Domingo 21 de junio de 2015

Lo primero que nos manifiesta Jesús muy claramente es que El es Dios, es todopoderoso (cura enfermos, perdona los pecados y hasta el viento y el mal le obedecen- ; esto sólo lo puede hacer Dios.

Es importante descubrir que Jesús es Dios, pero también que  Jesús es un Dios hombre, uno de nosotros, sencillo y humilde de corazón, comprensivo y misericordioso. Jesús es mi amigo que tanto me quiere y que da la vida por mí. Es muy importante que estos lo vivamos, no sólo que lo sepamos intelectualmente.

Jesús se nos tiene que manifestar así: como el Dios todopoderoso  y el Dios que me entiende. Si descubrimos a Jesús, si le encontramos, nos abandonaremos en El. D. Jesús nos ha animado hoy a decirle ante las dificultades y ante las tempestades , "me abandono en tí, Jesús;  porque en El está la solución.

Pero para eso tenemos que decirle sí, sin condiciones, porque si no decimos que sí totalmente, no conoceremos la belleza de Jesús.

Para esta semana nuestro párroco nos ha lanzado un propósito muy concreto: decir muchas veces: "Señor que te busque, Señor que te encuentre, Señor que te ame"

Porque si no encuentro de verdad a este Jesús en mi vida no seré un cristiano en plenitud, no tendré la alegría y la belleza de estar con el Señor.Pidamos a la Virgen que Jesús se manifieste en nuestra vida, y que lo busquemos, lo encontremos y lo amemos.

Comments