Navidad 2014


Hoy Dios se ha hecho Hombre para darnos su vida, su Gracia y su Salvación y hacernos hijos suyos. 
Ser hijos de Dios significa en primer lugar vivir como tales, teniendo siempre a Dios dentro, estando siempre plenos y llenos de Dios. Y en segundo lugar, sentir el orgullo de tener este Padre. Suele ocurrir en general que los cristianos tenemos cierto 'complejo de inferioridad' cuando estamos con personas alejadas de Dios "y debe ser justo lo contrario- ha dicho hoy nuestro párroco -D. Jesús Mercado- porque ellos no tienen nada ya nosotros tenemos TODO". 
"Debemos tener 'complejo de superioridad'; no por nosotros, sino porque somos Hijos de Dios, tenemos a Jesucristo, tenemos la Gracia la alegría, la valentía, el optimismo y debemos ir con la cabeza bien alta y no tener ningún tipo de miedo porque somos unos privilegiados. Tenemos un Tesoro." - ha recalcado.
Así debemos ser los cristianos, tal y como ha dicho el Papa Francisco: fuertes, pero tiernos y sencillos, humildes y con espíritu de servicio. Todo esto nos enseña hoy Belén.
Y no olvidemos que esa presencia física de Jesús hoy en Belén no se ha acabado. Sigue actual, ¿dónde? en la Eucaristía. Porque ahí está Dios, el mismo que en Belén se hizo Hombre.-



Comments