Salmo 77, 5-15

5. Los párpados de mis ojos tú retienes, turbado estoy, no puedo hablar;

6. pienso en los días de antaño, de los años antiguos

7. me acuerdo; en mi corazón musito por la noche, medito y mi espíritu inquiere:

8. ¿Acaso por los siglos desechará el Señor, no volverá a ser propicio?

9. ¿Se ha agotado para siempre su amor? ¿Se acabó la Palabra para todas las edades?

10. ¿Se habrá olvidado Dios de ser clemente, o habrá cerrado de ira sus entrañas?

11. Y digo: «Este es mi penar: que se ha cambiado la diestra del Altísimo.»

12. Me acuerdo de las gestas de Yahveh, sí, recuerdo tus antiguas maravillas,

13. medito en toda tu obra, en tus hazañas reflexiono.

14. ¡Oh Dios, santos son tus caminos! ¿Qué dios hay grande como Dios?

15. Tú, el Dios que obras maravillas, manifestaste tu poder entre los pueblos;

Texto extraído de http://www.bibliacatolica.com.br/es/la-biblia-de-jerusalen/salmos/77/