Domingo31deEnero de 2016

DOMINGO, 31 



La maravillosa Carta de San Pablo a los Corintios,(capítulo13) ha centrado la homilía de hoy. San Pablo nos habla aquí del amor cristiano, muy diferente del amor humano. Podemos amar a los demás por pura filantropía , pero eso para un cristiano se queda corto". El amor cristiano es amar a los demás por amor a Dios. Para hacer esto primero que estar nosotros llenos de Dios y para eso debemos saber que Dios nos quiere -en la situación que estemos- y después responder que sí a ese amor. Sólo así podremos después manifestar ese amor con todos.
Los cristianos no somos una ONG más, no sólo practicamos la fraternidad, o la solidaridad, sino que además les llevamos a Dios, manifestamos al mundo al amor de Dios. "Eso es lo nuestro, lo que nos diferencia", nos ha recordado nuestro párroco- y si no hacemos eso, somos comos los demás.
Tenemos que atrevernos a llevar al amor de Dios.
El propósito para esta semana es meditar esta lectura, meditarla con frecuencia, para entender que el Amor del que nos habla San Pablo es el amor de Dios.

Carta de San Pablo a los Corintios 13:1


Aunque yo hablara todas las lenguas de los hombres y de los ángeles, si no tengo amor, soy como una campana que resuena o un platillo que retiñe.

 Aunque tuviera el don de la profecía y conociera todos los misterios y toda la ciencia, aunque tuviera toda la fe, una fe capaz de trasladar montañas, si no tengo amor, no soy nada. 

 Aunque repartiera todos mis bienes para alimentar a los pobres y entregara mi cuerpo a las llamas, si no tengo amor, no me sirve para nada.

 El amor es paciente, es servicial; el amor no es envidioso, no hace alarde, no se envanece, 

no procede con bajeza, no busca su propio interés, no se irrita, no tiene en cuenta el mal recibido,

no se alegra de la injusticia, sino que se regocija con la verdad. 

El amor todo lo disculpa, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

 El amor no pasará jamás. Las profecías acabarán, el don de lenguas terminará, la ciencia desaparecerá."


Comments