Génesis 17, 1-8

1. Cuando Abram tenía 99 años, se le apareció Yahveh y le dijo: «Yo soy El Sadday, anda en mi presencia y sé perfecto.

2. Yo establezco mi alianza entre nosotros dos, y te multiplicaré sobremanera.»

3. Cayó Abram rostro en tierra, y Dios le habló así:

4. «Por mi parte he aquí mi alianza contigo: serás padre de una muchedumbre de pueblos.

5. No te llamarás más Abram, sino que tu nombre será Abraham, pues padre de muchedumbre de pueblos te he constituido.

6. Te haré fecundo sobremanera, te convertiré en pueblos, y reyes saldrán de ti.

7. Y estableceré mi alianza entre nosotros dos, y con tu descendencia después de ti, de generación en generación: una alianza eterna, de ser yo el Dios tuyo y el de tu posteridad.

8. Yo te daré a ti y a tu posteridad la tierra en que andas como peregrino, todo el país de Canaán, en posesión perpetua, y yo seré el Dios de los tuyos.»

Texto extraído de http://www.bibliacatolica.com.br/es/la-biblia-de-jerusalen/genesis/17/