La oración es...

Orar es imitar a Cristo (Pedro Finkler)

  • El hombre no reza para dar a Dios una orientación, sino para orientarse debidamente a sí mismo. San Agustín
  • Almas sencillas hay que, con su Rosario, consiguen todas las gracias y son esclarecidas con singulares luces en todas sus situaciones. San Pedro Julián Eymard
  • Aquellos ratos que estamos en la oración; sea cuan flojamente estés, Dios los tiene en mucho. Santa Teresa de Ávila
  • Buscad leyendo y hallaréis meditando. San Juan de la Cruz
  • Cada mañana encomendad a Dios las ocupaciones del día. San Juan Bosco
  • ¿Cómo conseguiréis vencer las distracciones en la oración? Pensando seriamente en que Dios os está mirando. San Basilio
  • Como se haga la oración que es lo más importante, no dejará de hacerse todo lo demás... Santa Teresa de Jesús
  • Conformarse con la voluntad de Dios es la oración más hermosa del alma cristiana. San Alfonso María de Ligorio
  • Contemplar o rezar contemplativamente exige la capacidad y disposición de estar ahí sin HACER nada. Pedro Finkler
  • Con la oración conocemos nuestro puesto en presencia de Dios, quién es Dios y quiénes somos nosotros. San Maximiliano Mc Kolbe
  • Con la oración y el sacrificio se prepara la acción. San Juan Bosco
  • Con solo cinco letras se construye una oración completa: “JESÚS”. Alicia Beatriz Angélica Araujo
  • Cristo nos mostró con su vida lo que es orar. Pedro Finkler
  • Cuando mi espíritu se eleva, mi cuerpo cae de rodillas. George C. Lichtenberg
  • Cuando huyo de la oración, del silencio, no quiero huir de ti, Señor, sino de mí: de mi superficialidad. Padre Karl Rahner, S.J.
  • Cuando no puedes expresar tus oraciones, Dios escucha tu corazón. Nuestro Pan Diario
  • Cuando os reunís con frecuencia para la alabanza divina, se debilita el poder de Satanás, y la concordia de vuestra fe le impiden causaros mal alguno. San Ignacio de Antioquía
  • Cuanto más absorto está un hombre en la oración, menos conciencia tiene de que ora..., porque permanece oculto a su propia mirada. Jean Lafrance
  • Cuanto más se avanza en la vida de oración, más se penetra en el misterio del silencio de Dios. Jean Lafrance
  • Cuando los creyentes sienten dolores mientras están orando, es que hay almas que están renaciendo. Orlando Boyer
  • Cuando recéis, no seáis palabreros como los paganos, que se imaginan que por hablar mucho les harán más caso. Mateo 6,7
  • Cuando rezas observa un orden en tus peticiones: pide en primer lugar los bienes espirituales, el perdón de los pecados, la luz para conocer la voluntad de Dios, la fuerza para mantenerte en su gracia; después pide la salud física, la bendición sobre tu familia, el alejamiento de las desgracias y la seguridad en el trabajo... San Juan Bosco
  • Cuando se ama, se desea hablar constantemente con el amado, o al menos contemplarlo incesantemente. En eso consiste la oración. Charles de Foucauld
  • Cuando vayas a orar, que sea éste un firme propósito: ni más tiempo por consolación, ni menos por aridez. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • Cuanto más absorto está un hombre en la oración, menos conciencia tiene de que ora..., porque permanece oculto a su propia mirada. Jean Lafrance
  • Debemos alterar nuestras vidas para alterar nuestros corazones, pues es imposible vivir de una manera y orar de otra. William Law
  • Debemos amar la oración. La oración dilata el corazón hasta el punto de hacerlo capaz de contener el don que Dios nos hace de Sí mismo. Beata Madre Teresa de Calcuta
  • Debemos orar siempre, no hasta que Dios nos escuche, sino hasta que podamos oír a Dios. Autor desconocido
  • Debemos ser hombres de Dios y, para decirlo más sencillamente, hombres de oración con el suficiente valor para arrojarnos en ese misterio de silencio que se llama Dios sin recibir aparentemente otra respuesta que la fuerza de seguir creyendo, esperando, amando y, por tanto, orando. Karl Rahner
  • Después de la oración del Sacerdote y de las vírgenes consagradas, la oración más grata a Dios es la de los niños y la de los enfermos. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • Dios da la oración a quien reza. San Juan Clímaco
  • El cimiento de la oración va fundado en la humildad, y mientras más se abaja un alma en la oración, más la sube Dios. Santa Teresa de Ávila
  • El contemplativo prefiere amar la maravilla que descubre en vez de tratar de comprenderla. Pedro Finkler
  • El contemplativo trabaja, lee, pasea, viaja, hace compras, reza, visita a sus amigos, etc. Mas en el centro de todas sus actividades está siempre aquel sentimiento precioso de íntima unión con su amado. Pedro Finkler
  • El desvelo no ha de ser, motivo de quebranto, sino un tiempo de oración para llegar a lo alto. Alicia Beatriz Angélica Araujo
  • El don de la oración está en manos del Salvador. Cuanto más té vacíes de ti mismo, es decir, de tu amor propio y de toda atadura carnal, entrando en la santa humildad, más lo comunicará Dios a tu corazón. San Pío de Pieltrecina
  • El fin de la oración no es alcanzar lo que pedimos, sino transformarnos. Green
  • El fruto del silencio es la oración. El fruto de la oración es la fe. El fruto de la fe es el amor. El fruto del amor es el servicio. El fruto del servicio es la paz. Beata Madre Teresa de Calcuta
  • El hombre crece cuando se arrodilla. A. Manzoni
  • El hombre justo procura ardientemente que las alabanzas vayan siempre dirigidas no a él..., sino a Aquel de quien le viene al hombre todo lo que es digno de alabanza... San Agustín
  • El hombre no debe olvidar la oración, por más que se encuentre errando sin norte preciso. Adolfo Kolping
  • El mejor consuelo es el que viene de la oración. San Pío de Pieltrecina
  • El que después de la oración abriga mejores sentimientos, ha obtenido ya respuesta a sus súplicas. George Meredith
  • El que se levanta de la oración con mejores sentimientos, ya ha obtenido una respuesta a sus súplicas. George Meredith
  • El que sólo hace oración cuando tiene ganas, quiere decir que se ha resignado a tener cada vez menos ganas de hacer oración. Karl Ranher
  • El que no reza no puede perseverar en la virtud. San Agustín de Hipona dice: 'Quien aprender a rezar bien, aprende a vivir bien'. San Juan Bosco
  • El valor de una técnica se mide por sus resultados. Cualquier técnica para orar es buena cuando pone al hombre en contacto con Dios. Dr. Alexis Carrell
  • En el diálogo amoroso de un alma con Dios germinan los grandes acontecimientos que cambian el rumbo de la historia. Santa Edith Stein
  • En la verdadera oración se pide ayuda sólo después de que se ha hecho todo el esfuerzo personal necesario, sin obtener ningún resultado. Napoleón Hill
  • En medio de las peores enfermedades puede hacerse la mejor oración Santa Teresa de Ávila
  • Encuentra el tiempo de pensar, encuentra el tiempo de rezar, encuentra el tiempo de reír. Beata Madre Teresa de Calcuta
  • Es mejor poner el corazón en la oración (y no encontrar palabras) que encontrar palabras sin corazón. Mohandas Karamchand Gandhi
  • Es necesario orar; el que ora como debe, alcanza de Dios todo lo que quiere. Autor desconocido
  • Es necesario orar mucho para mantenernos fieles en cualquier situación. Charles de Foucault
  • Felices los que hablan con Dios, porque sabrán entender a los hombres. Autor desconocido
  • Habla Jesús: "Así os digo yo: pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá". Haz oración. ¿En qué negocio humano te pueden dar más seguridades de éxito? San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • Hablan con Dios y le tratan de poder a poder. Joseph Joubert
  • Hay que rezar con una esperanza ilimitada de ser escuchados. San Juan Bosco
  • Jamás se te caiga de la mano un libro sagrado, haced oración a menudo. San Jerónimo
  • Jesús no nos enseñó a predicar, no nos enseñó a cantar. Nos enseñó a orar. Autor desconocido
  • La alegría es oración, la señal de nuestra generosidad, de nuestro desprendimiento y de nuestra unión interior con Dios. Beata Madre Teresa de Calcuta
  • La fidelidad a la oración y la caridad fraterna serán para nosotros señales de discernimiento para comprobar la autenticidad del abandono. Jaume Boada
  • La mejor oración es aquella en la cual hay más amor. Charles de Foucauld
  • La oración cotidiana añade algo nuevo a la vida. Mohandas Karamchand Gandhi
  • La oración, unida con ese divino sacrificio de la Misa, tiene una fuerza indecible; de modo que por este medio abunda el alma de celestiales favores como apoyada sobre su Amado. San Francisco de Sales
  • La oración de Cristo, era la oblación de su vida en el sacrificio de la Cruz. Jean Lafrance
  • La oración debería ser la llave del día y el cerrojo de la noche. Thomas Fuller
  • La oración es el camino real para el Cielo, y camino seguro... No me parece es otra cosa perder el camino, sino dejar la oración... Santa Teresa de Jesús
  • La oración es el desahogo de nuestro corazón en el de Dios. San Pío de Pieltrecina
  • La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre. San Agustín
  • La oración es el mejor camino de la salvación. M. Del Rocío H. González
  • La oración es el método más efectivo de renovación y transformación porque al orar la persona se vincula a Dios y no al problema. Catherine Ponder
  • La oración es el pequeño nervio que mueve el músculo del Omnipotente. C.H. Spurgeon
  • La oración es el primer alimento del espíritu, como el pan es el alimento para el cuerpo. San Juan Bosco
  • La oración es nuestra mejor arma, una llave que abre el corazón de Dios. Háblale a Dios más con el corazón que con los labios, en ciertos casos hazlo sólo con el corazón. Padre Pío
  • La oración es un encuentro amoroso entre Dios y tú, en la verdad. Pedro Finkler
  • La acción nada vale sin la oración: la oración se avalora con el sacrificio. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • La oración debe ir menos encaminada a cambiar el mundo que a cambiarnos a nosotros mismos. David Wolpe
  • La oración del cristiano nunca es monólogo. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • La oración es el cimiento del edificio espiritual. —La oración es omnipotente. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • La oración es como un arma que tenemos que tener siempre dispuesta para defendernos en el momento del peligro. San Juan Bosco
  • La oración es el encuentro de la sed de Dios y de la sed del hombre. San Agustín de Hipona
  • La oración es el filo de la fe. Stanislas Fumet
  • La oración es el secreto de mi vida. Beata Madre Teresa de Calcuta
  • La oración es la mejor arma que tenemos; es la llave que abre el corazón de Dios. San Pío de Pieltrecina
  • La oración es la respiración de la esperanza. Quien deja de orar deja de esperar. Mons. Pedro Casaldaliga
  • La oración es un alma que se descubre ante Dios. Phillips Brooks
  • La oración es un puente seguro hacia Dios. Autor desconocido
  • La oración es una compañera inseparable de la vida cristiana. San Juan Bosco
  • La oración es para el sacerdote como el agua para el pez, como el aire para el pájaro, la fuente para el ciervo. San Juan Bosco
  • La oración logra mover el corazón de Dios. San Juan Bosco
  • La oración mental y el pecado no pueden estar juntos. Un hombre sin oración es como un animal sin razón. San Felipe Neri
  • La oración, no necesita de espacio ni lugar, sino tan solo de una disposición. Alicia Beatriz Angélica Araujo
  • La oración no se trata de pedir cosas sino de comprender que no necesitas nada más que la presencia de Dios y descansar en esa morada llena de sus cualidades. Autor desconocido
  • La oración y el sacrificio son mis armas invencibles; constituyen todas mis fuerzas, y sé por experiencia que conmueven los corazones mucho más que las palabras. Santa Teresita del Niño Jesús
  • La plegaria es la primera y la última lección para aprender el noble y bravío arte de sacrificar el ser en los variados senderos de la vida. Mohandas Karamchand Gandhi
  • La plegaria no es un entretenimiento ocioso para alguna anciana. Entendida y aplicada adecuadamente, es el instrumento más potente para la acción. Mohandas Karamchand Gandhi
  • La prueba de la fe perseverante autentifica la cualidad de la oración. Jean Lafrance
  • Las almas sin oración son como un cuerpo tullido que aunque tiene pies y manos no se puede menear... El que persevere en la oración, por más pecados y tentaciones y caídas que ponga el demonio, tengo por cierto
  • que la sacará el Señor a puerto de luz. Santa Teresa de Jesús
  • Las mejores oraciones tienen muchas veces más gemidos que palabras. John Bunyan
  • Le decías: "No te fíes de mí... Yo sí que me fío de ti, Jesús... Me abandono en tus brazos: allí dejo lo que tengo, ¡mis miserias!" —Y me parece buena oración. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • Lo que le falta a la humanidad, es la oración San Pío de Pieltrecina
  • Los dos requisitos para una Vida Cristiana exitosa son visión y pasión; y ambas nacen y se mantienen por la oración. Leonardo Ravenhill
  • Los hombres de oración son los verdaderos maestros de la historia, sobre todo si la atraviesan como crucificados. Oliver Clément
  • Más hacen por el mundo los que oran que los que combaten, y si el mundo está mal es porque hay más batallas que oraciones. Donoso Cortés
  • Me has escrito, y te entiendo: "Hago todos los días mi ratito de oración". ¡Si no fuera por eso! San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • Mi pasado, Señor, lo confío a tu misericordia, mi presente a tu amor, mi futuro a tu providencia. Padre Pío
  • Mientras estáis jugando, en las conversaciones y en diversión, elevad alguna vez la mente al Señor ofreciéndole esas acciones. San Juan Bosco
  • Nadie puede hacerse a sí mismo mayor daño que dejar de tener oración. Santa Teresa de Jesús
  • Nadie rezó con fervor sin aprender algo. Ralph Waldo Emerson
  • No buscarías el rostro de Cristo en la oración si no hubieras ya sentido su mirada posarse en ti. Jean Lafrance
  • No cesa de orar quien no cesa de bien obrar... El afecto de la caridad equivale a una oración continua. Santa Catalina de Siena
  • No dará Dios la perseverancia, si no al que se la pida con perseverante oración. San Nilo
  • No dejes- nunca la oración. Dejar la oración es perder el camino. Santa Teresa de Ávila
  • No digas a Jesús que quieres consuelo en la oración. —Si te lo da, agradéceselo. —Dile siempre que quieres perseverancia. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • No hagas de Dios tu cojín ni de la oración tu cobija. Helder Cámara
  • No hagan oración que corte las alas a la caridad. San Camilo
  • No hay en la vida del hombre tesoro comparable a la oración. San Efrén
  • No quiero pedirle a Dios que me evite los peligros, sino que me ayude a desafiarlos. No le suplicaré que alivie mis penas, sino que me dé valor para vencerlas. Rabindranath Tagore
  • No quites la oración de tu vida: el bullicio sólo la confunde. Zenaida Bacardí de Argamasilla
  • No reces para que Dios te escuche, reza para escucharlo tú. Autor desconocido
  • No sabes qué decir al Señor en la oración. No te acuerdas de nada, y, sin embargo, querrías consultarle muchas cosas. Mira: toma algunas notas durante el día de las cuestiones que desees considerar en la presencia de Dios. Y ve con esa nota luego a orar. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • No te aflijas si no recibes de Dios inmediatamente lo que pides: es Él quien quiere hacerte más bien todavía mediante la perseverancia en permanecer con Él en la oración. Catecismo de la Iglesia Católica
  • No todos los que tienen las manos juntas, rezan. Proverbio alemán
  • Nunca eres tan grande, como cuando te arrodillas delante de Dios. Autor desconocido
  • Ora a Dios al principio de todas tus obras, de modo que puedas llevarlas a buen fin, pues la oración logra muchas más cosas de las que este mundo pueda imaginarse. Xenofonte
  • Ora y espera; no te inquietes. La inquietud no conduce a nada. Dios es misericordioso y escuchará tu oración. San Pío de Pieltrecina
  • Ora con la mayor intensidad cuando más difícil es orar. Charles H. Brent
  • Oración de petición en un perfecto abandono: "Dígnate, Señor, aliviar la carga o aumentar mis fuerzas; alejar la tentación o concederme la gracia de vencerla". Dom Vital Lehodey
  • Oración es que Dios viva en mí... Sea alabado el Señor que me libró de mí... El Señor nos da la libertad. Santa Teresa de Ávila
  • Oración es tratar de amistad estando muchas veces tratando a solas con quien sabemos nos ama. Santa Teresa de Ávila
  • Orar es amar. Pedro Finkler
  • Orar es imitar a Cristo. Pedro Finkler
  • Orar es pensar en Dios, amando. Charles de Foucauld
  • Orar es un acto simple de colocación ante la presencia de lo Sagrado. Autor desconocido
  • Orar nos desata de lo que sentimos, y nos ata a lo que creemos: que somos hijos de Dios. Louis Evely
  • Orar significa abrir con ilimitada confianza el corazón a Dios, a su amor paternal, y luego salir corriendo alegre como un niño. Basilea Schlink
  • Para contemplar basta elevar el corazón a Dios con el simple y amoroso deseo de estar con él y esperar. Pedro Finkler
  • Para hacer que una lámpara esté siempre encendida, no debemos de dejar de ponerle aceite. Beata Madre Teresa de Calcuta
  • “Para mí la oración es un impulso del corazón, una sencilla mirada lanzada al cielo, un grito de reconocimiento y de amor, tanto en la tristeza como en la alegría” Santa Teresita del Niño Jesús
  • Para rezar no es necesario ser inteligente, sino estar en oración. Madeleine Delbêl
  • Pensamientos grandes y un corazón puro: esto es lo que tendríamos que pedir a Dios. Y, ¿lo pedimos? Autor desconocido
  • Poner por primera y principal guarda la oración, y vivir alerta y examinar sus operaciones antes de ejecutarlas. Santo Hermano Pedro de San José de Betancur
  • Por la oración hablamos a Dios y Dios nos habla a nosotros, aspiramos a Él y respiramos en El, y El nos inspira y respira sobre nosotros. San Francisco de Sales
  • Primero, oración; después, expiación; en tercer lugar, muy en "tercer lugar", acción. San Josemaría Escrivá de Balaguer
  • Que rece no para ser preservado de los peligros, sino para enfrentarlos. Rabindranath Tagore
  • ¿Queréis cantar alabanzas a Dios? Sed vosotros mismos el canto que vais a cantar... Vosotros mismos seréis su alabanza..., si vivís santamente... San Agustín de Hipona
  • Quien aprende a orar bien, aprende a vivir bien. San Agustín de Hipona
  • Quien ora se ocupa en la cosa más importante. San Juan Bosco
  • Quiero vivir y morir en el ejército de los humildes, uniendo mis oraciones a las suyas, con la santa libertad del obediente. Miguel de Unamuno
  • Reza, pero no dejes de remar hacia la orilla. Proverbio ruso
  • Reza y confía; no te agites. La agitación nada mejora. Dios es misericordioso y escuchará tus oraciones. Padre Pío
  • Rezar es aceptar ser encontrado por Dios en ese lugar de nuestra persona donde él quiera hablarnos. Jean Lafrance
  • Rezar no es pedir, rezar es la respiración del alma. Mohandas Karamchand Gandhi
  • Sabe bien vivir quien sabe bien orar. San Agustín de Hipona
  • Se busca a Dios en los libros y se lo encuentra en la oración. San Pío de Pieltrecina
  • Se puede vivir algunos días sin comer pero no sin rezar. Mohandas Karamchand Gandhi
  • Sea, pues, esta la regla: que comas siempre con tal templanza que, acabando de comer, puedas rezar y leer alguna cosa. San Jerónimo a Eustoquia
  • Señor, concédeme que siempre desee más de lo que puedo lograr. Michel Angelo Buonaroti
  • Señor, entrego mi pasado a tu perdón; mi presente a tu amor; mi futuro a tu providencia. Nasscimbeni
  • Ser pequeño ante Dios es orar. Ser pequeños y orar son dos cosas que forzosamente van juntas. Padre Tomas Morales
  • Si la única oración que uno dijera en toda su vida fuera ‘gracias’, sería suficiente. Meister Eckhart
  • Si oramos, creeremos. Si creemos, amamos. Si amamos, serviremos. Beata Madre Teresa de Calcuta
  • Sí la oración no cambia nuestro destino, cambia nuestros sentimientos, lo cual no es una utilidad menor. Joseph Joubert
  • Si quieres vivir cristianamente con facilidad, haz mucha oración y lo conseguirás. San Agustín
  • Sin la gracia de la oración es imposible mortificar la carne y aún mucho más mortificar el espíritu.
  • San Pedro de Alcántara
  • Sirviendo al Señor, con la alegría de la esperanza; constantes en la tribulación; perseverantes en la oración. Romanos 12,12
  • Sólo deseo ser un pobre monje que reza... Dios ve las manchas también en los ángeles, ¡Cómo verá las mías! San Pío de Pieltrecina
  • Sólo la oración sincera franca es atendida. La oración pronunciada de labios para afuera se vuelve como una maldición contra el que la formula. Adolfo Kolping
  • Sólo cuando los hombres aprenden a rezar empiezan a creer. Calvin Coolidge
  • Toda apostasía es la religión tiene su origen en la falta de oración. Si hago bien mi oración, perseveraré en mi vocación. San Juan Berchmans
  • Todas las oraciones son buenas, siempre que vayan acompañadas, por la recta intención y la buena voluntad. San Pío de Pieltrecina
  • Todo el trabajo de aprender a ser contemplativo se resume en desvelar el natural deseo de amar, mirar después hacia Dios y extender los brazos hacia él movidos de un fortísimo deseo de estar con él. Pedro Finkler
  • Tomad, pues, y conservad este importante consejo: Tened por día perdido aquél en el que no hacéis oración. San Leonardo de Portomauricio
  • Un creyente puede hacer más en cuatro horas, después de emplear una en orar, que cinco sin oración. Jorge Müller
  • Una de las mejores respuestas de la oración es ser capaz de continuar en oración. Robert C. Chapman
  • Una flor sobre su tumba se marchita, una lágrima sobre su recuerdo se evapora. Una oración por su alma, la recibe Dios. San Agustín de Hipona
  • Vive con los hombres como si Dios te viera; habla con Dios como si los hombres te oyeran. Lucio Anneo Séneca