Domingo 25dejulio2015

El pasaje del Evangelio de hoy sobre la multiplicación de los panes ((capítulo 6 de Evangelio de San Juan), es una introducción a lo que vamos a escuchar durante el mes de Agosto y que nos presenta a Jesús como "pan de vida", como alimento espiritual. 

Nuestro párroco, D. Jesús, ha sacado varias reflexiones de este Evangelio. 
  • La primera es pensar -ha dicho- en cómo el Señor se ocupa de nosotros, igual que en el Evangelio se preocupa de que 5000 personas coman;  Esto es una invitación a decir: ante vuestros problemas poneros en mis manos. Todo parte del amor de Dios hacia nosotros, porque Dios nos quiere. Por tanto la primer reflexión es: Dios me quiere y se ocupa de mis cosas.Tranquilidad, porque el está ahí, está de nuestro lado.

  •  La segunda reflexión es que el Señor se muestra como lo que es; El debe ser el Señor de nuestra vida, el jefe, el maestro, el todo de nuestra vida, y así lo hace.

  • La tercera es que este signo de los panes y  los peces evoca el alimento espiritual. Tenemos que tener claro que lo más importante en nuestra vida es la vida interior. Esto es importante porque tendemos a fijarnos en lo material y debemos saber en nuestra vida qué es lo primero, qué es lo segundo y qué es lo tercero.
            Lo primero es el alma, la vida espiritual; lo segundo son las personas y lo tercero es lo material, aunque muchas veces tendemos a hacerlo al revés.
  • La última reflexión del Evangelio de hoy es que el Señor nos da más. Nos multiplica las cosas. Pero  nos pide "nuestros cinco panes" que pongamos algo de nuestra parte. Lo poquito que tenemos: nuestro tiempo, nuestro sacrificio, nuestra disponibilidad, nuestra generosidad, que lo pongamos a su disposición.


Comments