Página principal

 
EL SEÑOR TE BENDIGA Y TE GUARDE Nm 6,24
 
 
 
EL SANTO ROSARIO El Papa Pablo VI, en la Exhortación Apostólica, dice que sin el elemento de contemplación el rezo del rosario es un cuerpo sin alma y su recitación está en peligro de convertirse en una repetición mecánica. Es importante que cuando una persona reza el rosario lo medite.
El Papa San Pío V nos enseñó que la meditación es simplemente pensar y amar. Les ofrecemos varias maneras de rezar y meditar el Santo Rosario para que promovamos una oración más profunda que luego origine una conversión de vida.
Es nuestro deseo "iluminar" los misterios de manera sencilla, con la intención de meditar el Santo Rosario, desde nuestra tarea de ser evangelizadores.
Este Rosario Meditado en la Evangelización Incluye:
•Un comentario para meditar cada misterio.
Hay diferentes meditaciones en los misterios gozosos,
dolorosos , gloriosos y luminosos.
•Se anuncia el Misterio y se lee la meditación
correspondiente a cada uno de ellos.
•Luego se da un tiempo prudente para reflexionar lo leído,
puede hacerse de manera personal o en comunidad,
para después proseguir con el Padre Nuestro y las Ave Marías.
•Se concluye con las oraciones finales o la letanía.
 
Los apóstoles - reunidos en torno a ti en Pentecostés - recibieron el mandato de Evangelizar a los pueblos.
 
A ti, María, Estrella de la Evangelización, confiamos la misión de evangelizar a las gentes.
Que Jesús y su Reino lleguen a todos como la buena Nueva que el Hombre de hoy espera y necesita escuchar.