La Luz, San Juan y Guadalupe. Hoy son todas ellas parroquias indempendientes. Otra misión atendida por el Santo Angel fue la misión de El Calvario que se encontraba una milla al este de esta parroquia en lo que hoy es el Lincoln Center. El Calvario comenzó a funcionar en Enero de 1933. Fue destruída en 1970 por orden de la ciudad para construir la autopista que hoy recorre toda la ciudad de El Paso de este a oeste.
        Los Padres Jesuítas atendieron la parroquia desde 1908 hasta 1932. El 1 de Julio de 1932, la comunidad religiosa de los Padres Claretianos se hacía cargo de la parroquia. Estuvieron hasta Agosto de 1984. En Septiembre de ese año llegaba la comundad religiosa de Agustinos Recoletos con el P. Antonio Lasheras como superior y párroco. 
        El día 3 de Octubre del año 1993 el Obispo de la Diócesis, Raymundo Peña siendo párroco Fr. Tomás Pérez, consagró el templo después de haberlo pintado, ya que nunca se había hecho antes.
        Lo más importante a destacar en estos cien años de historia es el trabajo pastoral y de Evangelización que se ha hecho a través de todos los que han trabajado (Sacerdotes y Laicos) en todos estos años. Primero, a través de asociaciones y grupos anteriores al Concilio Vaticano II. Entre ellos, se encuentra la Adoración Nocturna que, después de 50 años, todavía sigue activa en la parroquia teniendo su vigilia ordinaria el cuarto sábado de cada mes.
        Después entraron otros grupos, entre ellos las Comunidades Neocatecumenales en 1985 y las Comunidades de Evangelización en 1990. 
        Hace unos años se sintió la necesidad de reunir a las madres que quisieran rezar todos los días por sus hijos, naciendo así la comunidad de madres cristianas "Santa Mónica".
        Con estas realidades eclesiales unidos a los equipos de catequistas, ministros extraordinarios de la comunión, lectores y ujieres, la parroquia del Santo Ángel sigue luchando por transmitir la fe a esta generación.
Comments